Cómo conseguir nuestra libertad a través de nuestro desapego

El apego es un pequeño mal del que nadie nos libramos, es muy difícil no acabar apegandonos a las cosas que tanto nos gustan, parece ser que no abundan y por ello queremos retenerlas en nuestra propia vida. Nuestro desapego a todo lo que retenemos es el primer paso a nuestra libertad interna y externa.

Pero tanto las personas, como las cosas y experiencias de la vida, tienen el destino de ser reemplazadas por otras, porque aunque parezca esta forma de pensar algo fría, lo cierto es que detrás de ella hay una acción más  de amor que de nada, ya que dejar que tanto las personas, cosas y experiencias sigan su curso, es más que nada un acto de amor.

Pero lo cierto es que cuando retenemos algo que quiere marchar, en nuestro interior también retenemos energías que se han de marchar, para dejar que vengan otras mejores y renovadas. No debemos de olvidar que toda acción negativa en nuestras vidas, repercute negativamente en nuestro interior, dejando su marca.

Cuando nos cuesta tanto dejar marchar a lo que tanto amamos, debemos de ser conscientes de que parte de ese amor se ha transformado en un egoísmo que quiere aprisionar con nosotros eso que tanto amamos, por eso debemos de hacer esa nueva acción de dejar marchar, esa acción que volverá a llevar el amor a nuestras vidas, dejando que lo que nos rodea siga su curso.

Nuestra vida es un gran espacio, un espacio que tenemos que llenar con lo que más nos gusta, pero nunca debemos de permitir que en ese espacio no haya una puerta donde dejar salir y entrar las cosas libremente, un espacio que ha de ser un hogar donde no se retiene a nadie, porque se quiere y se respeta a todo que entra y sale.

suscribete

nuestro-desapego

Cómo comenzar a trazar nuestro camino hacia una vida mejor

La vida esta llena de subidas y bajadas, pero lo cierto es que nosotros con nuestra manera de complicarnos, añadimos más subidas y bajadas de las que deberían de haber, todo esto muchas veces se debe ha que corremos ansiosos detrás de las cosas que tanto deseamos, y en esa carrera nos dejamos a nosotros y a nuestros valores tirados por los suelos y la poca conciencia de que la felicidad esta en nuestro interior.

En realidad muchos hemos convertido nuestra vida en una continua carrera hacia ninguna parte, por ello si tan perdidos nos sentimos, debemos de aclarar con nosotros mismos que es lo que más importa en nuestra vida, y cual es nuestra autentica meta en ella.

Para que de vez en cuando nos salgamos de nuestro camino, pero volvamos de una manera natural a el, y no estemos siempre caminando por auténticos laberintos, tenemos que preguntar a nuestro interior cual es el deseo más grande que tenemos en nuestra vida, ese deseo no superficial que tiene el don de ponernos la piel de gallina cuando pensamos en el.

Cuando tengamos claro cual es nuestro autentico deseo en esta vida, debemos de convertir ese deseo en nuestra misión, buscando en nuestro interior esas herramientas que nos ayudaran a llegar a el. Busquemos esas herramientas a través de nuestra expresividad con la vida y las personas que nos rodean y esperando esa sonrisa de el mundo hacia nosotros, esa sonrisa que nos dira que hemos dado en el clavo.

Nuestra mente no ha de estar enfocada a la autocritica, sino que ha de enfocarse en la búsqueda de nuestro talento, ese que sobresale y que nos hace únicos, y que bien explotado puede hacer que el mundo mejore.

Cuando tenemos claro cual es nuestra misión o logro en la vida, tenemos que trazar un camino lo suficientemente ancho, para que podamos expresar en el toda nuestra creatividad, suficientemente desnivelado, para que podamos ver esos pequeños logros que nos llevan al mayor de ellos, porque en el, tenemos que aprender que cada día que llega a nuestras vidas, es una pequeña meta que recompensa enormemente la espera del logro más grande de nuestras vidas.

suscribete

una vida mejor

 

Guardar

Cómo vencer el miedo que nos impide llegar a nuestros logros

El miedo que limita nuestras decisiones y acciones, es el mismo miedo que nos invita constantemente a estar metidos en la zona confort, es ese mismo miedo que nos lleva a preferir llevar una vida llena de aburrimiento, antes que explorar lo que nuestro espíritu esta deseoso de descubrir. Tenemos que buscar nuestra manera peculiar para vencer el miedo que nos impide ser nosotros mismos.

La eliminación de ese miedo no es tan simple como liquidarlo, sino que se trata más que nada, de ver de que pie cojea ese miedo, que es lo mismo que ser conscientes de que ese miedo es mas que nada un obstáculo construido por nosotros mismos, un obstáculo que tenemos que saltar, construyendo en nuestro interior ese valor que nos ayude a saltarlo.

Si nosotros somos los constructores de nuestras limitaciones, también tenemos capacidad de construir en nuestro interior las armas que destruyan todos esos muros que hemos construido y que aprisionan lo mejor de nosotros.

El mejor camino no es el enfrentarse a ese miedo, sino ue hacernos más grandes que ese miedo, cultivando en nuestro interior todas esas cosas buenas y positivas que hagan quedar al miedo como una simple pantomima.

En realidad no solamente no nos tenemos que pelear con ese miedo, sino que incluso tenemos que verlo como una creación positiva, ya que ese miedo hace trabajar nuestro espíritu de superación, deseoso de progresar en la vida y buscando nuevos caminos, cuando los viejos no funcionan.

No hay maneras de superar el miedo, sino que maneras de abrir los ojos para ver que ese miedo es una simple invención que dejamos que se apodere de nuestra vida, y de ese destino que nos llevaría a ser más grandes.

suscribete

vencer el miedo

 

Cómo mejorar nuestra manera de pensar para eliminar nuestras frustraciones

La frustración llega a nuestras vidas cuando no conseguimos lo que queremos, y cuando realmente pensamos que el hecho de no haber conseguido lo que queríamos, nos hace sentirnos inferiores ante los que si lo han conseguido. Debemos de eliminar nuestras frustraciones, ya que ellas son un peso que no nos deja ver la realidad que nos indica que siempre hay nuevos caminos que nos llevan a nuestros logros más profundos.

Cuando realmente esa frustración es tan grande que define nuestra vida, es cuando tenemos que plantearnos una nueva manera de pensar, ya que esta que tenemos ahora no nos vale, por el solo hecho de que limita nuestra expresividad, al hacernos sentir fracasados.

Cuando nuestra manera de pensar esta en contra de nosotros, debemos de reinventar una nueva manera de pensar que nos condicione a mejorar como personas, tanto si las cosas nos van mal, como si las cosas nos van bien.

Nuestra reinvención debe de estar basada en que nosotros somos mucho más que esa superficialidad que nos hace movernos por la sociedad, ha de estar basada en nuestra espiritualidad y mejora personal, consiguiendo así que independientemente de si ganamos o perdemos, nuestro crecimiento personal siempre  gane y salga fortalecido.

El hecho de que comencemos a enfocarnos más en nuestro crecimiento personal y espiritual, no representa que nos olvidemos de nuestros logros más superficiales, ya que de hecho, el encontrarnos a nosotros mismos, nos acercara más a nuestros logros, porque conectar con nuestro interior, sacara a relucir nuestras más valiosas  virtudes, esas herramientas que nos acercaran a nuestros sueños.

No es más poderoso el que consigue, sino el que sigue siendo el mismo, gane o pierda, ya que el mejor tesoro que podemos tener en nuestra vida, es una excepcional aptitud, tanto en frente de la fortuna, como en frente de la adversidad.

suscribete

eliminar nuestras frustraciones

Guardar

Cómo sentirnos más fuertes ante un mundo tan feroz

Hay muchas maneras de sentirnos más fuertes ante el mundo que nos rodea, pero lo cierto es que a veces es cuestión de ingenio y no de fuerza, el poder vencer todos los obstáculos que la vida nos propone.

Si hay algo o alguien que nos quita fuerza en el día a día y en la vida que nos rodea, no es algo que directamente nos quite nuestra fuerza, sino que algo que permitimos que nos quite nuestra  fuerza, porque ser susceptibles a nuestras circunstancias externas, es lo que realmente nos hace débiles.

Si todo se cae a nuestro alrededor, no debería de ser la excusa perfecta para que nosotros también caigamos, ya que si el constructor, en ese caso nosotros, sigue vivo, no hay ninguna razón que nos impida creer en que todo lo que cayo pueda volver a ser construido.

Si queremos ser fuertes ante un mundo que parece mucho más feroz que nosotros, deberíamos de tener un mundo interior lo suficientemente fuerte, para que lo de fuera nos haga mas sabios, pero no mas débiles, porque todo lo que hay fuera de nosotros son lecciones y más lecciones que confundimos con mala suerte o palizas de la vida.

Siempre que nos hacen algo que nos duele, nuestro sufrimiento ha de ser tan transitorio como la alegría lo es a veces, porque el sufrimiento no ha de refugiarse en nuestro interior, sino que transformarse en nuestro interior, dejando que lleguen nuevas emociones que impidan que nos ahoguemos en la pena o nos convirtamos en esa pena.

Nuestra verdadera naturaleza es que ofrezcamos lo mejor de nosotros a este mundo que vivimos, pero lo mejor jamas sera mejor, si dejamos de ser nosotros mismos para ser personas que ven la vida como una constante batalla que nos destruye en vez de hacernos grandes y cada vez más grandes.

suscribete

sentirnos más fuertes

Por qué no deberíamos de juzgar a los demás

Son muchas las personas que juzgan constantemente y temen ser juzgadas, el juicio en esta vida no pertenece solamente a los jueces, se hacen auténticos juicios todos los días y en distintas facetas de la vida.

Pero cuando nos volvemos jueces de los demás, no estamos haciendo el bien a la humanidad, como se supone que un verdadero juez hace, ya que la critica es la que abunda en nuestro juicio, no el deseo de construir un mundo más justo. Si de veras quisiéramos un mundo más justo, en vez de juzgar los errores de los demás, mostraríamos a esas personas caminos más éticos.

El juicio que hacemos hacia los demás, debe de ser cambiado por una acción, la acción de fomentar lo que si que es correcto, como mostrar nuevas y mejores opciones a esas personas que están tan perdidas, porque aunque son esas personas las que se tienen que ayudar a ellas mismas, también es cierto que nosotros tenemos un pedacito de ellas en nuestro interior y solo eso debería de impulsarnos a usar nuestra mano para guiar y no para señalar.

Una persona que es juzgada, es una persona apartada de la sociedad, que es lo mismos que decir que contamos con una persona menos para mejorar el mundo, en cambio si todos dejáramos de ser jueces, serian más las personas que tuvieran espacio para  rectificar sus errores, para que después pudieran hacer lo que han venido hacer a este mundo, dar su particular y importante granito de arena.

suscribete

juzgar a los demás

Por qué no somos capaces de disfrutar la vida que nos rodea

La intensidad y vibración de la vida que nos rodea es sorprendentemente poderosa, y aunque muchos digan que la vida es aburrida y gris, lo cierto es que son sus sentidos cerrados a esa vida, lo que les hace  decir esas palabras sin sentido.

Una distorsión de la realidad que nos rodea, nos hace ver una vida que no es la real, una vida pintada de gris, llena de limites imaginarios, que no nos deja ver la belleza y las posibilidades de las que estamos rodeados las personas.

Esas herramientas que nos dan cuando nacemos, que son ese cuerpo y mente que tienen la labor de ayudarnos a abrazar el mundo en el que vivimos, con el tiempo se convierten en autenticas piedras, que en vez de abrirnos al mundo, nos cierran a el.

Lo cierto es que quien de verdad esta abierto a la vida, es capaz de ser feliz con un pequeño y humilde  rallo entre unas  grises nubes , porque ha sido capaz de captar que el simple hecho de nacer, es ya un hecho que nos debería de llenar de felicidad.

Posiblemente no nos sea fácil volver a cuando nacimos, para volver a sentir toda esa vida recorriendo nuestro cuerpo, pero en cambio si que tenemos esa capacidad de usar esta inteligencia que hemos acumulado durante todo este tiempo, para que de alguna manera podamos volver a nacer y que estas herramientas que son ahora piedras, se conviertan en una constante conversación con vida que nos rodea.

Si hay algo que nos hizo andar nuestros primeros pasos, si hay algo que nos impulso a decir nuestras primeras palabras, ese algo sigue existiendo en nuestro interior, ese algo sigue estando a nuestra disposición para que superemos todo eso que parece poder con nosotros en el presente, porque por muy grande que sea lo que nos esta destrozando, mucha más grande es la vida que nos hizo nacer.

suscribete

la vida que nos rodea

Por qué deberíamos de dejar de estar a la altura de los demás

Las personas ponemos un gran empeño en gustar a los demás, gastamos más energía de lo normal en estar a la altura de los demás, pero en cambio nos olvidamos de que lo importante en esta vida, no es estar a la altura de los demás, sino a la altura de nuestro propio ser, siguiendo el criterio de lo que nos dicta nuestro interior, independientemente de lo que los demás piensen.

Poner nuestra mente, cuerpo y sentimientos al servicio de agradar a los demás, hace que vayamos perdidos si rumbo alguno, porque el camino que seguimos no es el camino natural que la vida nos ofrece para que poco a poco vayamos evolucionando como seres, sino que seguimos un camino que solamente nos lleva a bailar al son que nos marcan otras personas.

En el momento que somos conscientes de que por muy  perdidos que vayamos, nuestro camino ha de ser el que dicta nuestro corazón, es cuando solamente necesitamos un pequeño paso en ese nuevo y autentico camino, para sentirnos grandes sin necesidad de que nadie nos diga que somos grandes.

Cuando nos sentimos fríos y vacíos, la lamentación no ha de ser el siguiente paso, sino que la pregunta de que es lo que nos esta pasando y porque nos empeñamos en ir detrás de las personas para que llenen ese vació, gastando nuestra energía  en ser quienes no somos, solo por agradar a esas personas.

No hay peor disfraz que el que uno se pone solo para gustar, sin que para el no haya ningún disfrute, porque si aun con las lecciones de la vida, nos empeñamos en disfrazarnos, al menos lo deberíamos hacer con un disfraz que nos guste.

La vida que se nos concedió cuando nacimos, fue para que la viviéramos absolutamente a nuestra manera, todas esas normas y limitaciones que nos hemos ido encontrando al crecer, simplemente son pruebas para que las saltemos, demostrando que no hay limite real que nos impida ser nosotros mismos.

suscribete

estar a la altura de los demas

Cómo comenzar de verdad a trabajar nuestro amor propio

El amor propio es algo que esta poco trabajado en este mundo, ya que la humanidad muestra que el enfoque de su amor esta enfocado en la superficialidad y no en la verdadera identidad de la persona, su autentico yo. Para trabajar nuestro amor propio, tenemos que volver a conectar y tener un dialogo amistoso con nuestra esencia.

 Una persona puede tener la mejor ropa, el mejor trabajo y la mejor economía, pero si no esta cuidando sus valores y esta siendo ético con el mundo donde vive, no esta trabajando su amor propio.

Toda acción en nuestra vida que active nuestro espíritu interior, esta trabajando nuestro amor propio, porque solamente con hecho de que nos acordemos de que somos mucho más que esa superficialidad que envuelve nuestro espíritu, ya estamos trabajando nuestro amor propio.

El amor propio es acordarnos de esa persona silenciosa y poderosa que hay en nuestro interior, nuestra esencia o espíritu.

El amor propio al final se convierte más en un trabajo de enfoque, que de otra cosa, porque más que nada se trata de que nos acordemos más de ese ser silencioso que es nuestro autentico yo, que de esas voces parlanchinas y caprichosas que quieren más alimento superficial.

Tampoco se trata de que ignoremos esas voces egocéntricas de nuestro interior, ya que debemos de escucharlas, ya que sino gritaran más, pero si que debemos de ser conscientes de que el hecho de que les demos más importancia de normal a esas voces egocéntricas, hace que nos olvidemos de nuestra voz principal, la de nuestro autentico yo.

Nuestro amor propio es ese que nos recuerda que no somos esclavos del mundo, sino que somos esa expresión que aporta algo importante al mundo, mientras nosotros somos libres, porque estamos haciendo lo que nos pide nuestro espíritu, y no lo que nos exige esa parte oscura del mundo que solamente quiere superficialidad.

suscribete

trabajar nuestro amor propio

 

 

Guardar

Cómo podemos lidiar con nuestra lucha interna para alcanzar la paz

Las personas tenemos que soportar una lucha diaria en varios ámbitos de nuestra vida, pero ademas hay otra lucha que se nos pasa desapercibida por completo, es nuestra lucha interna, en la que el ego quiere una cosa diferente a la que quiere nuestro espíritu.

La vida en si es dura, pero es mucho mas dura cuando vamos contracorriente, haciendo caso omiso a nuestro espíritu, mientras obedecemos las ordenes de nuestro ego, y es allí donde nos tenemos que preguntar si estamos viviendo la vida que nuestro ego quiere o la que realmente nosotros queremos.

Es más fácil echar la culpa de nuestro malestar a lo externo y a los demás, pero lo cierto es que ese es el camino equivocado, si es que lo que queremos realmente es dejarnos llevar por nuestro espíritu para conseguir ser felices. Porque lo cierto es que la aceptación es el primer paso del camino hacia nuestra libertad, si no aceptamos que nosotros somos responsables de nuestra infelicidad, nunca nos haremos responsables de la construcción de nuestra felicidad.

Debemos de comenzar a buscar ese silencio en nuestro interior, debemos de convertirnos en silenciosos oyentes de nuestro aprisionado espíritu, para así pacientemente saber que es lo que realmente queremos en esta vida, y que es lo que nos hará felices, porque nuestro espíritu interior tiene esa gran respuesta.

Son demasiadas voces en nuestro interior, diciéndonos muchas cosas, a la misma vez que no nos dicen absolutamente nada, debemos de reconocer esas voces, y ser conscientes de que vienen de nuestro falso yo, y no del autentico, para así con nuestra conciencia y el tiempo, lograr que las voces de nuestro espíritu sean más poderosas que las de nuestro falso ego.

suscribete

nuestra lucha interna