Cómo aprovechar el niño que llevamos dentro, para conseguir nuestras metas

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Porque deberíamos comenzar a valorar a nuestro niño interior

Son muchas las personas que ignoran a ese niño juguetón que llevan dentro, piensan que ya son personas adultas que se han de comportar seriamente.

Pero lo cierto es que ese niño que llevamos dentro, es la creatividad e ingenio personalizado, ademas de tener unos instintos desarrollados y sorprendentes impulsos.

Si comenzáramos a escuchar y a tomarnos en serio a ese niño que llevamos dentro, ese niño que nos susurra de vez en cuando que nos tenemos que dejar llevar, tendríamos más flexibilidad y agilidad para lograr muchas cosas.

Nuestro niño interno, puede ser el que nos de el impulso para que vayamos hacia nuestros sueños.

Cómo podemos comenzar a escuchar ese niño que llevamos dentro

Seguramente estemos tan cerrados y bloqueados, que nos cueste reconocer a ese niño interior lleno de creatividad, pero una buena forma de comenzar a conectar con el, es volver al recuerdo de cuando eramos niños.

Hay muchos recuerdos llenos de sensaciones en nuestro interior, de cuando eramos niños, solamente tenemos que volver atrás y recoger esas sensaciones y recuerdos positivos.

Nos tenemos que basar en esas cosas que hacíamos cuando eramos pequeños y nos hacían sentir llenos de vida, solamente por el hecho de que eramos nosotros mismos, y nuestro espíritu no estaba aprisionado.

Podemos escribir todas esas cosas que se nos daban bien, y con las que utilizamos nuestra creatividad e imaginación, recopilando en un papel toda esa esencia que con el tiempo hemos olvidado.

Una vez que hemos recopilado en un papel todo eso que nos hacía sentirnos plenos, debemos de ser conscientes de que no importa lo adultos que seamos, ya que podemos incorporar esa manera de ser y actuar, en este mismo presente.

Suscribete y descargate

Comenzar a introducir trocitos de ese niño en nuestra vida diaria

Ahora toca que nos observemos y veamos la manera que tenemos de actuar en todos los aspectos de nuestra vida, y entonces veremos que falta chispa en la mayoría de ellos.

La chispa que falta, es la chispa que ha de aportar nuestro niño interno, debemos de dejar que ese niño aporte esa espontaneidad, imaginación y creatividad, que junto a nuestra razón hará un gran equipo.

Si tenemos siempre con nosotros esa lista de esos aspectos de la personalidad de ese niño que eramos y que nos hacían sentirnos niños triunfadores, podremos ir recurriendo a todo ese repertorio que nos puede ayudar que nuestro camino sea más exitoso.

Cuando dejamos de enmudecer a ese niño que tenemos en nuestro interior, algo nuevo sucede en nuestras vidas, comenzamos a ser nosotros mismos, y eso implica que salgan a relucir al exterior magnificas herramientas que nos ayudaran y que no sabíamos ni que existían.

suscribete

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter1Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *