Que hacemos cuando los problemas son mas grandes que nosotros

A todos nos ha pasado alguna vez y nos pasara, que nos vemos envueltos en una situación difícil o en un gran problema, y lo vemos tan tremendamente grande que nos vemos totalmente acorralados y prisioneros en el. Los problemas son una oportunidad para trabajar nuestro espíritu interior, tener en cuenta esto, hará que el problema no sea tan grande y nos ayudara a su resolución.

Lo primero que debemos de hacer en esa situación, es centrarnos en buscar nuestra calma, necesitamos encontrar esa calma interior que nos hace mas íntegros y capaces para resolver ese problema de una manera equilibrada y con nuestra mente mas clara en busca de esa solución.

Para buscar esa calma que hemos perdido con esa dificultad, debemos de irnos a eso que realmente nos ha hecho perder la calma, y seguramente lo que te ha hecho perder la calma, ha sido la impotencia de creer que no vamos a poder con ese problema.

Para volver a recuperar la creencia de que podemos con ese problema y así conseguir esa calma tan necesaria, podemos recurrir a varias cosas, cada persona es un mundo y ha de encontrar la manera de volver a creer en sus capacidades resolutivas.

Podemos creer en nuestras capacidades para resolver problemas, volviendo al pasado y acordándonos de las veces que hemos salido de algunos problemas, debemos de escribir en un papel todas esas capacidades que usemos para salir de esos problemas, que en ese entonces parecían indestructibles. La memoria esta hecha para buscar información del pasado que nos beneficie en el presente.

Podemos relajarnos a través de la respiración, con música relajante o haciendo deporte, encontrando ese punto que nos hace caer rendidos a la tranquilidad, todos tenemos un punto que si tocamos, activa esa parte que abre nuestro cuerpo a la relajación. Cuando nos relajamos la mente y el cuerpo automáticamente comienza a trabajar a nuestro favor, y comienzan a venir a nuestra mente esas ideas que nos pueden sacar de ese problema. Cuando aparecen esas ideas, la calma viene a nosotros, porque ya tenemos materia que nos puede ayudar a salir del problema.

Cuando comenzamos a ver claramente que estamos capacitados para resolver los problemas que aparecen en nuestra vida, los problemas comienzan a hacerse mas pequeños. Los problemas tienen un gran significado en nuestra vida, el significado de abrir nuestro potencial y nuestra capacidad de aprendizaje, que nos ayuda a crecer en nuestra vida, esta manera de pensar también nos ayudara a la hora de enfrentarnos a ese gran problema, porque hará que ese problema no sea tan terrible a nuestros ojos.

los problemas

 

 

Guardar

Solucionar problemas desde otras perspectivas y cómo empezar a practicar

Solucionar problemas es un trabajo mas fácil, si trabajamos la capacidad de alejarnos de ellos

La mayoría de problemas que tenemos las personas diariamente tienen solución, pero su solución no depende solamente de nuestra voluntad y ingenio, sino también de las perspectivas desde donde decidimos solucionarlos. Para solucionar problemas, debemos de buscar ese espacio fuera del problema, ese espacio donde nos sintamos nosotros mismos.

Para comenzar a solucionar un problema de la manera mas realista, debemos de alejarnos de el y no sentirnos que estamos en el interior de el encadenados, por eso es importante que encontremos un estado mental y físico en el que nos sintamos cómodos y relajados, en el que sintamos que estamos en un nivel superior a ese problema, no en el mismo nivel.

Es cierto que no es fácil alejarse de un problema, pero lo cierto es que para darle una solución mas eficaz, nosotros debemos de ser observadores del problema, no los implicados en el.

La meditación, el estiramiento, andar, escuchar música que te traiga buenas sensaciones, o cualquier actividad que eleve nuestro espíritu, es el mejor camino para sentirnos grandes ante un problema.

Cuando comencemos a solucionar el problema, debemos de sentirnos nosotros mismos, tenemos que estar completos, y tener claro cuales son nuestros valores, porque es desde esa perspectiva desde la que tenemos que solucionar el problema.

El que hayamos creado un espacio entre nosotros y el problema, nos ayudara mucho, pero tambien debemos de recurrir al espacio de tiempo, si sabemos que tenemos bastante tiempo para solucionarlo, eso hará que nos aliviemos, y esa tranquilidad hará que demos pasos mas inteligentes hacia la solución de ese problema.

El enfoque en nuestro bienestar interno, en vez de en el problema, hará que afloren en nuestro interior las herramientas que darán solución a ese problema, en cambio el enfoque excesivo a ese problema, solamente nos hará ver un muro sin salida.

Solucionar problemas

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Cómo salir de los problemas, victoriosos

Salir de los problemas es muy difícil si no nos enfocamos en una salida

Nadie ha dicho que los problemas sean fáciles de solucionar, pero lo cierto es que muchos somos unos auténticos maestros en agrandarlos y empeorarlos, en vez de solucionarlos.

Lo que nos pasa a muchos es que cuando tenemos un problema en frente, nos enfocamos solo en el problema, no en la solución, y eso hace que el problema se agrande de una manera poco real, vemos entonces no solo el problema, sino que también fantasmas en el problema, creados por nuestra imaginación negativa.

Es cierto que primero debemos de mirar al problema, primero para ver la realidad, aceptarlo y analizarlo, pero después el siguiente paso ha de ser la solución, eso quiere decir que muchos nos quedamos en el primer paso, y de allí no salimos.

Entramos en nuestro propio remolino, que muchas veces es repetitivo y creciente, y de allí no somos capaces de salir, por ello debemos de dejar de mirar al problema como un problema, para comenzarlo a mirarlo como un tramite, como unos pasos que dar o un camino que trazar, debemos de dejar de ver inmovilismo, para comenzar a ver movimiento.

Lo cierto es que muchos dicen que se quedan en el primer paso bloqueados, porque no encuentran la solución, pero en realidad no encuentran esa solución, porque todavía no han dado el segundo paso, el segundo paso se da cuando ampliamos nuestra mira, nuestro espacio y nuestras posibilidades, que es lo mismo que decir que abrimos nuestra mentalidad.

Lo cierto es que cada persona ha de buscar su propio método para dar el siguiente paso que le aleje del problema, para así poderlo solucionar, estando fuera de el, pero lo cierto es que si no hay creencia de que existe ese camino, la persona no seguirá ningún camino, así que la creencia y la fe es esencial para dar ese gran paso.

Después de creer firmemente en que existe una solución para el problema, es allí donde debemos de enfocar la mirada, aunque la solución todavía no se haya creado, si que se ha creado ese espacio donde crear esa futura solución, y es allí donde debemos de mirar.

Por naturaleza, las personas tenemos ingenio, unos increíbles sentidos, y una gran imaginación, todas estas herramientas están a nuestro alcance para solucionar nuestros problemas, pero nunca las manejaremos ni seremos capaces de ver su poder, si no nos alejamos mentalmente del problema o expandimos nuestra mente abriéndonos a nuevas posibilidades y enfoques.

salir de los problemas

 

¿Por qué llamamos a los obstáculos, problemas?

Como enfrentar con mas facilidad los problemas

Los problemas absorben gran parte de nuestra vida y gran parte de nuestra energía vital, pero lo cierto es que no es el problema lo que nos quita esa energía y esa vida, sino el que sobrevolaremos esos problemas.

Las personas desde luego que tenemos problemas en la vida, pero tenemos el mas grande de todos los problemas, tenemos el problema de llamar problema a todo lo que aparece en nuestra vida y no nos gusta, a esas poco bienvenidas situaciones las bautizamos como problemas y las cargamos a nuestras sobrecargadas espaldas.

Si aprendemos a diferenciar entre un problema autentico a una situación que aparece en nuestra vida que no nos gusta, no cargaremos con tantos problemas, simplemente porque no las hemos nombrado como problemas.

Haz una lista de los problemas que te han ido surgiendo durante la semana y empieza a ser consciente de que algunas cosas que te han pasado durante la semana no son problemas sino que cosas nuevas que aparecen en tu vida que no te gustan ni un pelo porque seguro que no estas preparado para lo nuevo ni para lo difícil ni para los obstáculos.

Lo cierto es que en nuestra vida tenemos  cosas nuevas que nos asustan y que llamamos problemas, hay obstáculos que no tenemos ganas de saltar y por eso los llamamos problemas y también hay situaciones en la vida que nos quieren enseñar, pero como no tenemos ganas  de aprender las llamamos problemas.

El no querer enfrentarnos y no saber lo que hacer con las cosas y situaciones nuevas en nuestra vida hace que nos escondamos detrás de la palabra  problema, así ya tenemos la excusa problema para no acabar de enfrentarnos a los nuevos obstáculos de la vida.

Los problemas