Cómo destruir la fría tristeza y experimentar la cálida felicidad

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Si la tristeza oscurece tu vida y enfría tu cuerpo, camina hacia esos rincones internos donde todavía brilla el sol y deja que la vida te acaricie.

eliminar tristeza

Cuando nuestro destino ha tenido más penas que alegrías y más colores grises que rosados, ese niño soñador y sensible que está en nuestro interior derrama sus cálidas lagrimas.

Si dejamos que esa tristeza amargue cada momento de nuestra vida debilitando nuestros pasos, convertiremos en un hábito nuestra infelicidad.

En este post te voy a hablar de algunos consejos que te van a iluminar nuevos caminos donde puedas construir hábitos que te hagan sentir feliz.

 

 

Abraza a tu tristeza y escucha sus necesidades

 

Eres prisionero de una tristeza que ha absorbido tu energía vital con frialdad, haciendo que la vida se convierta en un peso que no eres capaz de sostener.

El primer paso para liberarte de la presión de la tristeza es hablar con ella, pregunta a tu tristeza porque no te deja avanzar, deja que ella exprese su sufrimiento en palabras que aclaren tu mente.

La tristeza en el fondo es una brillante señal que te indica que hay algo que no funciona en tu interior y en tu vida, busca un rincón silencioso donde puedas estar en paz para escuchar a tu tristeza.

Hazte amiga de ella, cogela de su áspera mano e invitala a que te susurre sus más profundos secretos.

Cuando creas un espacio claro y tranquilo para que tu tristeza te muestre sus inquietudes, ella se comienza a mostrar débil y vulnerable y tú obtienes esas respuestas que te ofrecen el camino para alejarte de la oscuridad.

 

Deja que tu niño interior despierte tu alegría de nuevo

 

Observa a los niños que en verano juegan sin descanso y que a pesar de su cuerpo agotado no dejan de sonreír con dulzura.

Tú también fuiste ese niño que se diluía en coloridos juegos mientras sentía como la vida le empujaba a esa locura sana que es la imaginación.

Ese niño sigue en tu interior mientras pellizca tu insensible piel para que le mires a sus ojos y juegues unos minutos con él.

Si quieres dejar de ser prisionero de la fría tristeza, debes de dejar arrastrarte por ese niño interior que aunque un poco loco, solo obedece a un corazón autentico.

Escucha a ese niño, deja que te susurre todas esas locuras con las que sueña cada noche mientras te lleva a esos rincones que te bañaran de magia y sonrisas.

Entre tú y ese niño vais a recoger esos pedacitos de sueños rotos y vais a volver a soñar, porque mientras la esperanza ilumine tu vida, no habrá espacio para lágrimas ni momentos oscuros.

activar felicidad

 

Recoge esos momentos del pasado que te hicieron feliz y bañate con ellos

 

La felicidad es ese sentimiento que nos invade con pasión hasta que se seca en nuestras manos como el agua en un desierto.

Todo eso se debe a que no somos conscientes de que nosotros somos la fabrica de esa felicidad tan escurridiza.

Recuerda esos momentos en los que la felicidad se convertía en la esencia de tu vida y probabas todos sus intensos sabores.

Cierra los ojos y visualiza esos instantes mágicos, recuerda esos colores que alegraban tu mirada y ese sol que deslumbro tu corazón.

Vive de nuevo esos sentimientos que recorrían con alegría tu cuerpo, las sensaciones que confirmaban que estabas vivo, y esos rincones y personas que calmaron tus inquietudes.

Siempre que sientas que la tristeza invade tu interior, cierra los ojos e invita a que la felicidad recorra tus venas con esas sensaciones que se gravaron en ti eternamente.

 

En resumen

 

La tristeza es una gran mensajera que nos advierte que vamos en contra de nuestros sueños, solo cuando la comprendemos y escuchamos se vuelve débil entre nuestras manos.

Deja espacio en tu interior para que tu niño interior te muestre su alegría y esa tristeza no tenga rincones donde alojarse.

Recuerda que la felicidad duerme en tu interior, esperando a que la rescates de su largo letargo, y cuando lo hagas, ella bañara tu interior con todo su agradecimiento.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *