Cómo dejarte caer dulcemente en los brazos de la felicidad eterna

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Cómo dejarte caer dulcemente en los brazos de la felicidad eterna

La vida no esta obligada a honrarte con felicidad ni dicha, pero aun así esa vida te regala un nuevo día para que tú mismo lo llenes de alegría y propósitos, de ilusiones y esperanzas.

Después de que hayas llenado ese día de queja y enfado, ella vuelve a creer en ti y te brinda un día más y otro más y otro más, llenando tu vida de oportunidades que se pierden en tu indiferencia.

La felicidad va a llegar a tu vida el día que seas capaz de abrazar ese nuevo día como una gran oportunidad, llenándola de toda esperanza, ilusión y sueños dispuestos a ser cumplidos.

Si hoy te vas a dormir pensando en lo que no has logrado hoy, piensa mejor en lo que vas a lograr mañana, si de verdad eres capaz de honrar ese nuevo día, porque por muy difíciles que sean las circunstancias, siempre hay un espacio para reconstruir lo destruido y siempre hay momentos para levantarse después de la caída.

¿Que es y donde está la verdadera felicidad?

La felicidad no es algo que buscas y encuentras, la felicidad es una decisión ante una gris realidad, la decisión de que a pesar de todo lo malo, has decidido ver el lado positivo de las cosas, convirtiendo la felicidad en tu mejor actitud.

La felicidad que tanto deseas no está en lo que se fue ni en lo que vendrá, está en el valor que le das a la vida que te rodea, porque cuando eres capaz de ver una sonrisa en todas las cosas y situaciones de tu vida, es imposible que no te dejes llevar por esa fuerza natural llamada felicidad.

La felicidad deja de ser felicidad cuando la conviertes en una posesión, le felicidad deja de brillar cuando la comienzas a pulir, al igual que la naturaleza que nos rodea comienza a morir cuando el hombre la quiere poseer.

Si te propones ser feliz y conviertes la felicidad en un proyecto, ignoraras que la felicidad te está ya seduciendo las veinticuatro horas del día y que solo es cuestión de que despiertes para que ella fluya en tu vida como lo hace ya tu propia sangre.

 

Decide ser tu mismo el que llene su vida de felicidad

Da un toque de felicidad a cada paso que des hacia tus objetivos, y la impaciencia desaparecerá, convirtiendo tu largo camino en un libre y sano impulso hacia tu cima más alta.

Si te levantas sintiendo que tienes que ir detrás de un mundo que te ignora, decide ser feliz, y ese mundo te rogara que le des parte de tu esplendor.

En realidad no estas en manos de una sociedad ni de un mundo que te ignora, estas en manos de tu propia actitud, si tu actitud es morir, morirás y si tu actitud es vivir, vivirás.

No hay joya que pueda brillar más que la que uno se diseña a su medida, porque nadie más que uno sabe lo que su corazón le pide cada mañana al despertar.

 

Si la tristeza ha inundado tu vida, deja espacio para que entre la felicidad

La tristeza es algo que vas a necesitar en tu camino, porque ella es ese espacio donde descansaras de los grandes golpes y el elixir que curara tus heridas, pero nunca olvides que en tu grandeza hay sitio para la alegría y la tristeza, para el descanso y para el trabajo, y que la felicidad sera el impulso final que dará sentido a tu vida.

Permite que las emociones fluyan por tu interior, dales voz comprendiéndolas y veras que el equilibrio y la armonía dará paso a esa felicidad tan deseada por ti.

Te has equivocado poniendo la felicidad en manos de un destino incierto, porque lo cierto es que cuando más adversidad hay en tu vida, más necesitas que la felicidad abite en ti, dándote fuerzas para vencer tus peores obstáculos.

 

Cómo dejarte caer dulcemente en los brazos de la felicidad eterna

 

La felicidad es simplemente volver a aprender a nacer y a ser uno mismo

Seras feliz cuando hagas de cada día un nuevo espacio para llenarlo de lo mejor que tienes en tu interior, y cuando sientas que cada instante de tu vida es una pequeña oportunidad para liberarte de tu pesado disfraz.

Porque acuérdate que la felicidad va cogida de manos de la libertad, la libertad de ser tu mismo, la libertad de expresar lo que sientes, y la libertad de soñar y crear la vida que quieres.

Seras feliz en el momento de que dejes de buscar esa felicidad, abriendo tus sentidos para ver que ya está en tu vida. En este mismo instante en el que lees este post, la felicidad ya te está acariciando.

No hay personas infelices, sino que personas indiferentes a la potencial vida que les rodea, ciegas a las oportunidades de la vida y corriendo hacia una felicidad superficial, mientras huyen de la felicidad real.

 

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *