Cómo convertirte en el dueño de tu vida para conducirla al mejor de tus sueños

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

 convertirte en el dueño de tu vida

La insatisfacción de la vida de las personas se refleja en sus caras y en sus ojos faltos de brillo, cuando alguien muestra tristeza en su cara, muestra que está llevando una vida que no quiere llevar.

Pero esa costumbre que tenemos todos los humanos de hacer exactamente lo mismo día tras día aunque no nos lleve a ninguna parte más que a tener un vida insatisfecha parece tener más poder de lo que pensamos sobre nosotros mismos.

¿Porque seguimos el mismo camino que nos hace infelices? ¿Porque no romper con ese camino y escoger un nuevo camino que al menos nos lleve a alguna parte o como mínimo que nos lleve a sonreír?

Demasiado condicionamiento en nuestras mentes hace que llevemos una vida monótona que no alimenta nuestros sentimientos positivamente. Una vida hecha sin el suficiente entusiasmo que haga que nos levantemos de la cama con ganas de comernos el mundo.

¿Porque seguimos haciendo lo que nos hace infelices?

La mayoría de las personas construye su vida guiadas por el miedo, cuando eramos pequeños los adultos siempre nos encaminaron a seguir los caminos menos arriesgados sin tener en cuenta que esos caminos no nos hacían felices.

Siempre han premiado a los niños más adultos y correctos, esos que memorizaban todo aunque no sintieran nada, en cambio un niño travieso podía ser un peligro, sin tener en cuenta que el querer experimentar es una virtud que deberíamos de utilizar hasta cuando somos adultos.

Por esta razón hemos seguido caminando en línea recta hacia ninguna parte, porque hemos temido siempre tropezarnos, pero en cambio no temimos estar muertos de por vida y por eso aunque nos hace infelices lo seguimos haciendo.

El solo hecho de caminar por donde nuestro espíritu interior quiere, nos puede hacer felices, pero en cambio preferimos obedecer al miedo como si de alguna manera eso nos asegurara no encontrarnos con la adversidad.

Ha llegado el momento de que nos planteemos si merece la pena estar toda la vida sin ser nosotros mismos o si es mejor dejarnos llevar por nuestra esencia interior hacia nuestro mejores sueños, porque la vida es un espacio que aprovechar para crecer y no malgastar en ser quienes no somos.

Como saber si estamos llevando la vida que queremos llevar

La vida que debemos de llevar es la vida que nos hace sentir vivos, es la vida que nos hace sentir satisfechos porque nos muestra que estamos dando lo mejor de nosotros al mundo.

Cuando comencemos a medir la vida por la satisfacción y no por su perfección, es cuando estaremos bien encaminados, porque la vida está hecha para vivirla plenamente, no correctamente.

Nuestro corazón está constantemente comunicándonos por donde debemos de caminar, y cuando no somos capaces de escucharlo y preferimos escuchar a otras personas, el desequilibrio acaba controlando nuestro cuerpo, no caminamos alineados con nuestro espíritu sino alineados con los requerimientos de otros.

No naturalices una vida monótona como si la vida fuera eso, porque si abres y expandes tu mente, descubrirás que la vida es mucho más de lo que piensas y que hay mucho por descubrir.

Levántate cada mañana preguntándote si lo que vas a hacer en ese mismo día es lo que tu corazón te empuja hacer o lo que tu mente condicionada te programa que hagas. La vida que no expresas hacia tu exterior para hacer grandes cosas, se convierte en tu enemiga cuando no la dejas salir.

Adéntrate en tu interior para descubrir si lo que estas haciendo en cada momento te llena y te hace sentir satisfecho, aleja tus pensamientos negativos y conecta con el lenguaje de tu cuerpo que jamas te va a engañar.

 convertirte en el dueño de tu vida

Utilizar cada día de nuestra vida como si fuera el último

Cuando nos convertimos en personas monótonas, nos olvidamos de la gran importancia que tiene cada uno de los días en nuestra vida, porque lo cierto es cada día es diferente y está lleno de curiosas sorpresas que se nos pasan desapercibidas cuando estamos esclavizados en la rutina.

Si expandiéramos nuestra mente, veríamos muchas cosas curiosas que convierten a cada día como único y especial, solamente se trata de que veamos el nuevo día como una gran oportunidad para ser nosotros mismos, una gran oportunidad para que descubramos lo que nos quieren enseñar las casualidades de la vida.

Nuestra mente negativa y nuestra manía de hacer cada día exactamente lo mismo, mata la magia que nos ofrece la vida, olvidándonos de que cada día debería de ser para nosotros un nuevo paso hacia nuestros sueños.

La única manera de vivir plenamente cada día, es dejando de ser esclavos de nuestros pensamientos, comenzando a escuchar nuestro corazón, mientras nos dejamos llevar por el hacia esos lugares, situaciones y personas que más se identifiquen con nuestra manera de ser.

¿Como conducir nuestra vida hacia donde queremos?

Para ser dueños de nuestra propia vida, lo primero que debemos de hacer es ser conscientes de que no somos dueños de nuestra vida, ya que realmente estamos llevando la vida que los demás planearon para nosotros.

Después de ser conscientes de que estamos llevando una vida condicionada, tenemos que reflexionar sobre la vida que realmente queremos tener, acordándonos de esas cosas que nos hacían felices en el pasado pero que olvidemos porque otros nos dijeron que esas cosas no nos llevarían a ninguna parte.

Recuerda que cuando eras un niño, eras más tu mismo y sabias más claramente que es lo que te hacía feliz, quizás acordarte de esos detalles que te hacían sentir bien en el pasado y que al final reprimiste, te puedan dar alguna pista de hacia donde dirigirte.

¿Que sueños has tenido que han muerto porque las excusas han impedido que fueras a por ellos? ¿Que cosas despiertan en ti más curiosidad? ¿Que actividades desearías hacer aunque el miedo te limite a hacerlas? ¿Que sueñas por las noches que te hace sentir como si volaras?

Respira hondo y adentrate en tu interior, porque tu interior tiene la respuesta sobre el camino que has de tomar. Vete al exterior y experimenta con nuevas actividades y quédate con las que despierten sentimientos positivos en tu interior.

Lo que importa es que dejes de guiar tu vida por lo que debe de ser y comiences a guiarla por lo que te hace sentir vivo. El camino de la verdad es ese que te muestra que estas siendo sincero contigo mismo y el que te muestra que has decidido quererte a ti mismo a través de una vida mejor.

Pregúntate que construir con tus manos para el mundo

En realidad todos tenemos una misión que hacer en este mundo, pero también es nuestra misión encontrar por nosotros mismos que es lo que tenemos que mejorar de este mundo.

Mientras camines hacia una vida segura pero falta de sentimiento y emoción, no estarás haciendo tu gran misión, por eso merece la pena que hagas una parada y reflexiones con la pregunta ¿Que es lo que yo he venido a hacer a este mundo?

Esa pregunta es el primer paso hacia a tu reconciliación con el mundo y llegara ese día en el que esa respuesta llegara a tu mente con la gran fuerza que tiene la verdad.

Debes de conocer que talentos te hacen tener un gran valor para ofrecer al mundo y buscar ese pequeño espacio que pide a gritos que le dones parte de tu corazón

Tu vida comenzara a tener sentido en el momento en el que te levantes de la cama impulsado y motivado por ofrecer un día más, lo mejor de ti, sintiendo que el mundo y tú sois uno.

banner-autoestima-recursos

 

 

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *