Cómo salir de la espiral de negatividad para encontrarse a uno mismo

salir de la espiral de negatividad

La negatividad es ese pequeño remolino donde entramos las personas y del que parece imposible salir, porque una vez que nuestros pensamientos nos empujan a ese agujero negro, parece que hay una inercia que se apodera de nosotros.

Pero lo cierto es que nosotros somos los creadores de ese agujero y los responsables de meternos en el, y somos nosotros los que tenemos que crear un nuevo espacio de positivismo mientras nos guiamos hacia él, porque salir de la espiral de negatividad implica el deseo de algo  mejor.

Es cierto que la vida es dura y que la adversidad hace más apariciones en ella de lo que nos podíamos imaginar, pero nosotros somos los que decidimos si las dificultades de la vida van a destruir nuestra alegría o de lo contrario, vamos a hacernos más grandes y más fuertes ante las dificultades.

 

Por que caemos en el agujero de la negatividad

Estamos en una sociedad del consumo que siempre nos muestra nuestras debilidades para después vendernos el producto que hace milagrosamente que nos curemos de la imperfección.

Además en el colegio siempre nos han enseñado como deberíamos de ser y jamas nos enseñaron a ser nosotros mismos sintiéndonos orgullosos, eso ha hecho que descontentemos de nuestro espíritu que es equivalente a una frustración que solo trae negatividad.

Quizás hubo una vez que no eramos tan negativos, tal vez eramos niños alegres y juguetones hasta que la propia sociedad nos enseño a ser repentinamente unos adultos serios y negativos como lo son la mayoría.

Pero lo cierto es que si nos hubiéramos llevado con nosotros parte de ese niño juguetón a la edad adulta, ahora seriamos personas más alegres, cada día seria un reto diferente, y si no cayéramos al suelo pegaríamos un brinco.

 

Cómo debemos de salir de la espiral de negatividad

El primer paso para salir de la negatividad es simplemente ser conscientes de que estamos metidos de lleno en ella, solamente tenemos que observar como pensamos, como actuamos y la manera en la que miramos a la vida que nos rodea.

A veces es tan simple como ver que siempre estamos vacíos de energía para darnos cuenta de que no somos personas positivas, porque cuando nuestros pensamientos son positivos nuestro cuerpo sigue ese positivismo y lo muestra y expresa con los movimientos.

Hay personas que no son conscientes de que son negativas y solo piensan que son así porque el mundo es muy injusto y no es su culpa, pero lo cierto es que el mundo es mucho más injusto para las personas negativas, porque ellas no so capaces de ver las oportunidades que se presentan en día a día.

¿Eres una persona negativa? Solamente obsérvate en todas las facetas del día. ¿Cuando tienes un problema ves opciones de salida o te quedas bloqueado? ¿Eres capaz de reírte de ti mismo cuando cometes una torpeza? ¿Eres capaz de ver la parte positiva de un error y aprender de él? ¿Puedes ver algo positivo en la persona más insoportable de tu trabajo?

Una persona positiva ve opciones y salidas por todas partes, una persona positiva se ríe de si misma y es capaz de aprender de sus errores, y también es capaz de ver el lado positivo de todas las personas, incluso de las más monstruosas.

salir de la espiral de negatividad

Para salir de la espiral de negatividad has de trabajar tu mente para que se expanda

Una mente negativa es esa mente limitada que no es capaz de ver nuevas opciones y caminos en las dificultades de la vida, por ello es imposible que veamos más aya de lo que nuestra mente negativa nos quiere mostrar.

Pero cuando le decimos a nuestra mente que busque nuevas opciones y la invitamos a ser creativa, nuestra mente poco a poco nos obedece en la búsqueda de nuevos horizontes.

Una buena manera de que nuestra mente se expanda, es que cuando estemos delante de una dificultad o algo que etiquetamos como negativo, respiremos profundamente y comencemos a pedir a nuestra mente que se enfoque en un factor positivo de la situación.

Una situación desagradable no va a dejar de ser desagradable pero podemos cambiar su significado para nosotros, por ejemplo que tropecemos y caigamos al suelo se puede decir que es negativo, pero nosotros decidimos si es una razón para lamentarnos más sobre la vida, o simplemente decidimos al rato reírnos de la situación.

Cuando una persona nos decepciona desde luego que puede ser desagradable pero nosotros decidimos si queremos hacernos las victimas o hacemos un plan para conocer personas en nuestra vida que nos convengan de verdad porque salir de la espiral de negatividad tiene que estar enlazado a un plan constructivo.

Solo se trata de crear el habito de construir nuevos caminos para nuestra mente, un habito que si somos capaces de mantener en nuestra vida, va a hacernos personas más alegres y positivas. Salir de la espiral de negatividad conlleva tener voluntad para comenzar el cambio en ti mismo.

Piensa en positivo en tus conversaciones mentales y con otras personas

Son muchas las personas que no están contentas con su vida, su trabajo y las personas que les rodean, y eso hace que estén constantemente lamentándose de lo que tienen.

Pero lo cierto es que cuanto más se lamenten de la situación donde están, más metidos en esa situación van a estar, porque la mente tiene el poder de llevarte a donde tú le dices.

En cambio si tu ves claramente que no estás contento con tu vida, en el fondo es algo positivo, porque ya tienes claro que no estas satisfecho con tu vida, y es la gran oportunidad de planear una vida que si que te gusta.

Si estas en un trabajo que no te gusta, seria buena idea imaginar tu trabajo ideal, obviamente seria un trabajo que no tiene nada que ver con el que tienes ahora, pero lo positivo es que tienes muchas pistas de lo que no quieres en tu nuevo trabajo basándote en el que tienes ahora.

Una buena idea es hacer una lista de cosas que no te gustan de tu vida, y en una nueva lista poner lo que si que te gustaría que tuviera tu nueva vida, porque para salir de la espiral de negatividad has de tener claro hacia donde te quieres dirigir.

 

Haz actividades en tu vida que te llenen de buenas sensaciones

Ya es sabido que cuando pensamos positivamente podemos lograr que nuestro cuerpo se sienta bien, al igual que si creamos sensaciones positivas nuestra mente también se despeja.

Por eso es importante comenzar a dejarse llevar por las sensaciones positivas del cuerpo para que nuestra mente agitada no se apodere de nosotros.

Haz memoria y recuerda las cosas que hiciste en el pasado y que te hicieron sentir bien, puede ser algo de lo más sencillo, como seria caminar o mirar un paisaje, no importa lo que sea sino que simplemente ta haga sentir bien.

Intenta comenzar el día con una de esas actividades que te dan bienestar e intenta durante todo el día guardar tiempo para hacer algo que te haga sentir bien.

De lo que se trata es de que comiences a crear pequeños espacios en el día a día para experimentar sensaciones nuevas y positivas que te alejen de ese remolino de pensamientos negativos de manera natural.

Busca tu forma de meditar para salir de la espiral de negatividad

Ya son muchas las personas en el mundo que practican la meditación para equilibrar su cuerpo y mente y así llevar una vida más plena y sana.

Hay muchas maneras de meditar y cada persona ha de buscar la que mejor le vaya, pero lo importante es que comiences a emplear unos minutos al día para respirar, relajarte y observar tus pensamientos como van y vienen.

No te desanimes porque al principio es difícil relajarse y no dejarse llevar por los pensamientos, pero veras que con los días comienzas a sentirte más cómodo y sientes que esos pensamientos negativos se calman, que ya es mucho.

Dentro de la meditación puedes lograr muchas cosas, conocer tu manera de pensar y averiguar que hay detrás de cada pensamiento, conocer que zonas de tu cuerpo están más relajadas y más tensas y descubrir que puedes crear sensaciones positivas en tu cuerpo durante todo el día.

No luches contra tus pensamientos negativos, simplemente déjalos ser, que vengan y se vayan pero que no se apoderen de tu bienestar, mientas creas pensamientos positivos que serán los que tienen que conducir tu vida. Para salir de la espiral de negatividad es necesario que entiendas que esto conlleva un tiempo que hay que respetar.

 

Cómo desenmascarar a tus pensamientos negativos, para dar paso a los positivos

Comenzar a ser positivos partiendo de que somos personas negativas, marcándonos como meta, ser personas plenamente positivas

Es muy fácil dar el consejo de que es mejor pensar en positivo, pero desde luego cuando damos ese consejo, no contamos con que cada persona es un mundo, ademas de lo difícil que es comenzar a pensar en positivo, cuando llevamos toda la vida pensando en negativo.

Las personas que pretendemos comenzar a pensar positivamente, tenemos que ser conscientes en el punto de negatividad que nos encontramos, para aceptar que todavía nos queda un gran trayecto para ser personas realmente positivas.

Si sabemos y somos realistas, de que nuestro punto de partida es el de una persona 80% negativa, tenemos una perspectiva más autentica de nuestra realidad, y seremos más pacientes con nosotros.

Dejándonos claro que ser positivos no se va a hacer en un día, sino que paso a paso, hará que no creemos peleas en nuestro interior, entre lo negativo y positivo, solo por querer resultados ya mismo.

 

El primer paso que debemos de dar, es ser conscientes de que pensamientos nos perjudican

Ya sabemos desde donde partimos y tenemos claro que nuestra meta es la de lograr ser plenamente positivos, ahora nos toca diseñar el camino hacia esa gran meta.

Lo primero que tenemos que hacer es ser conscientes de esos pensamientos repetitivos, esos pensamientos negativos que ya forman parte de nuestra mente, como si fueran naturales, aunque no lo son.

Es importante que estemos a solas de vez en cuando, respiremos profundamente y captemos que pensamientos negativos vuelven una y otra vez, llenándonos de malas sensaciones.

Tenemos que partir de la realidad de que todo pensamiento positivo y natural que surge de nuestra mente, nos llena de buena energía, por eso es importante que cerremos los ojos y utilicemos nuestro cuerpo como un laboratorio que averigua que pensamiento nos llena de mala energía y que pensamiento nos llena de buena energía.

Debemos de estar atentos de todos esos pensamientos que nos dicen que no somos capaces de hacer algo, que no valemos para algo, que no nos merecemos algo, o que las puertas están cerradas para nosotros.

En resumen, tenemos que captar todos esos pensamientos que nos hacen creer que en nuestro interior no hay el gran potencial que tenemos, esa esencia que nos puede llevar a donde nos propongamos, por muchos limites que nos encontremos.

banner-mini

Comenzar a crear pensamientos positivos y reforzarlos con la realidad

Después de ser conscientes de que pensamientos te están poniendo la zancadilla, son muchos los que aconsejan intercambiarlos por uno positivo, pero yo voy un poco más lejos, yo pienso que has de cambiar ese pensamiento por uno positivo, pero ademas te tienes que demostrar a ti mismo que ese pensamiento positivo es real.

Son muchas las personas que intercambian ese pensamiento negativo por uno positivo, pero a la hora de la verdad les flaquean las piernas, porque en realidad llevaban tanto tiempo creyendo en ese pensamiento negativo, que del día a la mañana no pueden creer profundamente en ese nuevo pensamiento positivo.

Si tu pensamiento negativo era que no merecías un buen trabajo, lo has de cambiar por el pensamiento, merezco un buen trabajo, pero ademas has de comenzar a hacer la acción de buscar un buen trabajo, la meta es que llegues a tener ese buen trabajo, para que puedas demostrar, que si mereces ese buen trabajo.

La mejor manera de acabar matando todo pensamiento negativo, es quitando la careta a ese mal pensamiento, con la demostración de que para nada tenia razón.

Finalmente ese pensamiento perderá fuerza y poder por el mismo y morirá, dejando paso a la verdad, la verdad de que tu potencial es infinito y que tu naturaleza es la de ser positivo.

suscribete

 

Cómo evitar que la negatividad de otros nos haga daño

Es cierto que las personas somos vulnerables a otras personas y acciones negativas de esas mismas personas, pero lo cierto es que aunque no podamos evitar que alguien nos pueda hacer daño, si que podemos hacer que ese daño sea menos penetrante. La negatividad de otros no es algo que podamos esquivar fácilmente, pero si que podemos quitarle poder ampliando nuestra perspectiva mental.

Cada día nos gustaría encontrarnos con personas pacificas y agradables, pero lo cierto es que la vida no es así, y tenemos que lidiar con esas personas que con su sola presencia, nos abofetean con su negatividad.

Lo cierto es  que el que esa persona logre dañarnos con su negatividad, depende mucho del estado de animo que tengamos y como nos sintamos energeticamente ese día.

Una manera de que no nos repercuta lo que esa persona emocionalmente nos pueda hacer, es mediante la autoconciencia de nuestros pensamientos en el momento en el que estamos con esa persona. Si hay algo que puede dar poder a esa persona y debilitar nuestra energía son nuestros pensamientos dando importancia y poder a esa persona.

Si nuestros pensamientos empiezan a estar enfocados totalmente en esa persona, o en el comportamiento que tiene esa persona hacia nosotros, lo que haremos sera darle poder a esa persona, de tal manera que al final consiga hacernos realmente daño.

El hecho de que estemos en una situación o espacio con esa persona, no implica que nuestros pensamientos se deban de enfocar hacia esa persona, es entonces el momento de abrir nuestra conciencia a todo lo que nos rodea y todo lo que sentimos en nuestro alrededor, porque eso hace que veamos todo con mas claridad, y no nos aprisiona en la negatividad de esa persona.

Todas las personas tenemos la capacidad de  concentrarnos en lo que enfocamos nuestra mirada, y lo cierto es que es ilógico que enfoquemos nuestra mirada en algo que no nos gusta aunque lo tengamos delante. Si conseguimos ampliar nuestras miras en la presencia de personas negativas, esa persona no desaparecerá, pero si que empequeñecerá ante nuestra mirada amplia y abierta de lo que nos rodea.

suscribete

Cómo evitar que la negatividad de otros nos haga daño