Cómo aceptar tu lado oscuro y hacer las paces contigo mismo

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

aceptar tu lado oscuro

No es momento de escapar ni momento de distracciones, es momento de contestar a esas preguntas que te inquietan cada noche.

Pero es que hasta que no decidas quedarte a solas contigo mismo, no vas a encontrar esas respuestas que serán el alivio de tanto tormento.

Tarde o temprano te tendrás que encontrar con eso que tan poco te gusta de ti, pero en cambio tienes que convivir con ello por mucho que lo ignores.

Lo has escondido tanto dentro de ti, que eres incapaz de relajarte solo por miedo de que salga a tu exterior y te ridiculice ante tanta perfección superficial.

Son pocas las personas que aceptan esa parte que les diferencian tanto de otras personas, esa parte imperfecta e incompleta de la que nos avergonzamos.

Pero lo cierto es que desde que has dejado esa parte encerrada en tu alcoba interior, has estado sufriendo, porque eso araña las paredes de tu piel, eso quiere salir.

En el post de hoy te voy a dar consejos para que aceptes tu parte imperfecta, y podrás aceptarte en tu totalidad, porque solo así serás libre y solo así podrás dejar tu autentica huella en este mundo.

 

La gran necesidad de que aceptes tu lado oscuro e imperfecto

La búsqueda de la perfección del ser humano lo aleja de su esencia y crea en su interior una lucha entre el ideal y lo que realmente es.

Hasta que no aceptes ese lado imperfecto, tu lucha interna no cesara.

El mejor camino para tu paz interior es que aceptes a tu lado oscuro y lo abraces con todas tus fuerzas hasta que logres aliviar todo su dolor.

Ese lado maltratado y oscuro solo es ese niño que busca la aprobación de los adultos, solo unos minutos y unas tiernas palabras que le recuerden lo mucho que vale.

Tu lado imperfecto recibirá tu aceptación, como lo hace un preso cuando la justicia le libera de su prisión.

La luz entrara en tu interior acariciando a ese niño herido y liberando su esencia para que por fin pueda jugar a su juego favorito.

 

¿Cuándo nació ese lado oscuro en tu interior?

Escondemos ese lado oscuro en nuestro interior, porque los adultos se empeñaron en que lo feo e imperfecto tiene que esconderse, nadie nos dijo que la verdadera belleza se instala en la imperfección.

Éramos niños a la misma vez que una especie de plastilina con la que los adultos daban forma a sus caprichos mientras cargaban sus frustraciones con nosotros.

Nosotros éramos una nueva esperanza para ellos, porque ellos no triunfaron, y nosotros éramos su ultima oportunidad para dejar su huella de éxito en este mundo.

Un niño que se revelaba y que mostraba su imperfección era motivo de vergüenza entre los adultos, parece que nadie se paro a descifrar el misterioso y profundo mensaje que el niño les lanzo.

 aceptar tu lado oscuro

 

Si quieres que el mundo te acepte tal como eres, tu eres el primero que te tienes que aceptar

Acepta tu imperfección, deja de verte con tus ojos críticos para comenzar a observarte desde un amor incondicional.

Porque cuando decides dejar de juzgarte es cuando tu corazón desnuda ante ti esa imperfecta belleza que hace tiempo yace enterrada en tu interior.

Siempre que te sorprendas avergonzándote de tu lado oscuro, ejercita tu corazón haciendo que fabrique amor hacia tu imperfección.

Tú decides si ser una maquina destructora de ti mismo o una fabrica de amor infinito.

Tú decides si vivir una vida huyendo de tu propia esencia o darle a tu esencia el poder de construir una vida mejor.

 

Permítete ser imperfecto y goza con ello

Busca un momento y espacio del día donde puedas sacar de su rincón a tu imperfección, permítete un error o un desliz, permítete ser imperfecto mientras sientes que te liberas de esa cárcel construida dentro de ti.

Ríete de ti mismo, señala tus defectos como curiosidades que forman parte de una maravillosa totalidad que eres tu mismo.

Por fin ha llegado ese día en el que te puedes quedar descalzo sin vergüenza, que puedes amarte sin que tu mente te traicione y que sobre todo puedes hacer las paces con ese niño al que obligaron a mirar abajo.

Recuerda que la vida no seduciría al mundo con su belleza si fuera controlada por una mente obsesionada por su perfección, tu eres como la vida misma, alguien que decide que ser imperfecto es equivalente a ser libre.

 

Los demás también tienen ese lado oscuro del que te avergüenzas

Estamos tan encerrados en nuestras propias ideas y sentimientos que pensamos que somos los únicos en este mundo que tenemos un lado oscuro.

Nos relacionamos con los demás esforzándonos en esconder nuestra parte imperfecta, mientras ellos están haciendo lo mismo frente a nosotros.

Si te pusieras en la piel de los otros, te sorprenderían sus miedos e inquietudes, pero sobre todo te sorprendería la inmensa energía que gastan en esconder su autentico ser.

Por ello no debemos solamente aceptar nuestra imperfección sino también la imperfección de los demás, porque eso nos abrirá a un mundo lleno de tolerancia y de aceptación.

La energía que gastamos en no aceptarnos a nosotros mismos y a los demás, es esa energía que se multiplicara si decidimos acoger en nuestro corazón la imperfección de todos los seres que nos rodean.

No es fácil romper del día a la mañana la gran manía de cerrarnos a esa diversidad que tanto nos asusta, pero una vez que rompamos ese muro, siempre tendremos una sonrisa a todo eso que antes nos asustaba.

 

 

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

2 comentarios en “Cómo aceptar tu lado oscuro y hacer las paces contigo mismo

    1. Hola Teresa, a mí lo que siempre me ha funcionado es la meditación, busca un espacio silencioso y cómodo, cierra los ojos y respira profundamente mientras observas cómo los pensamientos van y vienen, también puedes hacer esas respiración en el trabajo o en situaciones difíciles y veras cómo la propia calma aclara tus ideas. Ten paciencia para nadir es fácil. Ya me contaras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *