Cómo descubrir tu gran tesoro interior para creer de verdad en ti mismo

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

 creer de verdad en ti mismo

Siempre quejándonos de lo poco que nos valora la sociedad y las personas que nos rodean, pero nunca nos paramos a reflexionar sobre como nos valoramos nosotros mismos.

Lo cierto es que son muchas las personas que se sorprenden cuando se dan cuenta que la persona que menos se valora es ella misma, porque si siempre le importo demasiado que los demás no la valoraran es porque en realidad ella no se valoraba como es debido.

Gastamos demasiada energía en gustar a los demás, demasiado tiempo en estar pendientes de la puntuación que los otros nos dan y en cambio no hemos gastado ni un minuto en gustarnos a nosotros mismos.

Cuando realmente consigas mirarte al espejo satisfecho y orgulloso de ti mismo, entonces abras conseguido una logro que pocas personas consiguen, amarse a unos mismo con todos sus defectos y ser capaz de ver todo ese talento que tienes oculto.

¿Por que creemos tan poco en nosotros mismos?

No nos conocemos lo suficiente para ver lo excepcionales que somos y muchas veces abunda en nuestra mente una voz autocrítica que no deja espacio para  una voz de admiración hacia nosotros mismos.

Hemos dejado que la voz de la negatividad reine en nuestras cabezas y que no dejemos ni un solo espacio a  palabras positivas que que definan lo maravillosos que somos.

Muchas personas se sorprenden cuando les dices que tienen que decirse a ellos mismos lo estupendas que son, y eso ocurre porque llevan mucho tiempo pensando lo contrario de ellas mismas.

A la misma vez la sociedad nos hace creer que somos poca cosa si no logramos el éxito, la figura perfecta y esa gran casa, pero eso es una gran mentira porque es la actitud de las personas lo que les hace grandes.

 

¿Como puedes comenzar a creer en ti mismo?

Tanto tiempo de condicionamiento negativo hacia ti mismo hace difícil de un día para otro que comiences a creer en ti mismo, pero te puedo asegurar que paso a paso lo vas a conseguir.

Si llevas mucho tiempo diciéndote a ti mismo que no eres suficientemente bueno, va a ser difícil que lo borres de tu mente, incluso te aconsejo que no lo hagas porque puedes tener una pelea continua contigo mismo.

La mejor manera de comenzar a creer en ti mismo es que veas con tus propios ojos lo mucho que vales, y la mejor forma de hacerlo es lanzarte a esas actividades que siempre te han atraído hacer y experimentar con ellas, buscando esas que te hacen sobresalir.

Es cierto que en el pasado se te pudieron dar mal hacer ciertas cosas y por ello te desanimaste, pero quizás el verdadero fallo fue rendirte y dejar de buscar esa actividad que te hiciera fluir de tal manera que levantara la admiración hacia ti mismo.

No importa si es un deporte, un arte, un trabajo, lo que sea esta esperando que te fundas con ello y que muestres ese tesoro que tienes en tu interior deseoso de expresarse al mundo.

 

¿Que puedes hacer cuando te haces la zancadilla a ti mismo?

Es cierto, son muchas las personas que echan la culpa de su mala suerte al mundo y no se dan cuanta de que son ellas mismas las que se han hecho la zancadilla.

Cuando llevamos mucho tiempo sin creer en nosotros mismos, esa creencia se queda grabada con fuerza en nuestro interior, de tal manera que no somos ni conscientes, porque es como si ya formara parte de nosotros mismos.

Es importante que seas consciente de las muchas veces que tu mismo eres tu peor enemigo para hacerte responsable de tu propia vida y comenzar a ver que el problema real es que no crees en ti mismo.

Cuando vuelvas a fracasar deja de buscar culpables y comienza a enfocarte en tu interior, tienes que buscar un espacio donde puedas comunicarte contigo mismo, un espacio donde reflexionar y meditar sobre que idea limitante sobre ti, es la que te impide llegar a donde quieres.

Si has caído, tomate un  tiempo de reflexión y encuentra las respuestas en tu interior, pero sobre todo no te rindas ni seas autocritico contigo mismo, porque lo cierto es que de esa caída puedes aprender lo que necesites para llegar a donde quieres.

 creer de verdad en ti mismo

¿Que puedes hacer con tu imperfección?

La imperfección es una de las peores frustraciones del ser humano, son muchos los que ansían ser perfectos, quieren ser más delgados, más altos, más jóvenes y más triunfadores, mientras tanto se olvidan de que tal como son, son maravillosos.

Si hay algo que hace al mundo tan espectacular, es la mezcla de culturas y de personas de todo tipo, la perfección mataría a toda esa grandeza, porque la esencia particular y diferente de cada ser es la autentica belleza.

La mejor manera de que te valores a ti mismo es no siguiendo el camino de la perfección y si seguir el camino de descubrir que esas cosas que siempre te han hecho imperfecto son esas mismas cosas que te hacen tan espacial y único.

No estoy diciendo para nada que no mejores sino que simplemente no pretendas ser lo que no eres, y si ser una mejor versión de ti mismo, siempre de ti mismo y no de esa versión plastificada que te impone la sociedad.

 

Comenzar a reforzar nuestra autoestima como si fuera un musculo

Nadie va a creer en nosotros si nosotros mismos no somos capaces de creer ni una pizca en nuestro talento, por ello, una de nuestras metas más importantes debería de ser reforzar día a día nuestra autoestima.

Nuestra autoestima comienza a crecer cuando dejamos de dar el poder a otras personas para que decidan si valemos o no valemos, y cuando somos nosotros los que  comenzamos a darnos el gran valor que merecemos, que es mucho más de lo que pensamos.

Para que nuestra autoestima se refuerce, debemos de dejarnos de mirar con los ojos de la autocrítica para comenzar a mirarnos con los ojos del amor propio, esos ojos que son capaces de ver ese gran tesoro que tenemos dentro.

El primer paso hacia una autoestima grande es reconocer sinceramente que detrás de esos defectos que siempre juzgamos de nosotros, hay una persona que derrocha creatividad, esa es nuestra esencia deseosa de dar lo mejor de ella al mundo.

Crear nuevos caminos donde podamos mostrarnos tal como somos

Estamos en una sociedad negativa que tiende a apuntar siempre al lado oscuro de las cosas, parece que todo este fabricado para que las personas no se sientan bien con ellas mismas y así nos puedan venden productos milagrosos que nos ayuden a alcanzar la  gran perfección.

Desde luego que no tenemos que luchar contra la sociedad pero si que ser conscientes de su manera negativa de actuar, y eso debería de ser suficiente para no dejarnos engañar por este encantador de serpientes.

Cuando somos conscientes de la superficialidad de eso que siempre nos ha rodeado, es cuando comienzan a abrirse frente a nosotros nuevos caminos donde podemos mostrarnos tal como somos sin avergonzarnos de nuestros defectos.

La belleza interior de las personas siempre ha estado allí en un pequeño rincón de sus cuerpos donde casi no ha podido fluir, pero son ellas las que se tienen que liberar de la superficialidad para que esa belleza fluya por sus cuerpos y derrochen energía en todo lo que hagan.

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Un comentario

  1. Camilo Cid blanco

    … /… Totalmente de acuerdo…
    Pero…. Falta algo en la exposición del mensaje.
    Y es esto:
    A quienes se crean mejores, y, aun por encima
    se crean mejores que nosotros/as, SE LES MANDA
    A TOMAR POR EL CULO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *