Archivo de la etiqueta: superarnos a nosotros mismos

Cómo podemos dar grandes pasos en la vida, creyendo en nosotros mismos

Son muchas las personas que no son conscientes de sus capacidades y talentos, parece ser que se centran más en sus defectos y autocrítica, y eso crea un muro que les impide ver su propio brillo.

En realidad no hay nada que nos venga grande, lo que pasa es que nosotros cuando no creemos en nosotros mismos, activamos en nuestro interior esa parte negativa que nos hace ser más pequeños ante el mundo.

Cuando las personas nos vemos capaces y grandes, activamos esa parte positiva en nuestro interior, esa parte que nos ilumina de tal forma que comenzamos a ver esos tesoros que teníamos escondidos en nuestro interior.

Si estamos cansados de no dar grandes pasos en nuestra vida, podemos dar el paso más grande, en el momento que somos conscientes de que nuestras capacidades pueden hacer que nos comamos el mundo, si nos lo proponemos.

Cuando activamos en nuestro interior la creencia firme en nosotros y en nuestras capacidades, nuestros pasos en la vida comienzan a abarcar más, son más seguros, y si nos caemos, la inercia de nuestro espíritu sigue llevándonos hacia delante.

Cuando comenzamos a creer en nosotros mismos, las oportunidades en la vida comienzan a surgir, aunque más que surgir, lo que ocurre, es que hemos agrandado nuestra capacidad para verlas cuando aparecen., porque estamos más dispuesto a aprovecharlas.

Cuando miramos a nuestro interior con buenos ojos y sin autocríticas, comenzamos a abrir las puertas que harán que lo mejor de nosotros se exprese en el mundo.

suscribete

dar grandes pasos en la vida

 

¿Por qué buscar la aprobación de los demás nos puede dañar?

 

Buscar la aprobación de los demás nos hace pagar un alto precio, dejamos de ser nosotros mismos

Muchas personas queremos agradar a los demás, muchos queremos estar a la altura de los demás, necesitamos el visto bueno de los demás para sentirnos bien. Buscar la aprobación de los demás nos puede dañar, si lo hacemos constantemente, porque se convierte en una autoexigencia demasiado alta para nosotros.

Pero aunque es normal querer agradar a los demás, para muchos, buscar la constante aprobación de los demás, se convierte en una constante presión que nos hace gastar inútilmente energía en interpretar un papel que encaja con lo que los demás quieren, no con lo que nosotros queremos.

Muchos no son conscientes del inútil esfuerzo que hacen para estar dentro de la aceptación de los demás, pero si fueran conscientes de ese gasto inútil de energía y dejaran de interpretar esos papeles, se quitarían un gran peso de encima.

Cuando somos conscientes de esa inútil carrera diaria hacia la perfección que hacemos todos los días, no solamente empezamos a quitarnos ese peso de encima, sino que empezamos a caminar hacia nosotros mismos, dejamos de interpretar ese falso papel y nos quitamos ese pesado disfraz, para volver a ser nosotros mismos.

Los exámenes que nos imponen toda nuestra vida son difíciles, pero son mas profundamente dolorosos esos exámenes que nosotros inconscientemente nos hacemos diariamente, exigiéndonos estar a la altura de esa perfección que otros superficialmente han creado.

Muchos hemos vivido demasiado tiempo presionados de tal forma que no conocemos otra cosa y  hasta hemos sonreído con una cadena en el cuello, porque nos hemos acostumbrado a esa presión, que hasta forma parte de nuestras noches y nos parece normal.

Pero lo cierto es que esa presión es antinatural, y la mejor manera de quitarnos esa cadena, es comenzar  a respetarnos a nosotros mismos, dejándonos de exigir a nosotros mismos estar constantemente a la altura de gente a la que no importamos.

Cuando uno se quita de encima un peso que llevaba mucho tiempo inconscientemente cargando, no solamente se siente liberado, sino que también crea un espacio en su interior para que a partir de ese momento sea la creatividad la que sea dueña de su vida.

buscar la aprobación de los demás nos puede dañar

Cómo superar nuestro complejo de inferioridad

Para superar nuestro complejo de inferioridad, debemos de enfocar la admiración a nosotros mismos

Es fácil sentir complejo de inferioridad en un mundo tan competitivo, donde las personas buscan obsesivamente la perfección, y al parecer algunos parecen tener en sus manos el secreto de tal perfección. Pero podemos superar nuestro complejo de inferioridad, buscando la grandeza en nuestro interior.

Para empezar a eliminar ese complejo de inferioridad, debemos de dejar de fijarnos en esas virtudes de los demás que tanto nos intimidan, para empezar a buscar las nuestras propias, si no somos capaces de ver nuestras virtudes, esas virtudes jamas crecerán ni serán expresadas al exterior.

Muchos de nosotros hemos plantado en nuestra mente una semilla negativa, ese pensamiento que nos dice que somos inferiores o que jamas haremos algo importante o seremos importantes, hemos regado esa semilla que ha ido creciendo hasta hacerla una creencia fuerte y firme en nuestras vidas.

Durante ese tiempo que estuvimos regando esa mala hierba, no nos ocupemos de una  semilla especial que venia en nuestro interior cuando nacimos, una semilla que siempre necesito de nuestra atención para que creciera, esa semilla es la semilla de las virtudes, ignorada por nosotros y por los que nunca creyeron en nosotros.

Hemos de buscar esa semilla, hemos de buscar esas virtudes y creer en ellas, ese es el camino para que dejemos de ser pequeños ante los que si que han creído en sus virtudes, y antes los otros, los que se creen mas grandes, porque tienen mas ego.

No hay nadie mejor que nadie, pero si que hay únicos y únicos, cuando sabemos esa verdad, buscamos en nosotros esa pequeña pieza de puzzle, deseosos de que encaje en el lugar del mundo indicado, esa pequeña y humilde pieza, es la que nos hace  grandes.

Nuestras miradas hipnotizadas a la grandeza de los demás, bien podrían ir a nuestra propia grandeza, si fuéramos capaces de creer en ella.

 superar nuestro complejo de inferioridad