Archivo de la etiqueta: La autoestima

Cómo dejar de gustar a los demás para gustarnos a nosotros mismos

Las personas nos olvidamos de gustarnos a nosotros mismos por querer agradar a los demás

Muchas de las preocupaciones que tenemos las personas se basan en lo que la gente piensa de nosotros, nos llega incluso a importar mas lo que los demás piensen de nosotros, que lo que nosotros pensamos de nosotros mismos.

Si nos dejara de preocupar lo que piensan los demás de nosotros, nos quitaríamos un gran peso de encima, ya que llevamos mucho tiempo condicionados y amoldándonos para gustar a la gente, y eso se convierte en una presión muy grande para nosotros.

Nos hemos casi programado para dar una imagen buena de nosotros mismos a los demás, por ello muchos no nos damos cuenta de que mas que amoldarnos a nuestras necesidades mas profundas, estamos amoldándonos a lo que la gente quiere ver de nosotros, pretendiendo ser un prototipo de persona aceptada en esta sociedad.

Si lo analizamos bien, en el momento que nosotros pretendemos ser ese prototipo de persona aceptada en la sociedad, perdemos toda nuestra personalidad, esa personalidad que nos hace únicos y interesantes.

Cuando nuestro esfuerzo diario esta enfocado en ser esa persona aceptada, no somos capaces de salir de esa linea recta que no nos deja ser nosotros mismos y que no da rienda a nuestra creatividad.

Tiene que llegar el día en el que nos quitemos ese peso tan grande al que nos hemos acostumbrado tanto, que sentimos que forma parte de nosotros, pero el día que nos lo quitemos de encima, nos sentiremos tan aliviados que seremos conscientes de que no pertenecía a nosotros.

Para cortar ese vinculo que tenemos con esa persona perfecta y aceptada por la sociedad a la que tanto nos queremos parecer, a costa de vender nuestro espíritu, debemos de empezar a ser conscientes de cada paso que damos en la vida, preguntándonos porque damos ese paso, para acercarnos a ese prototipo superficial o para acercarnos a nosotros mismos.

suscribete

gustarnos

Cómo comenzar a trabajar el amor propio

Debemos de ser conscientes del trato que nos damos a nosotros mismos

El amor propio es algo que las personas trabajamos bien poco, el verdadero amor propio comienza en el momento que empiezas a ser consciente del trato que te estas dando a ti mismo.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, cometemos muchas torpezas con nosotros mismos, no somos comprensivos con nuestra manera de actuar, nos auto-criticamos y somos muy auto-exigentes. Solamente siendo conscientes de ello, podemos comenzar a cambiar.

No solamente debemos de ser conscientes de la manera en que nosotros mismos nos tratamos, sino que también debemos de observar y estudiar como nos tratan las personas que nos rodean diariamente, debemos de ver si estamos permitiendo que ciertas personas nos utilicen, si dejamos que nos humillen o permitimos el maltrato psicológico en alguna de sus formas.

No debemos de olvidar que si esas personas que nos rodean nos están tratando mal de alguna forma, nosotros somos los mas responsables de que esto ocurra, porque lo estamos permitiendo, debemos de  hablar con estas personas y si no entran en razón cortar con ellas, y si es difícil cortar con ellas, debemos de empezar a buscar el camino para alejarnos de ellas.

Debemos de empezar a tener hábitos de amor con nosotros mismos, y que mejor manera que elegir a las personas que sepan transmitirnos mas  sinceramente ese amor.

Imagina que harías con una persona de la que estas enamorado, piensa en las cosas que harías con ella y en los detalles que tendrías, después visualizate como esa persona y empieza a desarrollar esos hábitos positivos y acciones de amor hacia ti mismo.

Como comenzar a trabajar el amor propio

 

La autoestima. Como empezar a trabajar la autoestima

La autoestima la debemos de alimentar nosotros mismos

Las personas dejamos nuestra valía en manos de otras personas, dejamos que los demás nos pongan nota, que sean ellos los que digan si valemos o no, que digan si somos útiles o inútiles, nos levantamos de la cama, nos miramos al espejo y nos preguntamos si seremos aceptables para esta sociedad.

Si la sociedad nos da un 10 estamos felices, si nos da un 5 nos conformamos y si suspendemos nos sentimos tristes, ponemos las antenas para escuchar lo que dicen los demás de nosotros, pero hemos olvidado escuchar a la persona de la que mas nos incumbe su opinión, nosotros mismos.

En nuestra vida solamente nosotros mismos deberíamos tener el derecho a darnos una puntuación y valor, los demás no son nadie para medir nuestros talentos y valías, porque la mayoría solamente va a puntuar nuestra cara externa, no nuestra realidad, la realidad que solamente podemos conocer nosotros.

Es un gasto de energía querer agradar a los demás constantemente, sin embargo gastar energía en gustarnos a nosotros mismos, hace que esa energía crezca, tomarnos la molestia de conocer lo bueno que tenemos dentro, para luego premiarlo, es el camino que debemos de tomar, porque cuando estamos profundamente seguros de nuestro talento y valía, lo que digan los demás de nosotros, poca fuerza tendrá ya en nuestras vidas.

La autoestima