Cómo derrotar a las palabras que nos hieren

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

palabras que nos hieren

Las heridas tienen forma de palabras, ellas tienen el poder de sacarnos una sonrisa a la misma vez que son capaces de hundirnos en la desesperación.

Si alguien nos quiere manipular, lo hará con la palabra, si alguien nos quiere engañar usara la palabra, y si nos quieren herir nos dispararan con palabras.

En el post de hoy te quiero dar unos consejos que te puedan servir como ayuda para que ninguna palabra mal intencionada pueda tener el poder de entristecer tu alma.

 

 

Mira detrás de las palabras que hieren y encontraras la verdad

Lo más fácil cuando nos hieren es sentir esas palabras afiladas clavándose en nuestra piel, porque cuando estamos dolidos, nuestra mente no ve más aya de la oscuridad.

Pero lo cierto es que detrás de las palabras que hieren hay una persona que no se siente bien consigo misma, una persona vacía que es capaz de crecerse con el dolor de otros.

Cuando eres capaz de ver detrás de las palabras dolorosas, ves a una persona desnuda mostrando su pequeñez y su fragilidad, ya que el veneno que te lanza forma parte de su cotidianidad.

Libera AHORA  Los Pensamientos Negativos En 5 Pasos

Cuando ves la vulnerabilidad de tu enemigo, tu dolor se convierte en compasión, entonces ves que esa persona que se crece ante ti con prepotencia solo sé está peleando consigo misma.

Si ves más aya de la superficialidad, encontraras senderos que jamas habías imaginado, y veras en ellos la oscuridad de las personas alegres y los ricos parajes que esconden en su interior las personas tristes.

 

Fortalece el buen lenguaje contigo mismo y logra acariciarte con el, hasta que creas firmemente en ti

Las palabras de los demás no deberían de tener tanto poder sobre tú espíritu si de verdad crees en ti mismo con la fuerza que siempre te impulsa a superar la adversidad.

Has de reflexionar sobre porque hieren tanto tu autoestima esas palabras vacías, ¿Es que acaso los pasos que has dado en esta vida tan dura no te demuestran lo grande que eres?

En el momento en el que una palabra ignorante se adueña de tu ánimo, has de hacer un pequeño viaje a tu interior en busca del reconocimiento de tu propia valía.

Busca esas palabras que son capaces de definir tu belleza interior, no busques la perfección en ti sino esas pequeñas cosas que te hacen brillar entre los demás.

Bañate con palabras diseñadas para hacerte sonreír, esas palabras que despiertan en ti las ganas de vivir e ilumina el talento que habita en tu interior.

 

Dar más poder a los sentidos que viven en ti que a las palabras que resuenan vacías

Vivimos envueltos en prisas y ellas nos han convertido en ciegos y sordos, hemos decidido dejar de vivir, porque solo con los sentidos se puede vivir el momento presente, fuente de la vida.

Nuestra mente dejo de ser un cielo despejado donde se podían ver estrellas y ha pasado a ser un cielo contaminado de pensamientos sin sentido que nos convierten en personas sin destino.

Claro que obedecemos a las palabras necias de otros, porque lo que nos hacía fuertes era ese niño interior que era capaz de escuchar el sonido del mar en sus sueños.

Abre tus sentidos e imagina que es lo que pasa a través de las ventanas, la noche no llega poco a poco, ella es muy sutil y esa magia no se escapa a quien ha elegido utilizar los sentidos como forma de vida.

Cuando logres fusionarte con el sonido de los pájaros, el viento que mueve los arboles y la gran gama de colores que te rodea, tendrás el suficiente poder de derretir esas palabras sin sentido que surgen de la ignorancia de quien no siente.

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Gratis El Ebook Que Te Va a Ayudar a Eliminar Los Pensamientos Negativos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *