Archivo de la etiqueta: nuestro niño interior

3 claves para cuidar tu niño interior con éxito

meditación niño interior

Ignorar nuestro interior solo nos lleva a la infelicidad, porque dentro de nosotros esta ese niño que sueña sin límites lleno de esperanza.

Dejamos de escuchar a ese niño interior en el momento que decidimos vendernos a las miradas de los demás, obsesionados por ser aceptados por la superficialidad.

En este nuevo post te doy unos consejos para invitar de nuevo a ese niño juguetón a que salga a llenarte de ilusión y de sueños.

 

Pregúntate que cosas haces para ti y que cosas haces para los demás

Tu vida se puede dividir perfectamente en dos partes, el tiempo que te dedicas a ser tu mismo y el tiempo que te dedicas a seguir la rutina que la sociedad te marca.

El equilibrio se pierde cuando utilizas la mayor parte de tu tiempo en llenar las expectativas de lo que los demás esperan de ti y dedicas poco tiempo a sentirte bien contigo mismo.

Haz una lista de las cosas que haces porque debes de hacerlas para contentar y otra lista de las cosas que haces para disfrutar de ti mismo simplemente porque es lo que deseas desde tu interior.

Si la lista de cosas que haces para contentar a los demás es más larga que la que lista de tus propias necesidades, es que te has olvidado por completo de tu verdadera felicidad.

tecnicas para sanar tu niño interior

Aquí te dejo unas frases que te ayudaran a despertar tu niño interior. www.niñointeriorfrases.com

 

Elimina esas cosas de tu vida que no te llenan y que solo haces por agradar

Seguro que te peguntas muchas veces porque estás tan falto de energía, pero aunque puede ser por muchas cosas, la mayoría de veces es porque gastamos esa valiosa energía en hacer cosas innecesarias.

Queremos estar a la altura de los demás, deseamos la perfección en nuestra vida y que los demás nos acepten, pero por ello pagamos un precio alto, pagamos alejándonos de nuestra autenticidad.

Comienza a borrar de tu vida esas acciones o hábitos que te hacen sentir vacío y que te hacen dar pasos hacia él sin sentido.

Comienza a descargar de tu espalda el peso de la perfección y permítete caer en esos nuevos espacios que te invitan a ser tu mismo.

 niño interior herido

Comienza a crear hábitos en tu vida que despierten tu niño interior

Ahora que has eliminado de tu vida esas acciones que te alejan de tu esencia, aprovecha el vacío que ha quedado para llenarlo de hábitos que te acerquen a tu niño interior.

Vuelve al pasado y recuerda los suspiros de ese niño tan lleno de vida, pregúntate que sueños hacían que su pequeño cuerpo brincara y apúntalos en una hoja.

Recuerda ese pasado donde los nuevos retos hacían que tus ojos tuvieran un brillo descarado que mostraba que la vida podía romper las barreras de la desilusión.

Ahora en el presente pregúntate como podrías llevar a cabo esos sueños por los que ese niño suspiro, de que forma, donde y como podrás hacer de nuevo sonreír a ese niño que se alimentaba de curiosidad y de sonrisas.

hooponopono niño interior

 

El vació en nuestro interior se llena cuando damos rienda suelta a nuestro niño interior

Muchos sienten un vació en su interior, y se desesperan por llenar ese vació con cosas superficiales que solamente pueden servir de parches temporales.

Muchos intentan llenar ese vació con otras personas, pero lo cierto es que esas personas nos pueden aportar cosas muy positivas, pero jamas van a llenar nuestro interior. Las personas son una vía para mostrar nuestra expresión, pero no pueden ser la expresión que llena nuestro interior.

Esos vacíos que tenemos en nuestro interior, no son mas que espacios que están ansiosos por ser llenados, son como esas hojas en blanco donde hay que pintar o escribir, pero en nuestro caso si no comenzamos a crear algo en ese espacio, comenzamos a frustrarnos y a buscar perdidos en el exterior, lo que no somos capaces de crear en nuestro interior.

Ese vació en nuestro interior, también se debe a que  hemos impedido que ese niño que tenemos dentro siga jugando, nos hemos hecho adultos, o mejor dicho hemos pensado que hacerse adulto y madurar, implicaba matar a ese niño creativo y tan lleno de vida que estaba en nuestro interior.

Podríamos haber crecido y madurado cogidos de la mano de ese niño que tanto nos podría haber enseñado, pero gente adulta nos dijo que nos teníamos que separar de ese niño para que tuviéramos un sitio en la sociedad.

Pero lo que debemos de matar realmente no es a ese niño, sino que a esas viejas y falsas ideas que nos dicen que para ser completos y maduros, tenemos que matar a esa creatividad que jugueteaba en nuestro interior cuando eramos niños.

Cada persona ha de encontrar su propio camino para reencontrarse con ese niño olvidado, ese niño que volverá a llenar de vida su interior.

Aunque cada uno ha de encontrar su camino, hay algo claro que todos debemos de hacer para volvernos a sentir repletos de vida, y eso es deshacerse de las ideas falsas que nos tienen condicionados a ser quien realmente no somos o no queremos ser, deshacernos de todo lo que hacemos para ser aceptados, para hacer simplemente lo que nuestro verdadero yo desea hacer.

Para volver a sentir la plenitud interior, debemos de quitarnos todas las mascaras y capas que han enterrado a ese niño que sufre limitado en nuestro interior, cuando así lo hagamos, dejaremos un espacio para que ese niño juegue, aprenda y construya.

Dejaremos que ese niño se haga adulto, pero con un corazón de niño, dejaremos que ese niño aprenda de la sabiduría de la vida y que se salte esas clases en las que el maestro es esa sociedad superficial.

vació en nuestro interior