Archivo de la etiqueta: lograr metas

Cómo podemos comenzar a caminar hacia el éxito en nuestra vida

¿Es realmente el éxito importante en nuestras vidas?

Son muchas las personas que desean el éxito en su vida y se frustran si no lo consiguen, lo cierto es que el éxito no es lo más importante en la vida, pero algo tiene, que nos quita el sueño.

Es cierto que no nos debemos de dejar llevar por esa obsesión de conseguir tener éxito en la vida, pero quizás quitarle toda importancia, no es el mejor camino.

Si el deseo del éxito realmente nos quita el sueño, es porque detrás del deseo de tener éxito en la vida, hay ciertas inquietudes, que de alguna manera deberíamos de escuchar y tener en cuenta.

el éxito en nuestra vida

Para conseguir el éxito, debemos de tener claro que es el éxito para nosotros

El primer paso hacia nuestro éxito, debe de ser, el preguntarnos que es el éxito para nosotros, o mejor dicho, debemos de profundizar y preguntarnos que es lo que va a hacer que nos sintamos triunfantes, satisfechos y llenos por dentro.

Cada persona es un mundo, y por eso jamas debemos de pensar que el éxito de los demás, debe de ser el nuestro propio, debemos de asimilar que cada persona tiene una misión en este mundo, y el éxito se basara en el logro de esa misión.

Cuando tengamos claro que es lo que va a hacer que nos sintamos triunfantes, debemos de ser consciente de que todo lo que queramos hacer o lograr en la vida, a de estar en buena sintonía con las demás personas, no hay un éxito autentico, si no es en conexión positiva con los demás.

Para tener éxito, debemos de buscar nuestro sitio en el mundo

Debemos de ser conscientes de que el éxito en la vida se consigue cuando encontramos nuestro sitio en el mundo, un sitio donde podemos expresar nuestros mejores talentos, y ellos son recogidos por otras personas, como son recogidos de manera natural las frutas, por los propios recolectores.

Debemos de quitarnos de la cabeza, que el éxito es solo de unos pocos, ya que éxito está destinado a todo el mundo que es consciente de cual es su sitio en el mundo, y traza un camino hasta que consigue estar en su sitio, luchando por expresar su talento.

Si sabemos cual es nuestra misión y trazamos nuestro camino hacia ella, utilizando nuestras herramientas internas, con esfuerzo y voluntad, el éxito llegara a nuestra vida, de manera natural.

suscribete

Que es lo que tenemos que hacer cuando nuestros proyectos no salen como queríamos

Cuando las cosas no nos salen como queríamos, tendemos a derrumbarnos porque las expectativas se quedan lejos, pero lo cierto es que solamente tenemos que levantar la cabeza para ver que después de ese camino que no nos ha acabado de llevar a donde queríamos, comienza otro que nos acerca más a ese sueño.

Cuando el mundo se nos cae encima, somos muchos los que nos limitamos a finalizar nuestro proyecto, pero eso es lo mismo que decir que nuestra vida ha terminado antes de que hayamos muerto, y eso tiene poco sentido.

La vida comienza cuando nosotros queremos seguir, y si nuestro proyecto de vida se ha roto, es porque debemos de cambiar de camino, no finalizar nuestro proyecto. Quizás nuestro proyecto ha de cambiar de forma, quizás nos tengamos que reinventar o cambiar muchas cosas, pero nuestro proyecto jamas ha de terminar.

Es cierto que a veces es bueno llorar y desahogarse cuando las cosas nos salen mal, pero por otra parte el que arranquemos a llorar cuando nuestro proyecto se rompe, es lo mismo que dar la razón al fracaso, cuando en realidad el fracaso no existí si decidimos continuar por el camino, en vez de rendirnos.

Es una perdida de tiempo que después de una caída, nos compadezcamos de nosotros mismos, diciéndonos que el éxito no está hecho para nosotros, porque la verdad es que el éxito está hecho para quien realmente desee luchar por él.

El éxito no esta en el trofeo que nos llevamos al final del camino, sino que una actitud de superación ante los retos de nuestra vida, sus derrotas y sus victorias. Por ello, ante toda derrota externa, nuestro semblante ha de ser el de una persona que sabe que todo es pasajero y que lo que importa realmente es esa vida que tenemos dentro y que nos invita constantemente a seguir a pesar de todo.

suscribete

nuestros proyectos

El poder esta en cada paso que damos hacia nuestras metas

Mientras nuestra mente esta en el futuro, y soñamos con lo que conseguiremos, obsesionados por llegar a nuestra meta, ignoramos el gran poder que tiene cada paso que damos hacia esa meta, porque por muy simple y pequeño que sea el paso que damos en cada momento, se hace poderoso cuando nos dirige hacia donde nuestro espíritu nos señala.

