Archivo de la etiqueta: controlar la tristeza

Por qué debemos de aliviar el rencor en nuestras vidas

El rencor es un peso mas que nos quita energía vital

Es difícil olvidar, cuando nos han hecho daño y la herida sigue allí, es fácil tener rencor hacia las personas que nos hicieron daño, pero en cambio no se puede vivir con rencor.

Vivir con rencor solamente abre mas nuestra herida y nos vacía de energía vital, a la vez que nos hace vivir en el pasado y perdernos la vida que tenemos delante.

Tenemos que aliviar ese rencor por nosotros y por nuestra salud, el rencor es un saco mas que cargamos a nuestras espaldas.

Por ello debemos de quitar valor y importancia a esas personas que nos hicieron daño, si nos hicieron daño y no nos pidieron perdón, son personas no merecedoras de ni un solo pensamiento de nosotros, sea malo o bueno, porque es tiempo y energía perdida, que debemos enfocar en mejores cosas.

Lo cierto es que en el momento en que esas personas nos hicieron daño, fue el momento en el que se nos cayeron las vendas de nuestros ojos, el lado negativo fue el dolor, y el lado positivo es que vimos la realidad, la señal de ese momento es que merecíamos personas mejores en nuestra vida.

La venganza no merece la pena, aunque en el momento te pueda satisfacer, a la larga no te aporta nada, al contrario, te sientes vació, porque el que a actuado no has sido tu, sino tu ira. La vida es la que se encargara de devolverles la oscuridad que ellos te ofrecieron.

Puede ocurrir que esas personas hayan cambiado y con el tiempo busquen tu perdón, ellos se han dado cuenta del daño que te hicieron y se sienten mal, darles el perdón aliviara tu pena y te traerá la paz que el rencor te arrebato.

Aliviar el rencor en nuestras vidas

La tristeza. ¿Se puede elegir entre estar triste o alegre?

 

La tristeza en nuestras vidas y como controlarla

La tristeza no nos elige a nosotros, nosotros elegimos a la tristeza para que acompañe nuestras vidas, y luego nos auto-dominamos esclavos de esa oscura emoción, cuando en realidad tenemos el suficiente poder de elegir entre tristeza o alegría.

Puede parecer chocante pensar que nosotros elegimos en nuestras vidas esa triste emoción , pero es que muchos pensamos que vivimos en una vida que nos impone un destino que no podemos controlar y que puede hacer lo que quiera con nosotros, pero lo cierto es que nosotros también tenemos voz para chillar al destino y decirle -yo también tengo voz en este entierro.

Lo cierto es que en la vida nos pasa cosas que no esperamos, nos vemos en situaciones que no nos gustan, pero es un error pensar que no se puede cambiar esas situaciones, porque por mucha fuerza que tenga una situación contra nosotros, nosotros siempre hay algo que podemos controlar, siempre hay algo que podemos hacer, incluso un pequeño golpe de timón en un barco puede hacer que no choquemos.

El equilibro esta en aceptar todas las situaciones que nos ocurren en la vida, porque la aceptación nos abre la mentalidad, y después de aceptar nos toca no conformamos, no debemos de ser conformistas, ya que sino no ni crecemos ni mejoraremos. No pensemos que porque aceptemos algo, no debemos de mejorarlo o cambiarlo a mejor, aceptación y inconformismo son compatibles.

Después de la aceptación, llega el momento de sacar nuestra fuerza interna, nuestros potenciales y nuestra creatividad para mejorar esa situación tan negativa en nuestra vida, la inacción solamente lleva a que las situaciones nos esclavicen y manden en nosotros, pero la acción después de la aceptación es el antídoto para que no solo vengan a nuestra vida mejores momentos, sino que ademas hace que crezcamos positivamente.

La tristeza