Cómo descubrir tu gran tesoro interior para creer de verdad en ti mismo

 creer de verdad en ti mismo

Siempre quejándonos de lo poco que nos valora la sociedad y las personas que nos rodean, pero nunca nos paramos a reflexionar sobre como nos valoramos nosotros mismos.

Lo cierto es que son muchas las personas que se sorprenden cuando se dan cuenta que la persona que menos se valora es ella misma, porque si siempre le importo demasiado que los demás no la valoraran es porque en realidad ella no se valoraba como es debido.

Gastamos demasiada energía en gustar a los demás, demasiado tiempo en estar pendientes de la puntuación que los otros nos dan y en cambio no hemos gastado ni un minuto en gustarnos a nosotros mismos.

Cuando realmente consigas mirarte al espejo satisfecho y orgulloso de ti mismo, entonces abras conseguido una logro que pocas personas consiguen, amarse a unos mismo con todos sus defectos y ser capaz de ver todo ese talento que tienes oculto.

¿Por que creemos tan poco en nosotros mismos?

No nos conocemos lo suficiente para ver lo excepcionales que somos y muchas veces abunda en nuestra mente una voz autocrítica que no deja espacio para  una voz de admiración hacia nosotros mismos.

Hemos dejado que la voz de la negatividad reine en nuestras cabezas y que no dejemos ni un solo espacio a  palabras positivas que que definan lo maravillosos que somos.

Muchas personas se sorprenden cuando les dices que tienen que decirse a ellos mismos lo estupendas que son, y eso ocurre porque llevan mucho tiempo pensando lo contrario de ellas mismas.

A la misma vez la sociedad nos hace creer que somos poca cosa si no logramos el éxito, la figura perfecta y esa gran casa, pero eso es una gran mentira porque es la actitud de las personas lo que les hace grandes.

 

¿Como puedes comenzar a creer en ti mismo?

Tanto tiempo de condicionamiento negativo hacia ti mismo hace difícil de un día para otro que comiences a creer en ti mismo, pero te puedo asegurar que paso a paso lo vas a conseguir.

Si llevas mucho tiempo diciéndote a ti mismo que no eres suficientemente bueno, va a ser difícil que lo borres de tu mente, incluso te aconsejo que no lo hagas porque puedes tener una pelea continua contigo mismo.

La mejor manera de comenzar a creer en ti mismo es que veas con tus propios ojos lo mucho que vales, y la mejor forma de hacerlo es lanzarte a esas actividades que siempre te han atraído hacer y experimentar con ellas, buscando esas que te hacen sobresalir.

Es cierto que en el pasado se te pudieron dar mal hacer ciertas cosas y por ello te desanimaste, pero quizás el verdadero fallo fue rendirte y dejar de buscar esa actividad que te hiciera fluir de tal manera que levantara la admiración hacia ti mismo.

No importa si es un deporte, un arte, un trabajo, lo que sea esta esperando que te fundas con ello y que muestres ese tesoro que tienes en tu interior deseoso de expresarse al mundo.

 

¿Que puedes hacer cuando te haces la zancadilla a ti mismo?

Es cierto, son muchas las personas que echan la culpa de su mala suerte al mundo y no se dan cuanta de que son ellas mismas las que se han hecho la zancadilla.

Cuando llevamos mucho tiempo sin creer en nosotros mismos, esa creencia se queda grabada con fuerza en nuestro interior, de tal manera que no somos ni conscientes, porque es como si ya formara parte de nosotros mismos.

Es importante que seas consciente de las muchas veces que tu mismo eres tu peor enemigo para hacerte responsable de tu propia vida y comenzar a ver que el problema real es que no crees en ti mismo.

Cuando vuelvas a fracasar deja de buscar culpables y comienza a enfocarte en tu interior, tienes que buscar un espacio donde puedas comunicarte contigo mismo, un espacio donde reflexionar y meditar sobre que idea limitante sobre ti, es la que te impide llegar a donde quieres.

Si has caído, tomate un  tiempo de reflexión y encuentra las respuestas en tu interior, pero sobre todo no te rindas ni seas autocritico contigo mismo, porque lo cierto es que de esa caída puedes aprender lo que necesites para llegar a donde quieres.

 creer de verdad en ti mismo

¿Que puedes hacer con tu imperfección?

La imperfección es una de las peores frustraciones del ser humano, son muchos los que ansían ser perfectos, quieren ser más delgados, más altos, más jóvenes y más triunfadores, mientras tanto se olvidan de que tal como son, son maravillosos.

Si hay algo que hace al mundo tan espectacular, es la mezcla de culturas y de personas de todo tipo, la perfección mataría a toda esa grandeza, porque la esencia particular y diferente de cada ser es la autentica belleza.

La mejor manera de que te valores a ti mismo es no siguiendo el camino de la perfección y si seguir el camino de descubrir que esas cosas que siempre te han hecho imperfecto son esas mismas cosas que te hacen tan espacial y único.

No estoy diciendo para nada que no mejores sino que simplemente no pretendas ser lo que no eres, y si ser una mejor versión de ti mismo, siempre de ti mismo y no de esa versión plastificada que te impone la sociedad.

 

Comenzar a reforzar nuestra autoestima como si fuera un musculo

Nadie va a creer en nosotros si nosotros mismos no somos capaces de creer ni una pizca en nuestro talento, por ello, una de nuestras metas más importantes debería de ser reforzar día a día nuestra autoestima.

Nuestra autoestima comienza a crecer cuando dejamos de dar el poder a otras personas para que decidan si valemos o no valemos, y cuando somos nosotros los que  comenzamos a darnos el gran valor que merecemos, que es mucho más de lo que pensamos.

Para que nuestra autoestima se refuerce, debemos de dejarnos de mirar con los ojos de la autocrítica para comenzar a mirarnos con los ojos del amor propio, esos ojos que son capaces de ver ese gran tesoro que tenemos dentro.

El primer paso hacia una autoestima grande es reconocer sinceramente que detrás de esos defectos que siempre juzgamos de nosotros, hay una persona que derrocha creatividad, esa es nuestra esencia deseosa de dar lo mejor de ella al mundo.

Crear nuevos caminos donde podamos mostrarnos tal como somos

Estamos en una sociedad negativa que tiende a apuntar siempre al lado oscuro de las cosas, parece que todo este fabricado para que las personas no se sientan bien con ellas mismas y así nos puedan venden productos milagrosos que nos ayuden a alcanzar la  gran perfección.

Desde luego que no tenemos que luchar contra la sociedad pero si que ser conscientes de su manera negativa de actuar, y eso debería de ser suficiente para no dejarnos engañar por este encantador de serpientes.

Cuando somos conscientes de la superficialidad de eso que siempre nos ha rodeado, es cuando comienzan a abrirse frente a nosotros nuevos caminos donde podemos mostrarnos tal como somos sin avergonzarnos de nuestros defectos.

La belleza interior de las personas siempre ha estado allí en un pequeño rincón de sus cuerpos donde casi no ha podido fluir, pero son ellas las que se tienen que liberar de la superficialidad para que esa belleza fluya por sus cuerpos y derrochen energía en todo lo que hagan.

 

Cómo fortalecer nuestra esperanza para llenar nuestra vida de significado

 fortalecer nuestra esperanza

Dicen que lo último que se ha de perder es la esperanza, pero lo cierto es que a veces cuando las cosas de la vida no se han puesto a tu favor es fácil que lo primero que pierdas sea la esperanza.

La vida parece comunicarse con nosotros como si fuera una prueba constante en la que a veces no nos deja ni relajarnos, pero lo cierto es que si perdemos la esperanza, también perdemos esa gran fuerza que nos hace continuar hasta el final.

La fe es esa fuerza que nos hace grandes en los peores momentos, porque su sabiduría nos hace saber que estamos en un tramo de camino difícil donde creceremos como personas y que en todo ese camino habrá tristezas, alegrías, emociones intensas y que dejaremos atrás personas, pero vendrán otras nuevas.

La fe es esa certeza que nos hace saber que si estamos donde estamos y por muy oscuro que sea, es porque hay detrás un gran sentido que hace que ese tramo del camino no sea tan doloroso.

¿Por que perdemos la fe en la vida?

Son muchas las personas que crecen pensando que la vida ha de ser perfecta y que las cosas que deseamos de alguna manera tienen que caer del cielo, pero lo cierto es que ese es un engaño que la sociedad nos hace creer, porque ni nosotros somos perfectos, ni la vida es un camino de rosas.

Si hubiéramos crecido asimilando que detrás de los sueños hay una lucha continua por conseguirlos, que caeríamos muchas veces y que la vida nos iba a dar ciertas sorpresas que no nos iban a gustar, no nos hubiéramos desanimado la primera vez que hubieran salido mal las cosas.

También cuando vemos que otras personas tienen mejor suerte que nosotros, nos lamentamos, pero no sabemos entender que en esta vida cada persona tiene un camino de aprendizaje diferente que de alguna manera tenemos que aprender a amar.

Cualquiera hubiera dicho que la oscuridad es negativa, pero lo cierto es que la noche también es oscura, pero su misterio la hace tener una belleza intensa y lo mismo deberíamos de pensar de nuestro camino, aunque rocoso y oscuro es un camino que se abre ante nosotros llevándonos a algún lugar que nos sorprenderá y maravillara.

 

Tenemos que aprender a amar nuestro camino particular e individual

Si miras hacia atrás te puedes acordar de esos momentos difíciles de tu vida y de como los odiaste, pero sin embargo ahora de alguna manera te puedes mirar al espejo sintiéndote orgulloso de ti mismo, y quizás ese logro se deba a esos momentos difíciles que te hicieron aprender y te hicieron grande.

En realidad tienes que darle gracias a la vida por ser como eres, porque te ha puesto a prueba y te ha hecho más fuerte y más sabio y eso es suficiente para que ames tu camino en vez de estar detestando continuamente la mala suerte que tienes.

Cuando comienzas a ver que tu destino no está en contra tuyo sino que a favor de tu crecimiento, cada mañana te levantas agradecido por la vida, porque sabes que tienes la gran suerte de tener una vida por delante que va a sacar lo mejor de ti, mientras sigues tus sueños.

Sentirse agradecido por la vida continuamente, hace que te pares a disfrutar cada momento como si se tratara de un tesoro y hace que tu mente se abra a ver más posibilidades y oportunidades que antes no podías ver.

 

Disfrutar de cada momento destruye la falta de fe

La impaciencia se ha apoderado del ser humano, siempre siendo preso de las prisas por ver resultados inmediatos, y es esa misma impaciencia la que nos hace pensar que nunca llegaremos a donde queramos.

Pero si las personas aprendiéramos a disfrutar de casa momento de la vida, viviendo intensamente cada paso que diéramos hacia nuestros proyectos, la perdida de fe dejaría de ser un problema porque ya no tendríamos las ansias que la despiertan.

Ya tenemos ahora en nuestra vida muchas cosas que no valoramos y que podemos disfrutar, si realmente las valoramos y las agradecemos, no estaremos tan pendientes de un futuro que nos inquieta.

Cuando dejamos de tener fe en la vida, es porque hemos dejado de estar en el presente y nos hemos convertido en personas apresuradas, pero cuando comenzamos a valorar lo que ya tenemos, comenzamos a sentirnos satisfechos caminando hacia una mejora de nuestra vida.

 fortalecer nuestra esperanza

Buscar sentido a nuestra vida hace que se despierte nuestra fe

La falta de sentido en nuestra vida nos hace ser personas sin rumbo alguno, eso es algo que despierta en nuestro interior la falta de fe, pero todo cambia cuando damos un significado a nuestra vida.

Todas las personas tenemos un talento oculto que mostrar al mundo en forma de una misión personal que siempre estará enfocada a ayudar a que el mundo sea mejor, y aunque muchos no hayan encontrado su camino, lo cierto es que ahora tienen la misión de descubrirlo.

Cuando llenamos nuestra vida de sentido y nos proponemos mejorar el mundo con algunas de nuestras acciones, por muy diminutas que sean, eso va a hacer que nuestra vida tenga significado y nos llenemos de fe porque en nuestro interior ha nacido la buena intención, esa que esperamos que los demás tengan con nosotros.

Nuestra propia acción y movimiento que nos dirige a mejorar el mundo o nuestra vida, por muy diminuto que sea, hace no solo que nosotros nos llenemos de energía positiva sino que los que nos rodean se contagien con ella, y eso es suficiente para que la fe pueda despertar en nosotros.

 

Hacernos dueños de nuestra vida abre nuestra esperanza

Cuando nos lamentamos por nuestra mala suerte y tememos que vayamos a estar en manos de un destino injusto, nos olvidamos de que muchas veces tenemos en nuestro interior las herramientas para cambiar nuestro rumbo.

La sociedad nos ha criado haciéndonos pensar que nosotros no tenemos el poder sobre muchas cosas, pero lo cierto es que tenemos mucho más poder del que pensamos.

Si profundizáramos en nuestro interior de vez en cuando y viéramos todo ese talento que no hemos explotado, seriamos conscientes de que muchas veces podríamos haber cambiado las cosas a mejor.

Cuando hablamos de tener esperanza o no, deberíamos hablar más de si creemos en nuestra voluntad de despertar y hacernos dueños de nuestra vida, en vez de hablar tanto de si el destino será bueno o malo con nosotros.

 

Producir cosas positivas en nuestra vida hace que no dependamos de la esperanza para sentirnos bien

Somos seres constructores y creadores por naturaleza, si nos los proponemos podemos levantarnos por la mañana con la misión de hacer un mundo mejor y aunque no podamos cambiar el mundo, si que podemos hacer sonreír a una persona, y eso es un pequeño milagro de la vida.

No tenemos que esperar a que nuestro proyecto termine o a que la vida nos sonría para ser felices, basta simplemente proponernos ser nosotros mismos con la intención de conectar positivamente con los demás.

Puede llegar un momento en el que no necesitemos tener esperanza o no para sentirnos aliviados y baste simplemente tener la voluntad de hacer pequeñas cosas durante el día que nos llene de alegría a nosotros y a los demás.

¿Esperar y esperar a que? Tenemos ya una vida rebosante solamente levantarnos de la cama, deseosa de que hagamos algo creativo y positivo con ella, en vez de estar ansiosos por un futuro que nunca llega.

 

Cómo salir de la espiral de negatividad para encontrarse a uno mismo

salir de la espiral de negatividad

La negatividad es ese pequeño remolino donde entramos las personas y del que parece imposible salir, porque una vez que nuestros pensamientos nos empujan a ese agujero negro, parece que hay una inercia que se apodera de nosotros.

Pero lo cierto es que nosotros somos los creadores de ese agujero y los responsables de meternos en el, y somos nosotros los que tenemos que crear un nuevo espacio de positivismo mientras nos guiamos hacia él, porque salir de la espiral de negatividad implica el deseo de algo  mejor.

Es cierto que la vida es dura y que la adversidad hace más apariciones en ella de lo que nos podíamos imaginar, pero nosotros somos los que decidimos si las dificultades de la vida van a destruir nuestra alegría o de lo contrario, vamos a hacernos más grandes y más fuertes ante las dificultades.

Por que caemos en el agujero de la negatividad

Estamos en una sociedad del consumo que siempre nos muestra nuestras debilidades para después vendernos el producto que hace milagrosamente que nos curemos de la imperfección.

Además en el colegio siempre nos han enseñado como deberíamos de ser y jamas nos enseñaron a ser nosotros mismos sintiéndonos orgullosos, eso ha hecho que descontentemos de nuestro espíritu que es equivalente a una frustración que solo trae negatividad.

Quizás hubo una vez que no eramos tan negativos, tal vez eramos niños alegres y juguetones hasta que la propia sociedad nos enseño a ser repentinamente unos adultos serios y negativos como lo son la mayoría.

Pero lo cierto es que si nos hubiéramos llevado con nosotros parte de ese niño juguetón a la edad adulta, ahora seriamos personas más alegres, cada día seria un reto diferente, y si no cayéramos al suelo pegaríamos un brinco.

 

Cómo debemos de salir de la espiral de negatividad

El primer paso para salir de la negatividad es simplemente ser conscientes de que estamos metidos de lleno en ella, solamente tenemos que observar como pensamos, como actuamos y la manera en la que miramos a la vida que nos rodea.

A veces es tan simple como ver que siempre estamos vacíos de energía para darnos cuenta de que no somos personas positivas, porque cuando nuestros pensamientos son positivos nuestro cuerpo sigue ese positivismo y lo muestra y expresa con los movimientos.

Hay personas que no son conscientes de que son negativas y solo piensan que son así porque el mundo es muy injusto y no es su culpa, pero lo cierto es que el mundo es mucho más injusto para las personas negativas, porque ellas no so capaces de ver las oportunidades que se presentan en día a día.

¿Eres una persona negativa? Solamente obsérvate en todas las facetas del día. ¿Cuando tienes un problema ves opciones de salida o te quedas bloqueado? ¿Eres capaz de reírte de ti mismo cuando cometes una torpeza? ¿Eres capaz de ver la parte positiva de un error y aprender de él? ¿Puedes ver algo positivo en la persona más insoportable de tu trabajo?

Una persona positiva ve opciones y salidas por todas partes, una persona positiva se ríe de si misma y es capaz de aprender de sus errores, y también es capaz de ver el lado positivo de todas las personas, incluso de las más monstruosas.

salir de la espiral de negatividad

Para salir de la espiral de negatividad has de trabajar tu mente para que se expanda

Una mente negativa es esa mente limitada que no es capaz de ver nuevas opciones y caminos en las dificultades de la vida, por ello es imposible que veamos más aya de lo que nuestra mente negativa nos quiere mostrar.

Pero cuando le decimos a nuestra mente que busque nuevas opciones y la invitamos a ser creativa, nuestra mente poco a poco nos obedece en la búsqueda de nuevos horizontes.

Una buena manera de que nuestra mente se expanda, es que cuando estemos delante de una dificultad o algo que etiquetamos como negativo, respiremos profundamente y comencemos a pedir a nuestra mente que se enfoque en un factor positivo de la situación.

Una situación desagradable no va a dejar de ser desagradable pero podemos cambiar su significado para nosotros, por ejemplo que tropecemos y caigamos al suelo se puede decir que es negativo, pero nosotros decidimos si es una razón para lamentarnos más sobre la vida, o simplemente decidimos al rato reírnos de la situación.

Cuando una persona nos decepciona desde luego que puede ser desagradable pero nosotros decidimos si queremos hacernos las victimas o hacemos un plan para conocer personas en nuestra vida que nos convengan de verdad porque salir de la espiral de negatividad tiene que estar enlazado a un plan constructivo.

Solo se trata de crear el habito de construir nuevos caminos para nuestra mente, un habito que si somos capaces de mantener en nuestra vida, va a hacernos personas más alegres y positivas. Salir de la espiral de negatividad conlleva tener voluntad para comenzar el cambio en ti mismo.

Piensa en positivo en tus conversaciones mentales y con otras personas

Son muchas las personas que no están contentas con su vida, su trabajo y las personas que les rodean, y eso hace que estén constantemente lamentándose de lo que tienen.

Pero lo cierto es que cuanto más se lamenten de la situación donde están, más metidos en esa situación van a estar, porque la mente tiene el poder de llevarte a donde tú le dices.

En cambio si tu ves claramente que no estás contento con tu vida, en el fondo es algo positivo, porque ya tienes claro que no estas satisfecho con tu vida, y es la gran oportunidad de planear una vida que si que te gusta.

Si estas en un trabajo que no te gusta, seria buena idea imaginar tu trabajo ideal, obviamente seria un trabajo que no tiene nada que ver con el que tienes ahora, pero lo positivo es que tienes muchas pistas de lo que no quieres en tu nuevo trabajo basándote en el que tienes ahora.

Una buena idea es hacer una lista de cosas que no te gustan de tu vida, y en una nueva lista poner lo que si que te gustaría que tuviera tu nueva vida, porque para salir de la espiral de negatividad has de tener claro hacia donde te quieres dirigir.

 

Haz actividades en tu vida que te llenen de buenas sensaciones

Ya es sabido que cuando pensamos positivamente podemos lograr que nuestro cuerpo se sienta bien, al igual que si creamos sensaciones positivas nuestra mente también se despeja.

Por eso es importante comenzar a dejarse llevar por las sensaciones positivas del cuerpo para que nuestra mente agitada no se apodere de nosotros.

Haz memoria y recuerda las cosas que hiciste en el pasado y que te hicieron sentir bien, puede ser algo de lo más sencillo, como seria caminar o mirar un paisaje, no importa lo que sea sino que simplemente ta haga sentir bien.

Intenta comenzar el día con una de esas actividades que te dan bienestar e intenta durante todo el día guardar tiempo para hacer algo que te haga sentir bien.

De lo que se trata es de que comiences a crear pequeños espacios en el día a día para experimentar sensaciones nuevas y positivas que te alejen de ese remolino de pensamientos negativos de manera natural.

Busca tu forma de meditar para salir de la espiral de negatividad

Ya son muchas las personas en el mundo que practican la meditación para equilibrar su cuerpo y mente y así llevar una vida más plena y sana.

Hay muchas maneras de meditar y cada persona ha de buscar la que mejor le vaya, pero lo importante es que comiences a emplear unos minutos al día para respirar, relajarte y observar tus pensamientos como van y vienen.

No te desanimes porque al principio es difícil relajarse y no dejarse llevar por los pensamientos, pero veras que con los días comienzas a sentirte más cómodo y sientes que esos pensamientos negativos se calman, que ya es mucho.

Dentro de la meditación puedes lograr muchas cosas, conocer tu manera de pensar y averiguar que hay detrás de cada pensamiento, conocer que zonas de tu cuerpo están más relajadas y más tensas y descubrir que puedes crear sensaciones positivas en tu cuerpo durante todo el día.

No luches contra tus pensamientos negativos, simplemente déjalos ser, que vengan y se vayan pero que no se apoderen de tu bienestar, mientas creas pensamientos positivos que serán los que tienen que conducir tu vida. Para salir de la espiral de negatividad es necesario que entiendas que esto conlleva un tiempo que hay que respetar.

 

Cómo utilizar la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos

soledad para sentirnos bien

La soledad es uno de los males más temidos de esta sociedad, quizás sea porque la soledad equivale a haber fracasado en la vida, quizás sea el miedo de encontrarnos a solas con nosotros mismos o simplemente la incertidumbre.

Pero aunque la cultura siempre nos ha mostrado la soledad como algo muy negativo y equivalente al rechazo de otras personas, lo cierto es que la soledad no es tan monstruosa si sabemos mirarla desde una perspectiva diferente, ya que podemos utilizar la  soledad para sentirnos bien.

La soledad en realidad es un espacio donde podemos conocernos más a nosotros mismos al igual que podemos reflexionar sobre lo que de verdad queremos de la vida.

La soledad también puede ser la gran oportunidad de encontrar la paz interior después de ser conscientes del gran tormento que hay dentro de nosotros y nuestro deseo de apaciguarlo.

¿Que es en realidad la soledad?

Cada uno es libre de definir la soledad a su manera, para algunos es simplemente no estar rodeado de personas, pero para mi la verdadera soledad es ese sentimiento frio que le hace sentir a uno solo  aunque este acompañado.

La soledad es en realidad una perdida de conexión con nuestro interior y con la naturaleza del mundo que nos rodea, es como si de repente fuéramos un ente aparte que no tiene que ver ni con el mundo que nos rodea ni con nuestra esencia.

Muchas personas comienzan a sentirse solas cuando las personas en las que creen les traicionan o cuando tenían altas  perspectivas de la vida que no se han cumplido, entonces la soledad termina apoderándose de ellas pintando sus vidas de un gris frio.

Un ermitaño en una cabaña en medio de las montañas puede no sentirse solo, simplemente porque se siente los suficiente conectado con la naturaleza que le rodea, al igual que una persona rodeada de personas superficiales puede no sentirse solo si tiene la firme creencia que debajo de esa superficialidad hay corazones auténticos.

¿Que hacer cuando el sentimiento de soledad se apodera de nosotros?

Cada persona es un mundo, por ello cada persona vive la soledad a su manera, pero yo pienso que el sentimiento de soledad aparece en nosotros como una necesidad de buscar algo que nos haga sentir vivos, quizás el camino podría ser conectar con nuestro interior y escuchar nuestra autentica voz.

Para otras personas el sentimiento de soledad podría ser el detonante de un impulso para buscar nuevas personas en su vida que despierten buenas sensaciones y sentimientos en su interior, utilizando a la soledad para sentirnos bien

También la soledad podría ser el inicio de una nueva búsqueda, la búsqueda de alguna actividad que nos haga sentir tan bien por dentro que ya no haya espacio para la soledad.

Sea lo que sea lo que la soledad nos invite ha hacer, esta claro que cada uno de nosotros debemos de buscar el camino hacia algo que haga que nuestro interior fluya alegremente y de manera natural.

 

La  soledad es la oportunidad de hacerse autosuficiente

Las personas que llevan malamente la soledad, se ven impulsadas a buscar la compañía de otras personas sea al precio que sea, eso conlleva relacionarse con personas que pueden ser negativas solo por la desesperación de no quedarse a solas.

Cuando la soledad aparece de repente en nuestra vida, quizás sea el momento de no salir corriendo a ninguna parte y enfrentarnos a ella para ver que no es tan monstruosa como pensemos. Utilizar la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos, implica ver la soledad como un oportunidad de aprendizaje.

Cuando decidimos escoger el camino de aceptar la soledad, nos volvemos más tolerantes con ella, acostumbrándonos a su presencia hasta el punto de que comenzamos a ver que con ella nos podemos sentir incluso cómodos, utilizando esa soledad para sentirnos bien

 

soledad para sentirnos bien

La soledad es la oportunidad de quedarnos con nosotros mismos a solas

Son muchas las personas que prefieren estar estresadas todo el día, ocupadas en todo lo que puedan por tal de no quedarse a solas con ellas mismas porque hay demasiadas cosas en su interior por resolver.

Quizás situaciones del pasado que vuelvan a nuestra mente para hacernos sentir mal sea suficiente para evitar la soledad a toda costa, quizás hay cosas que nos atormentan en nuestro interior y tememos que si nos quedamos a solas nos van a destruir de alguna manera.

Lo cierto es que por mucho que salgamos huyendo de nuestros fantasmas, ellos están allí gritándonos que necesitan nuestra atención y eso se puede reflejar en enfermedades, pero cuando conseguimos utilizar la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos, descubrimos nuevos caminos de ver las cosas.

Uno de los grandes pasos que puede dar una persona en la vida es hacia el mismo para ser capaz de escuchar su voz dolorosa que necesita desahogarse y ser escuchada atentamente para que podamos buscar una solución a ese dolor.

Cuando una persona decide dar el paso de estar a solas con ella misma, acaba descubriendo que esos monstruos a los que tanto temía, no eran tan grandes  y que solamente necesitaba atención hacia el mismo para que empequeñecieran y comenzara a surgir esa luz que todo lo cura.

 

La soledad es la gran oportunidad para saber lo que uno quiere de la vida

Es mucho  ruido el que nos encontramos en la calle, en el trabajo, rodeados de gente y opiniones diversas y todo eso hace que no seamos capaces de escuchar nuestra propia voz.

Muchas veces conducimos nuestra vida basados en lo que la gente y la sociedad espera de nosotros y no hemos sido capaces de escuchar nuestras necesidades.

La soledad es ese espacio y ese momento donde el silencio reina y nos da la oportunidad de escuchar esa voz interior que tanto tiene que decirnos de nuestros deseos más profundos.

Quizás esa soledad repentina que no esperábamos, no resulte tan negativa si la aprovechamos para averiguar cual es el camino que realmente queremos seguir nosotros y no el que nos dicta la sociedad.

 

Aprovecha la soledad para amarte como te mereces

Aunque parezca que la soledad no tenga nada que ver con el amor propio, lo cierto es que es una combinación perfecta, porque la soledad es el momento perfecto para darnos el afecto que tanto necesitamos.

Podemos usar la soledad como el espacio para hacer esas pequeñas cosas o caprichos que siempre hemos querido hacer, pero no hemos hecho por que hemos estado más pendientes de las necesidades de otros.

La soledad es ese momento donde podemos descubrir todas esas virtudes que teníamos enterradas en nuestro interior y ver que somos más excepcionales  de lo que pensábamos.

No hay mejor manera de acercarse a uno mismo que la propia soledad, porque ella es una invitación constante a encontrar esa luz que nos invita a ser nosotros mismos. Cuando utilizamos la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos, descubrimos a nuestros tesoros internos.

 

Cómo gestionar las emociones para poder alcanzar un bienestar pleno

gestionar las emociones

La mayoría de personas nos dejamos arrastrar por nuestras propias emociones y en el momento en el que eso ocurre, dejamos de ser nosotros mismos perdiendo nuestro bienestar interno. Aprender a gestionar las emociones es el mejor camino para poder ser nosotros mismos.

Nos dejamos llevar por nuestros impulsos y hacemos y decimos cosas de las que al final nos arrepentimos, mostrando una versión falsa de nosotros mismos.

Lo cierto es que no solamente respondemos a las ofensas de los demás negativamente sino que ademas vamos perdidos por la vida porque no somos capaces de pensar desde nuestro interior a causa de esas emociones negativas.

Llega un momento en el que ya nos tenemos que plantear si merece la pena ser títeres de nuestras emociones o si seria mejor comenzar a ser dueños de nuestras propias vidas.

Cómo podemos gestionar las emociones  para dejar de ser esclavos de nuestras propias emociones

El primer paso para dejar de ser esclavos de nuestras propias emociones es simplemente reflexionar sobre si merece la pena seguir siendo personas que no tenemos control sobre nosotros mismos.

Solamente tenemos que mirar atrás y ver que la mayoría de veces que nos hemos dejado llevar por las emociones negativas hemos salido perdiendo, porque hemos sido personas incapaces de pensar con claridad y lo peor es que nos hemos sentido mal por dentro.

Después de llegar a esta importante reflexión, deberíamos tener claro lo que queremos conseguir, y seguramente como todo el mundo quiere en el fondo, lo normal es querer sentirnos bien emocionalmente mientras caminamos por la vida con sabiduría.

De lo que se trata ahora es de enfocarnos en lograr ese propósito en nuestras vidas, y pacientemente dar los pasos pertinentes para lograr ser  dueños de nosotros mismos. Gestionar las emociones nos dará el poder que necesitamos para ser dueños de nuestra vida.

 

Cómo comenzar a ser dueños de nosotros mismos

Una buena manera de gestionar las emociones es conocer mas afondo esas situaciones o personas que hacen que reaccionemos negativamente.

Se trata de apuntar en una libreta las veces que entramos en ese torbellino emocional, en que situaciones, con que personas y en que momento dejamos de ser nosotros mismos.

También es muy importante y crucial que profundicemos y pensemos en la razón por la que nos vemos arrastrados emocionalmente, quizás esa persona que hace que nos enfademos ha dicho algo que nos recuerda alguna cosa en el pasado que nos hizo mucho daño.

A veces en el ambiente donde estas en ese momento puede tener colores y olores que activen algún recuerdo en tu interior que fue doloroso para ti.

Se trata de escribir y escribir mientras indagamos y profundizamos en lo que nos sucede en esas situaciones clave en las que no podemos controlarnos a nosotros mismos.

 

Abrir tu mente a respuestas más positivas ante las situaciones difíciles te facilita gestionar las emociones

Ahora que ya somos más conscientes de nuestra manera de actuar en cada situación, debemos de prepararnos para cuando volvamos a encontrarnos con esas situaciones.

Para ello debemos de subrayar en todo lo que hemos escrito las respuestas que solemos dar a esas situaciones y lo que nos hacen sentir esas respuestas.

Un ejemplo podría ser responder gritando a un familiar cuando nos saca de quicio haciendo que esa respuesta nos haga sentir  culpables.

Si nos ponemos a reflexionar sobre esto ultimo, sacamos la conclusión de que nuestra manera de responder no nos sale a cuenta y desencadena  malos sentimientos.

Así que ya tenemos la motivación para cambiar de respuesta a esa situación embarazosa y debemos de buscar y crear nuevas maneras de responder que si que nos hagan sentir bien.

Una buena manera de responder a ese familiar, seria  respirar profundamente antes de responder para sentirnos mas relajados y poder dialogar con mas claridad para decirle que eso que hace nos hace sentir mal.

Lo que esta claro es que la creatividad no tiene limites y podemos buscar respuestas mas inteligentes y constructivas a esas situaciones para poder llegar a un buen consenso. Gestionar las emociones implica saber enfocarse inteligentemente en lo positivo.

Ahora apunta las repuestas positivas que se te ocurran de cada situación difícil para poder utilizarlas en el momento que te encuentres en esas situaciones, pero sobretodo no olvides respirar antes de responder dejando espacio para contestar claramente de una manera que te haga sentir bien a ti y  a las personas que tienes en frente.

gestionar las emociones

Enfocate en los positivo de las personas y situaciones para hacerte fuerte

Cuando uno es esclavo de una emoción es muy difícil detenerse a encontrar lo positivo de lo que ocurre y de las persona que tienes en frente, pero lo cierto es que también las emociones negativas nos sacan de la realidad distorsionando lo que vemos.

Por ello es muy importante estar alerta en el momento que esa emoción este apunto de aparecer para que podamos respirar y buscar el espacio suficiente para reflexionar sobre lo que nos esta pasando.

Si pensamos que todo lo que ocurre es negativo, no estamos viendo la realidad, ya que toda situación tiene su parte negativa y positiva, si estamos viendo solo lo positivo de una situación difícil, posiblemente estemos en una burbuja de cristal y nos de miedo ver la realidad.

El equilibrio esta en ver tanto lo positivo como lo negativo, pero enfocándonos en esa parte positiva para poder tener una actitud resolutiva y constructiva que nos lleve a salir del problema.

