Cómo convertirte en el dueño de tu vida para conducirla al mejor de tus sueños

 convertirte en el dueño de tu vida

La insatisfacción de la vida de las personas se refleja en sus caras y en sus ojos faltos de brillo, cuando alguien muestra tristeza en su cara, muestra que está llevando una vida que no quiere llevar.

Pero esa costumbre que tenemos todos los humanos de hacer exactamente lo mismo día tras día aunque no nos lleve a ninguna parte más que a tener un vida insatisfecha parece tener más poder de lo que pensamos sobre nosotros mismos.

¿Porque seguimos el mismo camino que nos hace infelices? ¿Porque no romper con ese camino y escoger un nuevo camino que al menos nos lleve a alguna parte o como mínimo que nos lleve a sonreír?

Demasiado condicionamiento en nuestras mentes hace que llevemos una vida monótona que no alimenta nuestros sentimientos positivamente. Una vida hecha sin el suficiente entusiasmo que haga que nos levantemos de la cama con ganas de comernos el mundo.

¿Porque seguimos haciendo lo que nos hace infelices?

La mayoría de las personas construye su vida guiadas por el miedo, cuando eramos pequeños los adultos siempre nos encaminaron a seguir los caminos menos arriesgados sin tener en cuenta que esos caminos no nos hacían felices.

Siempre han premiado a los niños más adultos y correctos, esos que memorizaban todo aunque no sintieran nada, en cambio un niño travieso podía ser un peligro, sin tener en cuenta que el querer experimentar es una virtud que deberíamos de utilizar hasta cuando somos adultos.

Por esta razón hemos seguido caminando en línea recta hacia ninguna parte, porque hemos temido siempre tropezarnos, pero en cambio no temimos estar muertos de por vida y por eso aunque nos hace infelices lo seguimos haciendo.

El solo hecho de caminar por donde nuestro espíritu interior quiere, nos puede hacer felices, pero en cambio preferimos obedecer al miedo como si de alguna manera eso nos asegurara no encontrarnos con la adversidad.

Ha llegado el momento de que nos planteemos si merece la pena estar toda la vida sin ser nosotros mismos o si es mejor dejarnos llevar por nuestra esencia interior hacia nuestro mejores sueños, porque la vida es un espacio que aprovechar para crecer y no malgastar en ser quienes no somos.

Como saber si estamos llevando la vida que queremos llevar

La vida que debemos de llevar es la vida que nos hace sentir vivos, es la vida que nos hace sentir satisfechos porque nos muestra que estamos dando lo mejor de nosotros al mundo.

Cuando comencemos a medir la vida por la satisfacción y no por su perfección, es cuando estaremos bien encaminados, porque la vida está hecha para vivirla plenamente, no correctamente.

Nuestro corazón está constantemente comunicándonos por donde debemos de caminar, y cuando no somos capaces de escucharlo y preferimos escuchar a otras personas, el desequilibrio acaba controlando nuestro cuerpo, no caminamos alineados con nuestro espíritu sino alineados con los requerimientos de otros.

No naturalices una vida monótona como si la vida fuera eso, porque si abres y expandes tu mente, descubrirás que la vida es mucho más de lo que piensas y que hay mucho por descubrir.

Levántate cada mañana preguntándote si lo que vas a hacer en ese mismo día es lo que tu corazón te empuja hacer o lo que tu mente condicionada te programa que hagas. La vida que no expresas hacia tu exterior para hacer grandes cosas, se convierte en tu enemiga cuando no la dejas salir.

Adéntrate en tu interior para descubrir si lo que estas haciendo en cada momento te llena y te hace sentir satisfecho, aleja tus pensamientos negativos y conecta con el lenguaje de tu cuerpo que jamas te va a engañar.

 convertirte en el dueño de tu vida

Utilizar cada día de nuestra vida como si fuera el último

Cuando nos convertimos en personas monótonas, nos olvidamos de la gran importancia que tiene cada uno de los días en nuestra vida, porque lo cierto es cada día es diferente y está lleno de curiosas sorpresas que se nos pasan desapercibidas cuando estamos esclavizados en la rutina.

Si expandiéramos nuestra mente, veríamos muchas cosas curiosas que convierten a cada día como único y especial, solamente se trata de que veamos el nuevo día como una gran oportunidad para ser nosotros mismos, una gran oportunidad para que descubramos lo que nos quieren enseñar las casualidades de la vida.

Nuestra mente negativa y nuestra manía de hacer cada día exactamente lo mismo, mata la magia que nos ofrece la vida, olvidándonos de que cada día debería de ser para nosotros un nuevo paso hacia nuestros sueños.

La única manera de vivir plenamente cada día, es dejando de ser esclavos de nuestros pensamientos, comenzando a escuchar nuestro corazón, mientras nos dejamos llevar por el hacia esos lugares, situaciones y personas que más se identifiquen con nuestra manera de ser.

¿Como conducir nuestra vida hacia donde queremos?

Para ser dueños de nuestra propia vida, lo primero que debemos de hacer es ser conscientes de que no somos dueños de nuestra vida, ya que realmente estamos llevando la vida que los demás planearon para nosotros.

Después de ser conscientes de que estamos llevando una vida condicionada, tenemos que reflexionar sobre la vida que realmente queremos tener, acordándonos de esas cosas que nos hacían felices en el pasado pero que olvidemos porque otros nos dijeron que esas cosas no nos llevarían a ninguna parte.

Recuerda que cuando eras un niño, eras más tu mismo y sabias más claramente que es lo que te hacía feliz, quizás acordarte de esos detalles que te hacían sentir bien en el pasado y que al final reprimiste, te puedan dar alguna pista de hacia donde dirigirte.

¿Que sueños has tenido que han muerto porque las excusas han impedido que fueras a por ellos? ¿Que cosas despiertan en ti más curiosidad? ¿Que actividades desearías hacer aunque el miedo te limite a hacerlas? ¿Que sueñas por las noches que te hace sentir como si volaras?

Respira hondo y adentrate en tu interior, porque tu interior tiene la respuesta sobre el camino que has de tomar. Vete al exterior y experimenta con nuevas actividades y quédate con las que despierten sentimientos positivos en tu interior.

Lo que importa es que dejes de guiar tu vida por lo que debe de ser y comiences a guiarla por lo que te hace sentir vivo. El camino de la verdad es ese que te muestra que estas siendo sincero contigo mismo y el que te muestra que has decidido quererte a ti mismo a través de una vida mejor.

Pregúntate que construir con tus manos para el mundo

En realidad todos tenemos una misión que hacer en este mundo, pero también es nuestra misión encontrar por nosotros mismos que es lo que tenemos que mejorar de este mundo.

Mientras camines hacia una vida segura pero falta de sentimiento y emoción, no estarás haciendo tu gran misión, por eso merece la pena que hagas una parada y reflexiones con la pregunta ¿Que es lo que yo he venido a hacer a este mundo?

Esa pregunta es el primer paso hacia a tu reconciliación con el mundo y llegara ese día en el que esa respuesta llegara a tu mente con la gran fuerza que tiene la verdad.

Debes de conocer que talentos te hacen tener un gran valor para ofrecer al mundo y buscar ese pequeño espacio que pide a gritos que le dones parte de tu corazón

Tu vida comenzara a tener sentido en el momento en el que te levantes de la cama impulsado y motivado por ofrecer un día más, lo mejor de ti, sintiendo que el mundo y tú sois uno.

banner-autoestima-recursos

 

 

 

 

Cómo desconectar del mundo toxico que nos rodea y conectar con nuestro paraíso interno

conectar con nuestro paraíso interno

Estamos en una sociedad incapaz de escuchar sus propias emociones e interpretar sus propios sentimientos, ya que todo eso se refleja en el estrés que se respira en el aire y en las disputas en todos los ámbitos de una sociedad algo toxica.

Esta sociedad enferma y gobernada por la superficialidad nos muestra que las personas que participan en ella no son capaces de expresar sentimientos sanos, como son el amor, el perdón y la empatía.

Solamente cuando las personas estén dispuestas a controlar sus emociones negativas y a estimular las positivas, será cuando comencemos a crear un mundo mejor en el que vivir.

Pero no debemos de esperar a que ese día llegue y deberíamos de comenzar a adentrarnos en nuestro interior para comenzar a ser responsables de nuestras propias emociones y sentimientos, porque cuando tengamos una relación sana con nosotros mismos, también la tendremos con el mundo que nos rodea.

Si queremos ser dueños de nuestra vida, debemos dejarnos llevar por nuestra libertad de espíritu y no por emociones negativas que nos envenenen a nosotros y a los que nos rodean.

 

Por que somos incapaces de escuchar nuestro interior

La mayoría de personas estamos más conectados con el ruido externo que con nuestro espíritu interior, un espíritu enterrado entre tantas emociones de las que no somos conscientes, y cuanto menos conscientes somos de ellas, más poder tienen sobre nosotros.

En nuestro autentico espíritu, solo pueden nacer sentimientos de amor, pero lo cierto es que mientras nuestra mente este deambulando en ese ruido externo, nos será imposible alimentar esos sentimientos sanos que tanto necesitamos nosotros y el mundo que nos rodea.

Solamente cuando seamos capaces de volver a nuestro interior, siendo conscientes de nuestras sensaciones internas, tendremos el poder de hacer emerger los mejores sentimientos que un ser humano pueda tener.

Demasiadas capas de condicionamiento superficial hay en nuestro interior que nos impiden escuchar a nuestro propio corazón, pero solo con nuestra voluntad de mejorar y conseguir la felicidad, podemos tocar nuestro espíritu interior y vernos en él.

 

Por que es primordial escuchar nuestras emociones y sentimientos

Nuestro cuerpo es una especie de laboratorio donde experimentar, cuando enfocamos los sentidos en nuestro interior, podemos sentir toda clase de sensaciones, emociones y sentimientos que llenan nuestro cuerpo de vida. Si somos capaces de escucharlos, tendremos la mejor brújula que podamos tener en esta vida.

Solamente necesitamos dejar de ignorar todas esas señales internas, debemos de dejar de desconectar de nuestro cuerpo cuando esas emociones no nos gustan o nos quieren comunicar una verdad de nosotros mismos o de los demás que no queremos aceptar.

Son muchas las personas que se convierten en personas ocupadas porque no son capaces de sentarse a solas con ellas mismas solo porque tienen miedo de enfrentarse con la verdad.

Hay personas que se vuelven adictas a algo, solo por la cobardía de no querer sentir lo que su interior les quiere comunicar, pero eso es un error porque esas emociones negativas siguen viviendo dentro de ellos y al final se acaban convirtiendo en dolencias y enfermedades.

Si queremos crecer como personas, estar sanos y un mundo mejor, ha llegado el momento de enfrentarnos a nuestro interior, a nuestras emociones y a nuestros fantasmas internos.

Solamente hay un camino para llegar a la felicidad y bienestar que tanto ansiamos y ese camino comienza por nosotros mismos, conociendo nuestro interior y haciendo aflorar sentimientos sanos que nos impulsen a mejorar lo que nos rodea.

conectar con nuestro paraíso interno

Que nos podemos encontrar cuando emerjamos en nuestro interior

En realidad sentir nuestro interior se puede traducir a ser sinceros con nosotros mismos, a saber escuchar las señales que nos manda nuestro interior, mientras desenmascaramos las emociones falsas y negativas.

Escuchar nuestro interior es saber escuchar a ese niño interior que llora porque no fue comprendido por los adultos cuando era pequeño y llenarlo del calor de nuestra conciencia.

Cuando somos capaces de escuchar la vida que hay dentro de nosotros, somos capaces de aceptar esas emociones imperfectas como una enseñanza que nos hace más sabios, mientras abrimos nuevos espacios para que florezcan emociones más positivas.

Cuando de verdad bañemos nuestro interior con muestra conciencia, veremos y sentiremos que podemos tocar nuestra esencia, esa que define lo mejor de los seres humanos.

 

Como comenzar a experimentar con nuestro interior

Simplemente debemos de convertirnos en aprendices exploradores que deciden cerrar sus ojos al ruido externo, para comenzar a conocer y sentir ese territorio salvaje y desconocido que es nuestro interior.

Solo se trata de darnos unos minutos al día para sumergirnos en nosotros mismos y para enfrentarnos a esas emociones negativas que bloquean esa vida interna que tanto necesitamos.

No debemos de tener miedo a esas emociones bloqueadoras, porque solo con nuestra conciencia se debilitaran para dar paso a ese flujo de energía que nos muestra nuestra naturaleza.

Solamente debemos de aceptar y sentir esas emociones negativas como algo pasajero que se irán cuando hayan sentido nuestro reconocimiento, cuando hayamos sido capaces de pararnos ante ellas, dejando que se expresen.

Cuando comencemos a reconocer esas emociones, podremos llamarlas por sus nombres, estaremos tristes, melancólicos, resentidos o rencorosos, y eso hará que cuando vuelvan a resurgir sean reconocidas por nuestra conciencia que las debilitara.

Cuando esas emociones se calmen, dejaran espacios para que comiencen a crecer las emociones y sentimientos definidos como positivos, la alegría, la felicidad, la empatía y la compasión, todos ellos sentimientos que nacen de nuestro centro.

 

Reavivar toda energía sana de nuestro interior

Nunca debemos de rendirnos cuando esas emociones negativas vuelvan a resurgir, solamente debemos de preguntarnos que es lo que desean comunicarnos, el hecho de que nos irritemos ante ellas, hace que crezcan más.

Si agradecemos toda comunicación interna, sea negativa o positiva, como un aprendizaje de crecimiento interior, haremos que ese agradecimiento convierta a todo sentimiento toxico en un sentimiento de libertad y agrandaremos todo pensamiento positivo.

Llegara un día que dejaremos de estar hipnotizados de tanto ruido externo, solo por el hecho de maravillarnos del gran paisaje interno que tenemos.

Cuando ese día llegue, estaremos exhaustos y deseosos de transmitir esa belleza interna al mundo que nos rodea, construyendo un mundo mejor para personas mejores.

 

banner-autoestima-recursos

Cómo hacer que la felicidad sea nuestro estado natural, inundando nuestra vida

que la felicidad sea nuestro estado natural,

Son muchas las personas que buscan la felicidad en cosas y situaciones externas, y mientras ansiosamente buscan esa felicidad, se olvidan de que en su interior tienen la gran fuente de esa felicidad que tanto ansían.

Es cierto que hay muchas cosas externas que nos dan buenos momentos, pero lo cierto es que no podemos depender de ello para ser felices, porque todo lo que nos rodea es pasajero.

Aunque hay algo que no es pasajero y que siempre está en nuestro interior cuando queremos recurrir a ello, es esa felicidad natural que solo con nuestra conciencia puede florecer y explosionar en nuestro interior.

Cuando somos capaces de reconocer esa felicidad dentro de nosotros y aprendemos a expresarla, ya no existe ninguna situación que nos la pueda quitar porque se ha convertido en nuestro perdurable estado natural.

 

¿Por que somos personas infelices?

Nuestra verdadera esencia es la felicidad, nacemos siendo felices y nos sorprendemos constantemente con lo que va a apareciendo en nuestras vidas.

Pero esa naturaleza que nos caracteriza la terminamos perdiendo cuando nos exigen que seamos y aprendamos a ser personas correctas, todo ello mata esa felicidad que en un principio corría por nuestro cuerpo alegremente.

También podemos añadir que de alguna manera la sociedad nos hace creer que la felicidad tiene forma de dinero, de éxito profesional y de parejas perfectas, pero son muchas las personas que logran todo eso y se sienten vacías por dentro.

La felicidad real es un estado interno que no se apaga con las tormentas y la falsa felicidad es esa que se espera y se ansia de la superficialidad.

Cuando comenzamos a entender que esa fuente de felicidad está en nuestro interior esperando a que la disfrutemos, nos volvemos personas independientes y dejamos de esperar que las circunstancias de la vida nos den la felicidad.

 

Cambiar nuestra manera de pensar para poder ser felices

La felicidad es una energía que si la activas, fluirá por todo tu cuerpo llenándote de buenas sensaciones, y eso quiere decir que no es necesario usar la mente para ser felices, sino simplemente sentir lo que tenemos dentro.

Cuando vamos detrás de la superficialidad externa, en realidad no nos estamos dejando llevar por esas sensaciones tan positivas sino que somos conducidos por nuestra mente confundida que nos hace pensar que todo lo bueno esta fuera de nosotros.

Pero lo cierto es que solamente las sensaciones y emociones positivas en nuestro interior tienen el poder de hacernos felices, y también es cierto que nosotros podemos activar esas sensaciones de felicidad sin necesidad de nada externo.

Cuando dejamos atrás la idea que nos inculco la sociedad de que la felicidad solo se encuentra en el exterior, comenzamos a interiorizar y experimentar dentro de nosotros esa riqueza que habíamos ignorado y la transmitimos a las personas que nos rodean, en vez de intentar que esas personas sean las que nos den esa felicidad.

 

que la felicidad sea nuestro estado natural,

 

Como podemos encontrar esa felicidad ansiada en nuestro interior

Estamos tan desconectados de nuestro interior y tan conectados a las circunstancias y ruidos externos, que posiblemente pueda ser difícil volver a conectar con nuestra felicidad interna.

Pero lo cierto es que es tan sencillo como no dejarnos llevar por nuestros pensamientos, simplemente observarlos mientras conectamos y sentimos ese calor interno que fluye alegremente por nuestro cuerpo.

También es cierto que si llevamos mucho tiempo desconectados de nuestro interior, nuestro interior este algo bloqueado por la poca atención que le hemos dado, pero desde luego que eso no es ningún impedimento para volver a encontrarnos a nosotros mismos.

Si nos relajamos, respiramos y sentimos nuestro interior, podemos experimentar que partes de nuestro cuerpo están más bloqueadas porque no sentimos que fluya esa cálida energía a la que podemos llamar esencia, y al mismo tiempo podemos ir desbloqueando esas zonas respirando profundamente mientras tomamos conciencia de ellas.

Cuando conseguimos desbloquear esas zonas donde la energía no fluye, comenzaremos a notar como poco a poco esa energía vuelve a fluir por todo nuestro cuerpo y comenzamos a estar en un estado más natural y pleno.

Aunque posiblemente al principio nos cueste un poco experimentar con nuestra felicidad interior, lo que importa es que hayamos iniciado el camino para encontrar esa energía que se nos dio cuando nacimos.

Conecta tu manera de pensar con tu esencia interior para ser felices

Solamente cuando logramos conectar nuestros pensamientos con nuestra esencia, comenzamos a ser personas libres, porque la libertad real no se consigue solo destruyendo los limites de la sociedad, sino que rompiendo nuestros propios limites internos que solamente se eliminaran con nuestra voz interior.

Cuando empecemos a aprender a pensar desde nuestro interior, todos los pasos que demos en nuestra vida estarán coordinados por nuestra sabiduría y eso nos hará más inteligentes.

La felicidad llega a nosotros cuando todas nuestras acciones se hacen desde el corazón, y eso es lo que realmente nos conecta con la vida que nos llena de felicidad.

La mejor manera de conectar nuestro interior con nuestra manera de pensar, es comenzando a sentir nuestras propias emociones y sentimientos internos, para comenzar a traducirlos con palabras.

Una persona que no consigue conectar con su verdadera esencia, es una persona que guía su vida por pensamientos y creencias limitantes, porque nuestra esencia no tiene limites, pero nuestros pensamientos si.

Elimina todo lo que te hace infeliz

La felicidad se consigue cuando uno se expresa tal como es sin carga alguna, por ello debemos de comenzar a ser conscientes de lo que impide que seamos felices.

Son muchas las personas que mantienen hábitos que no les llevan más que a ser infelices, tal vez estén cargando con una responsabilidad que no es suya, haciendo un trabajo que no les llena o estén atormentados por el pasado.

Entonces el primer paso seria ser conscientes de que cadenas les impiden ser felices y después han de buscar el camino para desprenderse de ellas.

Quizás sea más fácil desprenderse de las cargas externas, ya que las cargas internas son más difíciles de reconocer y dejar atrás, ya que estaríamos hablando de pensamientos repetitivos que llevan mucho tiempo atormentándonos.

El mejor modo para eliminar esos pensamientos e ideas que nos atormentan es ser plenamente conscientes del presente, sin ser esclavos del pasado y obsesivos por el futuro.

Para ello lo mejor es conectar con tu interior, dejándote llevar por su calor, sintiendo que la realidad absoluta esta dentro de ti y no en esas falsas creencias y pensamientos que te llevan a todos los sitios menos al presente, el único sitio que es capaz de darte la felicidad.

No te dejes embaucar por el pasado ni por el futuro, mejor déjate seducir por tu esencia que esta las veinticuatro horas del día a tu disposición, familiarízate con ella convirtiéndola en tu estado constante y veras que la felicidad corre por tus venas de manera natural.

banner-autoestima-recursos

 

 

Cómo eliminar tu inseguridad y comenzar a ser tu mismo con toda libertad

 eliminar tu inseguridad

La inseguridad es un gran limite en la vida de muchas personas, pero el problema real no está en la inseguridad sino en lo que la inseguridad te impide hacer, porque la inseguridad es la gran responsable de que las personas no mostremos nuestro gran potencial.

La inseguridad no es solamente un limite en nuestra vida, sino que también se convierte en un tormento porque nos empuja a compararnos con otras personas, y en esa misma comparación salimos siempre perdiendo.

Si somos así de inseguros es porque no somos capaces de ver ni de sentir el gran potencial que llevamos dentro, porque si tuviéramos esa capacidad, seria imposible frenarnos en nuestros propósitos. Nuestra naturaleza interna es tan poderosa que si le diéramos rienda suelta, haríamos auténticos milagros en nuestra vida.

Así que si de verdad la inseguridad asola tu vida, no luches contra ella, sino que busca en tu interior todo eso que te hace grande, esas cosas que merece la pena mostrar al mundo, ya que son como un tesoro del que te sentirás tan orgulloso que la inseguridad se convertirá en una pequeña sombra.

 

¿Por que somos las personas tan inseguras?

La inseguridad muchas veces se debe a que nos han educado haciendo que sigamos un modelo ideal, nos han hecho pensar que deberíamos ser como nuestros padres quisieron que fuéramos o como la sociedad quisiera que fuéramos para que nos aceptaran.

Acabamos haciendo una carrera hacia ese modelo ideal, pero es imposible que podamos conseguirlo, porque en el fondo simplemente queremos ser nosotros mismos, ya que eso es lo que nos hace realmente feliz.

Mientras seguimos ese modelo inculcado, lo que hacemos es olvidarnos de nuestra verdadera identidad y de nuestra esencia, y eso hace que desconectemos de tal manera con nuestro interior, que acabamos descentrados y siendo lo que realmente no queremos ser.

El problema es que de esa manera intentamos olvidarnos de que somos imperfectos y al menor error somos demasiado autocríticos con nosotros mismos.

Lo peor es que nos alejamos de nuestra verdadera autenticidad, y eso nos hace desconectar de nuestra poderosa fuerza interna, haciéndonos tan inseguros como somos ahora.

Todo cambia cuando nos adentramos en nuestro interior y nos conocemos a nosotros mismos, sintiéndonos cómodos con lo que somos, entonces es cuando comenzamos a creer en nuestro potencial, pero aunque la inseguridad no se vaya del todo, si que se debilita.

 

Enfocarte en tus fortalezas y talentos para vencer tu inseguridad

Son muchas las personas a las que preguntas por sus fortalezas y talentos y no saben que contestar, el poco autoconocimiento que tienen de ellos mismos y que no puedan definir lo que realmente se les da bien, hace que no crean lo suficiente en ellos mismos, construyendo su propia inseguridad.

Cuando te preguntan que se te da bien hacer, y no sabes que contestar, es que te falta ese autoconocimiento esencial, y la mejor manera de trabajarlo es que te observes a ti mismo en el día a día.

Si eres una persona insegura, es porque en el día a día te enfocas más en las cosas que te salen mal que en lo que haces bien, si realmente has llegado a la conclusión de que te centras en tu parte negativa porque tu parte positiva no existe, realmente estas equivocado, ya que todo el mundo por naturaleza tiene una parte muy positiva.

La mejor manera de concienciarte en encontrar tu parte positiva es por la mañana, solamente despertar, recuerda a tu mente que ha de enfocarse en buscar en ti esas actitudes y talentos que muestran que tienes esa parte positiva, si así lo haces, pondrás tu mente alerta para que busque tu parte positiva y no se tome tan en serio tu parte negativa.

Todos sabemos que si nos enfocamos en lo negativo, sea en nosotros o en lo exterior, esa negatividad se agranda, en cambio cuando nos enfocamos en cosas positivas, la vida nos sonríe constantemente.

Este es desde luego un ejercicio que tienes que practicar, obviamente el primer día te costara encontrar tu parte positiva pero es más que nada porque llevas demasiado tiempo haciendo lo contrario, pero cuando lleves más tiempo ejercitando, esto te saldrá de manera natural.

 

 eliminar tu inseguridad

Utiliza la meditación para encontrar tu parte positiva

No solamente con la observación de ti mismo consigues encontrar tu parte positiva, sino que también relajándote y mediante la meditación, ya que cuando consigues relajarte y creas en ti un espacio vital en tu interior, ese espacio expresa lo mejor de ti.

Cuando logras conectar con tu interior, es imposible que haya en ti inseguridad, porque tu interior está lleno de fuerza y de luz que crea en ti la suficiente presencia para que esa inseguridad se convierta en una sombra.

Cuando meditas te conviertes en un observador de tus propios pensamientos, eso hace que dejes de ser esclavo de ellos. Cuando lleves algo de tiempo practicando con la meditación, dejaras de identificarte con esos pensamientos convirtiéndote así en una persona más independiente y segura.

A la misma vez que con la meditación te alejas de tus pensamientos, también te vas acercando a tu energía interna y comienzas a experimentar con ella, siendo consciente de que parte de tu cuerpo esta frio y bloqueado y que otra parte de tu cuerpo fluye positivamente.

Cuando sepas en que parte de tu cuerpo estas necesitado de energía vital, solamente necesitaras llenarla con tu conciencia para que esa parte vuelva a fluir positivamente.

Llegara un día en el que sientas que toda esa energía vital fluye por todo tu cuerpo y mente, y eso hará que te sientas más poderoso ante esas circunstancias de la vida que creaban inseguridad en ti mismo.

 

Cambia tu manera de pensar hacia ti para que tu inseguridad no te venza

Como he dicho al principio, gran parte de nuestra inseguridad se debe a que queremos ser ese modelo ideal que la sociedad nos ha inculcado, cosa que es imposible, y eso nos acaba frustrando.

Por eso debemos de dejar de enfocarnos en ese falso modelo, que en el fondo nosotros no queremos ser, y comenzar a enfocarnos en lo que realmente somos.

¿Y que somos realmente? Nosotros somos todo lo que surge de nuestro interior o de lo que podríamos llamar esencia, esa es nuestra verdadera identidad, una identidad poco expresada porque hemos estado más pendientes de ser como ese modelo falso y externo que nos han inculcado.

Por eso es bueno que comencemos a conocernos internamente, pero a la misma vez comencemos a definir con palabras las cosas buenas que tenemos, si por ejemplo estas descubriendo que tienes una gran sensibilidad para la música, podrías comenzar a decirte que tienes ese gran talento y que fluyes con él.

Cuando vayas conociendo todo ese tesoro que tenias guardado en tu interior, comenzaras a maravillarte y podrás definirte con palabras positivas que reforzaran la creencia en ti, de que tú puedes lograr lo que te propones, mientras la inseguridad se convertirá en un pequeño pellizco que no te frenara en tus propósitos.