Cómo subir positivamente tu estado de ánimo llenándote de vitalidad

tu estado de ánimo

La tristeza, la alegría, la melancolía y la felicidad son estados de ánimo pasajeros que pasan por nuestra vida dándonos la sensación de que no tenemos poder sobre ellos. Es como si no mandáramos en nuestra propia casa.

Una mañana podemos levantarnos felices y al final acabar el día triste, porque lo que nos pase durante el día ejercerá poder sobre nuestro estado de ánimo.

¿Pero realmente no tenemos poder sobre nuestro estado de ánimo? ¿Realmente no podemos impedir que las circunstancias de la vida tengan tanto control sobre nosotros?

Lo cierto es que aunque sea difícil controlar nuestros estados de ánimo, no es imposible, nosotros tenemos más poder del que pensamos en nuestro propio bienestar interno.

Por que nuestros estados de ánimo tienen tanto control sobre nosotros

Hemos crecido en una sociedad que esta más pendiente de lo externo y superficial, una sociedad que no nos ha enseñado a mirar en nuestro interior para conocer como somos realmente.

Estamos en nuestros planes, en nuestras compras, nuestros deseos y prisas, pero casi nunca nos tomamos la molestia de sumergirnos en nuestro interior para mirar lo que está pasando.

Nuestra perdida de conciencia sobre nuestro cuerpo y nuestra mente, ha hecho que nuestros sentimientos negativos acampen a sus anchas en nuestro interior y se apodere de nuestra felicidad.

Si nos sumergiéramos más a menudo en nuestro interior, sabríamos lo que tenemos en nuestra propia casa y desarrollaríamos nuestra capacidad de crear un ambiente favorecedor.

Recibe todas las circunstancias de la vida como un gran tesoro

No podemos dejar nuestro bienestar en manos de las situaciones de la vida, ya que como todos sabemos la vida esta llena de curvas, a veces te trae cosas muy positivas y otras veces te llena de dificultades el camino.

Por eso es importante que comencemos a tirar a la papelera esa idea antigua de que la felicidad sucede cuando nos pasan cosas buenas, porque entonces no vamos a ser felices ni un cuarto de nuestra vida.

Debemos de mentalizarnos de que cada momento de nuestra vida, sea bueno, malo o regular, debe de ser aprovechado positivamente, mientras captamos la esencia de cada uno.

Es cierto que los malos momentos son difíciles de asimilar positivamente, pero si no tuvieras momentos negativos en tu vida, no sabrías valorar los buenos momentos, nadie sabe que es la felicidad si no ha conocido la infelicidad.

Todo momento que entra nuevo en tu vida tiene una semilla positiva para ti aunque te cueste verlo, pero si abres tu mente y tus sentidos, veras que detrás de todo hay un gran misterio lleno de aprendizaje que te puede enriquecer.

Busca en tu vida todo eso que te hace sentir vivo

La mayoría de personas nos levantamos y hacemos exactamente lo mismo que ayer y antes de ayer, parece que tenemos el automático puesto.

Pero pocas veces nos preguntamos si nos hacen felices todas esas cosas que repetimos diariamente o en realidad las hacemos simplemente porque es correcto hacerlas.

Lo cierto es que muchas de las cosas y hábitos que hacemos diariamente no son tan necesarios y ni siquiera nos hacen sentir bien, en cambio hay muchas cosas que si que nos pueden llenar y no hacemos.

Si quieres experimentar más bienestar en tu vida diaria, has de eliminar todos esos hábitos que no te llevan a ninguna parte y llenar ese espacio que queda vació con cosas que si te gusta hacer.

Si quieres realmente tener el control sobre tu vida y tu bienestar, has de comenzar a ser más consciente de las acciones que haces durante el día y enfocarlas a una vida más satisfactoria y más enriquecedora.

Proponte metas en tu vida para que tu vida sea más emocionante

Son muchas las personas que se sienten vacías y no saben porque, ya que se relacionan con personas, descansan y tienen una vida acomodada, lo que no saben es que la naturaleza de todo ser humano es la de aportar algo al mundo mediante un proyecto.

Cuando creas un proyecto en tu vida y una meta a donde llegar, los días comienzan a tener un gran sentido, porque cada día es una paso hacia alguna parte llamada sueño.

Si quieres sentirte vivo y sentir que la sangre corre en tu interior, proponte una meta o un destino aunque sea pequeño, lo que importa es esa lucha que comienza en tu interior con el propósito de mejorar el mundo o simplemente tu vida.

Solamente hay una manera de que explotes tu potencial y salga lo mejor de ti al exterior, y eso ocurre con un propósito en tu vida que cumplir, recuerda que no importa las veces que fracases, lo importante es iniciar el camino que te llevara a ser mejor persona.

tu estado de ánimo

Ayuda a los demás si quieres sentirte lleno

Levántate cada mañana pensando que durante el día vas a ayudar a alguien que este en un pequeño apuro y veras como tu cuerpo se llena de buenas sensaciones.

Nuestra naturaleza es la de estar conectados con los demás, aunque da la sensación de que la sociedad nos haya convertido en personas que nada tenemos que ver con las personas que no son de nuestro circulo.

Cuando sabes que tienes algo que aportar al mundo y a otras personas, te sientes valioso y útil y la vida comienza a tener sentido, es esa una de las actividades que más energía positiva te puede dar.

Date momentos de amor hacia ti mismo para llenarte de buena energía y sensaciones positivas

Una buena manera de que mantengas alto tu estado de ánimo es regalarte a ti mismo momentos donde tengas tu pequeño espacio para quererte como te mereces.

La vida estresante de hoy en día hace que seamos esclavos de las prisas, exigencias y presiones externas, haciendo que nos olvidemos de nuestras necesidades y bienestar.

¿Pero como vas a responder a las exigencias del día a día si no tienes las pilas recargadas? Cuando te das unos momentos para respirar, para descansar y darte un masaje, te llenas de la energía que necesaria para la lucha diaria.

Sumérgete en tu interior y pregúntate lo que realmente quieres, permítete a ti mismo expresar tus necesidades y date un tiempo para darte lo que necesitas, puede ser que necesites un pequeño retiro lejos de este ruido, puede ser que necesites un pequeño viaje o simplemente un charla intima con un amigo.

Sumergirte en ti mismo es el primer paso hacia el control de tu propia vida, porque cuando te permites conocerte de verdad, conoces el material con el que vas a trabajar para cumplir tus sueños.

Cómo convertir las criticas en una herramienta de superación

Todos tenemos que recibir criticas, algunas veces bien intencionadas y otras mal intencionadas, pero lo cierto es que la manera en que nos enfrentamos a ellas es lo que hará que nos vengamos arriba o abajo. En el post de hoy voy a dar unos consejos para que sepas enfrentarte a ellas positivamente.

Por qué nos duelen tanto las criticas de los demás

A la gente le encanta hacer criticas hacia los demás, pero poca gente las hace constructivamente, y muchos no tienen la suficiente sensibilidad para decirlas de modo que la persona que las percibe las pueda recibir positivamente. Todo esto no nos facilita la asimilación de las criticas.

Realmente es muy difícil que te abras para aprovechar una critica para mejorar, cuando la persona que te lo esta diciendo no tiene nada de sensibilidad, pero de todas formas a ti te interesa mejorar y por ello has de encontrar la parte constructiva de esa critica y sacarle beneficio.

Si realmente te ha desmoronado esa critica, posiblemente es porque te has olvidado de todo eso en lo que vales y eres eficaz, concéntrate en hacer memoria del gran repertorio que tienes en tu interior, para coger las fuerzas que esa critica te ha quitado.

Cómo convertir las criticas en una herramienta de superación

Cómo saber si una critica que recibes es constructiva o no

Lo primero que tienes que hacer cuando recibes una mala critica es fríamente pensar en la credibilidad de la persona que te esta enviando esa critica, pregúntate si esa persona tiene los suficientes valores y conocimientos para hacerte esa critica. Si no tiene esa credibilidad y en el fondo sabes que no es una critica lógica y constructiva, pasa de la critica.

Si de verdad para ti esa persona tiene credibilidad, tampoco implica que tenga razón, ya que esa persona puede tener un punto de vista diferente al tuyo. Imagínate haciendo exactamente eso que esa persona supone que deberías hacer, que sensaciones y pensamientos te vienen, deja que tu interior te hable, ¿Te sientes tu mismo si haces eso que esa persona piensa que tienes que hacer?, ¿Cuando te imaginas haciendo eso, va alineado con tus valores?

Se trata de que descartes toda critica no constructiva que no te lleve a ningún sitio, desarrollando tu propio criterio y personalidad, todas las respuestas están en tu interior, solo se trata de que estés abierto a escucharlas.

Cómo enfrentarte a una critica constructiva

Si al final has captado que si que te han hecho una critica constructiva, posiblemente el hecho de que sea constructiva no evita que te duela, pero quédate con la idea de que tienes la gran oportunidad de mejorar como persona o profesional y que las criticas son las herramientas perfectas para que te superes a ti mismo.

Esa critica te esta diciendo que has hecho algo mal, pero no has de tomártela al pie de la letra, sabes que hay un error y que has de mejorar tu manera de hacer las cosas, pero has de intentar seguir tu propio criterio para mejorar, cada persona es un mundo y crea sus propios caminos, si es necesario pide consejo, pero siempre habla con tu interior.

Ahora puedes hacer una lista con todo lo que sabes que tienes que mejorar, todos esos puntos débiles que sabes que te llevan a un mal resultado, tienes que tener claro que es lo que tienes que mejorar. Pregúntate que es lo que te llevo a ese error. ¿fuiste demasiado impulsivo? ¿No escuchaste a los demás? ¿solamente pensaste en ti? etc, etc, etc

Ahora haz una lista en la que pones los puntos fuertes que necesitas para tener buenos resultados o simplemente los resultados que deseas. Pregúntate que es lo que te hubiera llevado a no cometer ese error. Quizás deberías de haber sido más paciente, haber sido más atento con las opiniones de los demás o ser más generoso, etc, etc, etc.

Por ultimo escribe las acciones que tienes que hacer para llegar a esa lista en la que has mejorado como persona, todas las acciones que tú sabes que te van a llevar a ser más efectivo en ese campo que tanto te preocupa, lo importante es que crees ese camino hacia esa mejora. Quizás necesites hacer actividades que te relajen para ser más paciente, pararte a escuchar las necesidades de los demás o hacer actos de generosidad, etc, etc, etc.

No hace falta que te diga que tienes que llevar a la acción esa ultima lista, el hecho de que dediques un rato diario a esas acciones, hará que te sientas satisfecho contigo mismo, ya que sentirás que evolucionas como persona.

banner-autoestima-recursos

Cómo podemos dar grandes pasos en la vida, creyendo en nosotros mismos

Son muchas las personas que no son conscientes de sus capacidades y talentos, parece ser que se centran más en sus defectos y autocrítica, y eso crea un muro que les impide ver su propio brillo.

En realidad no hay nada que nos venga grande, lo que pasa es que nosotros cuando no creemos en nosotros mismos, activamos en nuestro interior esa parte negativa que nos hace ser más pequeños ante el mundo.

Cuando las personas nos vemos capaces y grandes, activamos esa parte positiva en nuestro interior, esa parte que nos ilumina de tal forma que comenzamos a ver esos tesoros que teníamos escondidos en nuestro interior.

Si estamos cansados de no dar grandes pasos en nuestra vida, podemos dar el paso más grande, en el momento que somos conscientes de que nuestras capacidades pueden hacer que nos comamos el mundo, si nos lo proponemos.

Cuando activamos en nuestro interior la creencia firme en nosotros y en nuestras capacidades, nuestros pasos en la vida comienzan a abarcar más, son más seguros, y si nos caemos, la inercia de nuestro espíritu sigue llevándonos hacia delante.

Cuando comenzamos a creer en nosotros mismos, las oportunidades en la vida comienzan a surgir, aunque más que surgir, lo que ocurre, es que hemos agrandado nuestra capacidad para verlas cuando aparecen., porque estamos más dispuesto a aprovecharlas.

Cuando miramos a nuestro interior con buenos ojos y sin autocríticas, comenzamos a abrir las puertas que harán que lo mejor de nosotros se exprese en el mundo.

suscribete

dar grandes pasos en la vida

 

¿Por qué buscar la aprobación de los demás nos puede dañar?

 

Buscar la aprobación de los demás nos hace pagar un alto precio, dejamos de ser nosotros mismos

Muchas personas queremos agradar a los demás, muchos queremos estar a la altura de los demás, necesitamos el visto bueno de los demás para sentirnos bien. Buscar la aprobación de los demás nos puede dañar, si lo hacemos constantemente, porque se convierte en una autoexigencia demasiado alta para nosotros.

Pero aunque es normal querer agradar a los demás, para muchos, buscar la constante aprobación de los demás, se convierte en una constante presión que nos hace gastar inútilmente energía en interpretar un papel que encaja con lo que los demás quieren, no con lo que nosotros queremos.

Muchos no son conscientes del inútil esfuerzo que hacen para estar dentro de la aceptación de los demás, pero si fueran conscientes de ese gasto inútil de energía y dejaran de interpretar esos papeles, se quitarían un gran peso de encima.

Cuando somos conscientes de esa inútil carrera diaria hacia la perfección que hacemos todos los días, no solamente empezamos a quitarnos ese peso de encima, sino que empezamos a caminar hacia nosotros mismos, dejamos de interpretar ese falso papel y nos quitamos ese pesado disfraz, para volver a ser nosotros mismos.

Los exámenes que nos imponen toda nuestra vida son difíciles, pero son mas profundamente dolorosos esos exámenes que nosotros inconscientemente nos hacemos diariamente, exigiéndonos estar a la altura de esa perfección que otros superficialmente han creado.

Muchos hemos vivido demasiado tiempo presionados de tal forma que no conocemos otra cosa y  hasta hemos sonreído con una cadena en el cuello, porque nos hemos acostumbrado a esa presión, que hasta forma parte de nuestras noches y nos parece normal.

Pero lo cierto es que esa presión es antinatural, y la mejor manera de quitarnos esa cadena, es comenzar  a respetarnos a nosotros mismos, dejándonos de exigir a nosotros mismos estar constantemente a la altura de gente a la que no importamos.

Cuando uno se quita de encima un peso que llevaba mucho tiempo inconscientemente cargando, no solamente se siente liberado, sino que también crea un espacio en su interior para que a partir de ese momento sea la creatividad la que sea dueña de su vida.

buscar la aprobación de los demás nos puede dañar

Cómo superar nuestro complejo de inferioridad

Para superar nuestro complejo de inferioridad, debemos de enfocar la admiración a nosotros mismos

Es fácil sentir complejo de inferioridad en un mundo tan competitivo, donde las personas buscan obsesivamente la perfección, y al parecer algunos parecen tener en sus manos el secreto de tal perfección. Pero podemos superar nuestro complejo de inferioridad, buscando la grandeza en nuestro interior.

Para empezar a eliminar ese complejo de inferioridad, debemos de dejar de fijarnos en esas virtudes de los demás que tanto nos intimidan, para empezar a buscar las nuestras propias, si no somos capaces de ver nuestras virtudes, esas virtudes jamas crecerán ni serán expresadas al exterior.

Muchos de nosotros hemos plantado en nuestra mente una semilla negativa, ese pensamiento que nos dice que somos inferiores o que jamas haremos algo importante o seremos importantes, hemos regado esa semilla que ha ido creciendo hasta hacerla una creencia fuerte y firme en nuestras vidas.

Durante ese tiempo que estuvimos regando esa mala hierba, no nos ocupemos de una  semilla especial que venia en nuestro interior cuando nacimos, una semilla que siempre necesito de nuestra atención para que creciera, esa semilla es la semilla de las virtudes, ignorada por nosotros y por los que nunca creyeron en nosotros.

Hemos de buscar esa semilla, hemos de buscar esas virtudes y creer en ellas, ese es el camino para que dejemos de ser pequeños ante los que si que han creído en sus virtudes, y antes los otros, los que se creen mas grandes, porque tienen mas ego.

No hay nadie mejor que nadie, pero si que hay únicos y únicos, cuando sabemos esa verdad, buscamos en nosotros esa pequeña pieza de puzzle, deseosos de que encaje en el lugar del mundo indicado, esa pequeña y humilde pieza, es la que nos hace  grandes.

Nuestras miradas hipnotizadas a la grandeza de los demás, bien podrían ir a nuestra propia grandeza, si fuéramos capaces de creer en ella.

 superar nuestro complejo de inferioridad