En cada paso que damos hacia nuestra meta, se rompe una pequeña barrera, esa que nos hace engañosamente ver que no tenemos capacidad para llegar a donde queremos, cada paso en nuestra vida, es una pequeña muestra o demostración de que si que tenemos esa gran capacidad de llegar a donde queremos llegar.

La impaciencia nos hace desvalorar esos pequeños pasos, pero lo cierto es que si fuéramos conscientes de que en cada paso que damos hacia una meta digna, hay un crecimiento, veríamos que simplemente ese humilde crecimiento seria suficiente para sentirnos llenos y plenos, aunque no hayamos llegado todavía a esa meta.

Si realmente queremos conseguir nuestros propósitos en plenitud, hagamos que el camino que nos lleva a ellos, sea un camino enriquecedor, y que así cuando acabemos ese camino, seamos capaces de mirarnos a la cara, porque hemos hecho el bien a todo y a todos los que nos hemos encontrado en el camino.

Si realmente queremos lograr algo en la vida, no llenemos nuestra vida de excusas, sino que hagamos que nuestro logro, sea la escusa para trazar nuestro gran camino.

suscribete

 nuestras metas

Lo que deberíamos saber sobre nuestros fracasos

Son muchas las personas que se frustran cuando no consiguen sus propósitos, pero la frustración jamas debería de existir cuando la vida sigue estando llena de oportunidades para conseguir  metas. Nuestros fracasos nos indican que no hemos acertado, pero también indican que somos personas de acción y que somos perseverantes.

 

Siempre nos da la sensación de que cuando fracasamos en algo, nos vamos hacia atrás, en cambio eso realmente es un autoengaño mental, ya que nos olvidamos que aunque al final las cosas no han salido como queríamos, hemos trazado un camino en el que hemos aprendido y evolucionado como personas, y eso deberíamos de valorarlo, por muy mal que acabemos.

No es fracasado una persona que sigue sus inquietudes y cae una y otra vez, ya que todo indica que esa persona no se queda pasivamente soñando, sino que va a la acción, interactuando con la realidad.

Si realmente estamos perdidos y cansados de caer una y otra vez, debemos de ser conscientes de que todo apunta a que nuestro espíritu interior nos seguirá empujando hacia nuestros sueños, porque hasta ahora es lo que ha estado haciendo, y eso demuestra que estamos abiertos a que se exprese a través de nosotros.

Si realmente estamos cansados de caer una y otra vez, podemos descansar, pero aunque pensemos que ese descanso sera unas vacaciones para nosotros, lo cierto es que por inercia, sera una toma de energía para que nuestro espíritu coja carrerilla para volver a intentar conseguir lo que al final por su perseverancia acabara consiguiendo.

 nuestros fracasos

Guardar

Guardar

Cómo vencer nuestro miedo al futuro

 

Si hay algo que nos quita libertad en nuestra vida, es el miedo al futuro, en cuando tenemos miedo al futuro, dejamos de guiarnos por nuestro instinto interior, y comenzamos a guiarnos por el miedo a lo que pueda pasar.

El miedo al futuro nos atormenta y nos quita paz, pero también cambia el rumbo de nuestras vidas, porque el miedo nos hace preferir ir por los caminos mas fáciles y menos arriesgados, aunque nuestro corazón prefiera los caminos mas difíciles, pero mas intensos y mas enriquecedores.

Nosotros somos creadores de nuestro futuro, y el enemigo de esa creatividad es el miedo, por ello, lo primero que debemos de hacer es reconocer y ser conscientes de que ese miedo esta dominando nuestra vida y nuestro futuro.

Después de ser conscientes de que el miedo manda mas de lo normal en nuestras vidas, debemos de comenzar a imaginar el futuro que realmente queremos en nuestra vida, debemos de comenzar a visualizar nuestra propia vida perfecta o la vida que siempre hemos deseado.

Cuando tenemos claro lo que queremos en nuestra vida, ya tenemos la diana en la  que acertar, ya tenemos a la vista la meta a la que tenemos que llegar, estamos preparados para dibujar nuestro camino a una vida mejor, estamos preparados para guiar nuestra propia vida y quitarle el timon de ella a ese farsante miedo.

Aunque no nos podemos quitar de un día para otro ese miedo al futuro, tenemos esa imagen que hemos creado en nuestra mente y imaginación, que nos servirá de agarre y de  guiá en nuestro futuro, mientras poco a poco se debilita ese miedo.

Cuando comenzamos a crear en nuestra mente nuevas y positivas ideas de futuro, se refuerza nuestro enfoque a lo positivo, dejando a un lado al miedo, a través de nuestras ideas positivas de futuro, podemos estimular nuestro cuerpo con nuevas emociones que debiliten a ese miedo.

El problema en nosotros no es el miedo, el miedo es algo con lo que se puede vivir, el problema real es cuando dejamos que el miedo conduzca nuestras vidas, cuando realmente ha de ser un modesto pasajero mas.

vencer nuestro miedo al futuro

Por qué todo el mundo debería de tener un proyecto

Tener un proyecto en nuestra vida, sea el que sea, nos puede ayudar en muchos aspectos, aunque es cierto que muchos piensan que lo que importa es la recompensa del proyecto, en realidad tener un proyecto o una meta, enriquece muchos aspectos de nuestra vida y nos enriquece a nosotros mismos, independientemente de la recompensa final.

Muchas personas siempre andan preguntándose que les falta en la vida, muchas veces intentan llenar su vida con cosas superficiales o se apoyan demasiado en las relaciones, perdiendo así su identidad, en cambio si se propusieran una meta y se enfocaran en un proyecto, equilibrarían su vida y tendrían una nueva ilusión y motivación que les llenara.

Cuando tenemos un proyecto en nuestra vida, sacamos lo mejor de nosotros mismos, esos talentos y fortalezas que no teníamos ni idea de que existieran salen al exterior, porque necesitamos expresarlos para construir nuestro proyecto.

Cuando tenemos un proyecto que nos entusiasma, la vida que no tenia sentido, comienza a tener sentido, ya que comenzamos a sentirnos útiles, porque estamos aportando algo al mundo, es como si nos alineáramos con nuestro autentico camino en la vida.

Sobre todo, si somos personas que nos dejamos llevar por nuestras emociones y pensamientos, nada mejor que  concentrarnos y enfocarnos en un proyecto con el que conectemos, ya que ese enfoque hará que no nos dejemos llevar por esa fuerza que nos pierde, esas emociones y pensamientos tan engañosos.

Lo cierto es que a todos nos satisface y nos alegra la meta final y conseguir ese logro, pero desde luego que la meta final no es la que realmente nos va a enriquecer, ya que es el camino hacia la meta lo que nos hace madurar como seres humanos, por eso es importante pensar que si no hemos conseguido llegar a la meta o conseguir ese logro, hemos ganado mucho en el camino, razón para no arrepentirse jamas de haber iniciado el camino.

proyecto

 

Cómo lograr vencer a la impaciencia

Vencer las limitaciones de la impaciencia

La impaciencia es algo que no nos hace vivir plenamente el día a día, queremos resultados ya, queremos llegar a la meta ya, y eso no solamente hace que vivamos ansiosos y angustiados, sino que también hace que nuestros pasos hacia la meta los hagamos mas torpemente y así no lleguemos a nuestros objetivos.

Cuando tenemos una meta debemos considerar que vamos a comenzar una carrera de fondo y no un sprint, pero muchos empezamos a correr acelerados como si la carrera fuera de 5 kilómetros, cuando en realidad es de 40 kilómetros, eso hace que quememos toda nuestra energía al principio de la carrera, quedándonos sin energía para terminar toda la carrera.

Cuando tenemos un adjetivo y estamos al principio es difícil no entusiasmarse, inquietarse y impacientarse, por eso lo mejor es calcular el tiempo que mas o menos nos va a llevar ese proyecto y dividir ese tiempo que nos va a llevar a ese proyecto en varios tramos de tiempo, lo que quiere decir que dentro de la propia meta, tengamos pequeñas metas que nos lleven a la meta final.

Si en un año nos hemos propuesto conseguir un propósito, debemos de medir nuestra trayectoria en pasos, exigiéndonos cada cierto tiempo pequeños logros que nos van acercando a nuestra meta, esos pequeños logros no solamente nos hacen tocar tierra firme, ya que vamos paso a paso, sino que ademas son pequeños premios que nos estimulan para llegar a la meta final.

Visualiza tu camino hacia tu objetivo como si fuera una escalera que subes hacia el, pero esta vez etiquetando cada escalón como una pequeña meta que logras y disfrutas, siempre disfrutando de cada escalón como un logro dentro del logro mas grande, satisfecho de cada escalón que subes como una meta conseguida. Veras así como no solo terminaras tu carrera con buenos tiempos, sino que habrás disfrutado plenamente de ella y habrás vencido a la impaciencia. No te olvides de algo muy importante, aprende de cada escalón que subas para así mejorar en el próximo escalón, eso te ayudara a alcanzar tu meta.

La impaciencia