Cómo lograr que un día complicado no nos gane la batalla

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter2Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Hay días que son eternos, difíciles y pesados, tanto que vemos que se nos van a echar encima. Un día puede ser una autentico reto, pero con una actitud adecuada y utilizando nuestras mejores armas, podemos hacer que ese día este en nuestras manos. Hoy voy a mostrarte unas valiosas técnicas que te pueden ayudar a enfrentarte a esos días tan difíciles.

La base para que un día no sea demasiado para nosotros es la organización constructiva

Las personas nos solemos cargar en las espaldas más peso del que podemos llevar, muchas personas llenan su agenda de cosas inútiles que no les lleva a ninguna parte, en cambio no dejan un espacio para cosas con sentido. Esto puede ser una razón por la que haya días que puedan contigo.

Una buena organización de nuestra vida, es esencial para nosotros, pero basando esa organización en actividades y cosas constructivas que de veras nos lleven a alguna parte o nos enriquezcan de verdad.

vencer día complicado

Enfocarnos en nuestras aptitudes positivas, para enfocarlas en las dificultades del día

Ahora que has tirado a la basura todo resto de actividad o cosa innecesaria en tu vida, debes de enfocarte en lo que si que es constructivo y en lo que realmente tienes que solucionar porque es realmente importante.

Ahora te tienes que enfrentar a eso que no te queda más remedio que solventar, así que lo que tienes que hacer meditadamente y reflexivamente antes de salir de casa, es preguntarte con que herramientas cuentas para enfrentarte a lo que te vas a enfrentar.

Tanto si es una cuestión laboral, familiar o social, debemos de tener claro que es lo que tenemos y que va a ayudarnos a enfrentarnos a esa dificultad. Con esto me refiero a esa parte de nosotros que conocemos bien y que sabemos que nos va a ayudar a la hora de solucionar esa dificultad.

Solamente tenemos que echar una mirada en el pasado y acordarnos que aptitudes y talentos usemos para solventar esos problemas que tuvimos, por ejemplo en el pasado esa vez que tuviste una discusión con un compañero y utilizaste tu paciencia y tu escucha para acabar solucionando ese problema, o ese día en el que se te estropeo algo y sacaste tu ingenio para arreglarlo o salir de ese problema.

Usa la aceptación y positivismo para que el nuevo día sea mucho más sencillo

Hay muchas complicaciones que pueden aparecer en un día, pero si no llegamos a aceptarlas, creamos una pelea interna que hace que no salgamos de ese problema, al contrario, el problema puede incluso parecer más grande de lo que es.

Busca la aceptación en todas las situaciones que aparezcan en tu vida, eso dará paso a tu claridad mental y a una solución al problema.

Después de la aceptación todo fluirá con más facilidad, pero es importante que por muy difícil que sea la situación, encuentres su lado positivo que va a hacer que tengas más vitalidad y fuerza para solucionar el problema.

Céntrate en una solución positiva

Por ultimo, es fácil que tu mente se lie y se atasque, pero no sera tan fácil, si centras tu mente en un punto, ese punto puedes llamarlo punto de resolución, piensa que es un pequeño espacio donde has de centrar tu mente. Ese espacio es donde vas a crear una solución positiva y constructiva para ese problema.

Es importante que des estos pasos, pero también es importante que los tomes como un ejercicio diario, en el que aprendas de tus errores y tus caídas y así evoluciones paso a paso, enriqueciéndote como persona.

suscribete

 

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter2Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *