Archivo por meses: noviembre 2018

vencer al miedo

Tu gran misión es alejarte del miedo para ser libre y poder hacer grandes cosas

Puede ser que estés en una situación en la que es de lo más normal tener miedo, quizás no tengas ninguna razón para tener miedo pero estas inundado por el, porque vas a hacer cambios en tu vida, pero sea cual sea la situación, el miedo te está quitando la energía necesaria para ser feliz.

Son muchas las personas que se encuentran sin respiración y llenos de ansiedad sin saber porque, quizás piensen que su cuerpo actúa así independientemente de sus sentimientos, pero lo cierto es que ese malestar corporal lo ha creado ese mismo miedo que le quita el sueño por las noches.

Tenemos que estar agradecidos de tener miedo, porque el miedo nos puede salvar la vida en muchas situaciones, pero cuando nuestra mente hace del miedo un huésped habitual, entonces el miedo se adueña de nuestro bienestar y de nuestros sueños.

La mente humana es un tesoro si es bien utilizada, pero si la usamos para alimentar los fantasmas del pasado y del futuro, la convertimos en una herramienta destructiva.

Por esta misma razón, nuestra misión es desprendernos de este miedo artificial e innecesario que inunda nuestras vidas, llenándolas de oscuridad.

¿Cómo puedes eliminar el miedo con tu propia risa?

Una buena manera de comenzar a liberarse del miedo, es riéndonos de nuestro propio ego, porque el ego es el que alimenta nuestro miedo, convirtiendo el miedo en un monstruo. Cuando en realidad el miedo no es más que una emoción, nuestro ego lo agranda y le pone colmillos para que nos muerda.

No hay manera más eficaz para eliminar nuestro miedo absurdo que atacar a nuestro ego, el principal alimentador de nuestro miedo.

Podemos comenzar desinflando nuestro ego, riéndonos de las ideas locas que construye, ¿Cuantas veces ha crecido el miedo en ti, porque tu propio ego te ha dicho que te puede pasar esto y lo otro, y luego si lo analizas, ves claramente que seria una locura que te ocurriera eso?

Así que cuando el ego te venga contando historias de lo mal que te van a ir las cosas, o lo desastroso que va a ser esto o lo otro porque posiblemente te pase esto o lo otro, dale la mejor contestación que le puedes dar, tu risa.

Simplemente burlate de tu ego, ríete de esas ideas sin sentido, y deja de tomártelo en serio, porque cuando el ego comience a encogerse con tu risa, ya no podrá alimentar más al miedo.

Posiblemente llevamos tanto tiempo creyendo lo que nuestro ego nos ha contado, que ha quedado tan arraigado en nuestro interior, y ya nos cueste hasta reírnos de él, pero tu simplemente comienza a ejercitar tu risa y llegara el día en el que tu ego se habrá convertido en todo un payaso.

Tu lo sabes, eres inteligente y en el fondo sabes ver que la mayoría de las cosas que te cuenta tu ego carecen de sentido y son ridículas, proponte convertir en verdaderos chistes lo que tu ego te cuenta y veras como tu miedo se debilita.

Mira a tu ego y a ese miedo como si simplemente fueras un espectador que miras desde fuera de tu cuerpo y mente, observa a ese circo en el que el ego intenta convencerte de que lo mejor que puedes hacer es tener miedo, pero entonces te das cuenta que su explicación es una autentica comedia, y ves lo absurdo que es creérsela.

Conviértete en ese espectador que ve una película cómica donde el monstruo cae al suelo y deja de dar miedo a los niños, porque ese es el miedo, algo creado con historias estúpidas y sin sentido, y en cuanto decidas reírte de sus historias, ese miedo no será más que un ridículo personaje que ya no tiene poder sobre ti.

Paso 1: Expresa y define tu miedo

Dedica un espacio de tiempo a expresar e identificar tu miedo en un papel, ¿que miedo te está dominando? Parece mentira pero son muchas las personas que están bloqueadas por el miedo, pero no saben realmente lo que tanto les asusta.

Puede ser que tengas miedo a volver a tropezar, a no lograr tus metas, a hacer el ridículo o a enfrentarte a la verdad, pero lo importante es que puedas definir y reconocer ese miedo.

No hay nada más poderoso para derrotar a tu enemigo que conocerlo a fondo y con este ejercicio vas a hacer que ese miedo pierda grandeza, solo por el hecho de ponerle nombre.

Imagínate que metes dentro de ti tu mano y recoges ese miedo interno para ponerlo fuera de ti y visualizarlo, imaginate que peso te quitas de encima y que tranquilidad te da poder tener en tus manos a ese miedo.

Paso 2: Reconoce porque razones el miedo es tan ridículo y carece de sentido

Ahora coloca un papel al lado de la definición de ese miedo que no te deja vivir, y escribe una buena lista de razones por las que tu miedo no tiene sentido.

Respira hondo si te quedas bloqueado y tomate un tiempo para debilitar y desenmascarar ese miedo con todas las razones que lo señalan como falso impostor.

Después, enfócate en tu miedo y comienza a visualizar las razones por las que tu miedo es ridículo, hasta el punto de que esas razones que siempre lo han alimentado sean para ti surrealistas y te causen la risa.

Imagina que lo que tanto miedo te causa es el fracaso, podrías decirte «Es cierto que puedo fracasar, pero también puedo triunfar» «Si fracaso puedo volverlo a intentarlo una y otra vez hasta que lo logre» «Si fracaso tampoco es tan grave, porque hay peores cosas en la vida»

Comienza a visualizar todas las razones que apuntan a que es absurdo tener miedo. Después intenta reírte de esas razones tan ridículas que alimentaban ese miedo, incluso ríete de ti mismo teniendo miedo, siente que cuando te ríes ese miedo va empequeñeciendo y debilitándose.

Libera ahora mismo tu miedo, riéndote libremente en toda su cara

Ahora eres tu el que mandas, ya puedes ver lo pequeño que se ha quedado tu miedo, después de dejarlo de alimentar con historias absurdas, así que siéntete libre de escribir una nueva historia en tu vida, donde no haya barreras que te impidan ser tu mismo.

Paso 3: Escucha tus sentimientos positivos y déjate llevar por ellos.

Es cierto, al miedo es difícil derrotarlo cuando llevamos tanto tiempo alimentándolo, pero podemos enfrentarnos a él con nuestra alegría y todo los sentimientos positivos que tenemos en nuestro interior.

Son muchas las personas que se dejan derrotar por el miedo, de repente el miedo manda en sus vidas, ya que se limitan y no son ellos mismos simplemente porque tienen miedo.

Pero en realidad cuando llegamos al extremo de que el miedo nos paraliza, es porque nos hemos enfocado tanto en ese miedo, que hemos ignorado los sentimientos positivos que hay dentro de nosotros.

Nuestra naturaleza interna es la de estar llenos de buenos sentimientos y sensaciones positivas, de bellos sueños y buenas intenciones, por ello, cuando el miedo invade tu vida, llama a tu alegría, a tus buenas sensaciones y a esas ideas creativas que te hacen sentir tan bien.

Date un paseo, vete a correr, pinta un cuadro, haz algo emocionante y diferente, pero lo más importante despierta, despierta todo lo positivo que hay dentro de ti hasta que ello tenga mucho más poder que tu propio miedo.

No debería de ser tan difícil despertar todas esas sensaciones en tu interior, ya que es tu propia naturaleza, pero el habito de acoger el miedo y lo negativo en tu interior ha hecho que menguaran.

Nunca es tarde, ahora es el momento de despertar esa vida que tienes dentro de ti, agita tu cuerpo y tu mente llevándolo a nuevos paisajes, baila o haz cualquier cosa que despierte en tu interior esa fuerza que puede con todo.

Haz clic aquí si quieres leer un post con una nueva estrategia para superar miedos.

 

Las 4 claves que te liberan del que dirán.

Somos seres sociales, es nuestra verdadera naturaleza estar conectados con otras personas, por eso es muy normal que te preocupe lo que los demás piensen y digan de ti. Cuando tenemos buenas relaciones con los demás, nos sentimos aceptados, conectados y reforzados.

