Archivo por días: junio 4, 2020

Cómo aclarar la mente con éxito y liberar tu inseguridad

aclarar la mente

Las preocupaciones tienen tanto protagonismo en nuestra vida que si dejáramos de tenerlas, comenzaríamos a preocuparnos por no tenerlas.

Pero en realidad el problema no son nuestras preocupaciones sino el que nos metamos tan de lleno en ellas que acaben formando parte de nuestra identidad.

En este nuevo post te doy unos consejos para que puedas aclarar tu mente y así puedas utilizarla para solucionar tus problemas y avanzar en la vida.

 

1-Se consciente de como nace una preocupación y de como crece en tu interior

Hay varias fases desde la primera vez que un pensamiento preocupante entra en tu mente hasta que eres absorbido por él.

Primero te viene de forma inocente como un simple comentario hacia algún detalle de tu vida, después comienzas a darle importancia y al final te encuentras sumergido en un remolino emocional sin saber como llegaste allí.

Todo esto ocurre de forma automática sin que seas consciente porque llevas mucho tiempo cayendo en la misma trampa una y otra vez.

La autoconciencia de como actúas cuando aparece por primera vez una preocupación y como te dejas llevar por ella hasta que tú estás dentro de un remolino, es el primer paso para despejar y liberar tu mente.

Recuerda que en la primera fase el pensamiento surge de forma inocente, en la segunda fase comienzas a darle importancia y en la tercera fase eres secuestrado por él.

2-Conviértete en el observador de tus propios pensamientos

Ahora que ya eres consciente de como aparecen esos pensamientos en tu mente y como actúas ante ellos arrastrándote a una preocupación sin fin, has de convertirte en un observador de estos mismos pensamientos.

Cuando te conviertes en un observador de tus propios pensamientos sin juzgarlos, es como si te sentaras en la arena y observaras las olas en el mar, algunas suaves y otras muy turbias.

Tú eres como ese observador que está en la playa, pero esta playa es tu mente y estas olas son tus pensamientos.

Recibe a tus pensamientos, siéntelos y deja que se vayan para que vengan unos nuevos.

Por muy tormentosos que sean esos pensamientos, no te van a destruir porque si decides sentirlos y aceptarlos, verás que solo son pensamientos que vienen y que van como todo en la vida.

3-No te creas las historias que te cuentan tus pensamientos negativos

Los pensamientos son palabras en tu mente, y aunque pueden ser inofensivas, cuando te las crees entras en una mentira dañina.

Que aceptes a tus pensamientos tormentosos en tu mente, no quiere decir que te los tengas que creer sino que los has de acoger y observar sin juzgarlos.

El problema de los pensamientos preocupantes no son ellos en si sino tu actitud frente a ellos en el momento en el que crees las historias que te cuentan.

Las historias que nos contamos de nosotros mismos pueden prácticamente destruirnos, podemos contarnos que no somos buenos profesionales, que somos inútiles y un montón de historias autocríticas.

Una buena forma de no caer ingenuamente en la mentira de nuestras propias historias, es contarnos a nosotros mismos que estamos creando una historia imaginativa.

Si por ejemplo estamos pensando sobre nosotros mismos que somos torpes en todos los deportes, podemos autoafirmarnos que nos estamos contando una historia de que somos malos deportistas.

Cuando etiquetamos a nuestras típicas historias hacia nosotros mismos, como historias sobre lo malo que somos o lo poco atractivos que somos, etc, etc, hacemos que esas historias dejen de tener poder sobre nosotros, alejándonos de ellas.

 

Es difícil despejar la mente de pensamientos preocupantes, pero podemos elegir tratarlos como una verdad absoluta o como una historia más, y es cuando dejamos de ser ingenuos ante ellos cuando alcanzamos el poder en nuestra mente.