Cómo aprender el arte de pensar en nuestro beneficio

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

 

Quien no tiene pensamientos que le atormentan, lo cierto es que muchos somos mas que esclavos de esos pensamientos que no tienen horario y que acampan a sus anchas en nuestra cabeza.

Lo cierto es que muchos no sabemos pensar, si supiéramos pensar, pensaríamos para enriquecernos y sentirnos bien, pensaríamos para descubrir y crear nuevas cosas, entre ellas una vida mejor para nosotros, pero en vez de ello muchos acostumbran a usar el pensamiento negativamente hacia uno mismo.

Debemos de comenzar a pensar que el pensamiento es un arte para hacer el bien y para construir, no para hacer lo contrario, eso quiere decir que debemos de aprender ese arte, debemos de desarrollar ese arte para nuestro benéfico y el de los demás.

Desde luego que no es sencillo cuando llevamos tanto tiempo pensando mal, pero nada mejor que aprender a pensar bien, para que nuestra mente sea utilizada expresamente para mejorar la vida que nos rodea, creo que eso es suficiente motivación para aprender el arte de pensar como dios manda.

Para comenzar a pensar positivamente, debemos de ser conscientes de que todo pensamiento que se construya en nuestra mente, debe de ser en beneficio de nosotros mismos, de los demás o de lo que nos rodea, todo pensamiento que surja de nuestra mente ha de tener la misión de hacer el bien, todo pensamiento que salga de nuestra mente ha de ser constructivo.

Obviamente llevamos mucho tiempo creando pensamientos que nos perjudican, y por ello nos costara crear pensamientos positivos, pero para empezar de lo que se trata es de ser consciente de todo pensamiento que surja de nuestra mente y intentar manipularlo y estrujarlo para que nos ayude.

El hecho de que creemos en nuestra mente un pensamiento perjudicial, no implica que no podamos desviar ese pensamiento a nuestro favor. Nosotros podemos modelar nuestros pensamiento como si fuéramos escultores.

Si nos decimos a nosotros mismos que no vamos a conseguir algo que nos importa, quizás sea muy radical y poco creíble que lo cambiemos al pensamiento de que si que vamos a conseguir esa cosa, pero en cambio si amoldamos ese pensamiento a nuestra baja creencia que tenemos de conseguir ese algo, podemos decirnos, en este año no voy a conseguir lo que quiero, pero este año puedo plantar las semillas y la base, para comenzar a construirlo los años siguientes.

Cada persona es un mundo, y tiene la suficiente imaginación para modelar esos pensamientos a sus autenticas creencias, esta en nuestra mano quitarnos unos de los mayores sufrimientos que tenemos las personas, nosotros tenemos el suficiente poder para eliminar ese sufrimiento, a través de nuestro pensamientos.

pensar en nuestro beneficio

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *