Archivo de la etiqueta: aprender a desapegarnos

Cómo encontrar el equilibrio perfecto para desapegarnos de las cosas y seguir amándolas

Estamos viviendo en una sociedad en la que impera el apego, parece que todo lo queremos tener, y si perdemos lo que tenemos, no somos nada. Pero la solución real de nuestros problemas no es el desapego hacia las cosas y las personas, sino que esta en saber convivir con esas cosas y personas sanamente y sin apegos. Debemos de buscar el equilibrio perfecto para desapegarnos de las cosas, sin dejarlas de amarlas.

Los extremos nunca suelen ser buenos, ni el apego es bueno, ni el desapego total es bueno, porque a través de las cosas y las personas, podemos expresar nuestro amor, y la negación a ellas nos impide esa expresión, al igual que el apego a ellas nos hace seres egoístas.

Para encontrar ese equilibrio que nos haga amar a las personas y a las cosas sin apegos, debemos de buscar nuestra autentica identidad, buscando en nuestro interior nuestros valores, y sintiendo y experimentando con esa esencia que tenemos dentro, y que nos hace saber que somos mucho más que eso a lo que nos queremos apegar.

Lo que nos hace querer apegarnos a las cosas, es la creencia de que no somos nadie sin ellas, pero en cuando encontramos nuestra autentica identidad sin la ayuda de esas cosas a las que estamos apegados, sabemos que no necesitamos de ellas, sino que necesitamos expresar ese amor a través de ellas.

Nosotros somos toda esa energía deseosa de expresarse a través del mundo, esa que tiene la capacidad de amar a lo que le rodea sin ataduras, esa es nuestra autentica identidad.

Solamente tenemos que echar una mirada a nuestro interior, para comenzar a descubrir todo ese mundo de potencial que es ilimitado, y para ver que no necesitamos de esas cosas y personas, para ser lo grande que somos. En cambio aunque realmente no necesitamos de esas cosas a las que antes nos apegábamos, cuando interactuamos con ellas sin apegos, creamos a nuestro alrededor esa energía a la que llamamos vida.

suscribete

el equilibrio perfecto para desapegarnos

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

El sufrimiento humano y cómo podemos liberarnos de el

El sufrimiento humano es algo inevitable, pero podemos evitar que se apodere de nuestro bienestar

El sufrimiento es algo que no nos deja respirar, ni vivir, es algo que bloquea nuestra energia interna y no nos deja ser felices, pero lo cierto es que de alguna manera debemos de aceptar su presencia en nuestro interior como algo inevitable, aunque debemos de intentar que su dosis en nosotros sea la mas minima posible. Parte del sufrimiento humano es creado por nosotros mismos y nuestra presión, por eso nosotros tenemos la capacidad de eliminar parte de el.

Que a las personas en esta vida de vez en cuando nos toca sufrir, ya es algo que todos sabemos, pero nos tenemos que preguntar si realmente estamos sufriendo por lo que es inevitable sufrir o estamos añadiendo sufrimiento extra en nuestras vida, por una manera obsesiva de pensar.

Lo cierto es que la mayoria de personas añadimos sufrimiento extra a nuestras vidas, porque tenemos una manera de pensar basada en nuestro ego y el apego a las cosas. Nuestra mente caprichosa quiere controlar lo que nos  rodea y nuestro destino, y cuando no es capaz de controlar lo que desea, lloriquea a trayendo el sufrimiento a nuestras vidas.

Todo lo que nuestra mente caprichosa basada en el ego no puede lograr o controlar, todo lo que se le escapa de las manos, todo ello es sufrimiento extra para nosotros. La mayoría del sufrimiento humano se basa en poder controlar nuestro alrededor.

 

Cada persona deberia de encontrar su propio metodo para eliminar el sufrimiento extra, porque el es el encargado de eliminar nuestra felicidad, pero el autentico camino para eliminar el sufrimiento extra es el desapego a las personas que nos rodean, a las cosas que tenemos y que nos rodean, a nuestros perfectos planes de futuro y a todo eso que por mucho que intentemos controlar, va a seguir su camino.

Es cierto que tenemos que respirar ese aire que nos rodea, igual que tienen que entrar en nuestras vidas todas esas cosas a las que acabamos apegados, pero tambien es cierto que tenemos que volver a soltar parte de ese aire que respiramos, como tenemos que dejar marchar a  esas cosas que entraron un dia en nuestras vidas, porque si nada sigue su camino, la vida deja de funcionar.

Cuando comenzamos a entender el mecanismo de la vida y no pretendemos bloquearlo, eliminamos parte de ese sufrimiento, porque entendemos que la vida es mucho mas que nosotros y nuestra caprichosa mente, la vida es un crecimiento y renovacion constante, que requiere que todo este en movimiento, ese movimiento que debemos de aceptar.

El sufrimiento humano

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

El apego que nos hace sufrir y como podemos comenzar a eliminarlo

 

El apego que nos hace sufrir nos advierte con ese sufrimiento que estamos bloqueando nuestra energía interna con nuestra actitud de querer retener las cosas de nuestra vida.

El apego es algo que hemos integrado de tal manera a nuestras vidas y que esta tan adentrado y incrustado en nosotros, que cuando vemos a otras personas que actúan desapegados los vemos como extraños y incluso los juzgamos.

El hecho de dejar que tu pareja se tome unas pequeñas vacaciones lejos de ti es algo muy positivo, el hecho de dejar un trabajo aunque estemos en malos momentos también es positivo, igual que también lo es cambiar de amistades porque no acabas de conectar con las que tienes, en cambio esto hoy en día es algo que algunos juzgan.

Pero lo cierto es que tenemos que ser conscientes de que nunca mejoraremos en la vida si no nos desprendemos de lo viejo, no amaremos a la persona que tenemos al lado si no le dejamos espacio y no seremos felices si no buscamos y somos selectivos con las personas que queremos que nos rodeen.

Para comenzar a trabajar el desapego, no hay mejor manera de comenzar que con pequeños hábitos diarios, ya que realmente de un día para otro nos va a costar desapegarnos. Debemos de comenzar con pequeños desapegos y ir agrandándolos y ejercitándolos poco a poco, y cuando veamos que realmente nos benefician, daremos pasos mas grandes.

Lo cierto es que cuando mas pronto comencemos a desapegarnos mas pronto evitaremos sufrir, porque lo cierto es que por muy apegados que seamos, la vida misma no lo es, y tarde o temprano la vida dará un paso moviendo ciertas piezas de nuestra vida que nosotros no queremos que se muevan.

En realidad somos como niños que no queremos que nos quiten nuestro juguete preferido, pero lo cierto es que el niño después de lloriquear se calma y con el tiempo encuentra un nuevo juguete favorito. Pero lo que realmente importa es que sepamos que nosotros somos mas que ese niño, y que lo importante es sentir esa esencia interior que calma a todos esos caprichosos niños internos.

El apego que nos hace sufrir