Cómo podemos desenmascarar a nuestros falsos y dañinos pensamientos

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

Nuestros pensamientos son los que tienen el poder de hacer que tengamos un buen día o un mal día, es increíble el poder de nuestros pensamientos, porque ellos tienen el poder de derrumbarnos  o levantamos. Desenmascarar a nuestros falsos y dañinos pensamientos, es uno de los mejores caminos para conseguir el bienestar interno.

Por mucho que le echemos la culpa a la vida y a las personas de nuestra desdicha, lo cierto es que nuestros pensamientos son los responsables de que esas circunstancias negativas de la vida nos hagan mas daño o no, ya que ellos son los que nos traducen todo lo que  pasa a nuestro alrededor, y si son malos traductores, pueden pintarnos una situación mas exageradamente negativa de lo que es.

Cuando las circunstancias negativas llegan a nuestra vida, no nos deberíamos de enfocar tanto en la circunstancia, y mas en la interpretación que hacen los pensamientos de ella, ya que hemos de suponer que los pensamientos son herramientas que trabajan para nosotros, y nosotros debemos de supervisar si esas herramientas trabajan bien, o deterioran la realidad.

Cuando tenemos una situación difícil, nuestros pensamientos comienzan a darnos información de esa situación, pero nosotros debemos de ser realistas, incluso incrédulos de la información que nos aportan, porque sabemos que muchos de nuestros pensamientos distorsionan la realidad, así que es ese momento donde nos tenemos que parar delante de ese pensamiento, dándonos un espacio para darle nuestro visto bueno o no.

Para saber si ese pensamiento distorsiona la realidad, debemos de buscar esa tranquilidad interna en la que sentimos que somos conscientes, y es desde allí donde debemos de observar ese pensamientos para desenmascararlo o darle el visto bueno. Lo cierto es que para desenmascarar o dar el visto bueno a nuestros pensamientos, no debemos de partir de otros pensamientos superficiales, sino que de pensamientos que sentimos que surgen de nuestra conciencia y verdad.

Las personas no son traicioneras, son los pensamientos lo que traicionan a las personas, y la apartan de su camino, pero lo cierto es que las personas son autosuficientes para trabajar desde su conciencia y no dejarse llevar por los falsos pensamientos.

desenmascarar a nuestros falsos y dañinos pensamientos

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *