Todas las entradas de: Ana Onieva

Cómo mejorar tu vida en 4 sencillos pasos sintiéndote libre

Man lying in bed turning off an alarm clock in the morning at 7am. Attractive man sleeping in his bedroom. Annoyed man being awakened by an alarm clock in his bedroom

¿Te has preguntado alguna vez a que dirección vas o si vas realmente a alguna parte porque te has sentido realmente vació sin encontrar sentido a tu vida?

Lo cierto es que le pasa a muchas personas que tienen trabajos que no les llenan, amistades que no les convencen y rutinas que no las llevan a ninguna parte.

Todo eso ocurre porque estamos haciendo lo que es correcto hacer, pero no lo que realmente deseamos hacer, y eso es porque tenemos en la espalda la mochila del condicionamiento social.

Desde pequeños nos han dicho que no hagamos cosas que deseamos hacer y que hagamos cosas que no nos gustan hacer, simplemente porque es lo correcto y adecuado.

¿Cuantas cosas deseaste hacer que dejaste en el pasado porque no eran correctas?

¿Cuantas cosas estas cargando en tu espalda que no te llenan pero que son correctas?

Aquí te explico en cuatro pasos muy sencillos como despojarnos de la mochila de ese condicionamiento que nos impide ser nosotros mismos y disfrutar de la vida que queremos.

1-Pregúntate si la vida que tienes es la que realmente quieres

Posiblemente pienses que es normal levantarte de la cama y hacer exactamente lo mismo que  ayer y que antes de ayer, pero lo cierto es que eso no es normal. Lo normal es estar vivo.

Lo primero que has de hacer es preguntarte -¿Esta es la vida que yo quiero o la vida correcta?

Si tu contestación es que no, no te pido que la cambies radicalmente, pero si que empieces a hacer pequeños cambios. Pequeños cambios que te llevaran a una vida mejor.

Lo importante es que el primer paso ya lo has dado. Ese primer paso es darse cuenta de que uno tiene una vida basada en lo correcto y en el deber y no la vida que realmente quiere.

2-Comienza a reconocer que hábitos son los que pertenecen a tu vida sin sentido

El segundo paso que has de dar es que te hagas un seguimiento a ti mismo desde que te levantas hasta que te acuestas.

En este seguimiento vas a llevar siempre contigo un lápiz y bolígrafo y vas a concentrarte en buscar esos hábitos o actividades que haces y que no te llevan a ninguna parte más que a no tener vida.

Una buena manera de que reconozcas de que hábitos se tratan, es simplemente preguntándote que es lo que sientes cuando los haces y si realmente ese habito te ayuda a ser mejor persona.

Imagínate que tienes el habito de tomarte el café con ciertos compañeros y que cuando te haces esa pegunta, te contestas diciendo que te aburres o que sus chismorreos no te aportan nada.

Ese café seria un habito sin sentido que no te aporta valor, que te hace perder el tiempo y que no te hace disfrutar. Lo puedes poner claramente en la lista de los hábitos sin sentido.

joven-viajero-con-mochila-relajante-al-aire-libre_1421-190

3-Reconoce que hábitos y actividades tienen sentido y te hacen sentir vivo

En este paso de lo que se trata es de que desde que te levantas hasta que te acuestes te concentres en buscar los hábitos, actividades, personas y cosas que te hacen sentir vivo.

Cuando realices algo, hables con alguien o aprendas algo que hace que tu interior se estimule positivamente, apuntalo en una nueva lista.

Intenta salir de lo cotidiano, no vayas al mismo café y vete a otro, prueba a hablar con esa persona con la que nunca has hablado pero te da buenas vibraciones.

Sube  las escaleras en vez de coger el ascensor, permítete no ser tan puntual este día o lo contrario, busca entornos, personas y actividades que te hagan tener buenas sensaciones.

Haz una buena lista con todo eso que te llena, y trata de hacer este ejercicio de experimentación durante varios días para que esa lista te aclare que es lo que te hace sentir realmente bien.

4-Comienza a cambiar tu vida haciendo renovación de hábitos

Ya has dado los pasos más importantes, ya eres consciente de lo que sobra y falta en tu vida, y ahora solamente te tienes que poner manos a la obra y comenzar poco a poco a cambiar tu vida.

Escoge de la lista no constructiva el habito que veas que va a ser más fácil eliminar.

Después escoge de la lista constructiva el habito que creas que es más fácil comenzar a hacer.

Mañana cuando te levantes, te vas a proponer eliminar ese habito negativo y en el espacio que deje ese mal habito, vas a comenzar a crear ese habito positivo de la otra lista.

Si por ejemplo, el habito que vas a dejar de hacer es el de tomarte el café con gente chismosa, lo podrías sustituir por ir a hablar con esa persona que te da tan buenas vibraciones.

Es así de sencillo, comienzas a cambiar de uno en uno esos hábitos y los sustituyes por nuevos hábitos positivos. No te olvides que tienes que practicar todos los días para que se convierta en algo natural.

En realidad estos pasos son tan sencillos como quitar de tu vida lo que no te gusta y poner lo que te gusta, hasta que poco a poco comiences a hacer cambios más grandes.

En resumen, este ejercicio lo que hace es que seas consciente de la vida que tienes y en realidad la vida que quisieras tener, y hacer acciones que te lleven a esa vida deseada.

banner-autoestima-recursos

 

Cómo convertirte en una persona con suerte eliminando tus lamentos

convertirte en una persona con suerte

Son muchas las personas que tienden a echar la culpa de su mala suerte a lo que les rodea, pero lo cierto es que cuanto más echan la culpa a la vida, más entran en la espiral de esa mala suerte.

En el post de hoy te voy a ayudar a salir de la espiral de la mala suerte, para que tu mismo comiences a ser el fabricante de tu buena suerte.

Se consciente de las veces que culpas al mundo de tu mala suerte

El primer paso que has de efectuar para dejar de ser una persona con mala suerte, es ser consciente de que has adoptado el rol de persona con mala suerte, y de que te has creído ese rol.

Para ello es muy importante que te conviertas en tu propio observador y veas con tus propios ojos que tienes una actitud negativa ante la vida.

Para que puedas concentrarte en encontrar ese habito negativo, lo que has de hacer es observar la forma que tienes de responder a las situaciones que transcurren en tu día a día.

Durante el día te encuentras con muchas situaciones que no son de tu agrado, y tu manera de responder a ellas te van a mostrar que clase de persona eres.

Por ejemplo, si tenias unos planes estupendos y al final se han anulado, podrías responder enfadado y encerrarte en casa o podrías crear nuevos planes.

Apunta en una libreta la manera que tienes de responder a esas dificultades. ¿Te encierras en ti mismo? o ¿Buscas nuevas opciones?

Si eres esa persona que ha preferido quedarse en casa tras ser anulados tus planes, hay tienes la respuesta de tu mala suerte, que es tu actitud negativa ante las situaciones.

Porque si hubieras decidido hacer otros planes después de que se anulasen los anteriores, descubrirías que no has tenido mala suerte, sino que los planes han cambiado.

Crea el habito de intentar cambiar lo que no te gusta

Aunque no los creas, hay situaciones que no te gustan y que puedes cambiar, piensa en como somos las personas, tendemos a dar por hecho que las cosas no pueden cambiar y nos conformamos.

Pero lo cierto es que podemos hacer más de lo que pensamos, el problema es el circulo de comodidad en el que muchos estamos, ignorando que hay muchas cosas que si que podemos cambiar.

Para que compruebes por ti mismo que esto es verdad y que tienes más poder del que te piensas, puedes experimentar con las situaciones que no te gusten de tu vida.

Cierra los ojos y repite varias veces en tu interior, la frase voy a moldear todas las situaciones difíciles que surgen en mi vida.

Memoriza la frase anterior e intenta repetirla varias veces durante todo el día.

De ahora en adelante vas a tener una alerta en tu interior que te recordara que puedes moldear muchas situaciones en tu vida diaria, gracias a esta poderosa frase.

Así que cuando surja de repente en tu vida una situación que no te gusta, acuérdate de esta frase, y ten conciencia de que algo puedes cambiar de la situación, aunque sea una mínima cosa.

Por ejemplo, puedes encontrarte con la situación en tu trabajo de que tu jefe te está llamando la atención por algo que has hecho mal, y tú te dices a ti mismo que puedes cambiar algo de esa situación.

Entonces te concentras en buscar una razón por la que en vez de llamarte la atención, tu jefe pueda darte el visto bueno.

Seguidamente le recuerdas a tu jefe que aunque has cometido ese error, hay algo que has hecho bien en tu trabajo que bien compensa ese error.

Al final descubres que el semblante de tu jefe cambia, y que aunque parece todavía un poco critico, ha pasado de llamarte la atención a dialogar con normalidad.

Este esplendido ejercicio lo puedes hacer con muchas situaciones en tu vida, pero has de ser realista y aceptar que aunque hay bastantes cosas que puedes cambiar, otras no. No olvides que es de sabios aceptar, pero también es de sabios no conformarse.

Crea el habito de sacar provecho de lo que no puedes cambiar

Cómo es obvio que nos tenemos que encontrar con esas situaciones que no nos gustan y nos irritan, tenemos que buscar la manera de que no nos amarguen la vida.

Cuando te encuentres situaciones que no te gustan, tienes que crear un espacio entre tú y esa situación, en ese espacio vas a crear una respuesta positiva a esa situación.

Date cuenta de las veces que te has encontrado en una situación difícil, y has actuado como si no tuvieras tiempo de reaccionar ni de respirar, eso quiere decir que no eres capaz de crear ese espacio.

Por eso es importante que crees en tu interior una alarma que suene en el momento de que una situación negativa surja, con esa alarma interna vas a recordar que puedes respirar y crear un gran espacio de respuesta.

Después has de ser consciente de que ese espacio es creación tuya, te pertenece, y como te pertenece, puedes crear en su interior lo que quieras.

Si por ejemplo te encuentras en un pequeño accidente de tráfico con un conductor enfadado, puedes no crear un espacio y ponerte como una furia o crear un espacio donde elegir una mejor respuesta.

Si optas por crear ese espacio, puedes llenarlo de nuevas opciones de respuesta frente a ese conductor.

Por ejemplo, ese espacio puedes titularlo como poder llegar a un buen acuerdo con ese conductor enfadado. Al ponerle titulo al espacio, lo que estas haciendo es enfocar ese espacio a una solución.

Después de tener claro el objetivo de ese espacio, puedes llenarlo de opciones de respuesta que tengan que ver con llegar a un buen trato con ese conductor.

Una de las opciones puede ser, pedirle al conductor que aparquéis mejor los coches para hablar sin tanta tensión y más tranquilos, y así buscar una mejor solución.

De lo que se trata es de que eches mano de tu imaginación e ingenio para que las situaciones por muy difíciles y negativas que sean, no se te echen encima.

Comienza a fabricar tu buena suerte

Has comprobado que si que puedes cambiar algunas situaciones de tu vida que no te gustan y responder positivamente a las negativas que no puedes cambiar.

Este aprendizaje va a hacer que tu mente ese abra y que seas más dueño de tu vida, siendo consciente de que tienes más potencial de lo que te imaginabas.

Cuando desarrolles estas poderosas habilidades, podrás enfocarlas para cambiar positivamente tu vida.

Porque cuando tengas grandes o pequeños sueños y te encuentres esas situaciones que parecen decirte que esos sueños no son para ti, tú podrás recurrir a estas habilidades.

Podrás crear un espacio y crear dentro de él nuevas respuestas a esas situaciones difíciles, con el objetivo de impedir que esa situación te impida llegar a tu sueño.

banner-autoestima-recursos

 

 

Cómo amarte poderosamente ignorando la opinión de los demás

hermosa-chica-joven-bebe-cafe-solo-en-el-cafe_1220-1736

Lo cierto es que todos solemos caer es esa trampa, en esa trampa en la que valemos poco si los demás nos dicen que valemos poco y en la que valemos mucho si los demás nos dicen que valemos mucho.

¿Pero que hay de nuestra propia opinión sobre nosotros mismos?

Claramente poco nos importa nuestra opinión sobre nosotros o simplemente no la tenemos, porque sino, no haríamos tanto caso de las opiniones de los demás.

Pero ha llegado el momento de que empecemos a tener una opinión de nosotros mismos y de que esa opinión sea positiva. Para que las opiniones de los demás dejen de importarnos.

En el post de hoy voy a dar unos poderosos consejos para que podamos fortalecer una creencia positiva hacia nosotros, quitando el poder a las opiniones que los demás tienen sobre nuestra persona.

Se consciente de tus propios diálogos internos

Son muchas las voces que solemos escuchar en nuestro interior, algunas voces nos dicen frases positivas, en cambio hay voces que nos limitan y nos quitan energía vital.

Mientras hay voces que nos dicen que hoy va a ser un día positivo, otras nos dicen que nos espera un día gris.

Lamentablemente muchas personas no son conscientes del lenguaje negativo interno que tienen hacia ellas y como ese lenguaje influye negativamente en ellas y en su vida.

Pregúntate cuantas palabras positivas te dices a ti mismo, posiblemente te sorprenderás de lo poco que te quieres a ti mismo a través de tu lenguaje interno.

Pregúntate cuantas palabras negativas te dices, y quizás te asustes cuando seas consciente de las veces que te descalificas, diciéndote lo torpe o malo que eres en ciertos aspectos de tu vida.

amarte poderosamente

Crea en tu interior una voz que te apoye firmemente

Si llegas a la conclusión de que usas un lenguaje negativo y poco constructivo hacia ti mismo, eso tiene fácil solución. Solo has de comenzar a construir un lenguaje positivo hacia ti.

Llévate durante todo el día un cuaderno y pluma, y observate a ti mismo en diferentes circunstancias, intenta enfocarte en buscar tus mejores cualidades cuando estas en esas circunstancias.

Nuestra mente negativa se empeña en buscar solamente nuestras facetas erróneas, pero si ordenas a tu mente que busque lo mejor de ti, lo buscara y lo encontrara.

Cuando tengas el listado, intenta memorizarlo en tu mente y repite en voz alta todos los días esas cualidades que has visto en ti, veras que con el tiempo esas cualidades se reforzaran.

Si eres consciente de tus cualidades, esas cualidades crecerán y se expresaran, eso hará que comiences a valorarte de verdad sin que la opinión de los demás te afecte.

Hazte pequeñas demostraciones de tu gran valía

Una buena forma de que comiences a creer en ti mismo, es demostrándote lo que puedes llegar a hacer.

Cuando un pintor termina su obra y la mira satisfecho, siente que tiene una gran capacidad y talento, tú has de construir tu obra maestra para demostrarte que tienes talento y valía.

Busca esa actividad, deportiva, artística, intelectual o la que quieras, en la que puedas crear algo o lograr algo para demostrarte que tienes ese gran talento que te demuestre que tienes capacidad.

Filtra todo lo que los demás digan de ti

Aunque creamos en nosotros, no vamos a poder evitar que algunas opiniones nos afecten en algún grado.

Por eso es importante filtrar las opiniones que los demás tienen de nosotros para que así podamos desenmascarar las que no son constructivas.

Piensa que hay opiniones de los demás que nos pueden ayudar pero en cambio hay otras que son poco constructivas, por ello es importante saber de que clase son.

Una buena manera de saber si esa opinión es constructiva o no, es ponerte en el lugar de la persona que te da su opinión.

Si por ejemplo es tu madre quien te da la opinión, si tú te pones en su lugar, podrás ver que ella no te quiere hacer daño y que te quiere ayudar, pero quizás tenga una mentalidad menos innovadora que tú.

De lo que se trata es de que analices las opiniones de los demás, eliminando las no constructivas y aprendiendo de las constructivas.

Pregúntate que opiniones te ayudan a mejorar y que opiniones no te llevan a ninguna parte más que a sentirte mal.

banner-autoestima-recursos

 

Cómo puedes ganar seguridad fortaleciendo tus virtudes en 5 pasos

Si eres de esas personas que tienen metas y están deseosas de alcanzarlas, pero la inseguridad te impide lograrlas, en el post de hoy encontraras la solución a ese problema.

Muchas personas se quedan en medio camino a la hora de alcanzar sus objetivos, culpando a la vida de su fracaso.

Pero en realidad la culpa la tienen ellos porque no han sido capaces de creer en su valor como personas, ya que creer en uno mismo es el estimulo que nos lleva a alcanzar nuestros sueños.

ganar seguridad fortaleciendo tus virtudes

¿Cómo puedes eliminar tu inseguridad?

Tu inseguridad creció por tus falsas creencias negativas sobre ti mismo y desaparecerán cuando construyas verdaderas creencias positivas hacia ti.

¿Recuerdas las veces que alguien te dijo que no eras capaz de hacer cierto trabajo y tu en principio así lo creíste? pero el tiempo te demostró que si que podías hacer ese trabajo.

Esto quiere decir que muchas de las creencias negativas hacia nosotros mismos, con el tiempo se acaban desmintiendo.

Así que ten en cuenta que si no estas seguro de ti mismo, es porque has creado ideas falsas y limitantes sobre ti, que son perfectamente desmontables.

Para desmentir esas ideas que alimentan tu inseguridad, demuéstrate ahora mismo que si que eres capaz de hacer esas cosas que te decían otros que no eras capaz de hacer.

Puedes comenzar con acciones pequeñas e ir aumentando la complicación, de lo que se trata es de que refuerces la seguridad en ti mismo viendo claramente que si que puedes.

Cuando vayas viendo que sí que terminas ese trabajo y que sí que llegas a esa pequeña meta que antes pensabas que no conseguirías, tu seguridad en ti mismo estará creciendo.

¿Cómo puedes conocer tus virtudes y capacidades?

Al igual que fuiste el creador de esas ideas negativas que hicieron que fueras una persona insegura, ahora puedes ser el creador de esas ideas positivas que te van a hacer ser una persona segura.

Para ser una persona segura de si misma, tienes que crear ideas positivas hacia ti y para ello debes de basar esas ideas en tus virtudes.

Pero seguramente no eres consciente de muchas de tus virtudes, porque tus ideas negativas sobre ti, solo te mostraban tu lado erróneo.

Así que lo primero que tienes que saber, es que no es que no tengas virtudes, es que simplemente no las ves.

Para comenzar a ver tus virtudes, simplemente le tienes que ordenar a tu mente que se centre en ellas y te la muestre.

Una manera de que tu mente reciba claramente tu mensaje, es escribiendo en un papel lo que quieres que tu mente te muestre.

Para ello, una buena manera es que te enfoques en un pequeño objetivo que quieras realizar o simplemente un pequeño sueño que tienes en tu mente.

Seguidamente escribe en un papel las virtudes y capacidades que necesitas para alcanzar esa pequeña meta o sueño.

Si tu meta fuera conseguir un titulo, seguramente necesitarías, perseverancia, voluntad, disciplina, superación y motivación.

Después, lee en voz alta las virtudes que has escrito y subraya las que piensas que tienes ya, aunque quizás necesites desarrollarlas, seguramente seas consciente de que existan ya en ti.

¿Cómo fortalecer las virtudes que sabes que tienes?

Ahora se consciente de esas capacidades que tenias y que no sabias que tenias y que has subrayado, para desarrollarlas mientras vas detrás de ese pequeño objetivo que te has marcado.

Es importante que seas consciente de que tienes esas capacidades que has subrayado, porque eso es lo que va a hacer que creas en ti mismo.

Cada día que te levantes recuérdate a ti mismo que tienes esas virtudes, porque eso hará que ante las dificultades del día, recurras a ellas y no te bloquees con tu inseguridad

¿Cómo puedes desarrollar las virtudes que tanto necesitas para ganar seguridad?

Todavía quedan la lista de capacidades que no reconoces en ti mismo, pero eso no te tiene que preocupar, porque toda capacidad se puede desarrollar.

Ahora que hiciste una lista de las virtudes que necesitas y ya tienes claro cuales son, solo tienes que trabajar en ellas para desarrollarlas.

Para desarrollar una nueva virtud, tienes que ser consciente de que aunque todavía no la tengas, si que tienes su semilla en tu interior y solo tienes que hacer que crezca.

Así que si por ejemplo la virtud a desarrollar es la voluntad, lo que has de hacer es comenzar a hacer pequeñas acciones o tareas que requieran un poco de esa virtud.

Primero has de comenzar con un pequeño propósito en el que requiera de tu voluntad y poco a poco ir desarrollando esa voluntad que necesitas mientras llegas a tu objetivo.

Después te vas proponiendo proyectos un poco más difíciles, hasta que veas que esa voluntad va creciendo y fortaleciéndose.

No te desesperes, cada paso que realizas por muy pequeño que sea, es un gran logro que te llevara a un logro mayor, lo importante es que tu seguridad se vea reforzada por cada paso que des.

Conclusión final

Cuando una persona es insegura, es simplemente porque no sabe los tesoros que tiene en su interior, así que solo es cuestión de que los descubra y los explote.

Para descubrir esos tesoros internos, una persona ha de marcarse metas en las que necesariamente tiene que explotar esos tesoros que le llevaran a su objetivo.

Una vez que la persona ve que tiene esos recursos en su interior y que los utiliza con eficacia, la seguridad en ella misma se fortalecerá.

banner-autoestima-recursos

 

Cómo superar tus momentos más bajos fortaleciendo tu motivación

Es normal que te desesperes cuando todavía te queda mucho camino por alcanzar esa meta que tanto deseas, hasta que te puede dar la impresión de que jamas vas a alcanzarla.

Pero lo cierto es que si en medio del camino te desesperas, te impacientas y desmotivas, pierdes precisamente esa energía vital que tanto necesitas para llegar a tu ansiada meta.

En el post de hoy te voy a indicar paso a paso como puedes activar esa energía vital que tanto necesitas en esos momentos en los que el desanimo sé ha apoderado de ti y no te deja caminar con fuerza hacia tu meta. Siguiendo estos pasos te vas a convertir en una persona con una actitud fuerte y luchadora acercándote así a tu gran meta.

Primero has de romper con tu enemigo numero uno, tu principal idea limitante

Cuando estas demasiado ansioso por llegar a esa meta que te has trazado, es posiblemente a causa de que tienes una idea limitante en tu mente, quizás tengas la idea de que lo importante de tu proyecto es el objetivo en si y que el camino hacia el no tiene valor alguno.

Quizás no te hayas dado cuenta de que la creencia firme de esa idea, hace que para ti el camino hacia esa meta carezca incluso de sentido, debilitando así tus pasos hacia tu meta, ya que te sientes desmotivado.

Es necesario que tus pasos hacia tu meta sean fuertes e impetuosos, porque si no de lo contrario tu meta siempre permanecerá lejos.

Una manera de eliminar esa idea limitante es comenzando a crear una nueva idea que refuerce todos tus pasos hacia tu meta, entonces esa nueva idea enterrara a esa vieja idea.

Una buena manera de buscar esa nueva idea reforzadora es preguntarte que beneficios te va a aportar todo ese camino hacia esa meta, por ejemplo, seguramente en ese camino vas a superar inseguridades, vas a aprender nuevas cosas, quizás ese camino te haga conocer personas fantásticas o conocerte a ti mismo mejor.

Haz una lista de todos los beneficios que vas a conseguir en tu camino y repite a menudo esa lista en voz alta, sobretodo cuando estés en momentos bajos, para así activar esa energía que tanto necesitas para seguir tu camino.

superar tus momentos más bajos

Tienes que ser capaz de ver todos los pasos del pasado como escalones que has subido

Si ya has recorrido una parte de tu camino y te sientes desanimado porque ves lejos tu objetivo, quizás sea el momento de mirar positivamente hacia atrás.

Mirar positivamente y constructivamente hacia atrás, quiere decir, ver como eras al comienzo y compararlo a como eres ahora, te sorprenderás lo mucho que has mejorado e incluso veras que si que has conseguido cosas.

Es importante que valores lo que tienes ahora mismo por muy poco que sea y por muy lejos que estés de tu meta, porque eso hará que tengas conciencia de que estas ya construyendo algo y avanzando hacia tu meta.

Se consciente de tus valores porque ellos son tu gasolina

Tus valores son cruciales y son los que realmente te dan el empuje y la motivación para luchar por tus proyectos, por eso el que los conozcas es esencial para motivarte en los estados bajos.

Pregúntate que valores son los que te llevan a querer conseguir esa meta o ese sueño, quizás si tu meta es la de ganar más dinero con cierto trabajo, tus valores sean la abundancia y la libertad, quizás si tu propósito es conseguir estar en forma tus valores sean la salud y superación.

Haz una lista de esos valores que te motivan y tenla siempre presente, recurre a ella cuando te sientas bajo, ya que precisamente son ellos los que te han llevado a donde estas ahora y eso quiere decir que tienen y tendrán fuerza para motivarte para llegar a donde quieres.

Busca tu razón profunda y espiritual por la que has trazado un camino hacia tu meta

No hay nada mejor para motivarte que recurrir a las profundidades de tu ser y que el te diga el gran sentido que tienes lo que estas haciendo.

Porque aunque estés en un momento bajo de tu camino, lo cierto es que lo que tu estas haciendo tiene mucho sentido, quizás se trate de tu misión personal o de algo que realmente tenga que ver con tu desarrollo personal.

Pregúntate cual es la razón profunda de porque estas haciendo lo que estas haciendo, porque aunque perder kilos pueda parecer superficial, lo cierto es que en tu inconsciente la razón poderosa puede ser la de amar a tu cuerpo, cosa poco superficial.

Quizás querer más dinero pueda parecer también una razón superficial, pero lo cierto es que puede ser que sea una manera de que profundamente te digas a ti mismo que mereces una vida mejor.

Seguramente tu propósito tenga que ver con la misión profunda de mejorar el mundo, sea la razón que sea la que te lleve a trazar ese camino, acuérdate de ella a menudo porque eso te va a dar las fuerzas que tanto necesitas.

banner-autoestima-recursos

 

 

 

Cómo puedes superar en 5 pasos las situaciones difíciles del día a día

En esta sociedad las personas suelen dejar su bienestar interior a lo que pueda ocurrir en su vida, eso lleva a muchas personas a acabar el día estresadas y malhumoradas porque han tenido un mal día. En el post de hoy te muestro unos sencillos pasos que te van a llevar a ser una persona capaz de responder positivamente a las dificultades de un mal día y por consecuencia vas a acabar teniendo mayor bienestar interior.

Cómo podemos conectar con nuestra felicidad a pesar de un mal día

Lo cierto es que son muchas las personas que se empeñan en echar la culpa de que tienen un mal día a todo lo externo, muchos dicen que la vida o la suerte está en contra de ellos, pero lo cierto es que el secreto real de ser una persona feliz y satisfecha, es ser flexible y saber responder positivamente a las situaciones que nos encontramos.

Si te dices a ti mismo que en realidad es imposible tener una buena respuesta a un incidente inesperado, es que simplemente todavía no has desarrollado la capacidad de respuesta positiva a situaciones difíciles.

Cuando hayas desarrollado esta capacidad tu vida va a cambiar, porque no solamente te sentirás más relajado y libre sino que abrirás tus perspectivas y puntos de vista siendo así una persona más inteligente y con más libertad de elección.

ganar-seguridad

Prepárate para un día ajetreado con unas respiraciones profundas y relajantes

Lo primero que has de hacer antes de levantarte es una preparación previa que no te puede llevar más de cinco minutos, solo se trata de respirar profundamente buscando tu relajación, la relajación que mejor te vaya, porque así creas espacio en tu interior, cuanto más espacio tengas, más libre elección tendrás.

Después de que sientas esa relajación en tu cuerpo, repite varias veces esta frase, este espacio de relajación que he creado, lo voy a utilizar para crear respuestas constructivas ante las dificultades.

No te olvides que es muy fácil que pierdas esa relajación en un día ajetreado, así que cuando tengas tiempo acuérdate de ese momento del día recién levantado en el que te sentías tan relajado e intenta vivirlo otra vez respirando profundamente.

Cómo puedes preparar tu mente para un día ajetreado

Una vez que ya sales a la calle y te has de enfrentar con ese día y con las cosas inesperadas que lleva ese día, intenta trabajar tus sentidos. Estés donde estés, observa lo que te rodea a todo detalle, fijándote en las texturas y colores, escucha los sonidos de fondo, siente el tacto de los asientos y de todo lo que tocas.

Este ejercicio lo que va a hacer es que estés más alerta y va a desarrollar la audacia para poder enfrentarte a las dificultades que aparezcan por durante el día, pero a la misma vez abre tu mente, capacitándote para ver los problemas que te surgen en su totalidad, eso quiere decir que no solamente veras la parte negativa de los problemas sino que también la positiva.

Lo que has de tener en cuenta ante la primera dificultad

De lo primero que te has de concienciar es de que es tu primer día con esta nueva manera de actuar frente a las dificultades, así que has de tener paciencia y has de visualizarte como un aprendiz que tiene el objetivo de hacer crecer su capacidad de flexibilidad ante las dificultades.

Así que cuando te encuentres tu primera dificultad del día, has de tener en cuenta que tú tienes la capacidad de solucionar, saltear o transformar ese problema a tu favor, pero que has de hacer crecer la capacidad que ta va a ayudar con tu propósito a base de esta practica que estas iniciando en ese mismo momento.

Las primeras practicas del primer día de cambio de actitud frente a las dificultades

Nadie te enseño a hacerlo, los adultos nos enseñan que no hay opciones y que te tienes que quedar con lo primero que te dan, pero vas a descubrir por ti mismo que es mentira y que puedes crear varias opciones en tu interior para que el día o la propia vida vaya hacia donde tú quieres.

Cuando venga la primera dificultad del día o esa persona que en si ya es una dificultad para ti, lo primero que has de hacer es respirar profundamente, eso hará recordarte que tienes en tu interior un espacio preparado para llenarlo de opciones.

Después has de preguntarte porque de repente ha surgido un sentimiento de urgencia, porque uno de los pensamientos que nos surge ante una dificultad es que tenemos que solucionar rápidamente esa dificultad, cuando en realidad hay muchas dificultades que no requieren de una urgencia.

Así que no solamente has de respirar para recordarte a ti mismo que tienes una nueva herramienta para crear soluciones, sino que también puedes ver que no tienes que ir estresado y a gran velocidad de resolución, diciéndote que ademas de un espacio en tu interior para crear opciones también dispones de un espacio en el tiempo en el que puedes crear aún más opciones.

Esta nueva manera de pensar es una manera que te abre la conciencia y te despierta diciéndote que tienes espacio y poder o que es lo mismo, que tu mandas en las situaciones de la vida más de lo que pensabas.

Cómo puedes agrandar tu flexibilidad ante esa dificultad inesperada

Lo siguiente que has de hacer es preguntarte que es lo que realmente quieres, porque lo cierto es que la mayoría de personas se quedan bloqueados ensimismados en el problema, cosa que no les lleva más que a la lamentación.

Si tu problema es que te has encontrado un cliente que te está echando en cara que no trabajas bien o mejor dicho que  esta desahogándose del mal día que ha tenido atacándote a ti, tu objetivo seguramente sera que se calme y que podáis llegar a un acuerdo.

Cuando tienes claro que es lo que quieres, tu mente y tu cuerpo comienzan a trabajar para la solución, por ello es importante que te marques ese pequeño objetivo para que llegues a solucionar ese imprevisto problema.

Cómo crear esas opciones que te van a llevar a controlar esa dificultad

El próximo paso que has de dar, es comenzar a caminar hacia esa solución buscando nuevas opciones que hagan que tu objetivo se cumpla, en este caso tu objetivo es que tu cliente se calme.

Lo primero que has de hacer es no perder tu propósito de vista, porque si tienes claramente el propósito en mente, los caminos que comiences a crear hacia ese propósito serán más fáciles y eficaces, ya que tu mente estará más despierta para crear nuevas opciones.

Para crear nuevas opciones, te has de lanzar unas preguntas inteligentes enfocadas en la solución, para ello te has de comenzar a preguntar que es lo que exactamente has de hacer en este mismo momento para conseguir que tu cliente se calme.

Te puedo asegurar que en tu interior están las respuestas, solo has de llegar a esas valiosas respuestas preguntándote que seria lo mejor que puedes hacer para que esa persona que tienes delante se calme.

Si sigues estando bloqueado, puedes recurrir a la información que tienes del pasado en el inconsciente, haciéndote la pregunta ¿que hice en el pasado para solucionar un problema similar.

Es mejor que tengas más opciones, porque así podrás recurrir a otras, si la primera que usas te falla, pero si tienes ya una opción es un gran logro.

Cómo puedes hacer uso de tu talento para poder saltear esa dificultad

Ahora que ya has decidido que es la mejor respuesta o respuestas que puedes dar a esa dificultad, has de recurrir a tus mejores herramientas internas para hacer que esa respuesta a esa dificultad sea mucho más eficaz.

De lo que se trata es de que vuelvas a hacer memoria y te acuerdes de esas difíciles situaciones del pasado en las que al final saliste airoso, y eso quiere decir que no solamente respondiste a la adversidad eficazmente sino que sacaste de tu interior ciertas capacidades que te ayudaron a tener mejor respuesta.

Aunque estamos hablando del pasado, lo cierto es que esas capacidades que usaste en ese momento, están dentro de ti ahora mismo y tú tienes el poder de volver a recurrir a ellas para el difícil momento que estas pasando ahora.

Para ello solamente has de recordar y ser consciente de que tienes esas capacidades y en el mismo momento que estés respondiendo a esa dificultad, recordar como las utilizaste en el pasado para reflejarla y expresarla ante el problema que tienes ahora mismo.

Solamente recuerda la sensación que tenias dentro de ti cuando utilizaste ese recurso interno, recuerda como lo expresabas a través de tu cuerpo y que palabras y tono utilizabas, y veras que como una inercia acabas expresando en esta situación, esta gran habilidad que tanto necesitas.

Acuérdate siempre de estos tres puntos clave, el objetivo, que es la solución del problema, el comportamiento que es la acción que te llevara a esa solución y la virtud que hará que tu acción sea excelente.

banner-autoestima-recursos

Cómo solucionar tus problemas en 5 pasos y solo con tu imaginación

Todos tenemos problemas, es algo que no podemos evitar, pero lo cierto es que aunque no podamos evitarlos, hay algo que si que podemos evitar, podemos evitar que el problema nos amargue nuestra existencia, solamente convirtiéndonos en personas más flexibles ante nuestros problemas.

La relajación es primordial para que tengas más espacio para solucionar el problema

Lo primero que tenemos que hacer cuando un problema se presenta repentinamente en nuestra vida, es no dejar de ser nosotros mismos, lo que quiero decir es que si nuestra mente se dispara pensando en la parte más negativa y tu cuerpo se tensa como una piedra, dejas de ser tu mismo y de tener capacidad resolutiva.

Así que lo primero que tendríamos que hacer ante un problema es respirar profundamente, cuanto más te relajes, más capacidad tendrás para  encontrar opciones para ese problema. La relajación abre y expande tu mente y hace que no te veas contra la pared.

Pregúntate cual es el camino que te suele llevar a ese estado de relajación que tanto necesitas, quizás en tu caso sea salir y dar una vuelta o quizás simplemente leer o hablar con alguien especial.

solucionar tus problemas en 5 pasos

Ahora que ya tienes espacio para pensar, has de saber pensar

Ahora que has respirado profundamente, desde luego que ese problema no a desaparecido, pero tu has creado en tu interior más espacio para la resolución de ese problema y eso hace que tengas más poder de decisión y más flexibilidad. Si respiras tu mandas, si no respiras manda tu destino.

El paso siguiente que has de dar es el de dejar de enfocar tu mente en ese problema y comenzar a enfocarlo en una solución, ya que la mayoría de las personas nos quedamos bloqueados en frente de un problema porque nos enfocamos en la parte negativa del problema. Muchos se preguntan porque no salen de un problema y no se dan cuanta que hasta que no saquen la cabeza no van a salir.

Una buena manera de enfocarnos en la solución de ese problema, es cerrando los ojos y imaginarnos en el futuro con el problema solucionado. Visualízate a ti mismo sintiéndote satisfecho por la solución de ese problema, seguramente estarás tranquilo y contento, experimenta con las sensaciones de tu cuerpo como si lo estuvieras viviendo.

Quizás esto pueda parecer extraño, pero en realidad es muy practico, ya que le estas mandando a tu mente inconsciente el mensaje de que se tiene que poner a trabajar para solucionar el problema. Cuando te imaginas con el problema solucionado, le estas diciendo a tu mente claramente lo que quieres y tu mente comienza a caminar.

Después de decir a tu mente que quieres que se concentre en esa solución, ya tienes a tu mejor herramienta trabajando para ti, no lo dudes.

En busca de infinidad de opciones es el próximo paso que has de dar

El próximo que has de dar es el de crear varias opciones para solucionar tu problema,  acuérdate si solo tienes una opción, eres débil ante el problema, si tienes varias opciones tu tienes el poder frente a ese problema.

La mejor manera de que  soluciones problemas es siendo una persona flexible, y para ser una persona flexible te has de convertir en una autentica fabrica de nuevas opciones.

Para comenzar a crear opciones, tienes que recurrir a tu imaginación, para ello desde luego tienes que tener claro que cuentas con esa capacidad, todos tenemos imaginación, otra cosa es que acostumbres a trabajar o no esa imaginación.

Haz que la  capacidad de tu imaginación crezca, diciendo a tu mente que busque nuevas opciones que solucionen ese problema con el que te has encontrado. Lo cierto es que tenemos que aprender a pedir a nuestra mente y cuerpo todas esas herramientas que necesitamos en nuestra vida diaria, en vez de lamentarnos de nuestra incapacidad.

Respira hondo, cierra los ojos y pregunta a tu interior como puedes solucionar ese problema, sigue respirando silenciosamente mientras van llegando sorprendentemente las respuestas a tu pregunta.

Pon en una hoja todas las soluciones que se te pasen por la cabeza, si no te surgen soluciones, cambia tu postura corporal, respira o date una vuelta buscando cualquier sitio que te inspire, porque la verdad es que las personas nos vemos muy influenciadas por los estímulos externos.

Es importante que arranques tu imaginación, por eso para comenzar a apuntar en un papel las distintas  soluciones que se te pasan por la cabeza, no decidas limitar esas opciones en opciones serias y razonables, por muy disparatada que te parezca la opción nueva que te surja, apuntala en el papel, lo importante es que el motor de tu imaginación comience a arrancar.

No solamente llenes una hoja, si es posible llena dos hojas o más, la cuestión es aprovechar la inercia de una imaginación que fluye como nunca suele hacer.

Pasa las nuevas soluciones  para tu problema por el filtro de la coherencia

El próximo paso y después de haber llenado una, dos hojas o mas, es que dejes que tu imaginación descanse y llamar a tu razonamiento y coherencia para que comience a tachar esas opciones que tu sabes que en verdad no puedes llevar a cabo, dejando esas que sean mas realistas y eficaces.

Quédate con tus mejores opciones y de las que te queden en el papel, lee cada una de ellas en alto y pregúntate por cada una de ellas las siguientes preguntas.

¿Esta opción va a ayudar de verdad a solucionar el problema o es un simple parche?

¿Esta opción me va a solucionar un problema pero es posible que cause un problema a otras personas?

¿Si el problema implica a otra persona o personas, hace esta solución que las dos partes ganen por igual y queden contentas?

¿Que consecuencias tendrá en todos los aspectos y contextos de mi vida solucionar mi problema con esta opción?

¿Esta opción esta acorde con mis ideales y mis valores éticos?

La opción que has de elegir es la opción que hará que realmente solucione profundamente el problema que te ha surgido sin perjudicar a otras personas y hacer que las personas que están implicadas en ese problema ganen por igual.

La opción que has de tomar ha de ser una opción que este alineada con tus valores y ideales, ya que si solucionas un problema de una manera en la que en el fondo no estas de acuerdo, crearas una discordia contigo mismo.

Todo esto se resume, en que la opción elegida no solamente debe de ser eficaz a la hora de solucionar el problema, sino que ha de tener en cuenta el sistema en el que estas, que eres tu, tu manera de pensar, la  gente y el entorno que te rodea, ya que si vas al contrario de todo ello, pierdes el equilibrio que necesitas, aunque tengas solucionado el problema.

banner-autoestima-recursos

 

Cómo desenterrar tu felicidad interior de los escombros del pasado

La autentica naturaleza del ser humano es la felicidad por si sola, pase lo que pase en nuestra vida. Pero lo cierto es que las personas llevamos en nuestro interior esos momentos negativos del pasado que parece que todavía viven en nosotros. Si queremos ser felices, debemos de ser capaces de controlar esas emociones y sentimientos negativos que nacieron en ese pasado no olvidado.

Como podemos eliminar los desechos del pasado y comenzar a ser felices

La manera en que alcancemos cada uno de nosotros su felicidad interior tiene que ver también con la manera de ser de cada persona, ya que no hace falta decir que cada persona es un camino diferente a seguir.

Pero ciertamente para muchas personas encontrar la felicidad en su interior se ha resumido en desechar todos esos traumas del pasado que parece que todavía viven en la actualidad en ellos.

Son muchas las personas que se deshacen de esos sentimientos, recuerdos y emociones negativas que comenzaron a crecer en su interior cuando eran muy jóvenes, y a partir de allí, se sienten liberados y comienzan a ser ellos mismos.

Parece ser que toda emoción, sentimiento y mal recuerdo del pasado hace que nuestra vida se bloquee y no avancemos, ademas de que nos hace perder nuestra conexión con nuestra autentica esencia. Esa esencia que nos haría felices, si fuéramos capaces de llegar a ella.

desenterrar tu felicidad interior

Cómo podemos eliminar esas emociones que nos hacen infelices

Quizás eliminar sea pedir demasiado, quizás simplemente debemos de aprender a conocer mejor lo que pasa en nuestro interior para poder suavizar esas emociones y que no controlen nuestra vida.

Para ello debemos de cambiar la actitud que tenemos hacia nosotros mismos, debemos de pasar a ser personas desinteresadas por lo que pasa en nuestro interior, para convertirnos en observadores de nuestro interior. Quizás tenemos que llegar más lejos y decir que tenemos que experimentar desde nuestro interior y en nuestro interior.

Para ello debemos de crear ese nuevo habito día a día, mientras vemos que ese habito se refuerza y crece cada vez más. Simplemente de lo que se trata es de que comencemos hoy mismo a tener unos minutos de observación hacia nosotros mismos.

Lo que tenemos que buscar en nuestro interior, son esas sensaciones y pensamientos que nos hacen sufrir y que bloquean nuestra felicidad, debemos de ser conscientes de donde están nuestros bloqueos. Debemos de buscar esos pensamientos y sentimientos que nos quitan nuestro equilibrio

Podría ser que una persona siempre estuviera baja de energía y rígida, porque tiene una tensión y estrés constante que ha invadido su vida de ta manera que ya se ha vuelto algo natural. Podría ser que esa persona fuera tan poco consciente de su interior, que esa emoción lidere negativamente su vida.

Pregúntate a ti mismo que sentimientos y emociones negativas lideran inconscientemente tu vida y te alejan de tu felicidad natural, esa que para ti es una autentica desconocida, cuando en realidad debería de ser tu autentica naturaleza expresada en tu cuerpo y mente.

¿Que has de hacer cuando encuentras esa emoción que te hace infeliz?

Una vez que encuentres esa emoción o sentimiento que tanto bloquea tu interior, has de buscar la causa de porque surge o ha surgido esa emoción en tu interior. Todas las emociones que surgen en nuestro interior, comienzan con un pensamiento, recuerdo o reacción a algo.

Relájate y pregúntate a ti mismo, cuando comenzó todo, cuando nació esa emoción y porque, quizás esa emoción de esa persona que tiene miedo surgió cuando era muy joven y le robaron, quizás el estrés de esa persona ha surgido porque no cree suficientemente en si misma, y por ello tiene que demostrar doblemente su valía en el trabajo.

El que encuentres el nacimiento en el pasado de esa emoción negativa que tanto persiste, te ayudara a ser más consciente de ti mismo y de esa emoción, que es lo mismo que decir que vas a tener más capacidad de controlarla.

¿Que hacer cuando tengas la causa de ese bloqueo o bloqueos interinos?

Una vez que ya sabes que es lo que te bloquea y la causa que lo crea, has de buscar en tu interior los recursos que hagan que esa emoción pierda fuerza. Cuando sabes que es lo que falla en tu interior, solamente has de buscar en tu interior la formula que hará que el problema se elimine.

Lo cierto es que la naturaleza de esa persona que tiene miedo es ser valiente, lo cierto es que la naturaleza de esa persona que tiene estrés es estar relajada, pero su propio ego ha distorsionado esa naturaleza.

Eso quiere decir que tenemos recursos naturales en nuestro interior que todavía tenemos que descubrir. Pero para ello es importante que creamos que los tenemos y eso lo puedes hacer poniendo toda esa energía que utilizaste en creer que no tenias recursos en creer que si que los tienes, así de fácil, aunque nosotros lo compliquemos.

Cómo conectar con nuestros recursos internos

Como todavía no hemos conectado con nuestros recursos internos, lo que vamos a hacer es buscarlos con nuestra propia imaginación para traerlos a la realidad. Los recursos están dentro de nosotros, pero tenemos que sacarlos a flote y para ello tenemos que experimentar con ellos internamente.

Es importante que busques esos momentos del día para estar relajado y dejarte llevar de una manera muy practica y realista por tu imaginación. Si estas relajado tendrás una increíble capacidad para conectar con tu interior.

Haz unas cuantas respiraciones profundas en una postura lo más cómoda posible, pero sin llegar a dormirte. Cierra los ojos y después de unos cuantas respiraciones y cuando sientas que de verdad estas relajado, di esta afirmación varias veces, encuentro esa situación en el pasado en el que tenia el recurso (el recurso que necesites ahora).

Si lo que estas buscando es dejar de tener tanto miedo, busca esa situación en el pasado en la que actuaste y fuiste muy valiente, porque aunque te parezca que no, alguna vez tuviste y expresaste ese recurso que tanto necesitas ahora mismo.

Posiblemente en tu mente pueda surgir esa idea limitante de que tú siempre has sido escaso de recursos, y eso pasa porque muchos nos enfocamos en las cosas negativas de nosotros mismos, y no en las positivas. Eso hace que las cosas negativas de nosotros se refuercen y que las positivas prácticamente desaparezcan y se debiliten ante nosotros.

Si no eres capaz de encontrar esa situación positiva del pasado ahora mismo, también te puedes imaginar en una situación difícil en la que tú actúas con valentía, o con ese recurso que tanto necesitas ahora, ya que tu cerebro también la dará por valida.

¿Que hacer con esa situación tan positiva del pasado en el presente?

Ahora que ya te acuerdas de esa situación en la que actuaste tan competentemente, solo tienes que volver a recrearla en tu interior, visualizando o intentando visualizar lo que estaba pasando en ese momento, escuchando lo que estabas escuchando en ese momento y sintiendo lo que estabas sintiendo en ese momento.

Ya que es el primer día y no va a ser tan fácil acordarse tan plenamente de esa situación, es buena idea que trabajes la visualización unos minutos todos los días, ya que así la reforzaras y ademas merece la pena porque te va a hacer sentir muy bien, que es precisamente lo que necesitas ahora.

De lo que se trata es de que se te quede grabado en tu interior todas esas sensaciones positivas que sentiste con ese recurso deseado, si es la valentía, tienes que sentir que se siente al ser valiente, ese orgullo, satisfacción y seguridad en ti mismo.

Se trata de que lleves esa película con todo detalle al presente y hacer esa película tuya de tal modo que cuando vuelvas a sentirte otra vez con un sentimiento como es el miedo, puedas recurrir a esa película en el que tienes el recurso de la valentía.

Acuérdate que lamentablemente este ejercicio lo has estado haciendo negativamente cuando te vuelves a acordar de una situación negativa del pasado, creando así emociones negativas que perduran en tu interior. Esto quiere decir que tienes capacidad para hacer lo contrario, hacer que las situaciones positivas del pasado vuelvan a revivir ahora en tu interior y te llenen de energía vital.

banner-autoestima-recursos

Cómo destruir eficazmente esa creencia de ti mismo que tanto te limita

Nuestras creencias sobre la vida, sobre las personas y sobre el mundo que nos rodean tienen un gran poder en nuestra vida, tanto positivamente, como negativamente.

Nuestras creencias no se quedan en simples creencias que corretean en nuestra mente, sino que se expresan a través de nosotros y condicionan nuestra vida. En el post de hoy te voy a dar algún valioso tip que va a hacer que destruyas esas creencias negativas y construyas unas nuevas y más eficaces.

Cómo nuestras creencias negativas condicionan negativamente nuestra vida

Cuando una creencia negativa y limitante nos dice que cierto trabajo no está hecho para nosotros porque somos demasiado torpes, enfocamos nuestra mente en esa creencia haciendo que los recursos internos que necesitamos para ese trabajo se bloqueen, ya que nuestra mente ignorara esos recursos porque estará buscando y enfocándose en nuestras facetas torpes e imperfectas.

Si al final decidimos probar ese trabajo al que tememos, pero seguimos pensando que somos torpes, lo primero que vamos a hacer es ordenar a nuestra mente que actuemos torpemente, ya que le hemos dicho claramente que somos torpes. Si le decimos a nuestra mente que somos torpes, nos guiara por el camino de la torpeza.

Ademas, nuestra mente se comunicara con nuestra cuerpo y le dirá al cuerpo que actué torpemente porque así su dueño que somos nosotros se lo ha pedido.

Mientras nuestro cuerpo trabaja conjuntamente para cumplir nuestra orden de ser personas torpes, esas habilidades que son positivas y podrían resurgir al exterior para demostrar que si que valemos para ese trabajo, quedan en la oscuridad, porque no forman parte de la orden que le hemos dado a nuestro cuerpo y mente.

destruir eficazmente esa creencia

Cómo desenmascarar esa idea limitante y negativa de nosotros

Esta claro que toda esta cadena de sucesos no solamente la causa una orden que hemos dado malamente a nuestra mente, sino que la raíz de esa orden proviene de esa creencia que tenemos tan incrustada, esa creencia que nos dice que no tenemos capacidad para hacer ese trabajo que nos interesa.

Pregúntate de donde proviene esa creencia limitante, ¿quien te hizo creer en el pasado que eras una persona torpe?, ¿cuando comenzó eso y cuando comenzaste a creer que era cierta esta absurda creencia?

Analiza esa situación que creo en ti esa falsa creencia, si te das cuenta seguramente eras un niño que se creía lo que decía ese adulto, pero lo que no sabias es que hay adultos que no tienen razón. Ahora sabes que hay niños que tienen más razón que algunos adultos.

Quizás esa situación proviene de un error que cometiste, pero si profundizas y reflexionas, sabrás perfectamente que un error no define a una persona como torpe o no torpe, ya que solo se trata de un momento y tropiezo en un largo camino en el que te encontraras de todo.

De lo que se trata es de que busques el poco sentido que tiene esa creencia, para que deje de tener poder en tu vida diaria. Toda creencia limitante tiene una parte absurda y sin sentido, encuentra esa parte débil.

Cómo comenzar a crear ideas y ordenes positivas para nuestra mente

Después de hayas quitado el poder a esa creencia negativa que tan mal te encaminaba, es hora de que la cambies por otra idea, esta idea ha de ser una idea no limitante. Ha de reflejar lo contrario a esa antigua idea, entonces en el caso de que pienses que eres torpe, podrías decirte a ti mismo, soy una persona hábil y valida.

A partir de ahora tienes que repetirte cada día esa afirmación, has de dejar que esa afirmación se repita tanto que entre de manera automática en tu inconsciente, hasta que quede tan incrustada en tu interior, como lo hizo esa idea limitante que tenias antes.

Practicar con tus nuevas y positivas ideas sobre ti mismo

Hay dos maneras de reforzar esa nueva creencia que tienes de ti mismo en tu interior, una de ellas es repitiéndote a ti mismo lo hábil y valido que tu eres, y otra es expresando esta nueva idea con tu comportamiento.

Una buena y poderosa idea para que se refuerce tu nueva creencia, es que seas consciente de que es el primer escalón en todas las cosas que vayas a realizar durante el día, si por ejemplo vas a hacer una nueva tarea, esa nueva tarea debería de comenzar con tu propia afirmación soy una persona hábil y valida.

Después de esta poderosa afirmación se consiente de todos los pasos que siguen en esta nueva tarea y se consciente también de que esos pasos ahora están reforzados y guiados por tu nueva creencia, la creencia de que tu vales y eres realmente eficiente para esta tarea.

Con la practica veras que cierta inercia hace que todo tu comportamiento sea guiado por esa idea positiva, haciendo que tu tarea este mejor realizada, y que ademas aparezcan nuevas facetas positivas de ti que no conocías, porque tu nueva idea positiva de ti mismo, hace que te enfoques en lo mejor que tienes en tu interior.

banner-autoestima-recursos

 

Cómo conseguir que una discusión se convierta en una solución

Son muchas las personas que tienden a discutir sin llegar a ninguna solución, creando así conflictos que no los llevan a ninguna parte, podemos discutir con nuestros amigos, con nuestros colegas de trabajo y con nuestra pareja, creando más tensión y confusión, y es allí cuando debemos de ser conscientes y preguntarnos si merece la pena gastar energía sin llegar a ninguna solución.

Debemos de hacernos responsables de una parte de la discusión

Si de verdad sentimos que con ciertas personas es casi imposible dialogar y llegar a alguna parte o solución, lo primero que tendríamos que plantear es si de verdad la causa de esa discusión es solamente culpa de esa persona, ya que en las discusiones se tiende a poner el peso de la culpa en la otra persona.

Aunque esa discusión pueda comenzar por una de las dos personas, es mantenida y alimentada por las dos personas, eso te convierte en uno de los responsables de la discusión.

De alguna manera nos puede parecer negativo el darnos cuenta de que nosotros estamos construyendo y alimentando también esa situación, pero sin embargo tiene algo muy positivo, y eso es que nosotros podemos controlar parte de esa discusión para llevarla a mejor terreno, a través de la parte de la discusión que nos pertenece.

que una discusión se convierta en una solución

Tener claro a que solución queremos llegar con esta discusión

Otra cosa que debemos de hacer si queremos llevar a la discusión por el camino de una solución, es teniendo claro adonde queremos ir.

Si estamos discutiendo con la pareja sobre ciertos gastos de casa, quizás a donde queremos llegar es a que los dos estemos de acuerdo sobre la cantidad exacta que deberíamos pagar cada uno sobre alguna factura en particular.

Eso hará que no nos perdamos en un gran remolino sin llegar a ninguna parte porque ahora sabemos exactamente a donde queremos llegar y podemos enfocar nuestra energía en ello.

Ponernos en el lugar de la otra persona es esencial para llegar a un acuerdo

Muchas de las discusiones pueden comenzar con malos entendidos, uno quiere decir algo y el otro se entiende otra cosa y se siente ofendido, es importante cuando nos comuniquemos con otra persona que seamos capaces de ponernos en su lugar y entender que ciertas palabras pueden ser mal entendidas por ella.

Por eso es muy importante que antes de que digamos ciertas palabras y frases, pensemos en ellas y en como pueden ser entendidas por la otra persona, el hecho de que le digas a tu pareja que no hace nada en casa, cuando realmente hace aunque no tanto como quisieras, puede hacerle explotar.

En cambio si le dices a tu pareja que tienes en cuenta que hace ciertas cosas en casa y que las valoras, pero que tú necesitas algo más de cooperación de su parte, puede desde luego hacer que la reacción de tu pareja cambie.

En realidad esto se resumen en intentar hablar con la otra persona que tienes delante sin despreciarla ni a ella ni al trabajo que hace, solamente tratando de decirle que la valoras pero que tú tienes unas necesidades importantes que ella no esta teniendo en cuenta.

Llegar a una solución buscando un punto de acuerdo con las demás personas

Ahora ya sabemos hacia donde queremos llevar la discusión, sabemos que por ejemplo en el caso de la pareja, deseamos que ninguno de los dos cargue con más faena de la necesaria, y de lo que se trata es de que se llegue a un acuerdo en el que los dos salgan ganando.

También sabemos que nos tenemos que poner en el lugar de la otra persona, y tener en cuenta sus sentimientos y su punto de vista.

Pero necesitamos conectar con esa persona que tenemos delante, porque si no te puedo asegurar que no vamos a llegar a ninguna parte. Para ello la mejor solución es buscar algo en lo que los dos estéis de acuerdo y a partir de allí comenzar a construir una buena relación que lleve a una solución.

Si por ejemplo la pareja que esta discutiendo sobre como pagar cierta factura, no avanza en la discusión, podían buscar algo en lo que los dos están de acuerdo, eso podría ser la razón por la que han comenzado la discusión, es obvio que los dos están preocupados por su economía.

Si uno de los dos le dice al otro está claro que nos preocupa nuestra economía, porque quizás la tengamos escasa, posiblemente la otra persona no pueda evitar darle la razón.

Cuando ocurre esto, no solamente ya tienen una base de acuerdo para que la discusión siga por buen camino, sino que ademas con ese comentario han sido capaces de ponerse respectivamente en el pellejo del otro y seguidamente conectar como un equipo tiene que hacer para que fluyan las ideas.

banner-autoestima-recursos