Pero cuando comenzamos a dar más importancia de lo debido a lo que los demás opinan de nosotros, cruzamos una línea un poco peligrosa, y no lo digo solamente por que la obsesión nos llene de negatividad, sino porque cuando nos comienza a importar demasiado la opinión de otros, dejamos de ser libres, limitando nuestra vida a dar una buena imagen.

Cuando te enfocas solo en querer agradar, hasta el punto de dejar de ser tu mismo o de dejar de hacer las cosas que te gustan, entonces es cuando comienzas a convertirte en el pequeño esclavo del que dirán.

Es cierto, a todos nos importa la imagen que los demás tienen de nosotros, pero somos nosotros los que tenemos que reflexionar sobre si merece la pena traicionarnos a nosotros mismos y a nuestra libertad, solo por mantener la imagen que los demás quieren ver de nosotros.

Si estas leyendo este post, seguramente es porque te has podido ver reflejado en el, quizás sea el momento de reflexionar sobre la energía que estas gastando ahora mismo por agradar a otros, y la poca energía que estas empleando para ser tu mismo, una persona libre, cumpliendo sus sueños, por muy excéntricos que sean.

No te traiciones a ti mismo, no pongas barreras a tu manera de ser y no permitas que otros decidan como has de vestir, como has de expresarte, y la que vida has de tener, porque quien quiera verte feliz, dejara que seas libre, independientemente de la imagen que reflejes.

Imaginate levantándote cada mañana sin importarte la imagen que los demás tengan de ti, imagínate que decides dejar de agradar a otras personas, siendo libre para ser tu mismo, para ir a donde realmente deseas y sin esperar que la sociedad ni nadie té de su visto bueno.

Por que cuando decides cortar los hilos con el que dirán, te conviertes en la persona que siempre quisiste ser, ya no tendrás esa imagen perfecta que otros quieren ver, pero brillaras desde dentro, y ese brillo se reflejara en tu piel en todo lo que hagas, imagínate que sensación más positiva.

Libérate de lo que dirán y descarga esa mochila que impide que seas tu mismo, deja de tener dueños y pautas aburridas que seguir, que importa que tengas una imagen perfecta, si no brilla por si sola. Aquí te doy unos consejos para que te liberes del que dirán y comiences a liberar tu verdadera esencia, utilízalos y date el gran derecho de ser tu mismo.

 
¿Cómo puedes eliminar el miedo con tu propia risa?

Paso 1: Ponte en la piel de los otros y pregúntate lo que pueden estar pensando, es obvio que en el fondo ellos están preocupados por lo mismo que tu, ellos están preocupados por lo que los demás pensaran de ellos, esto es un punto a tu favor porque te hace ver a esas personas desnudas y vulnerables, eso hace que dejen de ser tus enemigos, abriéndose tu compasión hacia ellos.

Todos tenemos sueños, todos queremos gustar y ser aceptados y eso nos convierte de alguna manera en hermanos que simplemente luchan por ser amados por los demás, porque detrás de muchas de las cosas que hacemos esta ese niño que busca la aprobación de los adultos.

Paso 2: Profundiza en las personas atravesando su superficialidad.

Lo cierto es que damos por hecho lo que piensan los demás de nosotros, en cambio no nos hemos molestado en profundizar en esas personas de las que tanto miedo nos da su opinión, pero imagínate si profundizases en esa persona hasta descubrir sus debilidades y sus pasiones, sus alegrías y su lado oscuro.

Descubrirías que has perdido mucho tiempo concentrándote en el que dirán y poco tiempo en descubrir que esas personas tienen su propia historia, quizás una historia que te pueda conmover, incluso puedes descubrir porque una persona ha podido llegar a ser tan triste y acabes llorando a su lado.

Interésate por esa persona, pregúntale sobre sus sueños, sus deseos y recuerdos, ábrele una pequeña puerta para que te muestre un poco de su esencia y veras que no es tan diferente a ti.

Paso 3: Pregúntate que piensas tu de ti mismo.
Demasiado tiempo y energía en buscar la aprobación de los demás y muy poco tiempo en averiguar que piensa la persona más importante de tu vida, tu mismo, si, porque realmente es absurdo dejar tu vida a la opinión de los demás e ignorar tu propia opinión.

Comienza a tener pequeñas conversaciones contigo mismo, buscando la conexión con tu esencia, deja que tu interior se exprese mediante tu cuerpo y mente y descubre tus anhelos más profundos.

Cuando te hayas sincerado contigo mismo en profundidad, tu opinión se habrá hecho más fuerte que la opinión de otros, y aunque sigas escuchando a los demás, será inevitable que la confianza en ti mismo habrá crecido tanto, que esas opiniones dejaran de tener poder sobre ti.

Paso 4: Permítete ser humano.
Muchas veces nos importa lo que piensan y dicen los demás de nosotros porque no nos gusta que nos vean fracasados e imperfectos, pero lo cierto es que somos humanos y lo que de verdad nos hace grandes es nuestra imperfección y nuestros fracasos, porque si no nos permitiéramos ser imperfectos, seriamos robots, si no nos permitiéramos fracasar, no saldríamos de nuestra zona confort.

Permítete ser humano, permítete que las personas vean que tienes tus debilidades y tus caídas, permítete que te vean sin maquillaje ni mascaras, esta es la realidad y ese eres tu en tu esencia, quien te aprecie tal como eres, merece un sitio a tu lado, quien no te quiera con tus imperfecciones no merece ningún hueco en tu vida.

 

El camino de la felicidad es el que decides solo tu

Si hay algo que nos hace espaciales a los seres humanos es que cada persona es única, cuando nos ponemos en la mano de la opinión de otros, no estamos más que ignorando nuestra esencia que nos caracteriza, esa que nos hace diferentes a los demás a la misma vez que grandes.

Nuestra felicidad esta conectada a si realmente estamos haciendo lo que nuestro instinto nos dice o si estamos obedeciendo a lo que los demás esperan de nosotros, cuanto más seas tu mismo y menos te importe lo que piensen los demás, más feliz seras.

Nos hemos olvidado de nuestro interior y de nuestros sueños más profundos, mientras estamos pendientes de lo que la sociedad espera de nosotros, en cambio nos preguntamos porque somos personas infelices y allí está la respuesta, estamos viviendo vidas que no son nuestras, vidas para agradar a otros.

Tú decides si quieres vivir para ti o para otros, pero si decides lo último, no esperes agradecimientos, son muchos lo que pedirán que seas como ellos quieren, pero pocos agradecerán tu esfuerzo, ya que ellos se basan en su propio capricho.

Ir hacia donde los demás quieren mientras tú deseas otro camino, es ir contra corriente frente a la vida y lo cierto es que muchas veces te sentirás cansado y sin energía porque ese es el precio que tienes que pagar cuando dejas de ser tu mismo.

 

mantenerse positivo
Cuando estamos rodeados de personas negativas, corremos el peligro de alimentarnos inconscientemente de su energía oscura y cuando menos nos damos cuenta, esa energía oscura ya se ha adueñado de nosotros.

Si eres una persona sensible o con un estado de ánimo cambiante, es fácil que absorbas la energía negativa de otras personas.

Debes de convertirte en un recipiente de luz y no en un agujero que atraiga solo oscuridad.

Tu misión cada día ha de ser la de alimentarte de alimentos sanos, de conversaciones profundas, de libros enriquecedores y de músicas que despierten tu espíritu interior.

Tu misión de cada día no ha de ser absorber la negatividad de otros, sino la de invitar a otros a que se alimenten con tu propia luz, porque tu eres un recipiente de luz.

Si te amas de verdad, se selectivo con lo que te rodea, si puedes, rodeate de las mejores personas, de los mejores ambientes y de los mejores paisajes, hazlo y absorbelo haciéndolo tuyo.

Conviértete en un devorador de sensaciones positivas, de buenos momentos y de sonrisas, y cuanto más de esto devores, menos negatividad tendrá cabida en tu interior.

La mejor lucha contra la negatividad de los que te rodean es tu rendición a la luz que hay en tu interior, permítete ser tu mismo, permítete ser luz, y entonces habrás ganado tu batalla.


¿Cómo puedes eliminar el miedo con tu propia risa?

¿Hay personas negativas en tu vida?

¿Hay alguien en tu vida que solo escupe negatividad? ¿quizás alguien con el que vuestras conversaciones solo alimenten el lado oscuro de la vida? Puede ser que en el pasado fuerais una buena pareja compenetrada para buscar cualquier razón para quejaros del mundo que os rodeaba, pero quizás con el tiempo ha entrado en tu interior un poco de luz y ya no te compenetras tanto con esa persona.

Quizás hay una persona negativa en tu vida que no este pasando un buen momento, y este ahora mismo dando vueltas en una espiral oscura queriendo que tú hagas de acompañante en ese viaje sin fin. Estamos en un mundo lleno de personas negativas, todos hemos bebido de ese veneno pero también hemos hecho tragar a otros ese veneno.

Cuando estoy con una persona negativa, es muy fácil dejarme llevar por su negatividad, normalmente suelen escoger las palabras perfectas para atraerte a su terreno oscuro, porque aunque parezca mentira, la negatividad se puede disfrazar de cualquier cosa para que al final termines bailando a su ritmo hipnótico… Aun así no olvides quien eres, eres un recipiente de luz….

Tienes un termómetro inteligente en tu interior, si te has dejado llevar por el discurso negativo de otra persona, y ya no sabes ni donde estas, solo cierra los ojos y pregúntate que sientes, tu eres un recipiente de luz y si lo que sientes no tiene nada que ver con la luz, entonces sal de esa espiral oscura.

Coge tu luz y deja de bailar al son de la negatividad, apartate de ese baile y escoge un espacio limpio y con buenas vibraciones, baila desde tu interior al son de todos esos recuerdos que te hacen sonreír, de esos sueños que te dan alas y abre el grifo de tu luz como si fuera un recurso infinito.

Cuando estoy en una espiral de negatividad con otra persona, decido quererme a mi misma, decido ser fiel a mi esencia y me sumerjo en mi profundidad interior.

En mi profundidad interior mi sufrimiento se baña en la calma, mis preocupaciones se convierten en soluciones y mi confusión encuentra su camino.

La ultima vez que me enrede en la negatividad de otra persona, volví de nuevo a buscar refugio en las profundidades de mi interior y allí encontré la gran respuesta que me hizo vencer a la negatividad. Algo en mi interior me dijo que simplemente me dedicase a ser lo que realmente soy, un recipiente de luz que solo se puede llenar con más luz.

Mi vida comenzó a cambiar desde entonces, me levantaba pensando que era un recipiente de luz, y entonces durante el día me llenaba de luz con las mejores palabras de las personas, los mejores paisajes y las mejores sensaciones.

Cuando de repente volví a encontrarme con una persona negativa, ya no tenia miedo de caer en su oscuridad, me había concentrado tanto en absorber cosas positivas que era imposible que la negatividad pudiera conmigo, yo ya era un recipiente lleno de sensaciones positivas, de sueños mágicos y de cálidos recuerdos.

Si esa persona negativa logra contagiarte con su negatividad, no la culpes, tú no has estado suficientemente comprometido con la verdad, la luz y el amor que emana tu interior, porque cuando decidas entregarte a tu esencia, ni la negatividad más monstruosa del mundo podrá contigo.

Cuando tengas en frente a una persona negativa, no seas el cómplice de su negatividad y conviértete en la luz que la extermina, porque cuando te conviertes en luz, no solamente te proteges de la negatividad sino que además contagias a la persona que tienes en frente con esa luz. En un momento todo puede cambiar, y dejas de ser esclavo de la oscuridad para convertirte en la persona que lidera un cambio positivamente, entonces se crea un pequeño milagro en el que una simple actitud positiva en ti, transforma toda la situación.

Todos los seres humanos tenemos esta naturaleza de luz, por mucho que algunos la rechacen y basen su vida en la superficialidad, al final se terminan encontrando en situaciones en las que tienen que valerse de esa luz que siempre ignoraron y acaban sorprendiéndose de que esa luz no solamente existía en sus interiores sino que tenia el poder de cambiar su destino.

Cómo convertirte en luz

Si en tu trabajo estas rodeado de personas negativas, asume tu papel de recipiente de luz, comprometete con tu papel concentrándote en llenarte solamente con gestos nobles, sensaciones placenteras y momentos de aprendizaje.

Si tu pareja te trae una buena dosis de energía negativa, invitale a una copa dulce de energía positiva de tu recipiente, no se te ocurra beber de su energía oscura, tienes el compromiso con tu pareja de equilibrar positivamente vuestra energía, así que invitale a ser otro recipiente de luz, mientras tu le llenas con las primeras copas de positivismo.

Sé que no es fácil de un día para otro convertirse en un recipiente de luz, llevas mucho tiempo bailando al son de la negatividad, parece que se ha convertido en un estilo de vida y en una forma de comunicación de muchas personas, pero solo tienes que sentir que tus vibraciones son demasiado bajas para la gran vida que te rodea, y por ello tienes que dar el gran salto hacia esa zona de energía positiva, ella te acogerá con sus brazos bondadosos y hará que tu energía positiva se expanda a todo lo que toques.

Para que tus vibraciones energéticas estén sintonizadas con este misterioso universo, debes de beber precisamente de la energía que él crea, para ello has de vaciar de oscuridad tu interior y alimentarte constantemente de esa luz que habita en los momentos sencillos de la vida, en la gente bondadosa y en esos paisajes que te piden a gritos que te pares a admirarlos.

¿Como debes actuar cuando sientes que te están juzgando? Este método es personalmente el que encuentro más eficaz y practico, por mi propia experiencia. Pienso que nadie en este mundo se salva de ser juzgado, en realidad es muy sencillo juzgar a otras personas, porque nosotros mismos también lo hemos hecho con otros.

Alguna persona me ha pedido consejo sobre este tema y parece ser que cuando nos juzgan la mayoría de personas sentimos una rabia en nuestro interior que nos hace contraatacar. El mundo va como va también por esto, porque las personas encontramos muy fácil contraatacar a las ofensas.

Pero mi consejo a las personas que se sienten juzgadas, es que no juzguen a la persona que les ha juzgado, porque entonces va a entrar en una espiral sin salida, también es importante que no gaste energía en defenderse.

Lo mejor que puedes hacer cuando al

guien te juzgue, es no seguir el hilo de negatividad que esa persona ha iniciado contigo, lo que tienes que hacer es romper ese hilo, y la mejor manera es haciendo algo positivo en el mismo momento que te están haciendo ese juicio.

 ser juzgado injustamente

Rompe esa espiral de juicio y de realimentación negativa realizando un acto altruista hacia otra persona, tú sabes que no es justo que te hayan juzgado, así que haz a otra persona lo que te hubiera gustado que te hicieran a ti, perdona un mal gesto sin juzgar, brinda una sonrisa, invita a algo a alguien, pero sobretodo rompe con lo negativo

Responde a la prepotencia de otras personas con toda tu bondad, sonríe a las malas caras, regala cuando te roben, escucha cuando los demás no son capaces de escucharte, y veras que a quien estas haciendo el verdadero regalo es a ti mismo.

No hay mejor manera para aliviarse que hacer un gesto amable hacia alguien de manera desinteresada, porque el ego se desinfla y tú vuelves a conectar con tu propio ser.

 

 

Aquí te muestro un listado de cosas que puedes hacer después de ser juzgado.

1-Contacta con una amigo y dile lo agradecido que estas por su amistad o dile lo mucho que lo admiras.

2-Haz algún favor desinteresado a alguien que lo necesite, sin pedir nada a cambio, simplemente porque te apetece ver contenta a esa persona.

3-Llama a alguien que te hizo daño en el pasado y perdónale, simplemente perdónale, no hace falta que reinicies esa amistad, concentrate en que los dos estéis en paz.

4-Haz tu aportación a una obra benéfica o a una institución con la que sientes bastante empatía.

5-Regala una sorpresa a alguien desinteresadamente, sin que sea ninguna fecha especial, simplemente porque esa persona lo merece, y observa la expresión alegre en su cara.

6-Haz un cumplido a una persona que veas que lo necesita, intentando que ese cumplido señale lo bien que se le da algo.

7-Hazte a ti mismo un regalo para compensar el mal rato que te ha hecho pasar esa persona que te ha juzgado.

La verdad es que la lista puede ser infinita, solamente tienes que usar tu imaginación para encontrar algo que te haga sentir bien una vez que esa persona te ha juzgado.

Cuando esa otra persona enciende la mecha de la negatividad, tu eres el responsable de apagar ese fuego con una simple acción llena de amor, no importa si es con el vagabundo que te pide dinero, o con ese gatito que está solo, tu solo ofrece amor, y no me digas que esa persona ha congelado tu corazón, porque tu corazón es mucho más poderoso que esa persona.

La mejor arma de destrucción contra la ira de los demás es tu amor, solo se consciente de su existencia y de su poder, y ponlo a funcionar con acciones que hagan sentir bien a los demás, y veras que automáticamente todo comienza a funcionar.

Cuando hablo de que trabajes desde el amor cuando alguien te ataque, no te estoy diciendo que te conformes, porque nadie tiene derecho a hacerte daño, lo que quiero decir es que te pongas del lado del amor, porque el te dará la suficiente fuerza para salir de esa situación en la que te están lastimando o te ayudara a luchar por tus derechos de una manera sabia y constructiva.

Es cierto, no tienes que aguantar que nadie te trate mal, por ello has de buscar una salida y una solución, pero siempre con esa fuerza que te da el amor, esa fuerza que puede con todo es la que te va a llevar por el camino adecuado.

Cuando caes en la negatividad, no puedes pensar con claridad, parece que tu mente y tu cuerpo son esclavos de la ira, pero en cambio, cuando te basas en el amor, todo fluye con inteligencia y es más fácil que se te abran nuevos caminos hacia algo mejor.

Cuando sientas que te están juzgando, recurre a estos tres potentes secretos espirituales que harán que te sientas inmediatamente bien.

1-Cuando somos juzgados por la persona que tenemos delante, normalmente nuestra mente se enfoca en buscar el lado oscuro de esta persona, eso hace que salgas de tu propia paz y comiences un proceso de contraataque.

En este ejercicio espiritual de lo que se trata es de que en vez de buscar ese lado oscuro, busques su lado positivo, concentrate en algo bueno en esa persona, esa persona no está haciendo bien juzgándote, pero es que nadie le ha enseñado que eso está mal y que va en contra de la naturaleza, esta persona hace lo que puede con todo lo que sabe, así que vamos a perdonarle y buscar esa cosa en su interior que es positiva.

2-Concentrate en esta situación que se ha creado, estas en estos mismos momentos siendo juzgado, tú sabes perfectamente que no es una buena situación, es una situación desagradable, pero sabes en el fondo que todo tiene sentido en la vida, y que toda situación, sea mala o sea buena, tiene algún beneficio que puedes aprovechar, así que preguntate ¿Que es lo que voy a sacar de bueno de esta situación? Y ¿Que estoy aprendiendo de esta situación? Hace algún tiempo yo fui juzgada en una situación por varias personas, después de ser juzgada aprendí precisamente muchas cosas que han hecho que escriba este post.

3-Simplemente respira como mínimo 10 veces profundamente, es increíble lo que unas sencillas respiraciones profundas pueden hacer en nuestro estado de ánimo, en unos segundos con estas respiraciones pueden desaparecer nuestra rabia y nuestras tensiones, en unos pocos segundos podemos dejar de ser ogros para convertirnos en personas pacificas.

Te invito a que respires profundamente, que es lo mismo que invitarte a que seas tu mismo, porque respirar es dejar caer ese disfraz que no eres, desnudándote para que solo se muestre tu esencia que muestra lo mejor de ti al mundo.

4-Anda, corre, salta, trepa, nada, baila, no importa lo que sea, la cuestión es que sacudas tu cuerpo para que ninguna emoción negativa se adueñe de ti, nuestra mente esta conectada con nuestro cuerpo y viceversa, si te cuesta controlar tus pensamientos negativos, intenta controlar tu cuerpo, y tu cuerpo se controla, moviéndolo, dándole calor, ritmo, coordinación y dejándolo ser el mismo.

Seguramente que en el momento en el que estas siendo juzgado tienes la opción de agitar tu cuerpo, busca cualquier excusa para ausentarte un momento, y aprovecha ese momento para adueñarte de tu cuerpo, antes de que esa negatividad después de ser juzgado se adueñe de ti mismo.

 

El amor, la energía más poderosa que transformara tu vida en abundancia.

El mundo está desequilibrado, parece que ahora mismo la negatividad se haya adueñado de él, y seguramente muchas veces te quejas de ello, pero la queja no lleva a ninguna parte y en cambio una acción de amor a alguien, lleva a un mundo mejor, porque quien reciba tu amor se sentirá contagiado por él y deseoso de seguir una cadena positiva que ayude a infinidad de personas.

Si no estas contento con la vida y las personas que te rodean, no te concentres en hacer la guerra con ellas, concentrate en ser una fabrica de amor, porque cuando subes tus vibraciones al nivel del amor, atraes esa vida y personas con las que soñaste estar rodeado.

Por mucho que te cueste verlo y sentirlo, todos los seres humanos estamos conectados, y si, aunque muchos lo nieguen, si somos energía, y tu eres el responsable de hacer que tu energía sea tan positiva que bañe todo tu alrededor, tan positiva que logres sacar una sonrisa a una persona amargada, que consigas que ese fracasado vuelva a soñar de nuevo y de que esa persona que este sola se sienta acompañada eternamente.

Tú quieres una vida llena de beneficios, preguntate que beneficios te trae el contraataque con otros seres, y veras que por mucho que busques no hay beneficios, pero si que dolores de cabeza, cansancio y malos sentimientos, por ello, proponte sacar beneficios de la vida, siendo la mejor versión de ti mismo.

Respira hondo y suelta toda esa negatividad, dejando nuevos espacios en tu interior para que se llenen de amor, non es fuerte el que tiene el mejor contraataque, si no el que se llena de amor, porque el amor es la fuerza más poderosa, tú sabes que el amor mueve montañas, no es posible que no quieras que en tu interior exista y viva esa energía que te guiara a una vida de abundancia.

Quien te juzga esta teniendo su propia pelea interna, visualiza con compasión a esa persona que se siente atrapada entre sus propias emociones como a alguien que necesita amor y no como un enemigo y veras que en el fondo no tiene nada en contra tuya, solo busca algo que golpear, mientras se golpea a ella misma.

Ahora estas leyendo este post por alguna razón profunda, seguramente buscabas un poco de calor dentro de tanta frialdad, por eso con este post te doy mi apoyo condicional, no importa por lo que estas siendo juzgado, lo que importa es que hay una fuerza en tu interior que busca ser amado y este post está hecho para que así mismo, te sientas amado.

Si te sientes desamparado, hay alguien que vela por ti, si te siente solo, hay alguien que desea conocerte, y si has sido injustamente juzgado, alguien en algún rincón del mundo está lleno de perdón hacia todos los seres.

Recolecta energía de amor y repártela a los más necesitados emocionalmente, a esos que tienen apariencias perfectas pero que están vacíos por dentro, y a esos que se pelean con todos porque no son capaces de fabricar amor. Si te preguntas cual es tu misión, yo te diré que no tengo ni idea, pero si te diré que tiene que ver con ese amor que dejaste olvidado en tu interior.

No te preguntes que misión tienes, preguntate que vas a hacer con ese amor que dentro de ti, está deseando salir para acariciar un mundo herido y castigado por las personas que no supieron amar.