Cómo recuperar la fe en el futuro y construir la vida de tus sueños

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

 

 recuperar la fe en el futuro

Cuando piensas que todo lo has perdido, cuando ya no crees que existen personas en quienes confiar, entonces es cuando ocurre algo que te salva el pellejo, es ese pequeño milagro que aparece en tu vida calmando tus penas.

Solamente basta con tener los sentidos abiertos a estos pequeños y curiosos milagros para que acabemos de ver que la fe no es una mentira, sino una verdad que nos hace ver que la vida tiene la capacidad de transformar la oscuridad en luz.

La fe no es una simple palabra vacía, la fe es un palpito silencioso en nuestro interior que nos advierte de que detrás de la oscuridad hay una intensa luz y que detrás del fracaso esta la fuerza que nos llevara a triunfar.

¿Que hacemos cuando perdemos la fe en el futuro?

Cuando has caído en el hoyo más profundo, ese que te impide ver un mínimo atisbo de luz, es difícil tener esperanza, pero en cambio tu corazón no deja de palpitar, tus pulmones no dejan de respirar y tu mente no deja de pensar.

Todo tu cuerpo da señales de vida a la espera de que tu espíritu despierte y lo arrastre hacia tu particular paraíso, ese con el que siempre soñaste y por el que tanto suspiras.

Si ya puedes sentir en ti tanta presencia de vida, ya solo necesitas ese pequeño empujón que da la fe, porque cuando en ti vive la fe, tu cuerpo, mente y espíritu se unen con el solo propósito de hacerte feliz.

 recuperar la fe en el futuro

Únete y conecta con el presente para no envenenarte de impaciencia

Si todo lo que tanto deseas no llega a tu vida, no conviertas eso en la tragedia que te impide ver lo que tienes delante en este mismo instante, porque lo que te rodea ahora mismo es tan grande, que no se puede representar en palabras.

Cuando caes en manos de la impaciencia, tus sentidos se mueren sin dejarte ver el gran sueño que es la vida, entonces tu vida se convierte en una ridícula comedia detrás de una felicidad de la que ya puedes disfrutar en este poderoso presente.

Cuando seas capaz de parar a observar la mínima muestra de la naturaleza, no enfermaras de deseo por esas cosas que todavía no tienes. Cuando seas capaz de escuchar el silencio detrás de los sonidos, dejaras de correr hacia ninguna parte.

Porque el sol y el mar es una milagro del que ya puedes disfrutar sin esperarlo, porque las sencillas curiosidades de la vida, ya te pueden llenar de alegría si abres tus ojos, por eso no has de caer en esa impaciencia que te aparta del presente.

No pierdas tiempo no teniendo fe y conviértete en el constructor de tu vida

Si de verdad perdiste la fe, es que no eres consciente de que llevas en tu interior las herramientas que construirían tus sueños en esos brillantes días y misteriosas noches que te depara el futuro.

Eres el constructor de tu vida, y un buen constructor jamas pierde la esperanza, porque emplea su tiempo y energía a diseñar su edificio y esforzarse ladrillo a ladrillo para construir ese resplandeciente sueño.

Todos ese tiempo que malgastas en no tener fe, son pequeños espacios donde poder dibujar esa vida que tanto sueñas, son pequeños espacios que llenar de sonrisas que alivien el trabajo duro y las empinadas cuestas.

Conviértete en ese gran constructor que no conoce de fracasos porque no tiene tiempo de llamar fracaso al fracaso, sino tiempo de reconstruir lo destruido.

Libérate de todo eso que no te hace avanzar hasta tu metas

Libérate de las palabras que te dicen que no puede ser, despréndete de las ideas que limitan tus posibilidades, creando un rico vocabulario en tu vida que te invite a caminar alegre hacia tus metas, llenando tu mente de ideas que expandan tus posibilidades.

Si ya no crees en la vida, dale una nueva oportunidad y veras que poco tardara en darte nuevos frutos que crecerán con tu voluntad y perseverancia.

Si la vida no te trajo lo que le pediste, vuelve a pedirle y grita más alto para que te escuche, si la desgracia asolo tu existencia, rescata tus virtudes y construye una nueva vida con ilusión, porque pase lo que pase en tu futuro, nunca perderás a ese constructor que llevas dentro.

banner-autoestima-recursos

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>