Cuando estamos viendo la realidad, sabemos que estamos en una situación difícil pero también sabemos que podemos encontrar en nuestro interior y en las personas que tenemos en frente esa energía positiva que hará que todo acabe fluyendo como es debido. Al final gestionar las emociones  se convierte en el arte del equilibrio.

 

Escucha atentamente tus sentimientos

Es importante que sepas que lo peor que puedes hacer es ignorar a tus emociones y sentimientos o luchar contra ellos porque es lo mismo que ignorarte a ti mismo.

En tu interior hay un niño que llora y que necesita ser escuchado y después de atender a ese niño, tienes que buscar su sonrisa dándole lo que necesita en cada momento.

Tampoco podemos pelearnos con nuestras emociones negativas porque entonces crearíamos emociones aun mas negativas y mas toxicas.

Debemos de aceptarnos tal como somos mientras buscamos el camino para mejorar y estar cada día mas en sintonía con lo que nos rodea, y es eso lo importante.

Cómo atraer cosas positivas hacia tu vida fortaleciendo el poder de tu mente

atraer cosas positivas

La vida es una mezcla de muchas cosas, estamos rodeados de infinidad de paisajes, texturas y colores, pero solo vamos a llenar nuestra vida de lo que decidamos ver con nuestros sentidos. Para  atraer cosas positivas hacia tu vida tienes que ser capaz de captar el lado positivo de lo que sucede a tu alrededor.

No existe la mala suerte ni la buena suerte, sino que las actitudes positivas y negativas ante la vida, si has decidido ver lo negativo de lo que hay a tu alrededor, atraerás más de lo negativo, pero si has decidido ver lo positivo, tu vida será más rica en cosas positivas.

No vamos a poder evitar encontrarnos cosas negativas en nuestra vida, pero si que podemos coger los frutos positivos de esos malos momentos, hasta el punto de que nuestros sentidos nos brinden lo mejor de las experiencias de la vida.

Nuestra mente es la que va a decidir que en nuestra vida lleguen esas cosas positivas que tanto ansiamos, pero para ello la tenemos que capacitar para que se centre en encontrar todo lo positivo que nos vamos encontrando por el camino.

¿Por que atraemos tantas cosas negativas a nuestra vida en vez de  atraer cosas positivas?

El poder de nuestra mente es ilimitado y si no lo sabemos usar puede traicionarnos, porque ella esta a nuestra disposición y muchas veces inconscientemente hacemos que ella misma nos lleve a situaciones difíciles y comprometidas.

Muchas personas no son conscientes de que tienen un discurso mental negativo y repetitivo que de alguna manera hace que al final acabemos en ese agujero negro en el que tanto temíamos acabar.

Cuando repetimos en nuestra mente lo negativo que es el mundo, al final nuestra mente acaba mostrándonos ese mundo negativo, porque de alguna manera nosotros se lo hemos ordenado.

Pero cuando le decimos a nuestra mente que es cierto que esas personas no se han portado bien con nosotros, pero que creemos firmemente en que si que existen personas buenas, al final nuestra mente nos demostrara que existen esas personas buenas, arrastrándonos hacia ellas.

Si le decimos a nuestra mente que hemos pasado malos momentos, pero que de verdad creemos que llegaran mejores momentos a nuestra vida, al final nuestra mente trabajara por crear momentos fabulosos que acabaran llegando tarde o temprano.

 

¿Como hacer que nuestra mente consiga  atraer cosas positivas a nuestra vida?

Para que nuestra mente sea un imán de cosas positivas, debería de volver a ser la misma mente que era cuando nacimos, la mente de un bebe, limpia, transparente sin ningún condicionamiento ni idea negativa.

Pero lamentablemente llevamos demasiado tiempo envenenando nuestra mente con ideas y pensamientos negativos, y pensando que todo tiene que ser limitado.

Para hacer que nuestra mente consiga  atraer cosas positivas a nuestra vida, debemos de liberarnos de esas ideas condicionadas que hacen que nos enfoquemos en lo negativo de las circunstancias de la vida.

Pero de un día para otro no vamos a poder eliminar esas ideas que no nos dejan ser felices, por ello necesitamos hacer un pequeño trabajo diario, creando ideas positivas que con el tiempo acaben pesando más que esas ideas negativas.

 

Cómo comenzar a crear un dialogo positivo en tu interior

Lo primero que debemos de hacer para comenzar a tener una mente positiva es ser consciente del diálogo interno que tenemos constantemente y entender que nosotros hemos sido creadores de ese dialogo interno negativo y que ahora vamos a ser creadores del nuevo dialogo interno positivo.

Esas conversaciones negativas llevan tanto tiempo en tu interior que ya surgen automáticamente sin que te des cuenta, y lo mismo va a pasar con estas nuevas conversaciones positivas que vas a crear, que de tanto repetirlas acabaran surgiendo automáticamente en tu interior.

Desde que te levantas hasta que te acuestas dedica unos pocos minutos diarios a conversar contigo mismo, es lo mismo si es en silencio o si es en voz alta cuando estas a solas, lo más importante es que estas pequeñas conversaciones van a estar enfocadas en cosas positivas que te van sucediendo durante el día.

Puedes hablar del maravilloso día que hace, o de lo simpático que ha sido ese vendedor que te ha atendido, también puedes comentar las cosas que has hecho bien en el trabajo y en lo que te has superado.

De lo que se trata es de que cada día hagas este ejercicio hasta que lo acabes convirtiendo en un habito que al final te salga de una manera natural y sin esfuerzo, vas a notar que cuando te enfocas en las cosas positivas de la vida comienzas a llenarte de buenas sensaciones como si algo funcionara bien en tu interior.

atraer cosas positivas

 

Memoriza todos los detalles positivos del día a día

Llévate una pequeña libreta contigo, y siempre que consigas encontrarte un detalle que te guste durante el día, apuntalo en esa libreta, no importa lo diminuto que sea el detalle, lo que importa es que lo guardes en tu memoria.

Cuando finalices el día y estés a punto de irte a dormir, lee en voz alta esos detalles, llenándote de sensaciones positivas y acordándote de como te hicieron sentir esas pequeñas cosas.

Este ejercicio pretende que comiences a crear en tu interior un espacio que llenar con ideas, recuerdos y pensamientos positivos para que día a día se amplíe eliminando el espacio que tienes en tu interior de recuerdos negativos.

En realidad las personas no nos damos cuenta de que no solo nos alimentamos de comida, sino que también de sensaciones que vamos capturando durante el día, el problema comienza cuando solo nos enfocamos en lo negativo alimentándonos solo del lado oscuro de las cosas.

En cambio cuando le decimos a nuestra mente que vea las cosas positivas del día, es cuando comenzamos a alimentarnos de sensaciones positivas que tienen la capacidad de hacernos felices gravándose en nuestro interior.

Proponte pequeños logros positivos en tu vida diaria

Una manera muy practica para que consigas enfocarte en la parte positiva de la vida y así atraer cosas buenas, es proponerte pequeños logros.

Muchas veces nos pasamos el tiempo detestando lo que tenemos o lo que nos sucede y no nos damos cuanta de que así atraemos más de los mismo.

Todo cambia cuando partiendo de que lo que nos rodea o tenemos no nos gusta, nos proponemos alcanzar esas cosas que si nos gustaría tener a nuestro alcance para disfrutar de ellas.

Si por ejemplo te quejas de que los ambientes a los que sueles ir están llenos de personas superficiales, proponte el plan de encontrar nuevos lugares donde encontrar gente interesante.

 

Se consciente del gran poder de tu mente y úsalo a tu favor

Es cierto que la vida esta llena de imprevistos que no deseamos y están fuera de nuestro control, pero no debes de olvidar tu naturaleza creadora y transformadora y que tienes unas excepcionales herramientas para crear la vida que se acerque más a lo que quieres.

Tu herramienta más poderosa es tu mente que tiene la capacidad de soñar y planear la estrategia para lograr esa vida con la que sueñas, pero cuando tu enfoque solo está en lo negativo, esa estrategia se bloquea.

En realidad no hay un manual para que sepas usar tu mente, pero si que debes de saber que tu mente tiene el suficiente poder para que logres lo que desees y para ello has de enfocarla en la parte positiva de tu vida.

Trata a tu mente como uno de los mejores regalos que la vida te ha brindado, solo por el hecho de dejarte expresar tal como eres y hacer que seas el constructor de un mundo mejor. Para atraer cosas positivas a tu vida simplemente deja que tu mente sea ella misma.

Que hacer cuando las preocupaciones todo el tiempo atormentan tu mente

 preocupaciones todo el tiempo

Las preocupaciones todo el tiempo son esos pensamientos que no hacen más que atormentarnos todo el tiempo quitándonos nuestra energía vital sin que podamos respirar.

De repente nuestra mente esta invadida por esos pensamientos que terminan controlándonos a nosotros y a nuestra vida sin que podamos hacer nada. Las preocupaciones todo el tiempo en nuestra mente se apoderan de nuestra energía vital.

Pero en realidad si que podemos hacer algo, y ese algo es tomar la decisión firme de ser los dueños de nuestra propia mente, mandando así en nuestros propios pensamientos.

No permitas que las preocupaciones controlen tu mente ni tu vida, no dejes que tu esencia se vea bloqueada por esa energía negativa que no te lleva a ninguna parte más que al sufrimiento.

¿Como han logrado las preocupaciones todo el tiempo adueñarse de ti y de tu vida?

Ya ni siquiera recuerdas cuando fue la primera vez que te viste enredado entre tanta preocupación y llego un momento que sin saberlo, para ti ya era natural estar sumergido en esos pensamientos que parecían tener la misión de hacerte sufrir.

Pero lo cierto es que no es natural que la mayor parte del tiempo el tormento venga una y otra vea a tu mente, lo natural es que respires profundamente y disfrutes de la vida mientras trabajas o te relacionas.

Si los pensamientos y preocupaciones se han adueñado de tu vida, es porque hace mucho tiempo que desconectaste de tu esencia y de esas sensaciones que a todo ser humano les hace sentir vivo.

Un niño juega, experimenta, se cae y se levanta sin lamentarse, porque está conectado con su esencia, un adulto en cambio ya se ha convertido en esclavo de la presión y de las expectativas de la sociedad y eso implica desconectar de su esencia.

Cuando desconectas de tu esencia es cuando comienzas a conectar con tu ego, ese monstruo que hace que estemos en todos los sitios menos en nosotros mismos, y es ese ego el que hace que nos alejemos del presente y nos perdamos en las preocupaciones del futuro y los lamentos del pasado.

 

¿Por que tienes que eliminar las preocupaciones de una vez por todas?

Si te quieres a ti mismo y a la vida, tienes que eliminar esas preocupaciones porque ellas son las que te alejan de todo ese flujo de vida.

Proponerte a ti mismo llevar a tu mente la paz eliminando esas preocupaciones es el mejor regalo que te puedes dar, porque cuando eliminas las preocupaciones, creas un espacio para que entre la creatividad en tu vida.

Cuando dejas de preocuparte es cuando comienzas a pensar creativamente, y eso quiere decir que comienzas a pensar desde el corazón y no desde el ego.

La mente solo puede fluir cuando toma la decisión de desconectar con el ego y se pone en manos de tu esencia interior, esa que te lleva a donde realmente quieres ir.

 

Instala nuevos hábitos positivos en tu mente

Cuando llevas mucho tiempo respondiendo a los inconvenientes de tu vida con las preocupaciones en vez de enfocarte en una solución, al final creas en tu mente el habito de la preocupación.

La repetición una y otra vez de la misma respuesta negativa a todo lo que ocurre en tu vida, hace que ese habito toxico sea tu manera automática de respuesta a toda circunstancia que no es de tu agrado.

La mejor manera de vencer el habito de la preocupación es crear nuevos hábitos sanos en tu mente que vayan creciendo con el tiempo hasta que se hagan más fuertes que el habito de la preocupación.

Si tu respuesta a las dificultades es la de darle vueltas a la cabeza sin llegar a alguna parte, deberías con un poco de voluntad, comenzar a crear el habito de enfocarte en una solución.

No esto diciendo que sea fácil, porque del día a la mañana no vas a lograr vencer esa manía de preocuparte por cualquier cosa, pero de lo que se trata es de que plantes la semilla del habito de una mente sana para que poco a poco vaya creciendo en tu vida.

 preocupaciones todo el tiempo

Comienza proponiéndote pequeños hábitos sanos que hagan que tu mente se abra

Puedes comenzar poco a poco y con una pequeña dosis, simplemente decide como te gustaría comenzar a crear ese nuevo habito que hará que tu mente se libere.

Una buena manera de comenzar a crear ese habito sano, es proponerte respirar profundamente tres veces cuando un problema diario surge en tu vida.

Respira profundamente, siente la respiración, siente tu cuerpo y la energía que llevas dentro, y crea un espacio donde puedas elegir no preocuparte para elegir buscar una solución para tu problema.

Cuando tu cuerpo se relaja y la energía fluye, creas ese nuevo espacio donde la creatividad tiene más soltura para encontrar un camino a esa dificultad o problema.

No importa que soluciones vengan entonces a tu mente, sino de lo que se trata es de que has creado la nueva posibilidad en tu vida de enfocar tu mente a una solución que es equivalente a la paz mental.

Practica con todo lo que surja en tu vida, respira profundamente mientras sientes que ese nuevo camino se abre en tu vida, el camino de ver salida a tus problemas, pero sobretodo de ver salida al agujero negro de la preocupación.

 

Convierte tu mente en una solucionadora de problemas

Nunca debes de olvidar que tu mente es una herramienta y por ello tú tienes que tener el poder sobre ella, aprendiendo a manejarla a tu favor como si fueras un gran experto.

Por eso lo importante es que comiences a trabajar con ella calentando su motor, y que mejor manera que trabajando tu creatividad a la hora de solucionar problemas.

Cuando tomas la decisión firme de convertir tu mente en una maquina de solucionar problemas, tu mente deja de ser esa inútil herramienta que no hace más que dar vueltas sin llegar a ninguna parte.

No sabemos el gran poder que tiene y lo maravillosa que es nuestra mente hasta que no vemos las maravillas que puede hacer, entonces nos sorprendemos de que esa maquina que parecía traernos más que sufrimiento en realidad solo necesitaba que le dijéramos que trabajara para nosotros.

 

Libera tu mente de las preocupaciones y conectala a tu creatividad más profunda

La felicidad es esa cosa que se siente cuando somos capaces de conectar con el momento presente, y es precisamente nuestra mente la que nos aleja de el, por ello es muy importante mantener nuestra mente en paz.

Cada persona ha de tener su propio método para tener una mente clara, hay infinidad de cosas como es la meditación, el yoga, hacer deporte o simplemente fluir con una actividad que nos guste, pero lo cierto es que está en nuestras manos encontrar la que mejor nos vaya.

Nuestra mente tiene la capacidad de fluir con lo que estamos haciendo si de verdad nos gusta y entusiasma esa actividad, ya que esa es su verdadera naturaleza.

Simplemente debemos de dar gracias de tener una mente a nuestra disposición que nos lleve a conseguir nuestros sueños y nos ayude a ser felices mientras crecemos como personas, entonces veremos que las preocupaciones son la energía negativa que elimina el potencial de nuestra gran herramienta.

Proponte pequeñas metas, proponte ser feliz y tener una vida mejor y haz que tu mente se ponga a trabajar para ese gran proyecto, porque un enfoque tan positivo liberara tu mente

Cómo utilizar tu imaginación para salir de tu propia negatividad

utilizar tu imaginación

Hay un espacio en nuestro interior que muchos olvidamos, es ese espacio de donde surgen las ideas que pueden mejorar nuestra vida, es ese espacio de imaginación que nos puede rescatar de la oscuridad.

Pero parece ser que las personas solemos ignorar ese gran espacio y automáticamente nos dejamos llevar por esos pensamientos que no nos llevan más que amargar nuestra existencia.

¿Pero que pasaría si tuviéramos más en cuanta ese espacio de imaginación que se nos brinda cuando nacemos? Entonces crearíamos el habito de ser personas más creativas y alegres.

Si habitáramos más en ese espacio interior que nos hace creativos, entonces seriamos personas más felices y satisfechas, solo por el hecho de que allí se encuentra nuestra autentica esencia.

¿Porque hemos ignorado nuestra creatividad?

Simplemente hemos ignorado nuestro espacio creativo porque la sociedad nos ha condicionado para que dejemos de ser nosotros mismos para pasar a ser de alguna manera esclavos de ella.

Pero lo cierto es que mientras que la sociedad nos está señalando constantemente que la felicidad está en su propio poder y que para tenerla tenemos que ser como ella nos dice, en realidad nuestra felicidad está en ese espacio de creatividad interna.

No tenemos que dar ni un solo paso para encontrar la felicidad, simplemente tener conciencia de que está en nuestro interior para comenzar a conectar con ella, mientras descubrimos quienes somos realmente.

Ese espacio de imaginación que tanto ignoramos, es ese espacio que nos hubiera guiado en las peores situaciones, es ese espacio que nos hubiera motivado a construir la vida que soñamos.

 

¿Como puedes fomentar tu espacio creativo para ser más feliz?

Busca estímulos externos si quieres despertar ese espacio donde la imaginación te hace encontrar nuevos caminos para ser feliz. Cuando salgas de tu zona confort y hagas algo diferente, comenzaras a sentir nuevas sensaciones con las que podrás experimentar.

Convierte tu cuerpo en un pequeño laboratorio de sensaciones y pregúntate que estas sintiendo en cada momento, ya que las sensaciones que te hacen sentir bien te muestran que estas haciendo algo que te satisface y que estas en el camino correcto.

Déjate llevar por esos impulsos sanos que recorren tu cuerpo invitándote a probar algo nuevo, porque ellos son tu brújula para encontrarte con tu esencia, esa que tanto tienes olvidada.

 

Convierte tu creatividad en un habito diario

Nos hemos olvidado tanto de que tenemos en nuestro interior ese espacio de imaginación, que puede costarnos comenzar a utilizarlo, pero si nos proponemos cada día usarlo como mínimo una vez, al final lo convertiremos en un habito y lo desarrollaremos.

Simplemente espera durante el día a que surja una dificultad o preocupación para poder recurrir a tu parte creativa, que será al final la que te va a ayudar a solucionar el problema.

De lo que se trata es de que cuando te surja un problema no trates de concentrarte en el problema sino en la solución, haciendo uso de tu espacio interior que tiene realmente todas las respuestas.

Cuando te encuentres enfrente de esa dificultad, respira hondo varias veces relajando tu cuerpo y sintiendo como en tu interior crece ese espacio de bienestar que te hace pensar más positivamente.

Si el primer día no te surgen ideas es normal porque te falta entrenamiento pero de lo que se trata es de que hagas cada día crecer ese pequeño musculo de creatividad donde surgen las soluciones a muchos problemas.

Si por ejemplo te encuentras con un enfrentamiento en el trabajo con un compañero, al respirar profundamente y relajarte, das tiempo y espacio para que al final en vez de crear un conflicto, decidas buscar una solución en la que haces huso de tu herramienta creativa.

negocio-joven-que-mecanografia-en-el-teclado-del-netbook-y-que-escucha-la-musica_8353-5973

 

Se consciente de como puede cambiar tu vida utilizar tu imaginación

Nuestros pensamientos condiciona nuestra manera de comportarnos frente al mundo y eso hace que construyamos nuestra vida basándonos en nuestros propios pensamientos, pero si nuestros pensamientos surgen de nuestra negatividad, nuestra vida puede ser un desastre.

Todo comienza a cambiar cuando comenzamos a pensar desde nuestra creatividad, porque ella tiene el poder de construir cosas fabulosas y de sacar lo mejor de nosotros, así que si aprendemos a pensar creativamente, nuestra vida será más enriquecedora.

Cuestiona todos los pensamientos que surgen de tu vida, pregúntate si surgen de tu negatividad o de tu creatividad, y si realmente surgen de tu negatividad, vuelve a pensar de nuevo pero esta vez desde ese hermoso espacio que tienes en tu interior.

El poder de la mente es increíble y se nos escapa muchas veces, pero cuando nos responsabilizamos de nuestros propios pensamientos y los condicionamos positivamente, comenzamos a ser personas más felices.

 

Ordena a tu mente a que piense positivamente

Muchos piensan que es difícil del día a la mañana dejar de pensar negativamente para empezar a pensar positivamente, pero lo cierto es que no es que sea difícil sino que tenemos que convertirlo en un habito que nos puede llevar un tiempo.

Lo cierto es que la mejor hora de decirle a nuestra mente que piense positivamente es solamente levantarnos de la cama, ya que nuestra manera de pensar a primera hora condicionara el resto del día.

Cuando le damos a nuestra mente la pequeña orden de comportarse positivamente, seguramente que al principio no consigamos estar todo el día pensando positivamente, pero si que lograremos hacerlo unos minutos, considera eso un pequeño logro y sigue cada día añadiendo unos minutos más de pensamientos positivos.

Cuando nuestra mente se acostumbra a pensar de una manera positiva, se convierte en una mente creativa porque se enfoca en encontrar la solución de las dificultades haciendo que nuestra imaginación trabaje.

 

La mejor manera de salir de la oscuridad es comenzando a fijarnos en pequeños rayos de luz

Algunas personas que son conscientes de lo negativa que es su mente, comienzan a pelearse con ellas mismas tratando de luchar contra esa negatividad, pero eso al final les lleva a que esa negatividad crezca monstruosamente.

Pero si en cambio esas personas comienzan a enfocar su mente en una pequeña cosa positiva de ella misma o de algo que le este sucediendo, no importa lo pequeño que sea, eso hará que su mente comience a estar un poco en paz.

Es inútil luchar contra la negatividad, porque entonces le damos poder, pero si comenzamos a usar creativamente nuestra mente para enfocarnos en pequeñas cosas positivas, no importa lo pequeñas que sean, porque con nuestro enfoque haremos que para nosotros sean grandes.

Cuando convertimos nuestra mente en una observadora positiva de la vida y de nosotros mismos, de manera natural nuestra mente se convierte en una pequeña herramienta de bienestar.

Nuestra mente es la herramienta que bien utilizada puede hacernos ser felices incluso en las dificultades de la vida, porque si le decimos a ella que nos guie creativamente, tarde o temprano nos obedecerá.

Cómo puedes superar la adversidad superándote a ti mismo

desierto-y-la-carretera_426-19314945

La adversidad es algo que todos tememos, pero que tarde o temprano irrumpirá en nuestra vida, aunque lo cierto es que aunque la adversidad tiene la capacidad de derrumbarnos muchas cosas, también tiene la capacidad de hacernos más fuertes.

Solamente tenemos que mirar hacia atrás y ver todas las dificultades que nos hemos encontrado en el camino, y a pesar de ello seguimos levantándonos cada mañana queriendo respirar mientras seguimos nuestro camino.

Es nuestro espíritu, ese que nos levanta cuando caemos o nos traicionan, porque él es el que constantemente está creyendo en nosotros y en nuestras posibilidades aunque nosotros nos seamos capaces de apreciarlo.

Cuando comencemos a escuchar a nuestro espíritu interior, el nos regalara todo su esplendor reflejado en todas las cosas que nos propongamos hacer en la vida, porque el espera impaciente que comencemos a creer en la vida.

¿Cómo te puedes enfrentar a la adversidad?

Cuando te encuentras la adversidad comienzan varias batallas en tu interior, algo en ti quiere desplomarse y caer, mientras que hay otro algo que saca fuerzas de donde sea para seguir luchando.

Lo cierto es que no podemos ignorar ninguna de nuestras dos partes, ni la que sufre ni la que quiere seguir luchando, porque la primera requiere el consuelo de nuestro corazón y la segunda se encargara de sacar nuestras mejores herramientas para superar la adversidad.

Cuando la adversidad llega a tu vida es el momento que más necesitas ser tu mismo y expresar tus emociones por muy negativas que sean, pero tu talento y creatividad no pueden ahogarse en la pena en este mismo momento que más fuerzas necesitas.

Haz de crear espacio en tu interior para ser tu mismo, para llorar y para reír aunque sea un poco, mientras afilas todo ese potencial que tienes dormido para superar esa difícil situación.

Sé tu salvador y pide ayuda a la misma vez

Es cierto que en los momentos difíciles es cuando más necesitas de tus amigos y seres queridos, pero jamas ignores a la persona que más necesitas en este momento, a ti mismo, porque al final la fuerza para salir de la adversidad ha de salir de tu interior.

Si hay algo que tienen de positivo las dificultades, es que sacan lo mejor de ti haciéndote autosuficiente, si te apoyas más de lo normal en los demás impedirás el gran crecimiento que tu interior necesita.

Rodearte de las mejores personas es rodearte de personas que fomentan todas esas cosas buenas que tienes en tu interior, esas personas que te invitan a ser tu mismo y respetan tu manera de hacer las cosas.

Cuando hayas superado la adversidad por ti mismo, un pequeño milagro ocurrirá en tu interior, porque cuando comienzas a creer en ti mismo, tu ser interior te apremia con buenos sentimientos y la satisfacción de haberte superado a ti mismo.

nuestra-aceptacion

Busca el lado positivo de la adversidad en su aprendizaje

En realidad son muchas las personas que se preguntan para que han venido a este mundo, y si sus expectativas son las de ser felices y tener una vida perfecta, posiblemente se lleven una gran desilusión.

Pero cuando tenemos una idea clara de que la vida va a ser una curva que sube y baja y que vamos a llorar y a reír, cuando las dificultades llegan a nuestra vida no nos pillan tan de sorpresa.

Somos seres que venimos a este mundo a crecer y a aprender a la misma vez que tenemos la misión de poner nuestro granito de arena, y en este tramo de la vida debemos de ser conscientes de que no va a ser un camino de rosas.

Cuando nos tomamos la vida como un aprendizaje, las dificultades no nos derrotan tan fácilmente porque somos capaces de sacar provecho de ellas viendo su lado positivo y eso nos hace más fuertes.

Deja de ser tu propio enemigo y ponte de tu parte

Muchos nos quejamos de la mala suerte que tenemos y de que parece que la vida está en contra de nosotros pero nos olvidamos de que nosotros mismos solemos ser los primeros que nos hacemos la zancadilla.

¿Cuantas veces te has visto en una situación difícil y has sido más autocritico contigo mismo que con la propia situación? Porque aveces nuestra propia mente nos lleva a un agujero negro en vez de a la solución del problema.

Por eso es importante que cuando te encuentres en frente de la adversidad reflexiones si realmente tu mente va a trabajar a tu favor o va a entrar en esa negatividad que te va a derrumbar antes de hora.

Tu mente ha de ser tu aliada en este camino de tu vida, has de hacer que tu mente trabaje para ti, has de hacer que tu mente fomente lo mejor de ti para que puedas superar la adversidad.

Se consciente de que después de la tormenta viene la paz

Lo cierto es que cuando nos encontramos con las dificultades de la vida actuamos como si nuestra vida fuera a pararse en esa situación, olvidando que es algo pasajero y que después vendrán momentos más agradables.

Nada es para siempre, y cuando esos momentos queden en el pasado, lo que quedara será nuestra voluntad de seguir el camino a pesar de todo, buscando una vida mejor.

No tienes que olvidar de que eres quien eres gracias a todas las situaciones que han pasado por tu vida y que tienes la capacidad de ponerte en el lugar de otras personas porque has tenido vivencias parecidas.

Una actitud positiva frente a la vida, pase lo que pase, hará que todo vuelva a su lugar más rápidamente de lo que piensas, ya que nosotros no podemos borrar la adversidad, pero podemos crecernos ante ella.

 

Cómo subir positivamente tu estado de ánimo llenándote de vitalidad

tu estado de ánimo

La tristeza, la alegría, la melancolía y la felicidad son estados de ánimo pasajeros que pasan por nuestra vida dándonos la sensación de que no tenemos poder sobre ellos. Es como si no mandáramos en nuestra propia casa.

Una mañana podemos levantarnos felices y al final acabar el día triste, porque lo que nos pase durante el día ejercerá poder sobre nuestro estado de ánimo.

¿Pero realmente no tenemos poder sobre nuestro estado de ánimo? ¿Realmente no podemos impedir que las circunstancias de la vida tengan tanto control sobre nosotros?

Lo cierto es que aunque sea difícil controlar nuestros estados de ánimo, no es imposible, nosotros tenemos más poder del que pensamos en nuestro propio bienestar interno.

Por que nuestros estados de ánimo tienen tanto control sobre nosotros

Hemos crecido en una sociedad que esta más pendiente de lo externo y superficial, una sociedad que no nos ha enseñado a mirar en nuestro interior para conocer como somos realmente.

Estamos en nuestros planes, en nuestras compras, nuestros deseos y prisas, pero casi nunca nos tomamos la molestia de sumergirnos en nuestro interior para mirar lo que está pasando.

Nuestra perdida de conciencia sobre nuestro cuerpo y nuestra mente, ha hecho que nuestros sentimientos negativos acampen a sus anchas en nuestro interior y se apodere de nuestra felicidad.

Si nos sumergiéramos más a menudo en nuestro interior, sabríamos lo que tenemos en nuestra propia casa y desarrollaríamos nuestra capacidad de crear un ambiente favorecedor.

Recibe todas las circunstancias de la vida como un gran tesoro

No podemos dejar nuestro bienestar en manos de las situaciones de la vida, ya que como todos sabemos la vida esta llena de curvas, a veces te trae cosas muy positivas y otras veces te llena de dificultades el camino.

Por eso es importante que comencemos a tirar a la papelera esa idea antigua de que la felicidad sucede cuando nos pasan cosas buenas, porque entonces no vamos a ser felices ni un cuarto de nuestra vida.

Debemos de mentalizarnos de que cada momento de nuestra vida, sea bueno, malo o regular, debe de ser aprovechado positivamente, mientras captamos la esencia de cada uno.

Es cierto que los malos momentos son difíciles de asimilar positivamente, pero si no tuvieras momentos negativos en tu vida, no sabrías valorar los buenos momentos, nadie sabe que es la felicidad si no ha conocido la infelicidad.

Todo momento que entra nuevo en tu vida tiene una semilla positiva para ti aunque te cueste verlo, pero si abres tu mente y tus sentidos, veras que detrás de todo hay un gran misterio lleno de aprendizaje que te puede enriquecer.

Busca en tu vida todo eso que te hace sentir vivo

La mayoría de personas nos levantamos y hacemos exactamente lo mismo que ayer y antes de ayer, parece que tenemos el automático puesto.

Pero pocas veces nos preguntamos si nos hacen felices todas esas cosas que repetimos diariamente o en realidad las hacemos simplemente porque es correcto hacerlas.

Lo cierto es que muchas de las cosas y hábitos que hacemos diariamente no son tan necesarios y ni siquiera nos hacen sentir bien, en cambio hay muchas cosas que si que nos pueden llenar y no hacemos.

Si quieres experimentar más bienestar en tu vida diaria, has de eliminar todos esos hábitos que no te llevan a ninguna parte y llenar ese espacio que queda vació con cosas que si te gusta hacer.

Si quieres realmente tener el control sobre tu vida y tu bienestar, has de comenzar a ser más consciente de las acciones que haces durante el día y enfocarlas a una vida más satisfactoria y más enriquecedora.

Proponte metas en tu vida para que tu vida sea más emocionante

Son muchas las personas que se sienten vacías y no saben porque, ya que se relacionan con personas, descansan y tienen una vida acomodada, lo que no saben es que la naturaleza de todo ser humano es la de aportar algo al mundo mediante un proyecto.

Cuando creas un proyecto en tu vida y una meta a donde llegar, los días comienzan a tener un gran sentido, porque cada día es una paso hacia alguna parte llamada sueño.

Si quieres sentirte vivo y sentir que la sangre corre en tu interior, proponte una meta o un destino aunque sea pequeño, lo que importa es esa lucha que comienza en tu interior con el propósito de mejorar el mundo o simplemente tu vida.

Solamente hay una manera de que explotes tu potencial y salga lo mejor de ti al exterior, y eso ocurre con un propósito en tu vida que cumplir, recuerda que no importa las veces que fracases, lo importante es iniciar el camino que te llevara a ser mejor persona.

tu estado de ánimo

Ayuda a los demás si quieres sentirte lleno

Levántate cada mañana pensando que durante el día vas a ayudar a alguien que este en un pequeño apuro y veras como tu cuerpo se llena de buenas sensaciones.

Nuestra naturaleza es la de estar conectados con los demás, aunque da la sensación de que la sociedad nos haya convertido en personas que nada tenemos que ver con las personas que no son de nuestro circulo.

Cuando sabes que tienes algo que aportar al mundo y a otras personas, te sientes valioso y útil y la vida comienza a tener sentido, es esa una de las actividades que más energía positiva te puede dar.

Date momentos de amor hacia ti mismo para llenarte de buena energía y sensaciones positivas

Una buena manera de que mantengas alto tu estado de ánimo es regalarte a ti mismo momentos donde tengas tu pequeño espacio para quererte como te mereces.

La vida estresante de hoy en día hace que seamos esclavos de las prisas, exigencias y presiones externas, haciendo que nos olvidemos de nuestras necesidades y bienestar.

¿Pero como vas a responder a las exigencias del día a día si no tienes las pilas recargadas? Cuando te das unos momentos para respirar, para descansar y darte un masaje, te llenas de la energía que necesaria para la lucha diaria.

Sumérgete en tu interior y pregúntate lo que realmente quieres, permítete a ti mismo expresar tus necesidades y date un tiempo para darte lo que necesitas, puede ser que necesites un pequeño retiro lejos de este ruido, puede ser que necesites un pequeño viaje o simplemente un charla intima con un amigo.

Sumergirte en ti mismo es el primer paso hacia el control de tu propia vida, porque cuando te permites conocerte de verdad, conoces el material con el que vas a trabajar para cumplir tus sueños.