Cómo aceptarte a ti mismo convirtiéndote en un buen observador de ti mismo

En este articulo te voy a hablar de algunas técnicas que puedes usar para aceptarte  tal como eres, con tus defectos y virtudes. Cuando logres aceptarte a ti mismo, lograras quitarte un gran peso de encima, esa carga de recriminación que te haces a ti mismo, por no ser perfecto o estar a la altura de lo que quieres.

Porque no te aceptas a ti mismo

Pueden haber muchas razones por la que no has logrado aceptarte a ti mismo, pero una de las razones por las que muchas personas no se aceptan, es porque no son capaces de ver su grandeza, han reducido su visión a sus defectos y eso les ha impedido ver su propia luz.

No caigas en la trampa que muchos caen, esa trampa en la que miramos a otros como si fueran superiores a nosotros, porque parecen perfectos, porque lo cierto es que todo ser es perfecto, porque todos hemos venido a hacer algo importante a este mundo, es importante que comiences a creer en ello.

Cómo aceptarte a ti mismo

Técnica poderosa para que comiences a aceptarte a ti mismo

Hay muchos caminos y técnicas para que te aceptes a ti mismo, pero una técnica poderosa, es que cambies tu manera de observarte a ti mismo, ya que si no has logrado aceptarte a ti mismo, no es por tus defectos, sino porque has sido un mal observador de ti mismo.

En realidad no se trata de que comiences a observarte, porque ya lo hacías, pero de una manera critica y negativa, sino que se trata de que dejes de observarte de una manera auto critica y comiences a observarte sin juzgarte, porque es la única manera en la que vas a comenzar a ver tu grandeza.

Observa la manera que tienes de trabajar, moverte, relacionarte con los demás, observare  en tu totalidad y veras que siempre surgen esos pensamientos críticos que no te dejan verte a ti mismo, reconoce esos pensamientos negativos para que dejen de engañarte y aprende a observarte captando esa esencia especial que te diferencia de los demás.

Cuantas veces as mirado a una persona juzgando sus defectos y con el tiempo has visto que realmente era una bella persona, y eso era porque no eras un buen observador.

Que lograras cuando te aceptes

Cuando hayas logrado aceptarte a ti mismo mediante esta técnica, no solamente vas a sentirte bien contigo mismo, sino que el hecho de que te hayas convertido en un observador positivo, te va a ayudar a aceptar con más facilidad a las personas que te rodean.

La aceptación es nuestra verdadera naturaleza, solamente necesitas voluntad y perseverancia y luego veras que ya no tendrás que hacer esfuerzo alguno para tenerla, ya que la habrás encontrado en tu interior.

banner-pie-de-pagina

Por qué nuestras imperfecciones son positivas para nosotros

 

Cuando nos avergonzamos de nuestras imperfecciones  y las tratamos de esconder, creamos aun mas debilidad en nosotros, nuestras imperfecciones no surgen para estar escondidas, sino que están allí para activar nuestra motivación para mejorar.

Si fuéramos perfectos, jamas querríamos mejorar, nuestro espíritu estaría falto de vida y motivación, y no existirían metas en nuestra vida.

Cuando dejamos de rechazar y esconder la imperfección en nosotros para comenzar a aceptarla, esa imperfección pasa de ser un problema a ser una posibilidad de cambio, porque todo lo que sacamos de nuestra oscuridad hacia la luz, es susceptible a un cambio positivo.

Cuando sacamos a la luz nuestra imperfección para aceptarla, nuestra imperfección pasa de ser un obstáculo a ser una espacio o base donde construir una mejora. Cuando vemos que hemos mejorado esa imperfección, agradecemos haber tenido esa imperfección, porque ella nos ha hecho mejorar como personas, ademas de mostrarnos que tenemos la capacidad de cambiar lo que nos proponemos.

Cuando somos capaces de ver que lo que no nos gusta de nosotros, es una oportunidad para mejorar como personas, en vez de algo negativo que nos ha tocado tener, es cuando vemos que no hay nada dentro de nosotros, sea bueno o malo, que tengan un destino o propósito positivo en nuestras vidas.

nuestras imperfecciones son positivas