¿El miedo se ha apoderado de ti? Cómo vencer al miedo con una simple sonrisa

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

vencer al miedo

Tu gran misión es alejarte del miedo para ser libre y poder hacer grandes cosas

Puede ser que estés en una situación en la que es de lo más normal tener miedo, quizás no tengas ninguna razón para tener miedo pero estas inundado por el, porque vas a hacer cambios en tu vida, pero sea cual sea la situación, el miedo te está quitando la energía necesaria para ser feliz.

Son muchas las personas que se encuentran sin respiración y llenos de ansiedad sin saber porque, quizás piensen que su cuerpo actúa así independientemente de sus sentimientos, pero lo cierto es que ese malestar corporal lo ha creado ese mismo miedo que le quita el sueño por las noches.

Tenemos que estar agradecidos de tener miedo, porque el miedo nos puede salvar la vida en muchas situaciones, pero cuando nuestra mente hace del miedo un huésped habitual, entonces el miedo se adueña de nuestro bienestar y de nuestros sueños.

La mente humana es un tesoro si es bien utilizada, pero si la usamos para alimentar los fantasmas del pasado y del futuro, la convertimos en una herramienta destructiva.

Por esta misma razón, nuestra misión es desprendernos de este miedo artificial e innecesario que inunda nuestras vidas, llenándolas de oscuridad.


¿Cómo puedes eliminar el miedo con tu propia risa?

Una buena manera de comenzar a liberarse del miedo, es riéndonos de nuestro propio ego, porque el ego es el que alimenta nuestro miedo, convirtiendo el miedo en un monstruo. Cuando en realidad el miedo no es más que una emoción, nuestro ego lo agranda y le pone colmillos para que nos muerda.

No hay manera más eficaz para eliminar nuestro miedo absurdo que atacar a nuestro ego, el principal alimentador de nuestro miedo.

Podemos comenzar desinflando nuestro ego, riéndonos de las ideas locas que construye, ¿Cuantas veces ha crecido el miedo en ti, porque tu propio ego te ha dicho que te puede pasar esto y lo otro, y luego si lo analizas, ves claramente que seria una locura que te ocurriera eso?

Así que cuando el ego te venga contando historias de lo mal que te van a ir las cosas, o lo desastroso que va a ser esto o lo otro porque posiblemente te pase esto o lo otro, dale la mejor contestación que le puedes dar, tu risa.

Simplemente burlate de tu ego, ríete de esas ideas sin sentido, y deja de tomártelo en serio, porque cuando el ego comience a encogerse con tu risa, ya no podrá alimentar más al miedo.

Posiblemente llevamos tanto tiempo creyendo lo que nuestro ego nos ha contado, que ha quedado tan arraigado en nuestro interior, y ya nos cueste hasta reírnos de él, pero tu simplemente comienza a ejercitar tu risa y llegara el día en el que tu ego se habrá convertido en todo un payaso.

Tu lo sabes, eres inteligente y en el fondo sabes ver que la mayoría de las cosas que te cuenta tu ego carecen de sentido y son ridículas, proponte convertir en verdaderos chistes lo que tu ego te cuenta y veras como tu miedo se debilita.

Mira a tu ego y a ese miedo como si simplemente fueras un espectador que miras desde fuera de tu cuerpo y mente, observa a ese circo en el que el ego intenta convencerte de que lo mejor que puedes hacer es tener miedo, pero entonces te das cuenta que su explicación es una autentica comedia, y ves lo absurdo que es creérsela.

Conviértete en ese espectador que ve una película cómica donde el monstruo cae al suelo y deja de dar miedo a los niños, porque ese es el miedo, algo creado con historias estúpidas y sin sentido, y en cuanto decidas reírte de sus historias, ese miedo no será más que un ridículo personaje que ya no tiene poder sobre ti.

Paso 1: Expresa y define tu miedo

Dedica un espacio de tiempo a expresar e identificar tu miedo en un papel, ¿que miedo te está dominando? Parece mentira pero son muchas las personas que están bloqueadas por el miedo, pero no saben realmente lo que tanto les asusta.

Puede ser que tengas miedo a volver a tropezar, a no lograr tus metas, a hacer el ridículo o a enfrentarte a la verdad, pero lo importante es que puedas definir y reconocer ese miedo.

No hay nada más poderoso para derrotar a tu enemigo que conocerlo a fondo y con este ejercicio vas a hacer que ese miedo pierda grandeza, solo por el hecho de ponerle nombre.

Imagínate que metes dentro de ti tu mano y recoges ese miedo interno para ponerlo fuera de ti y visualizarlo, imaginate que peso te quitas de encima y que tranquilidad te da poder tener en tus manos a ese miedo.

Paso 2: Reconoce porque razones el miedo es tan ridículo y carece de sentido

Ahora coloca un papel al lado de la definición de ese miedo que no te deja vivir, y escribe una buena lista de razones por las que tu miedo no tiene sentido.

Respira hondo si te quedas bloqueado y tomate un tiempo para debilitar y desenmascarar ese miedo con todas las razones que lo señalan como falso impostor.

Después, enfócate en tu miedo y comienza a visualizar las razones por las que tu miedo es ridículo, hasta el punto de que esas razones que siempre lo han alimentado sean para ti surrealistas y te causen la risa.

Imagina que lo que tanto miedo te causa es el fracaso, podrías decirte “Es cierto que puedo fracasar, pero también puedo triunfar” “Si fracaso puedo volverlo a intentarlo una y otra vez hasta que lo logre” “Si fracaso tampoco es tan grave, porque hay peores cosas en la vida”

Comienza a visualizar todas las razones que apuntan a que es absurdo tener miedo. Después intenta reírte de esas razones tan ridículas que alimentaban ese miedo, incluso ríete de ti mismo teniendo miedo, siente que cuando te ríes ese miedo va empequeñeciendo y debilitándose.

Libera ahora mismo tu miedo, riéndote libremente en toda su cara

Ahora eres tu el que mandas, ya puedes ver lo pequeño que se ha quedado tu miedo, después de dejarlo de alimentar con historias absurdas, así que siéntete libre de escribir una nueva historia en tu vida, donde no haya barreras que te impidan ser tu mismo.

Paso 3: Escucha tus sentimientos positivos y déjate llevar por ellos.

Es cierto, al miedo es difícil derrotarlo cuando llevamos tanto tiempo alimentándolo, pero podemos enfrentarnos a él con nuestra alegría y todo los sentimientos positivos que tenemos en nuestro interior.

Son muchas las personas que se dejan derrotar por el miedo, de repente el miedo manda en sus vidas, ya que se limitan y no son ellos mismos simplemente porque tienen miedo.

Pero en realidad cuando llegamos al extremo de que el miedo nos paraliza, es porque nos hemos enfocado tanto en ese miedo, que hemos ignorado los sentimientos positivos que hay dentro de nosotros.

Nuestra naturaleza interna es la de estar llenos de buenos sentimientos y sensaciones positivas, de bellos sueños y buenas intenciones, por ello, cuando el miedo invade tu vida, llama a tu alegría, a tus buenas sensaciones y a esas ideas creativas que te hacen sentir tan bien.

Date un paseo, vete a correr, pinta un cuadro, haz algo emocionante y diferente, pero lo más importante despierta, despierta todo lo positivo que hay dentro de ti hasta que ello tenga mucho más poder que tu propio miedo.

No debería de ser tan difícil despertar todas esas sensaciones en tu interior, ya que es tu propia naturaleza, pero el habito de acoger el miedo y lo negativo en tu interior ha hecho que menguaran.

Nunca es tarde, ahora es el momento de despertar esa vida que tienes dentro de ti, agita tu cuerpo y tu mente llevándolo a nuevos paisajes, baila o haz cualquier cosa que despierte en tu interior esa fuerza que puede con todo.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *