Archivo de la etiqueta: controlar pensamientos

Los pensamientos constructivos son esos que nos sacan de la negatividad para llevarnos a un espacio más amplio donde la creatividad puede ayudarnos a solucionar nuestros problemas.

 pensamientos constructivos

Los pensamientos negativos incontrolables son lo contrario a los pensamientos constructivos y nos llevan a un agujero sin salida en el que no logramos más que un gran malestar.

En el post de hoy te invito a que conozcas algunos trucos para crear pensamientos constructivos que eviten que caigas en la negatividad.

 

 

1-Sal del parloteo mental con un deseo en mente

Cuando estas atrapado en el parloteo mental, es muy difícil salir de él, por ello, el primer paso es crear un deseo fuerte en ese mismo momento.

En el caso de que seas ya consciente que estas en ese enfermizo parloteo mental, si piensas que lo que quieres hacer es salir de él, piensa mejor en un deseo en positivo, como seria «quiero sentirme en paz o tener una mente optimista»

Siente ese deseo con fuerza, porque ese deseo será la motivación y fuerza que hará que salgas con más facilidad de ese descontrol de pensamientos negativos incontrolables.

Tu mente así estará enfocada en una pequeña y rápida meta y a partir de allí podras crear los pensamientos constructivos que te lleven a esa meta de bienestar.

 

obsesion-con-el-pasado

 

2-Crea pensamientos constructivos que lleven a tu mente a ese gran deseo

Ahora que sabes como quieres sentirte, como seria ser optimista, positivo o simplemente estar en paz, comienza a crear sencillos pensamientos que te hagan sentir esas sensaciones.

Si tu deseo es tener una mente optimista, solo tienes que pensar en algún plan futuro o viaje que te ilusione hacer y que el solo hecho de pensar en ello te llene de buenas sensaciones.

Si te quieres sentir positivo, bastaría con que pensaras en algo que te ha ocurrido durante el día y que te ha hecho sentir bien.

Si tu meta es estar en paz, piensa en ese día en la playa, cuando la brisa acariciaba tu piel y tus sentidos te inundaban de buenos sentimientos.

 

3-Ejercita una y otra vez el punto 1 y 2 hasta que seas un experto en eliminar pensamientos negativos incontrolables

Este ejercicio es muy poderoso, pero de nada te sirve si no lo repites una y otra vez hasta que alcances su perfección.

Cuando estes de nuevo dentro del parloteo mental, vuelve a desear un nuevo estado en el que te gustaría estar.

Después crea pensamientos constructivos que te lleven a ese estado deseado.

Y por último disfruta de ese estado maravilloso, esa mente optimista, esa paz que deseas o cualquier emoción positiva que te haga sentir bien.

Aquí te dejo un enlace de un post que te muestra cómo salir de la negatividad  http://menteoptimista.com/preocupaciones-todo-el-tiempo/

personas-frustradas

En resumen

El parloteo mental, los pensamientos negativos y la obsesión por el pasado, hacen que seamos personas frustradas y nos impide ser felices.

Solo cuando aprendamos y ejercitemos una forma eficaz de salir de ese parloteo mental, podremos alcanzar esa felicidad que tanto anhelamos.

Una forma muy sencilla de salir de la espiral de pensamientos negativos, es desear un estado interior positivo y crear pensamientos constructivos que te lleven a ese estado.

Practica y vuelve a practicar hasta que llegue el día en el que salir del parloteo mental se haya convertido en tu mejor habito.

Te invito a que lees este post también muy interesante sobre la obsesión del pasado. https://lamenteesmaravillosa.com/prohibido-vivir-en-el-pasado/

 

Son muchas las personas que dicen que en los peores momentos de nuestra vida necesitamos a un buen amigo a nuestro lado, pero son pocos los que miran en su interior y reconocen que si los pensamientos no hubieran sido tan autocríticos y negativos, esos momentos no hubieran sido tan dolorosos. En el post de hoy voy a dar unos sencillos consejos para poner a nuestros pensamientos de nuestra parte.

Por qué nuestros pensamientos se convierten en nuestro enemigo

Nuestros pensamientos son como pequeños niños mal educados, que nos dan sorpresas positivas y negativas, es como si aveces no tuvieran que ver con nosotros, todo eso se debe a la poca conciencia que tenemos de ellos y nuestra poca voluntad de enfocarlos a que sean constructivos.

Pero lo cierto es que nosotros somos como ese educador de niños que no tiene poder sobre ellos, nos hemos olvidado de que nosotros tenemos el suficiente poder para mostrarles el camino correcto a nuestros pensamientos.

nuestros pensamientos

Técnicas para hacer que nuestros pensamientos se conviertan en nuestro mejor aliado

Lo primero que tienes que hacer y lo más primordial es que te conviertas en el observador de tus propios pensamientos, es un trabajo que requiere voluntad, pero al fin y al cabo merece la pena, ya que se trata de tu bienestar.

Es bueno que cojas una hoja y vayas escribiendo durante todos los días los pensamientos que se suelen repetir en tu mente, pero haciendo dos listas, en una lista pondrías los pensamientos que te hacen sentir bien que son constructivos y positivos, en resumen los pensamientos que te aportan algún beneficio.

En la otra hoja pondrías los pensamientos que te hacen daño, esos pensamientos que te hacen dar vueltas sin llegar a ninguna parte, que te atormentan y te hacen sentir mal y quizás los causantes de tu infelicidad.

Posiblemente al principio te cueste identificar a que lista pertenece cada pensamiento, pero con la practica los vas a distinguir, para que no pierdas la voluntad de seguir haciendo este ejercicio, solo te has de acordar de que tu bienestar va a ser mejor cuando sepas reconocer que pensamientos te dañan y que pensamientos te benefician.

Cómo podemos desechar nuestros pensamientos negativos

Ahora que tenemos claro que pensamientos nos perjudican y los que no, debemos de hacer un nuevo ejercicio, se trata de que no bajemos la alerta y cuando vuelva a surgir de nuevo ese pensamiento reconocido como negativo, pasemos de ser meros observadores, para pasar a ser creativos reconstructores de esos pensamientos.

Lo primero que tenemos que hacer cuando surja de nuestra mente ese pensamiento poco constructivo, no es evitarlo, ya que volverá de nuevo a nuestra mente, tampoco pelearnos con el porque entonces puede hasta dolernos la cabeza.

Cuando vuelva a surgir ese pensamiento reconocido como negativo y después de ese reconocimiento, debemos de respirar hondo, cuanto más espacio de relajación tengamos en nuestro interior, más creativos seremos a la hora de transformar pensamientos.

Convertir un pensamiento negativo a positivo se hace simplemente partiendo de ese pensamiento negativo hacia un enfoque constructivo y positivo.

Pasos a dar en la transformación de un pensamiento negativo

Si lo que estamos pensando es que nos hemos metido en un problema y situación difícil y que no vamos a salir de allí, el siguiente pensamiento que deberíamos tener seria, estamos en un problema y situación difícil, pero si que vamos a salir.

Pero no nos tendríamos que conformar con el ultimo pensamiento aunque hayamos mejorado, después de pensar que estamos en un problema y situación difícil, pero que vamos a salir, podríamos decir, estamos frente a un obstáculo y he de buscar el camino y la forma de saltar ese obstáculo.

El siguiente pensamiento podría ser, conozco perfectamente el obstáculo al que me enfrento y voy a crear un espacio para crear nuevas ideas que me van a hacer saltar ese obstáculo.

Debemos de crear una inercia que nos lleve a la búsqueda de una solución y no al estancamiento, los últimos pensamientos deberían de estar enfocados a esas nuevas ideas que harán que salgamos de ese problema.

 

Cómo nuestros propios pensamientos nos pueden engañar negativamente

Son muchas las personas que se dejan engañar por sus propios pensamientos, eso significa que algunos de sus pensamientos se inventan una historia, que no tiene que ver con la realidad, sino que con el lado oscuro de cada persona y de sus emociones negativas.

Algunos de nuestros pensamientos son unos artistas difuminando nuestra realidad, y todo eso se debe a nuestra propia inconsciencia del funcionamiento de nuestra mente.

El que nos dejemos llevar por esos pensamientos embusteros, puede realmente hacernos personas infelices y atormentadas.

Que pasos dar para que nuestros propios pensamientos no nos engañen

El primer paso que debemos de dar para no meternos en esa espiral de pensamientos engañosos y negativos, es estar alerta y consciente de cada pensamientos que surja de nuestra mente.

Sobretodo debemos de concentrarnos en trabajar en esos pensamientos dañinos y que nos hacen sufrir, por eso cuando surjan esos pensamientos torturadores en nuestra mente, primero nos tenemos que preguntar si son falsos o verdaderos.

El solo hecho de preguntarnos por la falsedad de todo pensamiento negativo que surja de nuestra mente, hace que ese pensamiento pierda poder sobre nosotros, y nos da el poder a nosotros mismos, para elegir si queremos o no ese pensamiento en nuestra vida.

De lo que se trata es de que cojamos la rienda de nuestros pensamientos, y que mandemos en la administración de ellos.

Cuando hacemos que esos pensamientos pierdan poder sobre nosotros, abrimos nuevos espacios para que entren pensamientos más positivos y auténticos.

También podemos comenzar a desenmascarar esos pensamientos negativos, basándonos en nuestras propias emociones, si normalmente sentimos miedo en nuestro interior, seguro que muchos de esos pensamientos surgen de ese miedo, si nos sentimos inseguros, seguramente que surgirán de esa inseguridad.

Cuando un pensamiento de los nuestros surge de una emoción negativa, directamente lo debemos de etiquetar de pensamiento engañoso, porque parte de una base falsa. Si lo hacemos así, esos pensamientos se debilitaran.

 

Cómo el ser conscientes de nuestros pensamientos, puede mejorar nuestra vida

Cuando logramos elegir los pensamientos que queremos en nuestra vida, eliminando esos que nos hacen daño y nos llevan por mal camino, comenzamos a ser dueños de verdad de nuestra propia vida. Cuando echamos lo malo de nuestra vida, damos la bienvenida a lo bueno a nuestra vida.

Cuando somos dueños de nuestros pensamientos, podemos comenzar a crear pensamientos que mejoren nuestra vida, pensamientos que trabajen para nuestro bienestar, no para lo contrario.

Lo importante es que sepamos que tenemos una gran herramienta que es nuestra mente, y que esa herramienta esta para que mejore nuestra vida y lo que nos rodea, pero para ello tenemos que comenzar a aprender a usarla.

 

 

 

El parloteo mental es algo que asedia a muchas personas, aunque muchos ya se han acostumbrado a este ruido parlante tan molesto y poco constructivo, es un error dejarlo libremente en nuestro interior, adueñándose de nuestra paz y energía vital.

Si somos capaces de bajar la intensidad de ese ruido, no solamente nos sentiremos mas calmados, sino que comenzaremos a escuchar a esos pensamientos que si son auténticos, esos que vienen de nuestra autentica esencia, y que no somos capaces de escuchar con tanto ruido.

La respiración consciente o meditación es uno de los mejores métodos para calmar la mente, dedicar un tiempo diario a una relajación que calme nuestra mente, hará que ese parloteo mental pierda fuerza y intensidad con el tiempo, aunque también podemos buscar cualquier otra actividad que también calme nuestra mente.

También hay un método que solo necesita de nuestra voluntad, y que no solamente puede calmar nuestra mente, sino que ademas nos puede enriquecer positivamente, se trata de hacernos con el control de ese parloteo mental negativo y dañino, para desviarlo a nuestro favor, transformándolo en una conversación positiva y constructiva.

El parloteo mental coge poder en nuestra mente y se toma la confianza de quitarnos la paz mental ante nuestra pasividad, pero si nosotros decidimos coger el timón de ese parloteo, podemos hacer que esos pensamientos y palabras negativas y repetitivas que nos quitan energía, comiencen a ser agradables y positivas hacia nosotros mismos.

Nosotros tenemos el poder de hacer que un pensamiento que nos dice que no tenemos salida, acabe diciéndonos que tarde o temprano encontraremos la salida, seguidamente podemos hacer que ese mismo pensamiento positivo encadene otro que nos haga la pregunta de donde podemos encontrar la salida, invitando a varias respuestas de como encontrar la salida,

Se trata de desviar una conversación destructiva a una constructiva, comenzando con un pensamiento positivo que enlace con uno nuevo, creando un hilo de pensamientos que eviten que volvamos a caer en el parloteo negativo, aunque al principio sera fácil perder el hilo, se trata de un ejercicio que ha de mejorar con el tiempo.

El hecho de que ese pensamiento negativo ya haya nacido en nuestra mente, no implica que no podamos transformarlo a nuestro favor, el hecho de que una conversación negativa haya comenzado negativamente en nuestro interior, no implica que termine positivamente.

Cometemos un error si pensamos que los pensamientos no son flexibles, esa creencia hace que nuestro espacio mental no se abra, y que algunos pensamientos sean autenticas torturas psicológicas.

combatir ese parloteo mental