¿Cómo convertirte en una persona agradecida te puede llevar a la felicidad?

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Cómo convertirte en una persona agradecida te puede llevar a la felicidad

Hay algo que te puede llenar instantáneamente de energía y satisfacción, ese algo es esa actitud que a muchos se nos pasa desapercibida porque pensamos que no tiene valor.

Esa actitud se llama agradecimiento y muchos la reservamos para ocasiones escasas, porque pensamos que pocos momentos son de agradecer ya que no hemos descubierto que cada momento tiene algo positivo que contarnos.

En el momento que conviertes tu vida en una queja, bloqueas todos tus sentidos hacia la belleza de todas esas personas, cosas y circunstancias que te rodean, y es eso lo que te impide ser feliz.

Pero cada día es una gran oportunidad para que despiertes a esa belleza que se te pasa desapercibida, y eso se hace agradeciendo todo lo que te rodea como una ráfaga de vida que alimenta tu interior.

¿Por que es tan importante ser agradecido?

Aunque desde pequeño te hayan enseñado que el agradecimiento es algo que tiene que ver con la educación, lo cierto es que el agradecimiento tiene que ver más con aflorar un sentimiento positivo en tu interior que te haga valorar la vida que tienes como un gran regalo y así te sientas motivado a mejorarla.

El agradecimiento tiene que ver más con estar despierto que otra cosa, ya que el que no se siente agradecido, todavía no ha despertado al misterio de la vida, ese que te llena de sabiduría con cada circunstancia.

Para que despiertes a la vida no hay mejor manera de hacerlo que convirtiéndote en una persona agradecida, ya que eso lo que hará sera que recibas cada momento con un gran abrazo.

El reducir tu expectación a momentos cumbres de tu vida, es perder gran parte de tus vivencias, porque la vida es todo, los buenos momentos que te alegran, los malos momentos que te acercan a otras personas, y esos momentos casuales que te hacen pensar que la vida es magia.

Elimina la queja para dar paso al agradecimiento

La queja es claramente lo contrario al agradecimiento, además de que solamente tienes que ser un poco consciente de tu interior para darte cuenta de que mientras te quejas llenas tu cuerpo de energía negativa.

Lo cierto es que la queja puede ser una buena señal que te muestra claramente que quieres cambiar algo de tu vida que no te gusta, pero el problema comienza cuando alargas esa queja, ya que eso te incapacita para buscar una salida a la situación desagradable que estas viviendo.

Así que lo mejor es que escuches tu primera queja, pero que el siguiente paso no sea el de seguir quejándote, sino que el de caminar hacia una solución o crear un nuevo camino que te lleve a mejorar tu vida y te haga sentir satisfecho.

Cuando empieces a quejarte, pregúntate ¿Si esto no me gusta, que es lo que si que me gustaría?, Para después encaminarte a esa vida que si que te gustaría vivir, claro esta, necesitas saber como hacerlo y ser consiente de esas herramientas internas que te llevaran a esa meta.

Utiliza la queja como el impulso que te hace saltar hacia un propósito, esa razón para seguir luchando hacia esa meta que hará que tu corazón sonría tanto que no haya espacio para el sufrimiento.

Cómo convertirte en una persona agradecida te puede llevar a la felicidad

Como comenzar a crear una actitud agradecida

Cuando nacemos, ya nacemos con la virtud del agradecimiento, todo es nuevo para nosotros y nuestros ojos se abren sorprendidos de todo lo que nos rodea, mientras nos sentimos repletos de esa energía positiva.

Todo cambia cuando vamos creciendo, todo lo que era para nosotros una maravilla, se convierte para nosotros en momentos vacíos. Nuestros pensamientos, preocupaciones y peleas internas nos alejan de los tesoros que nos rodea.

Así que parece ser, que más que aprender a ser agradecido, tienes que desaprender a ser esa persona demasiado adulta, para dar la bienvenida de nuevo a ese bebe sorprendido por la vida.

Desde que te levantas hasta que te acuestas debes de dar las gracias por cada instante de tu vida y todo lo que conlleva ese instante. Debes de agradecer el primer rayo de sol que entra por tu ventana, al igual que la primera nube que tapa ese mismo sol.

Debes de agradecer cualquier gesto de amabilidad de las personas, por muy pequeño que sea, al igual que también puedes agradecer el perder ese autobús que te llevaba al trabajo, porque quizás eso sea una pequeña casualidad que si la observas puede mostrarte algo positivo.

Convierte el agradecimiento en un habito

Cuando una persona aprende a ser agradecida, también aprende a ser feliz, porque ya no vende su felicidad a las circunstancias de la vida, porque ella ya es capaz de ver que detrás de toda circunstancia hay un mensaje merecedor de escuchar, un mensaje que la llenara de sabiduría.

Cuando conviertes el agradecimiento en un habito, te abres a las posibilidades de mejorar tu vida, porque la base para mejorar tu vida, es ser capaz de apreciar que todo lo que te rodea puede ser un gran trampolín que te impulse a tus sueños.

El agradecimiento impide que te alojes en el pasado y que te pierdas en un futuro que todavía no ha llegado, porque te abre la capacidad de ver el poder del presente, mostrándote esos pequeños milagros que antes te pasaban desapercibidos.

banner-autoestima-recursos

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>