Archivo de la etiqueta: encontrar la paz

Cómo perdonar cuando nos cuesta tanto perdonar

 

Muchos ya saben que uno de los mejores caminos para sentirse en paz y equilibrar la vida, es perdonar, pero que ese sea un buen camino, no implica que sea fácil, sobretodo cuando te han hecho mucho daño.

Para muchos el rencor gana la batalla al perdón, pero lo cierto es que perdonar es la mejor opción, incluso  egoístamente pensando en el gran peso de encima que nos vamos a sacar cuando perdonemos.

Cuando perdonar es para nosotros algo inalcanzable, debemos de encontrar nuestro propio método de perdón, nuestra propia manera de perdonar.

Si lo que tenemos que perdonar es algo reciente, quizás debemos de darnos un tiempo para asimilar ese daño, el dolor debe de aliviarse un poco para que nosotros podamos razonar inteligentemente, cuando estemos preparados para perdonar, veremos que el resto del dolor que quedaba en nuestro interior, se desvanecerá con el perdón.

Cuando ya ha pasado mucho tiempo, y no somos capaces de perdonar, es porque ademas de tener  dolor retenido en nuestro interior, hay una parte de nosotros que todavía vive en el pasado, y es con esa parte con la que tenemos que lidiar.

Debemos de ser conscientes y ver que esa persona que tanto daño nos hizo, no es la misma persona que tenemos en frente nuestro ahora mismo, las personas somos cambiantes, cometemos errores y aprendemos de ellos, una y otra vez, eso hace que aunque nuestro espíritu este latente, esa personalidad y rasgos que hicieron daño hace tiempo a alguien, no sean los mismos o ya no formen parte de nosotros.

Para que nos cueste menos perdonar, debemos de hacer autocrítica con nosotros mismos, mirar hacia atrás en el tiempo y recordar como actuemos con ciertas personas en nuestra vida, y veremos que nuestra inconsciencia  hizo daño a otros, también seguramente veremos que ahora mismo seriamos incapaces de hacer esas cosas que hicieron daño, porque la vida y el tiempo nos han hecho diferentes.

Cuando dejamos de ver a las personas como fotocopias de su pasado, comenzamos a entender que toda persona tiene una evolución en el tiempo, y ello implica que dejemos de odiar a esa persona, porque la hemos desvinculado de esa fotocopia negativa en nuestra mente.

cuando nos cuesta tanto perdonar