Cómo lograr vencer a la impaciencia

Vencer las limitaciones de la impaciencia

La impaciencia es algo que no nos hace vivir plenamente el día a día, queremos resultados ya, queremos llegar a la meta ya, y eso no solamente hace que vivamos ansiosos y angustiados, sino que también hace que nuestros pasos hacia la meta los hagamos mas torpemente y así no lleguemos a nuestros objetivos.

Cuando tenemos una meta debemos considerar que vamos a comenzar una carrera de fondo y no un sprint, pero muchos empezamos a correr acelerados como si la carrera fuera de 5 kilómetros, cuando en realidad es de 40 kilómetros, eso hace que quememos toda nuestra energía al principio de la carrera, quedándonos sin energía para terminar toda la carrera.

Cuando tenemos un adjetivo y estamos al principio es difícil no entusiasmarse, inquietarse y impacientarse, por eso lo mejor es calcular el tiempo que mas o menos nos va a llevar ese proyecto y dividir ese tiempo que nos va a llevar a ese proyecto en varios tramos de tiempo, lo que quiere decir que dentro de la propia meta, tengamos pequeñas metas que nos lleven a la meta final.

Si en un año nos hemos propuesto conseguir un propósito, debemos de medir nuestra trayectoria en pasos, exigiéndonos cada cierto tiempo pequeños logros que nos van acercando a nuestra meta, esos pequeños logros no solamente nos hacen tocar tierra firme, ya que vamos paso a paso, sino que ademas son pequeños premios que nos estimulan para llegar a la meta final.

Visualiza tu camino hacia tu objetivo como si fuera una escalera que subes hacia el, pero esta vez etiquetando cada escalón como una pequeña meta que logras y disfrutas, siempre disfrutando de cada escalón como un logro dentro del logro mas grande, satisfecho de cada escalón que subes como una meta conseguida. Veras así como no solo terminaras tu carrera con buenos tiempos, sino que habrás disfrutado plenamente de ella y habrás vencido a la impaciencia. No te olvides de algo muy importante, aprende de cada escalón que subas para así mejorar en el próximo escalón, eso te ayudara a alcanzar tu meta.

La impaciencia

Cómo controlar los deseos en tu vida

Los deseos, como ir detrás de tus sueños sin dejar de ser tu mismo

El deseo es algo positivo en nuestras vidas mientras nosotros tengamos control sobre el, ya que el deseo de alguna manera tiene que ver con mejorar nuestra vida, con cumplir sueños y con ser mejores, algo que es muy positivo. El problema aparece cuando el deseo manda en nosotros, cuando somos esclavos del deseo, cosa que creo que nos pasa a muchos.

Para tener cosas en la vida, superarnos profesionalmente o tener mas dinero no es necesario que dejemos de ser nosotros mismos, no es necesario que perdamos nuestro espíritu, cosa que muchos hacemos. Podemos tener las dos cosas, podemos tener lo que deseamos y podemos ser a la misma vez personas autenticas.

Pero aunque el deseo sea como una tormenta que nos arrastra sin control, lo cierto es que nosotros podemos coger las riendas de ese deseo. Para ello debemos de saber cuales son nuestros verdaderos valores, debemos de mirar hacia nuestro interior, y aunque no nos enseñaran de pequeños a tener valores, ahora somos mayores y podemos aprender lo que queramos.

Encuentra tus auténticos valores dentro de ti, esos que te hacen autentico y que te hacen sentirte orgulloso de ti mismo cuando te miras al espejo, esos valores que te hacen sentir que estas vivo y que la vida tiene un gran significado. Has de ser consciente de tus valores, has de nombrarlos, has de escribirlos y repetirlos en voz alta, porque el secreto de que no dejes de ser tu mismo en la tormenta ,es que aunque estés donde estés y tengas lo que tengas, siempre tengas tus valores presentes.

No hay nada mejor que ver cumplido un sueño sin haber vendido tu alma por conseguirlo.

No hay nada mejor que ver cumplido un sueño sin haber vendido tu alma por conseguirlo, no hay nada mejor que llegar a la cimasiendo mejor persona que cuando estabas abajo.

deseos

Cómo aprender de los errores

Como aprender de los errores de la vida en vez de llevarlos a cuestas

Las personas solemos pagar un precio muy alto por los errores, no solamente porque algunos errores no se nos perdonan, sino porque no sabemos lidiar con ellos, y en vez de ello nos los cargamos a cuestas durante algún tiempo, incluso algunos cargan con esos errores durante toda la vida.

En realidad lidiar con los errores es fácil, pero las personas estamos muy condicionadas por el pasado, en el que quizás nos hacían ver que un error era mas grande y exagerado que la realidad, y que ademas ese error nos convertía en una persona desastrosa, inútil o irresponsable, cosa que no solamente nos hacia cargar con el error, sino que ademas con una etiqueta con la que no nos sentíamos identificados.

El hecho de que cometer un error fuera tan juzgado podía ser traumático y hacer que la persona que cometía el error fuera mas insegura por la vida y tuviera miedo a volver a cometer otro nuevo error, cosa que paralizaba su creatividad. En cambio si se hubiera visto a ese

error como una oportunidad para aprender (si la persona esta dispuesto a ello) entonces esa persona en vez de cerrarse en el miedo, se abriría y crecería en sus virtudes y habilidades.

La mejor manera de aprender de un error es intentar enmendar ese error, por eso es importante no hundirse en las lamentaciones, cuando todavía se puede hacer algo para solucionarlo, o que el error no sea tan grande. Es increíble el poder de la mente cuando la sacamos del pozo de la negatividad para usarla para solucionar los problemas creativamente, aunque alguien dirá no digas tonterías, el error esta hecho, eso es una excusa para no usar su potencial en hacer algo resolutivo después de ese error.

Si el error ya paso y no se pudo solventar, ya sabemos que no lo vamos a solucionar con ponernos las manos en la cabeza, en cambio si que podemos sacar de el un aprendizaje que nos hará superarnos como personas, cosa que tiene un valor infinito y nos ayudara en el futuro. Lo primero que debemos de preguntarnos es que es lo que nos quiere mostrar ese error, ya que todo error algo nos quiere mostrar , cada error es un pequeño maestro en nuestra vida, que si aprendemos de el, nos hace crecer. Las respuestas las tienes en tu interior, solamente tu puedes descubrir que has de aprender con ese tropiezo, y acuérdate si no consigues el perdón de los demás, consigue el tuyo propio, consigue perdonarte, porque el no perdón pesa demasiado y no te va a dejar fluir libremente por la vida.

colores del otoño caen Foto Gratis

La soledad y como superar el miedo a esa soledad

Acaba con el miedo a la soledad

El miedo a la soledad es es algo que no deja vivir en paz a muchas personas, muchas personas conducen su vida dejándose llevar por el miedo a quedarse solas, no se dejan llevar por su interior ni por su corazón, sino por el miedo a estar solas, intentando controlar excesivamente su alrededor o a las personas que les rodean, por miedo a perderlas.

Muchas personas no eligen el camino del crecimiento, sino que el camino del miedo que da vueltas tontas sin sentido, por tal de no toparse con la temida soledad.

El miedo a la soledad se supera poniéndose en frente de ella, y viendo que ese monstruo al que llamamos soledad, ni es tan maligno ni es tan grande, y viendo que en realidad no se come a nadie.

Cuando una persona esta rodeada de gente y no esta sola, pero esta inundada de ese miedo, jamas disfrutara de esa compañía, jamas sera feliz y jamas estará en paz, por eso es el momento de plantearse enfrentarse con esa soledad, ponerse cara a cara, conocerla, para seguidamente ver que ese miedo se desvanece en el momento que veas que esa soledad no es ese temido enemigo.

Si realmente te lo puedes permitir, haz un viaje a un sitio tranquilo con poca gente donde puedas estar solo durante unos días, ara que te veas de frente con la soledad, durante esos días podrás ver que esa soledad te esta brindando cosas positivas, podrás hacer una lista de esas cosas, algunas de esas cosas que apuntaras en esa lista sera que podrás conocerte a ti mismo, que te sentirás mas independiente, que descansaras de los demás, que aunque los adores también tienes que descansar de ellos.

Es importante que te lleves de esta experiencia sentimientos y ideas positivas sobre la soledad, porque así ese miedo habrá disminuido, y cuando vuelvas a casa estarás mas feliz y disfrutaras a fondo con las personas que te rodean.

Sino puedes hacer un viaje, busca momentos donde puedas estar solo, debes de buscar momentos de soledad, de lo que se trata es de que puedas hacerte amiga de la soledad a ratos, de lo que se trata es de que con los días sepas ver la belleza de ese temido monstruo al que llamas soledad, de que veas de que la soledad tiene su gran encanto, para que ya deje de aparecer en tus pesadillas y comience a salir en tus sueños.

Todo en la vida tiene la semilla de lo bueno y de lo malo, y la soledad no esta excluida de esas semillas, observa y piensa en la soledad como algo neutro, ni malo ni bueno, visualiza a la soledad como una hoja en blanco donde pintas lo que quieres. La soledad puede ayudarte a independizarte de muchas cosas y así poder llevar mas control sobre tu propia vida.

Como superar el miedo a la soledad

El apego, como conseguir que deje de dominarnos

El apego, como impedir que domine nuestra vida

Quien no tiene apego a algo, hasta un vagabundo que lo ha perdido todo puede tener apego a sus cartones, hasta alguien que se ha ido al monte a meditar sin pertenencias puede coger apego a la meditación, algunos tendemos a pensar que tener muchas cosas puede crear un problema de apego, pero el problema no esta en las cosas sino en nosotros, somos personas apegadas porque en el momento que ignoramos nuestra riqueza interior la buscamos fuera de nosotros, dándoles el poder de nuestra vida a objetos, personas, trabajos y parejas, y en el momento que todo eso nos falla caemos. y caemos porque ya no hay cuerdas de títeres que nos sujetan.

El problema es el de siempre, el problema es que siempre miramos hacia fuera y pocas veces miramos dentro de nosotros, por eso tantos palos nos llevamos en la vida, si reconocemos la gran vida que tenemos en nuestro interior, veremos que cuando un sueño se destruye se puede construir uno mucho mejor, entendemos que esos edificios que se destruyeron a nuestro alrededor se pueden construir otra vez, pero esta vez siendo rascacielos.

El  truco esta en ver que siempre que haya ladrillos se podrá volver a construir, que gracias a que aprendimos de la ultima destrucción, volveremos a construir algo menos destructible. algo mejor, algo que superara a lo anterior. Lo bueno es que ladrillos siempre habrá, mientras haya esencia en nuestro interior, cosa que siempre habrá, porque nosotros somos esencia.

Yo creo que el secreto para desapegarse de las cosas esta en saber que la esencia que construye esas cosas esta en el interior, esa esencia que esta deseosa de que le demos forma. En el momento de que sepamos construir desde nuestro interior, el apego enfermizo no controlara nuestras vidas, y en lugar de este apego habrá creatividad. Aunque que yo creo que el apego es inevitable en nuestras vidas, podemos hacer que al menos no nos controle.

En el momento que somos conscientes de que somos constructores de nuestra vida, empezamos a construir cosas llenas de belleza y de sentido.

El apego

El fracaso, como superarlo y sacarle provecho

El fracaso en nuestras vidas y como superarlo

El fracaso es una palabra que se ha escuchado demasiado estos últimos años, la crisis ha hecho que muchos que habían conocido solamente la gloria se vieran cara a cara con el fracaso, es duro verse cara a cara con el fracaso, pero mas duro es verse con una sociedad que ve al fracaso como la equivalencia a la muerte en una persona. La realidad es que el fracaso es algo pasajero en la vida, que va y viene, pero en esta sociedad muchos se empeñan en que el fracaso sea una condena de por vida.

Lo cierto es que cuando por circunstancias negativas de la vida, sales perdiendo y te tienes que ver la cara con el fracaso, esta en ti enfrentarte a el y no llevarlo a cuestas durante toda la vida, tu al fracaso lo has de mirar como es, es una caída que duele, es una caída en un jodido momento de la vida, nada mas que eso, has de llorar en el momento de la caída, pero no seguir llorando cuando ya hace rato que te has levantado y curado esa herida, porque después de la caída llega otro momento, el momento de la reflexión, y llorando no se reflexiona, solo se llora.

Es cierto que no podemos ignorar al fracaso, pero si que podemos optar por darle una respuesta de ganadores o perdedores, nosotros elegimos si queremos absorber el aprendizaje que nos da el fracaso, comportándonos como ganadores, o cargarnos a cuestas el peso del fracaso comportándonos como perdedores. No hay nada de malo en meterse en la cama durante tres días después de un fracaso, lo malo esta en llevarse la cama a cuestas toda la vida.

Tu eliges, si eres ganador o perdedor, el autentico atleta no es el atleta que hace todo perfecto, sino el que saca el jugo del aprendizaje al fracaso para superar la perfección, el atleta perfecto quiere superación y no perfección, por eso es capaz de ver en el fracaso la semilla que le llevara a la gloria.

Es cierto que no podemos controlar muchas cosas en la vida, pero si que podemos controlar nuestra actitud hacia las cosas que no podemos controlar, nuestra actitud no va a hacer que esas cosas que no nos gustan desaparezcan por obra de magia, pero nuestra aptitud puede llegar ha hacer que esas cosas acaben estando a nuestro favor, porque cuando comenzamos a aprender de las circunstancias negativas de la vida, estas dejan de estar en contra de nosotros para acabar jugando en nuestro equipo.

Todo lo en la vida tiene un significado, el significado que tu le des.

El fracaso

 

 

La envidia, como controlarla en nuestras vidas

 

La envidia, como podemos aceptarla y entenderla

Siempre hay alguien mas joven que nosotros, siempre hay alguien mas guapo y con mas dinero que nosotros, siempre hay alguien que ha llegado mas lejos que nosotros, es difícil no tener envidia en un mundo que no solamente esta lleno de gente mas perfecta que nosotros sino que ademas parece que esa perfección esta por encima de cualquier otro valor. La envidia es un mal que esta integrado en muchos de nosotros, pero que creo que no deberíamos de juzgar en nadie, ya que todos somos victimas de una sociedad en la que tener mas, ser mas joven y tener un cuerpo mas perfecto esta mas valorado que cosas mas importantes en el ser humano.

Como no vamos a envidiar a un joven, cuando estamos en una sociedad en la cual algunas empresas cuelgan ofertas de trabajo con el requisito de menos de 35 años, como no vamos a envidiar las mujeres a otras mujeres mas jóvenes y mas guapas, cuando hay hombres que consideran que una mujer de 40 años esta fuera del mercado. Por eso yo prefiero no juzgar a los envidiosos, ya que todos estamos en este mismo barco surcando esas difíciles aguas, en la que la imagen perfecta es primordial, aunque lo que haya detrás de ella se este pudriendo.

Pero la verdad, la envidia no nos beneficia para nada, solamente nos envenena, si realmente nos dejamos llevar por la envidia, estamos afirmando que no tenemos nada que ofrecer al mundo mejor que otras personas, y eso no es cierto, en el fondo todos sin excepción de nadie, incluido el vagabundo del cajero automático, tenemos un talento innato en alguna parte de nosotros, y en ese talento pocos nos ganan, por eso hemos de gastar menos energía en envidiar y mas en encontrar nuestro gran potencial, el mundo esta necesitado de el. Deja de mirar hacia fuera, deja de ignorarte a ti mismo mientras aplaudes a otros, ya es hora de que eches una miradita a tu interior y veas esos tesoros escondidos a los que hay que pasar el trapo.

Cuando descubrimos ese talento innato en nuestro interior y sabemos apreciarlo y valorarlo, eso nos ayuda a dejar de mirar a otras personas deseando lo que tienen y ya no dejamos que la envidia inunde nuestra autentica esencia.

Después de descubrir su talento innato, ese hombre de 45 años se siente mas fuerte, se siente invencible, el puede con los obstáculos de la viejas ideas, y se despierta dispuesto a comerse el mundo, por mucho dinosaurio que haya colgando esas absurdas ofertas para menores de 35 años, lo mismo le ocurre a esa mujer de 43 años que se mira al espejo y se dice a ella misma lo guapa y perfecta que esta, y luego sale a la calle sin buscar la aprobación de ningún hombre para sentirse bella, ella ya no quiere estar en ese estúpido mercado creado por algunos hombres para mujeres de medidas y edades perfectas, porque ella esta por encima de todo eso, porque ella ha descubierto un talento que le hace brillar demasiado, demasiado para estar viviendo en la superficialidad de un mundo de plástico.

No pienses en lo que no tienes, centrate en lo que tienes y crecerá.

La envidia

La empatía, un valor que falta en nuestras vidas

La empatía, un valor importante en nuestras vidas

En el colegio nos enseñan un montón de cosas, historia, matemáticas, sociales, religión, después crecemos y vemos que no nos han enseñado nada que podamos usar en la vida real, así que muchos aprendemos a base de ostias, claro esta, si después de esa ostia estamos abiertos a aprender, sino te puedo asegurar que seguimos cayendo mas veces, ya que si no estamos abiertos al aprendizaje andamos como si no tuviéramos sentidos, andamos torpemente por la vida. Aunque la falta de comprensión y empatía en las aulas era obvio, siempre se seguía el aprendizaje frio de memorizar las lecciones, algunas poco apasionantes.

Si cuando hubiéramos sido pequeños nos hubieran enseñado valores mas profundos en vez de tanta asignatura sin sentido, ahora seriamos diferentes, ahora seriamos mejores, seriamos mas sabios, mas abiertos, mas agradecidos, y mas maduros, y no nos pegaríamos tantas ostias.

Unos de los valores que a mi no me enseñaron cuando era pequeña era la empatía, porque lo importante era que sacara buenas notas, para que de mayor fuera abogado, empresaria o alguna profesión bien vista por la sociedad, eso si si tuviera valores o ética parecía que no iba a importar, ya que pocas veces escuche esas palabras cuando era pequeña.

Gracias a dios hay algo en nuestro interior que de alguna manera nos arrastra cuando somos adultos a esa esencia del aprendizaje, lo que no nos quisieron enseñar en el pasado, ahora lo aprendemos como autodidactas, porque nuestro verdadero ser escondido en nuestro tenso y estresado cuerpo esta deseoso de salir y expresar sus bondades, virtudes y valores.

Para mi la empatía es uno de los mejores valores, ya que algo se libera en mi interior cuando veo a alguien y soy capaz de verme reflejada en esa persona y en sus problemas, aunque a la misma vez que liberador también sientes tristeza, porque la empatía nos surge cuando vemos a  otras personas sufriendo. La empatía debería de ser ya una asignatura obligatoria en muchos colegios, porque esta claro que muchos niños sufren por la inconsciencia de sus compañeros, desconocedores de la empatía. La empatía es un musculo que hay que desarrollar en nosotros para que el mundo sea de todos, no de unos pocos, la empatía es el remedio para la desigualdad, porque si te ves reflejado en todas las personas no hay desigual a ti.

Es difícil ponerse en el lugar de los demás en un mundo en el que muchos actúan envenenados por la sociedad, pero es fácil ponerse en el lugar de otros cuando somos conscientes de que nosotros también bebimos de ese veneno.

La empatia

La soledad en nuestras vidas y como aprender de ella

La soledad y la incomprensión que tenemos de ella

En esta sociedad nos han enseñado que la soledad es algo  de lo que tenemos que escapar, incluso hay personas que nos recomiendan estar con personas que nos desconciertan antes que estar solos, pero claro esta, mejor eso que ser un pobre solitario, porque la palabra soledad suena a fracaso a negatividad, suena a marginado, nos tenemos que tragar muchas cosas en esta sociedad, por que es mejor tragar que dar la apariencia de ser un marginado solitario.

Pero yo ya hace tiempo que llegue a una conclusión, después de rodearme y de estar con personas con las que realmente no quería estar, tragando cosas que no quería tragar, pense que al menos en esos momentos era mejor estar sola, que la soledad podia ser mejor amiga que ellos.

Así que estando solamente con mi propia compañía descubrí que el trato a mi misma era de mejor calidad que el que me daban algunas de esas compañías, que hasta incluso me reí bastante conmigo misma, y descubrí un montón de cosas que yo no sabia de mi misma. Después del gran trato que recibí de mi misma, pensé que a partir de entonces en mi vida solamente iban a entrar personas que me trataran con esa gran calidad con la que yo me estaba tratando, y así fue. Lo bueno es que empece a ser muy selectiva con estas personas, porque la verdad me había acostumbrado tanto a estar sola y a no depender de nadie, que si les daba la patada, no me sentía que perdía tanto, porque la soledad a la que ya conocía me volvía a abrir sus brazos, y yo la verdad encantada.

La soledad es demasiado profunda y autentica, por eso mucha gente tiene miedo de quedarse sola, por eso mucha gente aguanta lo que sea por tal de no quedarse solo, pero lo cierto es que la soledad es una maestra que te enseña muchas cosas, te enseña a conocerte a ti mismo, elimina la dependencia que puedes tener de algunas personas, te hace fuerte y sobretodo te hace ver que aunque estés solo hay algo que brilla en tu interior que te hace saber que en realidad no estas solo, aunque hay personas, sobretodo las que no saben estar solas, que se reirán de ti y te preguntaran de que demonios hablas.

La compañía y las personas te enseñan infinidad de cosas importantes, la soledad te enseña lo que esas personas jamas te enseñaran, la soledad te enseña la verdad en tu interior.

La ignorancia de todas nuestras fuentes internas se convierte en una triste soledad, cuando abrazamos esas fuentes, nunca nos sentimos solos, estemos en compañía o no.

La soledad

 

Tristeza, como aliviarla y echarla de nuestra vida

Como aliviar la tristeza pasajera en nuestra vida

Quien no es invadido de vez en cuando por ese estado de animo llamado tristeza, y que se adueña de nosotros apagando nuestra energía, aveces es una tristeza pasajera y aveces dura demasiado, aveces viene sin que sepamos porque y otras veces tenemos claro que estamos tristes porque algo desagradare paso en nuestras vidas.

Lo cierto es que es algo casi natural que haya momentos de tristeza en nuestra vida, al igual que los hay de felicidad, pero el problema viene cuando permitimos que pase mas tiempo del debido en nuestra vida, lo cierto es que si pasa eso, esto se puede convertir en depresión. Así que una vez que esa tristeza llega a nuestra vida, la debemos aceptar como algo natural y pasajero, y cuando lleva mas tiempo de lo normal en nuestra vida, la tenemos que echar.

Algunos diréis que no es fácil echar a la tristeza de nuestra vida, pero lo cierto es que muchos de nosotros no solamente no la estamos echando de nuestra vida sino que la estamos dando de comer y la estamos haciendo crecer como un monstruo, por eso lo primero que debemos de hacer es dejar de alimentarla.

A la tristeza la solemos alimentar, con nuestras lamentaciones de que el mundo esta en contra de nosotros y nos arrastra de un lado a otro, sin posibilidades ni oportunidades. Así que una de las primeras cosas que debemos hacer es cambiar de aptitud, y ser conscientes de que en nuestra vida podemos controlar mucho mas de lo que pensamos. El hecho de ser conscientes del poder que podemos tener sobre nuestra vida, nos alivia, ya no hay culpables, nos ponemos nosotros mismos al mando, y lo cierto es que si hay olas, pero nosotros podemos atravesar esas olas nadando, y podemos llegar mas lejos de lo que pensamos.

Lo cierto es que después de tanto tiempo creyéndose una victima a uno le puede costar desprenderse de ese rol, pero lo cierto es que nosotros elegimos el papel que vivir en esta vida, así que porque no elegir papeles buenos y bien pagados.

No te voy a decir que no mires atrás, porque es lo primero que vas a hacer, pero si que te voy ha decir que cuando mires hacia atrás abras mas tus ojos y veas que también hubieron buenos momentos.

 

tristeza

 

 

Blog de autoayuda y crecimiento personal