Archivo de la etiqueta: ser nosotros mismos

Cómo podemos ser conscientes de que estamos siendo manipulados

La manipulación es algo que entra en la vida de las personas desde muy pequeños, cuando realmente eramos libres y rebeldes de espíritu, siempre había algún adulto que quería guiarnos basándose en sus estrechas ideas y creencias.

Hemos crecido con esa manipulación, hasta el punto de que ha formado parte de nuestra propia familia, y al final esa manipulación ha pasado a formar parte de nuestras vidas, hasta el punto de que la vemos como algo sutil y natural.

Pero lo cierto es que son muchas las veces que falla algo en nuestro interior y que sentimos una gran presión, sabemos en el fondo que algo no marcha bien, porque al final, nos hemos dejado manipular tanto, que hemos dejado de ser nosotros mismos, para pasar a ser la obra de una sociedad limitada.

Para que comencemos a salir de esta pequeña y sutil cárcel, debemos de ser conscientes y analizar nuestra forma de comportarnos en la vida diaria, preguntándonos que cosas estamos haciendo porque realmente las queremos hacer, y que cosas las hacemos condicionados y presionados.

Nuestra manera de interactuar con el mundo ha de ser siempre desde nuestro interior y sin falta de alegría y buena energía, nosotros tenemos que estar llenos de buenas sensaciones cuando nos comunicamos con nuestro exterior, tanto en el ámbito laboral, social y familiar.

Si nuestra manera de interactuar diariamente con nuestro exterior, es un pesado deber que cumplir, mientras nos faltan fuerzas y motivación, nos deberíamos de preguntar si el camino por el donde estamos andando es el que nos han marcado otros, o es el que realmente queremos seguir.

En realidad deberíamos de experimentar con nosotros mismos, como si fuéramos un pequeño laboratorio de sensaciones que nos muestran si las cosas funcionan bien o mal, o mejor dicho si estamos actuando desde nuestra autentica esencia o desde un condicionamiento social que nos tiene ciegamente sometidos.

suscribete

 estamos siendo manipulados

Por qué deberíamos de dejar de estar a la altura de los demás

Las personas ponemos un gran empeño en gustar a los demás, gastamos más energía de lo normal en estar a la altura de los demás, pero en cambio nos olvidamos de que lo importante en esta vida, no es estar a la altura de los demás, sino a la altura de nuestro propio ser, siguiendo el criterio de lo que nos dicta nuestro interior, independientemente de lo que los demás piensen.

Poner nuestra mente, cuerpo y sentimientos al servicio de agradar a los demás, hace que vayamos perdidos si rumbo alguno, porque el camino que seguimos no es el camino natural que la vida nos ofrece para que poco a poco vayamos evolucionando como seres, sino que seguimos un camino que solamente nos lleva a bailar al son que nos marcan otras personas.

En el momento que somos conscientes de que por muy  perdidos que vayamos, nuestro camino ha de ser el que dicta nuestro corazón, es cuando solamente necesitamos un pequeño paso en ese nuevo y autentico camino, para sentirnos grandes sin necesidad de que nadie nos diga que somos grandes.

Cuando nos sentimos fríos y vacíos, la lamentación no ha de ser el siguiente paso, sino que la pregunta de que es lo que nos esta pasando y porque nos empeñamos en ir detrás de las personas para que llenen ese vació, gastando nuestra energía  en ser quienes no somos, solo por agradar a esas personas.

No hay peor disfraz que el que uno se pone solo para gustar, sin que para el no haya ningún disfrute, porque si aun con las lecciones de la vida, nos empeñamos en disfrazarnos, al menos lo deberíamos hacer con un disfraz que nos guste.

La vida que se nos concedió cuando nacimos, fue para que la viviéramos absolutamente a nuestra manera, todas esas normas y limitaciones que nos hemos ido encontrando al crecer, simplemente son pruebas para que las saltemos, demostrando que no hay limite real que nos impida ser nosotros mismos.

suscribete

estar a la altura de los demas

Cómo comenzar a actuar en nuestra vida sin la presión de los demás

Esta claro que muchos ya sabemos lo condicionados que estamos por la educación y la sociedad, tanto que casi ya no sabemos quienes somos, si una obra o producto de una sociedad superficial o nosotros mismos disfrazándonos de vez en cuando de algo que no somos. Lo cierto es que nuestro camino en la vida seria diferente sin la presión de los demás y de la sociedad.

Son muchas las personas que tienen la vida planificada acorde a lo que esperan los demás de ellas, andando por la vida sin dar un paso libre y autentico, solo porque  prefieren dar un paso basado en lo que opinen de los demás.

Desde luego que es difícil que nos quitemos esa presión y condicionamiento de la sociedad de un día para otro, pero lo perfecto para comenzar a liberarnos de el, seria comenzar a dar pequeños pasos que no tengan que ver con lo que esperan de nosotros los demás, ni  con el deber y cumplimiento, ni tampoco con lo que dirán, sino que esos pequeños pasos solamente tendrán que ver con eso que siempre hemos deseado hacer y que no nos han dejado.

Pero lo cierto es que no solamente deberíamos de basar nuestro nuevos pasos en esos pequeños sueños que han acabado reprimiéndose en nuestro interior, sino que deberíamos enfocarlos en nuestras creencias internas, deberíamos dar pasos basados en lo que sabemos que esta bien y que están alineados con nuestros auténticos valores.

Son muchas las personas que basan sus pasos en demostraciones, esas personas quieren demostrar a los demás que son buenos trabajadores, que son talentosos y que hacen bien las cosas, pero en cambio esas demostraciones carecen de sentido, ya que solo tiene sentido lo que hacemos desde nuestro interior, alineado con nuestros auténticos valores.

En el momento que dejemos de buscar el visto bueno de los demás, y busquemos el de nuestro corazón, seremos libres, porque actuaremos guiados por nuestra autentica naturaleza.

suscribete

vida sin la presion de los demas

Guardar

Guardar

Cómo impedir que la opinión de los demás nos impida ser nosotros mismos

La opinión de los demás manda en la vida de muchos de nosotros

Hay momentos en los que muchos de nosotros no somos lo que queremos ser, sino lo que quieren que los demás seamos. En la búsqueda de la aprobación de los demás, muchos desvían su camino para obtener el visto bueno de esa sociedad. La opinión de los demás puede anular nuestra personalidad, cuando nos dejamos presionar.

Cuando enfocamos nuestra vida en agradar a los demás, nos olvidamos de la persona principal a la que deberíamos agradar, a nosotros mismos, nos ignoramos por completo, incluso pisamos nuestra propia personalidad y creatividad, solo por amoldarnos al agrado de los demás.

Para comenzar a desconectar de esa especie de esclavitud en la que hacemos un esfuerzo por no ser nosotros mismos, debemos de darnos prioridad a nosotros, en vez de a los demás, y eso es tan simple que lo único que tenemos que hacer antes de hacer una acción, es hacernos unas preguntas.

Debemos de preguntarnos si esa acción la hacemos desde un sentimiento profundo, o lo hacemos desde una presión que viene de otras personas, debemos de preguntarnos si esa acción que vamos hacer tendrá un beneficio autentico o un beneficio de imagen, en la que vale mas la imagen que la acción, debemos de preguntarnos si somos nosotros mismos cuando hacemos esa acción o es un papel interpretado en el que poco hay de nuestra creatividad.

Toda pregunta que nos hagamos, lleva a una respuesta, aunque tarde, el hecho de preguntarnos y interesarnos por algo de nuestro interior, hace que en nuestro interior se active esa respuesta, esa respuesta que contiene vagas palabras, pero que te hace sentir esa sensación que te dice que esa respuesta es la correcta.

Son muchos lo que caminan gran parte de su vida por caminos falsos que acaban cayendo con la verdad, esos caminos que están hechos para que nuestra imagen importe mas que nosotros, por ello debemos de preguntarnos por que camino estamos caminando, por el falso o por el verdadero.

la opinión de los demás

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Cómo ser dueños de nosotros mismos

Para ser dueños de nosotros mismos, debemos de impedir que el pasado nos siga condicionando

Muchas personas andamos por la vida al servicio de las personas, del trabajo, de las modas y de la sociedad, vamos de un lado para otro como auténticos zombis, intentando siempre estar a la altura de todo, pero nunca nos preguntamos si lo que nos rodea esta a la altura de nosotros.

Dejamos de ser nosotros mismos o dejamos de ser dueños de nosotros mismos, en el momento en el que nos ponemos a disposición de los prototipos que esta sociedad crea, pero nos debemos de preguntar si merece la pena estar a la altura de todo, si nosotros no nos sentimos vivos.

Para ser dueño de nosotros, primero debemos de empezar a desvincularnos de esos dueños que nos tienen agarrados, esos papeles que querían nuestros padres que interpretáramos cuando fuéramos adultos, esa vida que hemos construido acorde con la sociedad superficial y esos trabajos que consumen nuestra energía, porque no nos dejan ser creativos.

Debemos de empezar a preguntarnos que es lo que queremos en esta vida, no lo que quieren otros en nuestra vida, las respuestas llegaran tarde o temprano y en cualquier momento.

Todos nacemos con creatividad en nuestro interior, no es cierto que no haya personas creativas, solamente hay personas que dejaron morir su creatividad, porque prefirieron estar acorde con una sociedad superficial.

Lo cierto es que, en que en algún momento de nuestra vida matemos a esa creatividad, esa creatividad  intenta renacer constantemente, siempre esta dándonos pequeños toques, avisando de que quiere ser expulsada al exterior.

ser dueños de nosotros mismos