Cómo echar de nuestras vidas a la frustración

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

 

La frustración surge cuando no conseguimos lo que nos proponemos o esta demasiado lejos de nuestro alcance, la frustración no solamente nos hace sentir mal y nos quita la energía, sino que nos aleja aun mas de esos sueños que tanto deseamos alcanzar, solo por el hecho de que nos quita fuerza y creencia para alcanzarlos.

El problema de las emociones y sentimientos negativos es que ocupan un espacio en nosotros que bien podrían ocupar unas emociones o sentimientos positivos, ya que una vez que surge la frustración en nuestro interior, comienza a ser alimentada por esos pensamientos negativos, y cogen mas espacio dentro de nosotros.

Lo primero que debemos de hacer es reconocer lo dañina que es la frustración para nosotros, porque si somos conscientes de ello, no le abriremos la puerta tan fácilmente y no dejaremos que acampe en nuestro cuerpo, como si fuera su autentico hogar.

Una vez reconocido el intruso, pelearnos con el y intentar echarlo, solamente puede crear mas frustración en nosotros, por ello debemos de intentar dar la bienvenida a nuestro interior nuevas emociones y sentimientos positivos que nos interesen, que comiencen poco a poco a ganar terreno, así poco a poco esa frustración sabrá que ese no es su hogar, y se irá reduciendo.

Las emociones y sentimientos positivos, si no existen en nuestro interior, los podemos crear nosotros mismos, nosotros tenemos el poder de crearlos con nuestra voluntad y imaginación.

Debemos de activar una alerta en nuestro interior que nos avise de cuando aparezca esa frustración, para comenzar a enfocarnos en un nuevo espacio donde vamos a comenzar a crear sentimientos, pensamientos y emociones positivas.

Esperanza, fe, alegría, coraje, autoestima, sabiduría, libertad y infinito etc, son sentimientos y emociones que con nuestra voluntad podemos ir creando o haciendo que crezcan en nuestro interior para que esas emociones que no nos interesan tener vayan reduciéndose y perdiendo poder.

Tenemos una fabrica en nuestro interior, dejada y sin utilizar, la conciencia de ello, es lo que nos tiene que hacer ponernos manos a la obra para crear nuestras propias creaciones de pensamientos, emociones y sentimientos que pueden hace que nuestra vida sea mucho mejor.

frustración

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *