Me preocupa lo que la gente piensa de mí. Las 4 claves que te liberan del que dirán.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Las 4 claves que te liberan del que dirán.

Somos seres sociales, es nuestra verdadera naturaleza estar conectados con otras personas, por eso es muy normal que te preocupe lo que los demás piensen y digan de ti. Cuando tenemos buenas relaciones con los demás, nos sentimos aceptados, conectados y reforzados.

Pero cuando comenzamos a dar más importancia de lo debido a lo que los demás opinan de nosotros, cruzamos una línea un poco peligrosa, y no lo digo solamente por que la obsesión nos llene de negatividad, sino porque cuando nos comienza a importar demasiado la opinión de otros, dejamos de ser libres, limitando nuestra vida a dar una buena imagen.

Cuando te enfocas solo en querer agradar, hasta el punto de dejar de ser tu mismo o de dejar de hacer las cosas que te gustan, entonces es cuando comienzas a convertirte en el pequeño esclavo del que dirán.

Es cierto, a todos nos importa la imagen que los demás tienen de nosotros, pero somos nosotros los que tenemos que reflexionar sobre si merece la pena traicionarnos a nosotros mismos y a nuestra libertad, solo por mantener la imagen que los demás quieren ver de nosotros.

Si estas leyendo este post, seguramente es porque te has podido ver reflejado en el, quizás sea el momento de reflexionar sobre la energía que estas gastando ahora mismo por agradar a otros, y la poca energía que estas empleando para ser tu mismo, una persona libre, cumpliendo sus sueños, por muy excéntricos que sean.

No te traiciones a ti mismo, no pongas barreras a tu manera de ser y no permitas que otros decidan como has de vestir, como has de expresarte, y la que vida has de tener, porque quien quiera verte feliz, dejara que seas libre, independientemente de la imagen que reflejes.

Imaginate levantándote cada mañana sin importarte la imagen que los demás tengan de ti, imagínate que decides dejar de agradar a otras personas, siendo libre para ser tu mismo, para ir a donde realmente deseas y sin esperar que la sociedad ni nadie té de su visto bueno.

Porque cuando decides cortar los hilos con el que dirán, te conviertes en la persona que siempre quisiste ser, ya no tendrás esa imagen perfecta que otros quieren ver, pero brillaras desde dentro, y ese brillo se reflejara en tu piel en todo lo que hagas, imaginate que sensación más positiva.

Liberate de lo que dirán y descarga esa mochila que impide que seas tu mismo, deja de tener dueños y pautas aburridas que seguir, que importa que tengas una imagen perfecta, si no brilla por si sola. Aquí te doy unos consejos para que te liberes del que dirán y comiences a liberar tu verdadera esencia, utilízalos y date el gran derecho de ser tu mismo.


¿Cómo puedes eliminar el miedo con tu propia risa?

Paso 1: Ponte en la piel de los otros y pregúntate lo que pueden estar pensando, es obvio que en el fondo ellos están preocupados por lo mismo que tu, ellos están preocupados por lo que los demás pensaran de ellos, esto es un punto a tu favor porque te hace ver a esas personas desnudas y vulnerables, eso hace que dejen de ser tus enemigos, abriéndose tu compasión hacia ellos.

Todos tenemos sueños, todos queremos gustar y ser aceptados y eso nos convierte de alguna manera en hermanos que simplemente luchan por ser amados por los demás, porque detrás de muchas de las cosas que hacemos esta ese niño que busca la aprobación de los adultos.

Paso 2: Profundiza en las personas atravesando su superficialidad.

Lo cierto es que damos por hecho lo que piensan los demás de nosotros, en cambio no nos hemos molestado en profundizar en esas personas de las que tanto miedo nos da su opinión, pero imaginate si profundizases en esa persona hasta descubrir sus debilidades y sus pasiones, sus alegrías y su lado oscuro.

Descubrirías que has perdido mucho tiempo concentrándote en el que dirán y poco tiempo en descubrir que esas personas tienen su propia historia, quizás una historia que te pueda conmover, incluso puedes descubrir porque una persona ha podido llegar a ser tan triste y acabes llorando a su lado.

Interésate por esa persona, pregúntale sobre sus sueños, sus deseos y recuerdos, ábrele una pequeña puerta para que te muestre un poco de su esencia y veras que no es tan diferente a ti.

Paso 3: Pregúntate que piensas tu de ti mismo.
Demasiado tiempo y energía en buscar la aprobación de los demás y muy poco tiempo en averiguar que piensa la persona más importante de tu vida, tu mismo, si, porque realmente es absurdo dejar tu vida a la opinión de los demás e ignorar tu propia opinión.

Comienza a tener pequeñas conversaciones contigo mismo, buscando la conexión con tu esencia, deja que tu interior se exprese mediante tu cuerpo y mente y descubre tus anhelos más profundos.

Cuando te hayas sincerado contigo mismo en profundidad, tu opinión se habrá hecho más fuerte que la opinión de otros, y aunque sigas escuchando a los demás, será inevitable que la confianza en ti mismo habrá crecido tanto, que esas opiniones dejaran de tener poder sobre ti.

Paso 4: Permítete ser humano.
Muchas veces nos importa lo que piensan y dicen los demás de nosotros porque no nos gusta que nos vean fracasados e imperfectos, pero lo cierto es que somos humanos y lo que de verdad nos hace grandes es nuestra imperfección y nuestros fracasos, porque si no nos permitiéramos ser imperfectos, seriamos robots, si no nos permitiéramos fracasar, no saldríamos de nuestra zona confort.

Permítete ser humano, permítete que las personas vean que tienes tus debilidades y tus caídas, permítete que te vean sin maquillaje ni mascaras, esta es la realidad y ese eres tu en tu esencia, quien te aprecie tal como eres, merece un sitio a tu lado, quien no te quiera con tus imperfecciones no merece ningún hueco en tu vida.

 

El camino de la felicidad es el que decides solo tu

Si hay algo que nos hace espaciales a los seres humanos es que cada persona es única, cuando nos ponemos en la mano de la opinión de otros, no estamos más que ignorando nuestra esencia que nos caracteriza, esa que nos hace diferentes a los demás a la misma vez que grandes.

Nuestra felicidad esta conectada a si realmente estamos haciendo lo que nuestro instinto nos dice o si estamos obedeciendo a lo que los demás esperan de nosotros, cuanto más seas tu mismo y menos te importe lo que piensen los demás, más feliz seras.

Nos hemos olvidado de nuestro interior y de nuestros sueños más profundos, mientras estamos pendientes de lo que la sociedad espera de nosotros, en cambio nos preguntamos porque somos personas infelices y allí está la respuesta, estamos viviendo vidas que no son nuestras, vidas para agradar a otros.

Tú decides si quieres vivir para ti o para otros, pero si decides lo último, no esperes agradecimientos, son muchos lo que pedirán que seas como ellos quieren, pero pocos agradecerán tu esfuerzo, ya que ellos se basan en su propio capricho.

Ir hacia donde los demás quieren mientras tú deseas otro camino, es ir contra corriente frente a la vida y lo cierto es que muchas veces te sentirás cansado y sin energía porque ese es el precio que tienes que pagar cuando dejas de ser tu mismo.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

2 comentarios

  1. Camilo Cid blanco

    … /… Tanto el Discurso como la Narrativa son correctos.
    Coherente y Convincente.
    Buen Trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *