¿Cómo convertirte en una persona agradecida te puede llevar a la felicidad?

Cómo convertirte en una persona agradecida te puede llevar a la felicidad

Hay algo que te puede llenar instantáneamente de energía y satisfacción, ese algo es esa actitud que a muchos se nos pasa desapercibida porque pensamos que no tiene valor.

Esa actitud se llama agradecimiento y muchos la reservamos para ocasiones escasas, porque pensamos que pocos momentos son de agradecer ya que no hemos descubierto que cada momento tiene algo positivo que contarnos.

En el momento que conviertes tu vida en una queja, bloqueas todos tus sentidos hacia la belleza de todas esas personas, cosas y circunstancias que te rodean, y es eso lo que te impide ser feliz.

Pero cada día es una gran oportunidad para que despiertes a esa belleza que se te pasa desapercibida, y eso se hace agradeciendo todo lo que te rodea como una ráfaga de vida que alimenta tu interior.

¿Por que es tan importante ser agradecido?

Aunque desde pequeño te hayan enseñado que el agradecimiento es algo que tiene que ver con la educación, lo cierto es que el agradecimiento tiene que ver más con aflorar un sentimiento positivo en tu interior que te haga valorar la vida que tienes como un gran regalo y así te sientas motivado a mejorarla.

El agradecimiento tiene que ver más con estar despierto que otra cosa, ya que el que no se siente agradecido, todavía no ha despertado al misterio de la vida, ese que te llena de sabiduría con cada circunstancia.

Para que despiertes a la vida no hay mejor manera de hacerlo que convirtiéndote en una persona agradecida, ya que eso lo que hará sera que recibas cada momento con un gran abrazo.

El reducir tu expectación a momentos cumbres de tu vida, es perder gran parte de tus vivencias, porque la vida es todo, los buenos momentos que te alegran, los malos momentos que te acercan a otras personas, y esos momentos casuales que te hacen pensar que la vida es magia.

Elimina la queja para dar paso al agradecimiento

La queja es claramente lo contrario al agradecimiento, además de que solamente tienes que ser un poco consciente de tu interior para darte cuenta de que mientras te quejas llenas tu cuerpo de energía negativa.

Lo cierto es que la queja puede ser una buena señal que te muestra claramente que quieres cambiar algo de tu vida que no te gusta, pero el problema comienza cuando alargas esa queja, ya que eso te incapacita para buscar una salida a la situación desagradable que estas viviendo.

Así que lo mejor es que escuches tu primera queja, pero que el siguiente paso no sea el de seguir quejándote, sino que el de caminar hacia una solución o crear un nuevo camino que te lleve a mejorar tu vida y te haga sentir satisfecho.

Cuando empieces a quejarte, pregúntate ¿Si esto no me gusta, que es lo que si que me gustaría?, Para después encaminarte a esa vida que si que te gustaría vivir, claro esta, necesitas saber como hacerlo y ser consiente de esas herramientas internas que te llevaran a esa meta.

Utiliza la queja como el impulso que te hace saltar hacia un propósito, esa razón para seguir luchando hacia esa meta que hará que tu corazón sonría tanto que no haya espacio para el sufrimiento.

Cómo convertirte en una persona agradecida te puede llevar a la felicidad

Como comenzar a crear una actitud agradecida

Cuando nacemos, ya nacemos con la virtud del agradecimiento, todo es nuevo para nosotros y nuestros ojos se abren sorprendidos de todo lo que nos rodea, mientras nos sentimos repletos de esa energía positiva.

Todo cambia cuando vamos creciendo, todo lo que era para nosotros una maravilla, se convierte para nosotros en momentos vacíos. Nuestros pensamientos, preocupaciones y peleas internas nos alejan de los tesoros que nos rodea.

Así que parece ser, que más que aprender a ser agradecido, tienes que desaprender a ser esa persona demasiado adulta, para dar la bienvenida de nuevo a ese bebe sorprendido por la vida.

Desde que te levantas hasta que te acuestas debes de dar las gracias por cada instante de tu vida y todo lo que conlleva ese instante. Debes de agradecer el primer rayo de sol que entra por tu ventana, al igual que la primera nube que tapa ese mismo sol.

Debes de agradecer cualquier gesto de amabilidad de las personas, por muy pequeño que sea, al igual que también puedes agradecer el perder ese autobús que te llevaba al trabajo, porque quizás eso sea una pequeña casualidad que si la observas puede mostrarte algo positivo.

Convierte el agradecimiento en un habito

Cuando una persona aprende a ser agradecida, también aprende a ser feliz, porque ya no vende su felicidad a las circunstancias de la vida, porque ella ya es capaz de ver que detrás de toda circunstancia hay un mensaje merecedor de escuchar, un mensaje que la llenara de sabiduría.

Cuando conviertes el agradecimiento en un habito, te abres a las posibilidades de mejorar tu vida, porque la base para mejorar tu vida, es ser capaz de apreciar que todo lo que te rodea puede ser un gran trampolín que te impulse a tus sueños.

El agradecimiento impide que te alojes en el pasado y que te pierdas en un futuro que todavía no ha llegado, porque te abre la capacidad de ver el poder del presente, mostrándote esos pequeños milagros que antes te pasaban desapercibidos.

banner-autoestima-recursos

Cómo dejarte caer dulcemente en los brazos de la felicidad eterna

Cómo dejarte caer dulcemente en los brazos de la felicidad eterna

La vida no esta obligada a honrarte con felicidad ni dicha, pero aun así esa vida te regala un nuevo día para que tú mismo lo llenes de alegría y propósitos, de ilusiones y esperanzas.

Después de que hayas llenado ese día de queja y enfado, ella vuelve a creer en ti y te brinda un día más y otro más y otro más, llenando tu vida de oportunidades que se pierden en tu indiferencia.

La felicidad va a llegar a tu vida el día que seas capaz de abrazar ese nuevo día como una gran oportunidad, llenándola de toda esperanza, ilusión y sueños dispuestos a ser cumplidos.

Si hoy te vas a dormir pensando en lo que no has logrado hoy, piensa mejor en lo que vas a lograr mañana, si de verdad eres capaz de honrar ese nuevo día, porque por muy difíciles que sean las circunstancias, siempre hay un espacio para reconstruir lo destruido y siempre hay momentos para levantarse después de la caída.

¿Que es y donde está la verdadera felicidad?

La felicidad no es algo que buscas y encuentras, la felicidad es una decisión ante una gris realidad, la decisión de que a pesar de todo lo malo, has decidido ver el lado positivo de las cosas, convirtiendo la felicidad en tu mejor actitud.

La felicidad que tanto deseas no está en lo que se fue ni en lo que vendrá, está en el valor que le das a la vida que te rodea, porque cuando eres capaz de ver una sonrisa en todas las cosas y situaciones de tu vida, es imposible que no te dejes llevar por esa fuerza natural llamada felicidad.

La felicidad deja de ser felicidad cuando la conviertes en una posesión, le felicidad deja de brillar cuando la comienzas a pulir, al igual que la naturaleza que nos rodea comienza a morir cuando el hombre la quiere poseer.

Si te propones ser feliz y conviertes la felicidad en un proyecto, ignoraras que la felicidad te está ya seduciendo las veinticuatro horas del día y que solo es cuestión de que despiertes para que ella fluya en tu vida como lo hace ya tu propia sangre.

 

Decide ser tu mismo el que llene su vida de felicidad

Da un toque de felicidad a cada paso que des hacia tus objetivos, y la impaciencia desaparecerá, convirtiendo tu largo camino en un libre y sano impulso hacia tu cima más alta.

Si te levantas sintiendo que tienes que ir detrás de un mundo que te ignora, decide ser feliz, y ese mundo te rogara que le des parte de tu esplendor.

En realidad no estas en manos de una sociedad ni de un mundo que te ignora, estas en manos de tu propia actitud, si tu actitud es morir, morirás y si tu actitud es vivir, vivirás.

No hay joya que pueda brillar más que la que uno se diseña a su medida, porque nadie más que uno sabe lo que su corazón le pide cada mañana al despertar.

 

Si la tristeza ha inundado tu vida, deja espacio para que entre la felicidad

La tristeza es algo que vas a necesitar en tu camino, porque ella es ese espacio donde descansaras de los grandes golpes y el elixir que curara tus heridas, pero nunca olvides que en tu grandeza hay sitio para la alegría y la tristeza, para el descanso y para el trabajo, y que la felicidad sera el impulso final que dará sentido a tu vida.

Permite que las emociones fluyan por tu interior, dales voz comprendiéndolas y veras que el equilibrio y la armonía dará paso a esa felicidad tan deseada por ti.

Te has equivocado poniendo la felicidad en manos de un destino incierto, porque lo cierto es que cuando más adversidad hay en tu vida, más necesitas que la felicidad abite en ti, dándote fuerzas para vencer tus peores obstáculos.

 

Cómo dejarte caer dulcemente en los brazos de la felicidad eterna

 

La felicidad es simplemente volver a aprender a nacer y a ser uno mismo

Seras feliz cuando hagas de cada día un nuevo espacio para llenarlo de lo mejor que tienes en tu interior, y cuando sientas que cada instante de tu vida es una pequeña oportunidad para liberarte de tu pesado disfraz.

Porque acuérdate que la felicidad va cogida de manos de la libertad, la libertad de ser tu mismo, la libertad de expresar lo que sientes, y la libertad de soñar y crear la vida que quieres.

Seras feliz en el momento de que dejes de buscar esa felicidad, abriendo tus sentidos para ver que ya está en tu vida. En este mismo instante en el que lees este post, la felicidad ya te está acariciando.

No hay personas infelices, sino que personas indiferentes a la potencial vida que les rodea, ciegas a las oportunidades de la vida y corriendo hacia una felicidad superficial, mientras huyen de la felicidad real.

 

 

 

Cómo entender y comprender la vida, nos puede traer la felicidad

 

Si hay mucha gente infeliz, realmente no es porque la felicidad no haya llegado a sus vidas, en realidad es que muchos no entienden a la vida y no entienden porque estamos aquí.

Igual que nuestro cuerpo suelta aire y recibe, nosotros estamos aquí para dar y recibir, la vida en si es eso, y así la debemos entender.

Cuando nos creamos ideas propias de que aquí hemos venido a esto o a lo otro, montándonos una idea de lo que debería de ser la vida, es cuando llega a nuestra vida la frustración, porque eso que creíamos que habíamos venido a hacer no nos llena.

Si entendemos que aquí hemos venido ha procrear a hacer dinero, a casarnos, a tener éxito o a conseguir la casa de nuestros sueños, basamos nuestra vida en tener, y tarde o temprano nos daremos cuenta de que el simple hecho de tener o conseguir no nos va a hacer felices.

Si estuviéramos recibiendo siempre regalos, veríamos aun así que nos falta algo, y luego averiguaríamos que cuando somos nosotros los que regalamos, sentimos una satisfacción que uniéndola con recibir regalos, enriquece nuestra vida. Es así entonces como debemos de entender la vida.

Nunca deberíamos de sentirnos vacíos y infelices si somos capaces de seguir el ciclo de la vida, el dar y recibir. Veremos con el tiempo que necesitamos las dos cosas, como cuando inspiramos y espiramos.

Cómo ser feliz estando solo

 

Ya muchos saben que la autentica felicidad se consigue desde el interior, eso hace que cualquier persona en este mundo pueda alcanzar esa felicidad, pero como muchos comienzan a buscarla fuera, ignorando su interior, lo único que consiguen es dejar su felicidad en personas y cosas que quizás no puedan responderte siempre.

Cuando una persona consigue sentirse realmente bien con ella misma, siente equilibrio y bienestar interior, deja de tener esa ansia de búsqueda que casi siempre acaba en frustración.

Para encontrar la felicidad interior, debemos de comenzar a ejercitar nuestro espíritu interior, cuando dejamos espacio para que nuestro autentico yo se exprese, estamos creando a la misma vez felicidad en nuestro interior, ya que nuestra autentica esencia expresada, es en si felicidad.

Pero la pregunta es, como dejamos que nuestro autentico yo se libere y se exprese, y la respuesta es que si que hay una cosa que tenemos que buscar en nuestro exterior, tenemos que buscar esa actividad, arte o vía de expresión, que invite a nuestro espíritu a resurgir, liberarse y crear.

Cada persona es un mundo, y si a alguien lo que le estimula a ser feliz es bailar, no quiere decir que a nosotros también, debemos de buscar esa actividad que nos libere de tal forma, que nuestro sufrimiento quede enterrado ante tanta grandeza.

De un dia a otro no nos vamos a convertir de personas tristes a felices, pero si que vamos a comenzar a saborear poco a poco esa felicidad, y todo dependerá de nuestra apertura a lo que estamos haciendo, contra mas nos  dejemos llevar, cuando menos bloqueos tengamos, mas disfrutaremos con esa cosa que nos hace sentirnos únicos y auténticos.

Cuando buscamos en nuestra vida diaria actividades o cosas que sacan lo mejor de nosotros, comenzamos a busca a la autentica felicidad.

Si en la vida estamos haciendo actividades o trabajos que no sacan nuestros mejores frutos, debemos de plantearnos cambiar de dirección, la vida no tiene sentido si nuestro espíritu no respira.

ser feliz estando solo

Cómo ser feliz sin la aprobación de los demás

Para ser feliz sin la la aprobación de los demás, debemos de empezar a creer en nosotros mismos

Las personas buscamos constantemente la aprobación de los demás, muchas personas viven y construyen su vida buscando la aprobación de los demás.

Lo cierto es que no solamente no necesitamos la aprobación de los demás, sino que es un gran error buscarla constantemente, ya que nos desviamos de nuestro autentico camino, para estar en manos de los demás.

Nuestra brújula en la vida tiene que estar hecha de sentimientos internos, de nuestros sueños, nuestras emociones y nuestros sentidos. Confiar en nuestros sentimientos y reflexiones internas, sera la mejor guiá para nosotros, y lo que hará que dejemos de buscar esa esperada aprobación de los demás, para empezar a caminar por nosotros mismos.

Cuando estamos constantemente buscando que los demás nos digan que somos buenos en algo, es que en el fondo creemos que no lo somos, entonces, esta claro que no creemos en nosotros mismos.

Las personas que van constantemente buscando la aprobación de los demás, en el fondo buscan la suya propia, el mejor camino para empezar a creer en nosotros mismos, es buscar nuestras fortalezas internas y talentos ocultos.

Debemos de empezar a buscar nuestros talentos ocultos, teniendo la certeza de que los tenemos, ya que debemos de saber que no hay ser en este mundo que no tenga talento en su interior.

Para encontrar nuestras fortalezas internas, debemos de buscar una vía de expresión donde podamos expresarnos y experimentar, debemos de buscar nuestro espacio y materia con la que conectar nuestra creatividad.

No hay persona sin talento, sino que persona que no es capaz de ver su talento, no hay persona sin capacidad, sino persona que no cree en su capacidad.

ser feliz sin la aprobación de los demás

Cómo ser feliz en la oscuridad de la vida

Ser feliz es equivalente a ser verdaderamente uno mismo

Ser feliz no es algo que se aprende, sino algo que se lleva dentro por naturaleza, todos nacemos con esa felicidad, pero cuando crecemos nos olvidamos de ella.

Nuestros pensamientos y emociones negativas y nuestro condicionamiento social nos separa de esa felicidad, quedando olvidada y enterrada en nuestro interior.

De un día para otro no podemos eliminar totalmente todo ese condicionamiento negativo que llevamos dentro, pero si que podemos ser conscientes de que no nos debemos de guiar por ese engaño.

Para ser felices, aunque exista en nuestro interior esa negatividad, dejaremos de guiarnos por ella para guiarnos por nuestro espíritu interior o nuestro autentico yo, que es lo mismo que decir que debemos de ser nosotros mismos.

La felicidad en nuestro interior la manifestamos en el momento que somos nosotros mismos y empezamos a hacer lo que nos gusta, ofreciendolo al mundo.

La felicidad se consigue sin mirar a la oscuridad, por mucha que haya en tu vida, para empezar a mirar a la luz, por muy poca que haya en tu vida.

No se trata de aprender a ser feliz, sino de explotar lo que llevas en tu interior desde que naciste. Por mucho que busques la felicidad fuera, no seras verdaderamente feliz, sino eres capaz de reconocerla en tu interior. La felicidad nunca nos abandona, somos nosotros los que la ignoramos constantemente.

ser feliz