La mejor manera de desconectar de tus problemas

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

En el post de hoy voy a mostrar algunos pasos prácticos para desconectar de esos problemas que nos absorben. Los problemas que tienes en tu vida diaria, no los puedes borrar por obra de magia, pero si que puedes conseguir que no absorban tu energía vital y así puedas respirar.

Porque no consigues desconectar de los problemas

Puede haber muchas razones por las que no logres desconectar de tus problemas, pero normalmente cuando no consigues desconectar de tus problemas, es porque no estas siendo capaz de afrontarlos como es debido.

No hay problema solucionado que vuelva a tu vida a atacarte, lo que quiero decir, es que lograr solucionar los problemas, es el mejor camino para desconectar de ellos.

Cuando somos pequeños, solo nos enseñan a solucionar problemas matemáticos, pero ojala que nos hubieran enseñado a solucionar problemas de la vida real.

desconectar de tus problemas

Pasos que has de dar para solucionar ese problema que te absorbe

Lo primero que tienes que hacer para solucionar un problema en tu vida, es creer en tu capacidad para solucionarlo y por si no lo sabes, todas las personas tenemos capacidad resolutiva, solo se trata de que la desarrollemos.

Lo siguiente que tienes que hacer es quitarte de la cabeza, eso de que hay problemas que no se pueden solucionar, ya que todos los problemas tienen soluciones, aunque es cierto que no podemos volver atrás, ni esperar que todo sea perfecto.

Una vez que seas consciente de tu capacidad, toca enfrentarte cara a cara a ese problema, porque si no va a estar atormentándote hasta que lo soluciones, no huyas de él y acuérdate de que ese problema puede ser una gran espacio para que crezcas como persona y para que aprendas.

Para enfrentarte al problema, has de hacer una descripción clara de ese problema, has de conocer claramente cual es el problema, porque así te sera más fácil buscar una solución. Ya sabes que para derrotar a tu peor enemigo, has de saber sus debilidades y fortalezas, búscalas en tu problema.

Después de que conozcas claramente cual es tu problema, has de tomarte tu espacio de tiempo, relajarte y comenzar a hacer una lista de posibles soluciones a tu problema. Llama a tu ingenio y creatividad, cuando escribas esas soluciones. Es importante que enfoques estas soluciones a la causa original del problema, así serán más eficaces.

Después, analiza todas las soluciones y elimina las que no te convencen. Después compara las que te han convencido y escoge la solución en la que más te confíes, esa solución tiene que ser lógica, realista, y no dañina ni para ti ni para los demás. Es bueno que busques el silencio e intentes escuchar lo que tu interior te dice, si logras escuchar tu interior, el te llevara por buen camino.

Ir a por la solución del problema con tu acción

Cuando tengas claro cual es la solución para tu problema, has de ponerte manos a la obra, pero no antes de haber trazado y estudiado los pasos que has de dar hacia esa solución.

Pon en frente tuyo la solución y trocéala en pequeños pasos, esos pasos han de ser inteligentes, precavidos y firmes, y que mejor manera que planearlos con claridad.

Acuérdate de todas esas virtudes que tienes escondidas, ahora es el momento de que las saques, porque las vas a necesitar para solucionar tu problema.

El primer problema te costara solucionarlo, pero el segundo te costara menos y el tercero ya ni te digo, te vas a sorprender de ti mismo.

De lo que se trata es de que cojas esa energía que utilizabas para machacarte con ese problema, para utilizarla para solucionarlo.

banner-pie-de-pagina

 

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn2Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *