Cómo convertirte en esa persona fuerte e indestructible que siempre soñaste ser

convertirte en una persona fuerte

Que persona no ha soñado alguna vez en ser una persona fuerte e indestructible, sobretodo en las situaciones difíciles de la vida, esas en las que nos vemos tan vulnerables que parece que nos vayamos a romper. Pero si quieres convertirte en una persona fuerte, tienes que descubrir donde está la autentica fortaleza.

Pero lo cierto es que muchas veces confundimos la fortaleza con no llorar y no rendirse, cuando lo cierto es que necesitas llorar de vez en cuando para recuperar las fuerzas, al igual que alguna vez es necesario rendirse, para descansar y salir reforzado.

Lo cierto es que la verdadera fortaleza nace del interior, y cuando más poder tiene es cuando somos capaces de ser conscientes de toda esa poderosa energía que fluye dentro de nuestro cuerpo.

 

Donde podemos encontrar nuestra verdadera fortaleza

Nunca te digas que eres débil, porque es una manera de ignorar que existe en ti esa fortaleza que todo ser tiene, porque en la esencia de todo ser esta la suficiente fuerza para luchar contra la adversidad y conseguir sus propósitos en la vida.

Si realmente piensas que eres débil, es simplemente porque has ignorado esa fortaleza o realmente no sabes donde esta. La ignorancia de nuestros tesoros internos, hace que no brillen y que no se expresen, y es eso mismo lo que ocurre con tu fortaleza.

Hay distintos caminos para descubrir tu fuerza, y uno de ellos es proponerte un reto que te saque de tu zona confort, eso hará que te marques un camino difícil que te abrigara a sacar todas tus herramientas internas, esas herramientas y la conciencia de que las puedes usar, son las que te convertirán en esa persona fuerte con la que sueñes ser.

Solo tienes que mirar hacia el pasado para recordar las veces que te encontraste con la adversidad y tuviste que improvisar con tu imaginación e ingenio mientras resistías hacia ese cambio. Eso te dará la certeza de que si que existe esa fuerza que tanto anhelas en tu interior.

 

La mejor manera de convertirte en una persona fuerte es creer en ti mismo

No importa los ejercicios mentales que hagas para fortalecer tu mente, no importa si vas muchas veces al gimnasio, porque si no tienes en tus veinticuatro horas del día la certeza de que vales y el sentimiento de que eres lo suficientemente fuerte para comerte el mundo, toda la fortaleza que construyas será superficial.

Porque toda virtud interna ha de alimentarse de pensamientos positivos hacia tu ser, porque toda fortaleza interna ha de ser acariciada por una poderosa autoestima.

Así que si no crees en ti mismo, el primer propósito de tu vida debería de ser trabajar tu autoestima, porque cuando tu autoestima se haga fuerte, podrás lograr lo que te propongas.

Para reforzar tú autoestima has de ser consciente de esos pensamientos que te hacen la zancadilla, esos pensamientos que no te dejan ver lo grande que eres, y cambiarlos por pensamientos y palabras que te muestren todas esas virtudes que se te han pasado por alto de ti mismo.

convertirte en una persona fuerte

Renovar, soltar y dejar caer lo que no te sirve, hará que te fortalezcas

Si hay algo que te hace débil, es cargar el pasado en tus espaldas, pero en realidad no solamente me refiero al resentimiento por el daño que te hicieron, ni tampoco a la pena por las perdidas, también me refiero a esas ideas que te inculcaron en el pasado y que ahora solamente te hacen ir hacia atrás.

Porque esas ideas y pensamientos limitantes, no solamente te hacen débil, sino que empobrecen la vida que te rodea, haciendo que te llenes de insatisfacción por no lograr lo que siempre soñaste.

La mejor manera de eliminar esas ideas que te debilitan, es que seas consciente las veinticuatro horas del día de todos los pensamientos que habitan en tu mente, enfocándote en encontrar esos que te limitan y que no te dejan ser tu mismo, impidiéndote así construir la vida que sueñas.

Quédate solo con esos pensamientos que te llenan de sensaciones positivas, esos que te hacen sentir grande y te llenan de energía, porque ellos son el alimento de tu espíritu interior y los enemigos de tu ego.

Acepta tus defectos y aprende de tus fracasos, y la fortaleza será tu identidad

Acuérdate que obsesionarte con ser una persona fuerte, también es una forma de debilidad, así que aceptate tal como eres, y veras que precisamente es esa aceptación la que te da la suficiente fuerza para continuar con tu vida y tus proyectos.

La negación de nuestra esencia y nuestra manera de ser, no solamente nos quita fuerzas, sino que nos impide ver los caminos que nos llevan a nuestros propósitos, porque cuando realmente nos aceptamos y conocemos es cuando sabemos ver que es lo que el mundo necesita de nosotros.

Si estás orgulloso de ser diferente a los demás, si te ríes de tus defectos y ves las oportunidades en tus fracasos, entonces es cuando descubres que la fortaleza esta dentro de ti.

 

 

 

 

Que hacemos cuando la tristeza inunda nuestro cuerpo

 

Cuando nos inunda la tristeza y se apodera de nosotros, poco podemos luchar contra ella, ella ha cogido el mando de nuestra vida, y nuestro ser interior esta tan debilitado que no tiene fuerzas para arrebatarle el trono.

Cuando nuestro ser interior esta debilitado, no le podemos mandar a luchar contra la tristeza, pero lo mejor que podemos hacer es alimentarlo bien para que se fortalezca, y estimularlo para que vuelva a resurgir.

Pese a los golpes de la vida y a tener que tragar cosas que no nos gustan, no podemos ignorar esa fuerza que nos hace continuar, ese ser interno que nos empuja pese a habernos convertido en lastres, asi porque no creer que dándole un buen alimento, ese ser puede hacer milagros.

Para empezar a alimentar nuestro espíritu interior, lo primero que debemos de hacer es dejar de ignorarlo, sino lo hubiéramos ignorado durante tanto tiempo, no estaría prácticamente desaparecido, y emociones como la tristeza no se hubieran adueñado de nosotros.

Nuestra vida es muy corta, para no escuchar todo lo que nos tiene que decir nuestro espíritu interior, el es un sonido constante que nos manda sonidos de alegría, sabiduría y energía positiva, nuestra ignorancia ha preferido  abrirse a la superficialidad, y por ello somos tan débiles.

Detrás de tanto disfraz, ruido y parloteo mental, esta esa esencia que nunca nos falla, aunque nosotros a ella constantemente si que le fallamos, saber captarla y hacerla nuestra, es el secreto para que la tristeza sean una débil y pasajera invitada en nuestra casa.

cuando la tristeza inunda nuestro cuerpo

Guardar