Cómo sobrevivir a un fracaso reconstruyendo tus sueños rotos

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

sobrevivir a un fracaso

El fracaso es esa oscura palabra que la sociedad inventa para advertirnos de que no vayamos a por nuestros sueños.

Esta palabra tan poderosa hace que muchos se alimenten de un conformismo que les mata poco a poco por dentro.

El fracasado es en realidad alguien que ignoro la superficialidad de esta sociedad y decidió arriesgar su cómoda vida en el nombre de sus sueños.

El lamento se apodera de la ilusión de quien tropieza, sin dejarle ver que aunque sus manos estén vacías, sus experiencias lo ha llenado de sabiduría.

Hasta el más triunfador de todos se siente fracasado cuando ve que todos sus éxitos no llenan su interior.

Solo es triunfador el que decide hacer más grande su camino que su logro, y antes de que recoja su trofeo sus ojos ya brillen.

 

Tus derrotas son parte de tu camino, jamas el fin de tu camino

La vida no puede ser jamas un fracaso para nadie, solo el hecho de nacer nos convierte en triunfadores de por vida.

Si te lamentas porque has vuelto a tropezar, no has entendido que el tropiezo es uno de los pasos más poderosos de tu vida.

Que la dureza de tu caída no te impida ver que no es el fin sino el comienzo de algo nuevo.

Cuando decides sentirte un fracasado, decides pues que toda tu vida sea una excusa para no vivir.

Te sientes fracasado, pero tus manos despiertas todavía están allí, te sientes fracasado pero nuevos pensamientos acarician tu mente, porque lo natural es seguir luchando.

Si la vida te aleja de tus metas, únete a ella para formar un gran equipo

Si la vida es para ti esa corriente que te desvía de tu propósito, alíate con ella, para escucharla y entenderla, hasta que sepas que propósito más profundo guarda para ti.

Cuando haces las paces con la vida, tu lucha deja de ser amarga para convertirse en un continuo baile que te une con tu propósito.

Entiende el lenguaje de la vida, ese que solo se entiende cuando silencias tu mente y decides rendirte a cada momento como si fuera el último.

 

sobrevivir a un fracaso

 

Aprovecha tu tiempo como si fuera tu mejor recurso

Un momento vació es ese instante en el que decides ser quien no eres, es cuando decides convertirte en un perdedor y renunciar a la riqueza del momento.

Busca una nueva razón para vivir, que tenga la suficiente fuerza para borrar de tu mente la palabra fracaso.

Perdónate por tus fracasos, felicítate por tu experiencia y corre hacia un nuevo sueño.

Rompe con toda creencia que te haga sentir inferior y quédate con aquellas que enciendan tu pasión.

 

Que los demás te critiquen mientra tu haces algo provechoso

El que critico tus caídas, carecía de la suficiente sabiduría para ver que el que juzga es el que en verdad no avanza.

Por que esas personas que juzgan los fracasos, no se han permitido traspasar sus propios limites, no se han permitido ser ellos mismos.

No importa lo que piensen, lo que importa es que tú creas lo suficientemente en ti para seguir adelante.

Las palabras de otros que tanto te hieren son las mismas que te darán la fuerza para desafiarlas.

 

Deja de sentirte fracasado y comienza a vivir

Si has decidido sentirte fracasado, has decidido traicionarte a ti mismo, a tus sueños y a tu vida.

Si has decidido seguir luchando, tendrás momentos duros e incertidumbre pero la gran recompensa de ser tu mismo.

Seguir hacia delante es una manera de amarte, por que solo quien se ama sabe que se merece sus propios sueños.

La vida no te está regalando cada instante para que los llenes de lamentos, sino que de sueños y esperanza.

Por mucho que llores, te descontroles, te apasiones y rías, nunca olvides dejar tu huella en este mundo, para que en un futuro próximo alguien la vea y sepa que alguien en el pasado tuvo ganas de vivir.

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *