Cómo respirar, cuando nos asfixian con la presión

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0

Para respirar cuando nos asfixian con la presión, debemos de cortar ese vinculo de presión

Vivimos en un mundo de presión, en el que muchos quieren producir a cualquier precio, de tal manera que se pasa por alto los sentimientos de la persona que produce y de la calidad de lo que se produce, rompiendo así toda creatividad.

Es cierto que hay momentos en los que requieren mas de nosotros, pero nosotros debemos de saber donde esta el limite, hasta que punto nos esta perjudicando esta presión. Nunca debemos de sacrificar nuestro estado físico y mental, por estar a la altura de cualquier presión, venga de donde venga.

Para poder deshacernos de la presión que estamos viviendo, sea en el trabajo, en nuestra casa o en otro aspecto de nuestra vida, es analizar de donde proviene esa presión.

Obviamente sabemos que esa presión viene de personas con las que interactuamos en nuestra vida, jefes, familia, pareja y incluso amistades. Pero la pregunta que nos tenemos que hacer, es de que parte de esas personas viene esa presión que nos perjudica.

Una cosa muy distinta es que por situaciones de la vida, esa persona nos este presionando porque requiera algo de nosotros importante (en ese caso hay que decirle a esa persona que afloje), para hacer algo puntual en esos momentos y otra cosa distinta es que sea el egoísmo de esa persona lo que haga  que ejerza presión constante sobre nosotros.

Cuando sabemos captar que esas personas en realidad nos están presionando desde su ego, que nos están exigiendo un esfuerzo para calmar sus ansias de caprichos y que están haciendo de nosotros un títere, debemos de cortar ese vinculo de presión.

Cuando ves que esas personas te están presionando, perjudicándote psicológicamente y físicamente, para conseguir algo que realmente no es mas importante que tu salud, hay que cortar ese vinculo de presión.

Aunque algunas personas utilicen la presión con otras personas para que den un buen paso en la vida, por su bien, en general, la presión hace que las personas actúen como robots, dejan de ser ellas mismas, para ponerse bajo las ordenes de esa clase de manipulación.

Todo lo que produzcan las personas bajo presión egoísta, estará falto de belleza, ya que no lo habrán creado desde su creatividad, sino que desde su sumisión o esclavitud. La esclavitud que se vive ahora en muchos sitios del mundo, esta perfumada y maquillada, pero a su manera, es esclavitud.

La presión constante hace que no respiremos profundamente, que no tengamos momentos y espacios para reflexionar si vamos por buen camino, hace que no actuemos desde nuestra esencia, sino que actuemos desde la manipulación de otras personas.

Las personas que tienden a presionar egoístamente, lamentablemente tienen intereses propios que no tienen que ver con tu bienestar, o mejor dicho, poco les interesa tu bienestar, mientras produzcas lo que ellos quieren.

Nuestra relación con los demás, siempre ha de ser un triunfo de las dos partes, jamas permitas que en una relación en la que interactúas, la otra persona este repleta de energía a costa de absorber la tuya propia, ni al contrario.

Los auténticos proyectos en la vida, se hacen con personas, no a costa de las personas, es mucho mejor dar dos pasos en la vida con la conciencia tranquila, que caminar miles de kilómetros, pisando a las personas que encontramos por el camino.

respirar, cuando nos asfixian con la presión

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest1Email this to someoneShare on Reddit0