Cómo utilizar la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

soledad para sentirnos bien

La soledad es uno de los males más temidos de esta sociedad, quizás sea porque la soledad equivale a haber fracasado en la vida, quizás sea el miedo de encontrarnos a solas con nosotros mismos o simplemente la incertidumbre.

Pero aunque la cultura siempre nos ha mostrado la soledad como algo muy negativo y equivalente al rechazo de otras personas, lo cierto es que la soledad no es tan monstruosa si sabemos mirarla desde una perspectiva diferente, ya que podemos utilizar la  soledad para sentirnos bien.

La soledad en realidad es un espacio donde podemos conocernos más a nosotros mismos al igual que podemos reflexionar sobre lo que de verdad queremos de la vida.

La soledad también puede ser la gran oportunidad de encontrar la paz interior después de ser conscientes del gran tormento que hay dentro de nosotros y nuestro deseo de apaciguarlo.

 

¿Que es en realidad la soledad?

Cada uno es libre de definir la soledad a su manera, para algunos es simplemente no estar rodeado de personas, pero para mi la verdadera soledad es ese sentimiento frio que le hace sentir a uno solo  aunque este acompañado.

La soledad es en realidad una perdida de conexión con nuestro interior y con la naturaleza del mundo que nos rodea, es como si de repente fuéramos un ente aparte que no tiene que ver ni con el mundo que nos rodea ni con nuestra esencia.

Muchas personas comienzan a sentirse solas cuando las personas en las que creen les traicionan o cuando tenían altas  perspectivas de la vida que no se han cumplido, entonces la soledad termina apoderándose de ellas pintando sus vidas de un gris frio.

Un ermitaño en una cabaña en medio de las montañas puede no sentirse solo, simplemente porque se siente los suficiente conectado con la naturaleza que le rodea, al igual que una persona rodeada de personas superficiales puede no sentirse solo si tiene la firme creencia que debajo de esa superficialidad hay corazones auténticos.

¿Que hacer cuando el sentimiento de soledad se apodera de nosotros?

Cada persona es un mundo, por ello cada persona vive la soledad a su manera, pero yo pienso que el sentimiento de soledad aparece en nosotros como una necesidad de buscar algo que nos haga sentir vivos, quizás el camino podría ser conectar con nuestro interior y escuchar nuestra autentica voz.

Para otras personas el sentimiento de soledad podría ser el detonante de un impulso para buscar nuevas personas en su vida que despierten buenas sensaciones y sentimientos en su interior, utilizando a la soledad para sentirnos bien

También la soledad podría ser el inicio de una nueva búsqueda, la búsqueda de alguna actividad que nos haga sentir tan bien por dentro que ya no haya espacio para la soledad.

Sea lo que sea lo que la soledad nos invite ha hacer, esta claro que cada uno de nosotros debemos de buscar el camino hacia algo que haga que nuestro interior fluya alegremente y de manera natural.

 

La  soledad es la oportunidad de hacerse autosuficiente

Las personas que llevan malamente la soledad, se ven impulsadas a buscar la compañía de otras personas sea al precio que sea, eso conlleva relacionarse con personas que pueden ser negativas solo por la desesperación de no quedarse a solas.

Cuando la soledad aparece de repente en nuestra vida, quizás sea el momento de no salir corriendo a ninguna parte y enfrentarnos a ella para ver que no es tan monstruosa como pensemos. Utilizar la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos, implica ver la soledad como un oportunidad de aprendizaje.

Cuando decidimos escoger el camino de aceptar la soledad, nos volvemos más tolerantes con ella, acostumbrándonos a su presencia hasta el punto de que comenzamos a ver que con ella nos podemos sentir incluso cómodos, utilizando esa soledad para sentirnos bien

 

soledad para sentirnos bien

La soledad es la oportunidad de quedarnos con nosotros mismos a solas

Son muchas las personas que prefieren estar estresadas todo el día, ocupadas en todo lo que puedan por tal de no quedarse a solas con ellas mismas porque hay demasiadas cosas en su interior por resolver.

Quizás situaciones del pasado que vuelvan a nuestra mente para hacernos sentir mal sea suficiente para evitar la soledad a toda costa, quizás hay cosas que nos atormentan en nuestro interior y tememos que si nos quedamos a solas nos van a destruir de alguna manera.

Lo cierto es que por mucho que salgamos huyendo de nuestros fantasmas, ellos están allí gritándonos que necesitan nuestra atención y eso se puede reflejar en enfermedades, pero cuando conseguimos utilizar la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos, descubrimos nuevos caminos de ver las cosas.

Uno de los grandes pasos que puede dar una persona en la vida es hacia el mismo para ser capaz de escuchar su voz dolorosa que necesita desahogarse y ser escuchada atentamente para que podamos buscar una solución a ese dolor.

Cuando una persona decide dar el paso de estar a solas con ella misma, acaba descubriendo que esos monstruos a los que tanto temía, no eran tan grandes  y que solamente necesitaba atención hacia el mismo para que empequeñecieran y comenzara a surgir esa luz que todo lo cura.

 

La soledad es la gran oportunidad para saber lo que uno quiere de la vida

Es mucho  ruido el que nos encontramos en la calle, en el trabajo, rodeados de gente y opiniones diversas y todo eso hace que no seamos capaces de escuchar nuestra propia voz.

Muchas veces conducimos nuestra vida basados en lo que la gente y la sociedad espera de nosotros y no hemos sido capaces de escuchar nuestras necesidades.

La soledad es ese espacio y ese momento donde el silencio reina y nos da la oportunidad de escuchar esa voz interior que tanto tiene que decirnos de nuestros deseos más profundos.

Quizás esa soledad repentina que no esperábamos, no resulte tan negativa si la aprovechamos para averiguar cual es el camino que realmente queremos seguir nosotros y no el que nos dicta la sociedad.

 

Aprovecha la soledad para amarte como te mereces

Aunque parezca que la soledad no tenga nada que ver con el amor propio, lo cierto es que es una combinación perfecta, porque la soledad es el momento perfecto para darnos el afecto que tanto necesitamos.

Podemos usar la soledad como el espacio para hacer esas pequeñas cosas o caprichos que siempre hemos querido hacer, pero no hemos hecho por que hemos estado más pendientes de las necesidades de otros.

La soledad es ese momento donde podemos descubrir todas esas virtudes que teníamos enterradas en nuestro interior y ver que somos más excepcionales  de lo que pensábamos.

No hay mejor manera de acercarse a uno mismo que la propia soledad, porque ella es una invitación constante a encontrar esa luz que nos invita a ser nosotros mismos. Cuando utilizamos la soledad para sentirnos bien con nosotros mismos, descubrimos a nuestros tesoros internos.

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *