Archivo de la etiqueta: aprender de los errores

arrepentimientos tormentosos

Tienes un presente del que disfrutar como un niño, donde no hay un futuro ni un pasado, simplemente estas tú y este instante lleno de energía.

Pero la mayoría del tiempo no puedes evitar tener tu mente en el pasado o en el futuro, con tus preocupaciones y tus miedos, con tus arrepentimientos y tus lamentos.

Hay algo que te impide caminar ligeramente hacia un nuevo futuro, y eso son esos errores del pasado que te atormentan una y otra vez como si de alguna manera estuvieras encadenado a ellos.

En el post de hoy te voy a dar unos pequeños consejos para que te liberes del sufrimiento por tus errores del pasado.

Cómo olvidar errores del pasado aceptando su aprendizaje

Los errores son necesarios, tienes la misión de crecer como persona y si no te hubieras equivocado, no serías la persona que eres ahora, ellos te han dado la sabiduría que tienes ahora.

Todos los genios que consiguieron grandes cosas en la historia, supieron ver el gran potencial que tenían los errores, porque sus propios errores eran indicadores del nuevo camino que tenían que seguir en sus investigaciones o inventos.

Hay algo que acerca a la excelencia a las personas, y es la aceptación y aprendizaje de sus errores, porque ellos son las señales que nos indican como podemos mejorar como personas.

Cambia tu forma de ver tus errores del pasado, déjalos de ver como pequeñas desgracias o fracasos, y visualízalos como un antes y un después en tu crecimiento personal.

Agradece tus errores, esos que te hicieron más humilde, que abrieron tu comprensión a esas personas que sufren y que te hicieron conocerte más a fondo.

 

Cómo vivir con los errores del pasado absorbiendo la sabiduría que hay en ellos

Ahora que ya sabes que tus errores hicieron un gran trabajo con tu aprendizaje, puedes dar un paso más grande para que dejen de ser una losa y se conviertan en auténticos beneficios.

A veces te viene a la mente una y otra vez ese error que cometiste en el pasado, porque quizás no aprendiste la lección que te mostraba.

Cuando aparezcan en tu mente esos lamentos que te recuerdan a ese error, agradece esos lamentos porque están allí para avisarte de que no te abriste a aprender de ese error.

Pregúntate cual es el aprendizaje que te ha mostrado ese error, y si la respuesta no te viene en ese instante, no pierdas la paciencia, ya que cuando menos te lo esperes la respuesta llegara a tu mente.

Cuando descubras lo que tenías que aprender de ese error, acoge tu aprendizaje como ese tesoro que eliminara todos tus lamentos sobre el pasado.

 

Cómo perdonarse a uno mismo y liberarse de la culpa

Si estás cargando con el gran peso de la culpa por tus errores, te estás exigiendo demasiada responsabilidad teniendo en cuenta que tú no eres la misma persona que en ese momento cometió el error.

Cada persona actuamos en cada momento lo mejor que podemos con lo que tenemos, a si que si cometiste ese error es porque en ese momento no tenías el suficiente aprendizaje para haberlo hecho mejor.

No eres la misma persona del pasado que se equivocó en sus decisiones, eras más inexperto y menos consciente, así que no tiene sentido de que cargues con la culpa de una persona que no tiene que ver con la persona que ahora mismo está leyendo esto.

Cuando recuerdes el pasado mírate con otros ojos, recuérdate a ti mismo como ese pequeño aprendiz de la vida que hacia lo que podía y que ya se ha hecho adulto.

Equivocarte y aprender a perdonarte te ayudará a olvidar el pasado doloroso y liberarte del sentimiento de culpa sin motivo.

 

error3

 

Cómo dejar atrás el pasado y empezar de nuevo

Es cierto, ya no puedes meterte en la máquina del tiempo y volver al pasado para arreglar ese error que cometiste, pero si que hay algo que puedes hacer para que ese error tenga sentido.

Ahora tienes la gran oportunidad de hacer las cosas bien, ahora si que puedes aprovechar ese error y lo aprendido con él para hacer las cosas bien.

Si hiciste daño a alguien con tu manera de actuar, ahora ayuda a otras personas a que se sientan bien con tu nueva manera de actuar, si perdiste algo que no puedes recuperar, construye algo con tu nueva manera de actuar, de lo que se trata es de que hagas que ese error que cometiste tenga sentido, el sentido de hacer el bien ahora mismo.

Cuando decides aprovechar el error que cometiste para ayudar a otras personas, lo que haces es perdonarte a ti mismo y encontrar sentido a la vida a través del aprendizaje.

Olvidar el pasado doloroso no es fácil pero todo se lleva mejor si eres capaz de sacarle provecho a esos errores que no te perdonas.

 

La importancia de reconocer los errores para saber perdonarlos en otras personas

Una buena forma de aprovechar tus errores del pasado es ponerte en el pellejo de otras personas que se equivocaron y entendiendo sus errores para perdonarlas.

Aprovecha tus errores para abrirte a comprender que todos sin excepción nos equivocamos y así poder perdonar a quien te daño en el pasado.

Llena tu vida de perdón y verás que todo fluye con más facilidad, porque solamente podemos reconciliarnos con la vida si sabemos aceptar que la vida es un aprendizaje a base de errores.

No te olvides de perdonarte a ti mismo, porque las personas solemos ser más críticos con nosotros mismos que con otras personas.

Imagínate por un momento que no hubieras cometido errores, seguro que ahora serías una persona más fría y menos comprensiva.

Convierte tus errores en oportunidades de aprendizaje y verás que lo que te pesaban no eran tus errores sino tus lamentos.

No gastes energía en ser autocrítico, gástala en utilizar tus caídas como trampolines para superarte a ti mismo.

 

Cuando cometemos un error, tendemos mucho a volver atrás y a lamentarnos y arrepentirnos de lo que hicimos en ese momento, eso nos puede llevar a dar vueltas una y otra vez, atormentándonos a nosotros mismos.

Desde luego que no podemos volver atrás y cambiar las cosas,  pero en cambio volvemos atrás mentalmente, convirtiendo un error pasado en la desdicha de nuestro presente.

Muchos no pueden evitar volver atrás, incluso el repetirse a ellos mismos que no han de volver atrás, les invita aun mas a volver atrás, por ello quizás si que debamos de dejarnos llevar por ese imán que nos lleva a ese momento pasado, para dejar de luchar en una pelea que al final acabamos perdiendo.

El hecho de que no peleemos por no volver al pasado y volvamos alli otra vez, no implica que una vez allí tengamos que volver a lamentarnos y a atormentarnos, ya que esta vez, una vez en ese momento, vamos a sacarle provecho y tajada, en vez de lo contrario, en vez de cargar con mas culpa y arrepentimiento.

Cuando volvemos a ese momento en el que cometimos ese error, debemos de reflexionar, buscando y absorbiendo el aprendizaje de ese error, nos debemos de preguntar que es lo que podemos aprender de ese error, para luego preguntarnos que es lo que no hubiéramos aprendido si no hubiéramos cometido ese error.

El hecho de ver que si no hubiéramos cometido ese error no abríamos aprendido ese algo tan valioso, hace que no nos lamentemos  de haber cometido ese error.

Un error esconde algo muy valioso, dentro de un error esta la formula o antídoto que nos impedira cometer otros errores futuros en la vida, un error nos muestra parte del camino que debemos de recorrer, porque al menos nos enseña por donde no debemos de caminar.

Cuando hemos vuelto atrás sin lamentaciones y abiertos a lo que ese error nos puede enseñar, podemos  ver a ese error como el error que nos salvo de futuros y incluso mas grandes errores, entonces el tormento debería de terminarse, ya que ese error empieza a tener sentido en nuestra vida, ya que ese error va aliviar futuros sufrimientos en nuestra vida.

El secreto de la felicidad esta en tener la capacidad de ver la luz en toda oscuridad que surja en nuestra vida, los errores tienen la capacidad de oscurecer nuestra vida, por ello son increíbles espacios para sacar a relucir esa luz que tanto escondemos.

aprovechar nuestros errores pasados