Cómo puedes ganar seguridad fortaleciendo tus virtudes en 5 pasos

Si eres de esas personas que tienen metas y están deseosas de alcanzarlas, pero la inseguridad te impide lograrlas, en el post de hoy encontraras la solución a ese problema.

Muchas personas se quedan en medio camino a la hora de alcanzar sus objetivos, culpando a la vida de su fracaso.

Pero en realidad la culpa la tienen ellos porque no han sido capaces de creer en su valor como personas, ya que creer en uno mismo es el estimulo que nos lleva a alcanzar nuestros sueños.

ganar seguridad fortaleciendo tus virtudes

¿Cómo puedes eliminar tu inseguridad?

Tu inseguridad creció por tus falsas creencias negativas sobre ti mismo y desaparecerán cuando construyas verdaderas creencias positivas hacia ti.

¿Recuerdas las veces que alguien te dijo que no eras capaz de hacer cierto trabajo y tu en principio así lo creíste? pero el tiempo te demostró que si que podías hacer ese trabajo.

Esto quiere decir que muchas de las creencias negativas hacia nosotros mismos, con el tiempo se acaban desmintiendo.

Así que ten en cuenta que si no estas seguro de ti mismo, es porque has creado ideas falsas y limitantes sobre ti, que son perfectamente desmontables.

Para desmentir esas ideas que alimentan tu inseguridad, demuéstrate ahora mismo que si que eres capaz de hacer esas cosas que te decían otros que no eras capaz de hacer.

Puedes comenzar con acciones pequeñas e ir aumentando la complicación, de lo que se trata es de que refuerces la seguridad en ti mismo viendo claramente que si que puedes.

Cuando vayas viendo que sí que terminas ese trabajo y que sí que llegas a esa pequeña meta que antes pensabas que no conseguirías, tu seguridad en ti mismo estará creciendo.

¿Cómo puedes conocer tus virtudes y capacidades?

Al igual que fuiste el creador de esas ideas negativas que hicieron que fueras una persona insegura, ahora puedes ser el creador de esas ideas positivas que te van a hacer ser una persona segura.

Para ser una persona segura de si misma, tienes que crear ideas positivas hacia ti y para ello debes de basar esas ideas en tus virtudes.

Pero seguramente no eres consciente de muchas de tus virtudes, porque tus ideas negativas sobre ti, solo te mostraban tu lado erróneo.

Así que lo primero que tienes que saber, es que no es que no tengas virtudes, es que simplemente no las ves.

Para comenzar a ver tus virtudes, simplemente le tienes que ordenar a tu mente que se centre en ellas y te la muestre.

Una manera de que tu mente reciba claramente tu mensaje, es escribiendo en un papel lo que quieres que tu mente te muestre.

Para ello, una buena manera es que te enfoques en un pequeño objetivo que quieras realizar o simplemente un pequeño sueño que tienes en tu mente.

Seguidamente escribe en un papel las virtudes y capacidades que necesitas para alcanzar esa pequeña meta o sueño.

Si tu meta fuera conseguir un titulo, seguramente necesitarías, perseverancia, voluntad, disciplina, superación y motivación.

Después, lee en voz alta las virtudes que has escrito y subraya las que piensas que tienes ya, aunque quizás necesites desarrollarlas, seguramente seas consciente de que existan ya en ti.

¿Cómo fortalecer las virtudes que sabes que tienes?

Ahora se consciente de esas capacidades que tenias y que no sabias que tenias y que has subrayado, para desarrollarlas mientras vas detrás de ese pequeño objetivo que te has marcado.

Es importante que seas consciente de que tienes esas capacidades que has subrayado, porque eso es lo que va a hacer que creas en ti mismo.

Cada día que te levantes recuérdate a ti mismo que tienes esas virtudes, porque eso hará que ante las dificultades del día, recurras a ellas y no te bloquees con tu inseguridad

¿Cómo puedes desarrollar las virtudes que tanto necesitas para ganar seguridad?

Todavía quedan la lista de capacidades que no reconoces en ti mismo, pero eso no te tiene que preocupar, porque toda capacidad se puede desarrollar.

Ahora que hiciste una lista de las virtudes que necesitas y ya tienes claro cuales son, solo tienes que trabajar en ellas para desarrollarlas.

Para desarrollar una nueva virtud, tienes que ser consciente de que aunque todavía no la tengas, si que tienes su semilla en tu interior y solo tienes que hacer que crezca.

Así que si por ejemplo la virtud a desarrollar es la voluntad, lo que has de hacer es comenzar a hacer pequeñas acciones o tareas que requieran un poco de esa virtud.

Primero has de comenzar con un pequeño propósito en el que requiera de tu voluntad y poco a poco ir desarrollando esa voluntad que necesitas mientras llegas a tu objetivo.

Después te vas proponiendo proyectos un poco más difíciles, hasta que veas que esa voluntad va creciendo y fortaleciéndose.

No te desesperes, cada paso que realizas por muy pequeño que sea, es un gran logro que te llevara a un logro mayor, lo importante es que tu seguridad se vea reforzada por cada paso que des.

Conclusión final

Cuando una persona es insegura, es simplemente porque no sabe los tesoros que tiene en su interior, así que solo es cuestión de que los descubra y los explote.

Para descubrir esos tesoros internos, una persona ha de marcarse metas en las que necesariamente tiene que explotar esos tesoros que le llevaran a su objetivo.

Una vez que la persona ve que tiene esos recursos en su interior y que los utiliza con eficacia, la seguridad en ella misma se fortalecerá.

banner-autoestima-recursos

 

Cómo superar tus momentos más bajos fortaleciendo tu motivación

Es normal que te desesperes cuando todavía te queda mucho camino por alcanzar esa meta que tanto deseas, hasta que te puede dar la impresión de que jamas vas a alcanzarla.

Pero lo cierto es que si en medio del camino te desesperas, te impacientas y desmotivas, pierdes precisamente esa energía vital que tanto necesitas para llegar a tu ansiada meta.

En el post de hoy te voy a indicar paso a paso como puedes activar esa energía vital que tanto necesitas en esos momentos en los que el desanimo sé ha apoderado de ti y no te deja caminar con fuerza hacia tu meta. Siguiendo estos pasos te vas a convertir en una persona con una actitud fuerte y luchadora acercándote así a tu gran meta.

Primero has de romper con tu enemigo numero uno, tu principal idea limitante

Cuando estas demasiado ansioso por llegar a esa meta que te has trazado, es posiblemente a causa de que tienes una idea limitante en tu mente, quizás tengas la idea de que lo importante de tu proyecto es el objetivo en si y que el camino hacia el no tiene valor alguno.

Quizás no te hayas dado cuenta de que la creencia firme de esa idea, hace que para ti el camino hacia esa meta carezca incluso de sentido, debilitando así tus pasos hacia tu meta, ya que te sientes desmotivado.

Es necesario que tus pasos hacia tu meta sean fuertes e impetuosos, porque si no de lo contrario tu meta siempre permanecerá lejos.

Una manera de eliminar esa idea limitante es comenzando a crear una nueva idea que refuerce todos tus pasos hacia tu meta, entonces esa nueva idea enterrara a esa vieja idea.

Una buena manera de buscar esa nueva idea reforzadora es preguntarte que beneficios te va a aportar todo ese camino hacia esa meta, por ejemplo, seguramente en ese camino vas a superar inseguridades, vas a aprender nuevas cosas, quizás ese camino te haga conocer personas fantásticas o conocerte a ti mismo mejor.

Haz una lista de todos los beneficios que vas a conseguir en tu camino y repite a menudo esa lista en voz alta, sobretodo cuando estés en momentos bajos, para así activar esa energía que tanto necesitas para seguir tu camino.

superar tus momentos más bajos

Tienes que ser capaz de ver todos los pasos del pasado como escalones que has subido

Si ya has recorrido una parte de tu camino y te sientes desanimado porque ves lejos tu objetivo, quizás sea el momento de mirar positivamente hacia atrás.

Mirar positivamente y constructivamente hacia atrás, quiere decir, ver como eras al comienzo y compararlo a como eres ahora, te sorprenderás lo mucho que has mejorado e incluso veras que si que has conseguido cosas.

Es importante que valores lo que tienes ahora mismo por muy poco que sea y por muy lejos que estés de tu meta, porque eso hará que tengas conciencia de que estas ya construyendo algo y avanzando hacia tu meta.

Se consciente de tus valores porque ellos son tu gasolina

Tus valores son cruciales y son los que realmente te dan el empuje y la motivación para luchar por tus proyectos, por eso el que los conozcas es esencial para motivarte en los estados bajos.

Pregúntate que valores son los que te llevan a querer conseguir esa meta o ese sueño, quizás si tu meta es la de ganar más dinero con cierto trabajo, tus valores sean la abundancia y la libertad, quizás si tu propósito es conseguir estar en forma tus valores sean la salud y superación.

Haz una lista de esos valores que te motivan y tenla siempre presente, recurre a ella cuando te sientas bajo, ya que precisamente son ellos los que te han llevado a donde estas ahora y eso quiere decir que tienen y tendrán fuerza para motivarte para llegar a donde quieres.

Busca tu razón profunda y espiritual por la que has trazado un camino hacia tu meta

No hay nada mejor para motivarte que recurrir a las profundidades de tu ser y que el te diga el gran sentido que tienes lo que estas haciendo.

Porque aunque estés en un momento bajo de tu camino, lo cierto es que lo que tu estas haciendo tiene mucho sentido, quizás se trate de tu misión personal o de algo que realmente tenga que ver con tu desarrollo personal.

Pregúntate cual es la razón profunda de porque estas haciendo lo que estas haciendo, porque aunque perder kilos pueda parecer superficial, lo cierto es que en tu inconsciente la razón poderosa puede ser la de amar a tu cuerpo, cosa poco superficial.

Quizás querer más dinero pueda parecer también una razón superficial, pero lo cierto es que puede ser que sea una manera de que profundamente te digas a ti mismo que mereces una vida mejor.

Seguramente tu propósito tenga que ver con la misión profunda de mejorar el mundo, sea la razón que sea la que te lleve a trazar ese camino, acuérdate de ella a menudo porque eso te va a dar las fuerzas que tanto necesitas.

banner-autoestima-recursos

 

 

 

Cómo puedes superar en 5 pasos las situaciones difíciles del día a día

En esta sociedad las personas suelen dejar su bienestar interior a lo que pueda ocurrir en su vida, eso lleva a muchas personas a acabar el día estresadas y malhumoradas porque han tenido un mal día. En el post de hoy te muestro unos sencillos pasos que te van a llevar a ser una persona capaz de responder positivamente a las dificultades de un mal día y por consecuencia vas a acabar teniendo mayor bienestar interior.

Cómo podemos conectar con nuestra felicidad a pesar de un mal día

Lo cierto es que son muchas las personas que se empeñan en echar la culpa de que tienen un mal día a todo lo externo, muchos dicen que la vida o la suerte está en contra de ellos, pero lo cierto es que el secreto real de ser una persona feliz y satisfecha, es ser flexible y saber responder positivamente a las situaciones que nos encontramos.

Si te dices a ti mismo que en realidad es imposible tener una buena respuesta a un incidente inesperado, es que simplemente todavía no has desarrollado la capacidad de respuesta positiva a situaciones difíciles.

Cuando hayas desarrollado esta capacidad tu vida va a cambiar, porque no solamente te sentirás más relajado y libre sino que abrirás tus perspectivas y puntos de vista siendo así una persona más inteligente y con más libertad de elección.

ganar-seguridad

Prepárate para un día ajetreado con unas respiraciones profundas y relajantes

Lo primero que has de hacer antes de levantarte es una preparación previa que no te puede llevar más de cinco minutos, solo se trata de respirar profundamente buscando tu relajación, la relajación que mejor te vaya, porque así creas espacio en tu interior, cuanto más espacio tengas, más libre elección tendrás.

Después de que sientas esa relajación en tu cuerpo, repite varias veces esta frase, este espacio de relajación que he creado, lo voy a utilizar para crear respuestas constructivas ante las dificultades.

No te olvides que es muy fácil que pierdas esa relajación en un día ajetreado, así que cuando tengas tiempo acuérdate de ese momento del día recién levantado en el que te sentías tan relajado e intenta vivirlo otra vez respirando profundamente.

Cómo puedes preparar tu mente para un día ajetreado

Una vez que ya sales a la calle y te has de enfrentar con ese día y con las cosas inesperadas que lleva ese día, intenta trabajar tus sentidos. Estés donde estés, observa lo que te rodea a todo detalle, fijándote en las texturas y colores, escucha los sonidos de fondo, siente el tacto de los asientos y de todo lo que tocas.

Este ejercicio lo que va a hacer es que estés más alerta y va a desarrollar la audacia para poder enfrentarte a las dificultades que aparezcan por durante el día, pero a la misma vez abre tu mente, capacitándote para ver los problemas que te surgen en su totalidad, eso quiere decir que no solamente veras la parte negativa de los problemas sino que también la positiva.

Lo que has de tener en cuenta ante la primera dificultad

De lo primero que te has de concienciar es de que es tu primer día con esta nueva manera de actuar frente a las dificultades, así que has de tener paciencia y has de visualizarte como un aprendiz que tiene el objetivo de hacer crecer su capacidad de flexibilidad ante las dificultades.

Así que cuando te encuentres tu primera dificultad del día, has de tener en cuenta que tú tienes la capacidad de solucionar, saltear o transformar ese problema a tu favor, pero que has de hacer crecer la capacidad que ta va a ayudar con tu propósito a base de esta practica que estas iniciando en ese mismo momento.

Las primeras practicas del primer día de cambio de actitud frente a las dificultades

Nadie te enseño a hacerlo, los adultos nos enseñan que no hay opciones y que te tienes que quedar con lo primero que te dan, pero vas a descubrir por ti mismo que es mentira y que puedes crear varias opciones en tu interior para que el día o la propia vida vaya hacia donde tú quieres.

Cuando venga la primera dificultad del día o esa persona que en si ya es una dificultad para ti, lo primero que has de hacer es respirar profundamente, eso hará recordarte que tienes en tu interior un espacio preparado para llenarlo de opciones.

Después has de preguntarte porque de repente ha surgido un sentimiento de urgencia, porque uno de los pensamientos que nos surge ante una dificultad es que tenemos que solucionar rápidamente esa dificultad, cuando en realidad hay muchas dificultades que no requieren de una urgencia.

Así que no solamente has de respirar para recordarte a ti mismo que tienes una nueva herramienta para crear soluciones, sino que también puedes ver que no tienes que ir estresado y a gran velocidad de resolución, diciéndote que ademas de un espacio en tu interior para crear opciones también dispones de un espacio en el tiempo en el que puedes crear aún más opciones.

Esta nueva manera de pensar es una manera que te abre la conciencia y te despierta diciéndote que tienes espacio y poder o que es lo mismo, que tu mandas en las situaciones de la vida más de lo que pensabas.

Cómo puedes agrandar tu flexibilidad ante esa dificultad inesperada

Lo siguiente que has de hacer es preguntarte que es lo que realmente quieres, porque lo cierto es que la mayoría de personas se quedan bloqueados ensimismados en el problema, cosa que no les lleva más que a la lamentación.

Si tu problema es que te has encontrado un cliente que te está echando en cara que no trabajas bien o mejor dicho que  esta desahogándose del mal día que ha tenido atacándote a ti, tu objetivo seguramente sera que se calme y que podáis llegar a un acuerdo.

Cuando tienes claro que es lo que quieres, tu mente y tu cuerpo comienzan a trabajar para la solución, por ello es importante que te marques ese pequeño objetivo para que llegues a solucionar ese imprevisto problema.

Cómo crear esas opciones que te van a llevar a controlar esa dificultad

El próximo paso que has de dar, es comenzar a caminar hacia esa solución buscando nuevas opciones que hagan que tu objetivo se cumpla, en este caso tu objetivo es que tu cliente se calme.

Lo primero que has de hacer es no perder tu propósito de vista, porque si tienes claramente el propósito en mente, los caminos que comiences a crear hacia ese propósito serán más fáciles y eficaces, ya que tu mente estará más despierta para crear nuevas opciones.

Para crear nuevas opciones, te has de lanzar unas preguntas inteligentes enfocadas en la solución, para ello te has de comenzar a preguntar que es lo que exactamente has de hacer en este mismo momento para conseguir que tu cliente se calme.

Te puedo asegurar que en tu interior están las respuestas, solo has de llegar a esas valiosas respuestas preguntándote que seria lo mejor que puedes hacer para que esa persona que tienes delante se calme.

Si sigues estando bloqueado, puedes recurrir a la información que tienes del pasado en el inconsciente, haciéndote la pregunta ¿que hice en el pasado para solucionar un problema similar.

Es mejor que tengas más opciones, porque así podrás recurrir a otras, si la primera que usas te falla, pero si tienes ya una opción es un gran logro.

Cómo puedes hacer uso de tu talento para poder saltear esa dificultad

Ahora que ya has decidido que es la mejor respuesta o respuestas que puedes dar a esa dificultad, has de recurrir a tus mejores herramientas internas para hacer que esa respuesta a esa dificultad sea mucho más eficaz.

De lo que se trata es de que vuelvas a hacer memoria y te acuerdes de esas difíciles situaciones del pasado en las que al final saliste airoso, y eso quiere decir que no solamente respondiste a la adversidad eficazmente sino que sacaste de tu interior ciertas capacidades que te ayudaron a tener mejor respuesta.

Aunque estamos hablando del pasado, lo cierto es que esas capacidades que usaste en ese momento, están dentro de ti ahora mismo y tú tienes el poder de volver a recurrir a ellas para el difícil momento que estas pasando ahora.

Para ello solamente has de recordar y ser consciente de que tienes esas capacidades y en el mismo momento que estés respondiendo a esa dificultad, recordar como las utilizaste en el pasado para reflejarla y expresarla ante el problema que tienes ahora mismo.

Solamente recuerda la sensación que tenias dentro de ti cuando utilizaste ese recurso interno, recuerda como lo expresabas a través de tu cuerpo y que palabras y tono utilizabas, y veras que como una inercia acabas expresando en esta situación, esta gran habilidad que tanto necesitas.

Acuérdate siempre de estos tres puntos clave, el objetivo, que es la solución del problema, el comportamiento que es la acción que te llevara a esa solución y la virtud que hará que tu acción sea excelente.

banner-autoestima-recursos

Cómo solucionar tus problemas en 5 pasos y solo con tu imaginación

Todos tenemos problemas, es algo que no podemos evitar, pero lo cierto es que aunque no podamos evitarlos, hay algo que si que podemos evitar, podemos evitar que el problema nos amargue nuestra existencia, solamente convirtiéndonos en personas más flexibles ante nuestros problemas.

La relajación es primordial para que tengas más espacio para solucionar el problema

Lo primero que tenemos que hacer cuando un problema se presenta repentinamente en nuestra vida, es no dejar de ser nosotros mismos, lo que quiero decir es que si nuestra mente se dispara pensando en la parte más negativa y tu cuerpo se tensa como una piedra, dejas de ser tu mismo y de tener capacidad resolutiva.

Así que lo primero que tendríamos que hacer ante un problema es respirar profundamente, cuanto más te relajes, más capacidad tendrás para  encontrar opciones para ese problema. La relajación abre y expande tu mente y hace que no te veas contra la pared.

Pregúntate cual es el camino que te suele llevar a ese estado de relajación que tanto necesitas, quizás en tu caso sea salir y dar una vuelta o quizás simplemente leer o hablar con alguien especial.

solucionar tus problemas en 5 pasos

Ahora que ya tienes espacio para pensar, has de saber pensar

Ahora que has respirado profundamente, desde luego que ese problema no a desaparecido, pero tu has creado en tu interior más espacio para la resolución de ese problema y eso hace que tengas más poder de decisión y más flexibilidad. Si respiras tu mandas, si no respiras manda tu destino.

El paso siguiente que has de dar es el de dejar de enfocar tu mente en ese problema y comenzar a enfocarlo en una solución, ya que la mayoría de las personas nos quedamos bloqueados en frente de un problema porque nos enfocamos en la parte negativa del problema. Muchos se preguntan porque no salen de un problema y no se dan cuanta que hasta que no saquen la cabeza no van a salir.

Una buena manera de enfocarnos en la solución de ese problema, es cerrando los ojos y imaginarnos en el futuro con el problema solucionado. Visualízate a ti mismo sintiéndote satisfecho por la solución de ese problema, seguramente estarás tranquilo y contento, experimenta con las sensaciones de tu cuerpo como si lo estuvieras viviendo.

Quizás esto pueda parecer extraño, pero en realidad es muy practico, ya que le estas mandando a tu mente inconsciente el mensaje de que se tiene que poner a trabajar para solucionar el problema. Cuando te imaginas con el problema solucionado, le estas diciendo a tu mente claramente lo que quieres y tu mente comienza a caminar.

Después de decir a tu mente que quieres que se concentre en esa solución, ya tienes a tu mejor herramienta trabajando para ti, no lo dudes.

En busca de infinidad de opciones es el próximo paso que has de dar

El próximo que has de dar es el de crear varias opciones para solucionar tu problema,  acuérdate si solo tienes una opción, eres débil ante el problema, si tienes varias opciones tu tienes el poder frente a ese problema.

La mejor manera de que  soluciones problemas es siendo una persona flexible, y para ser una persona flexible te has de convertir en una autentica fabrica de nuevas opciones.

Para comenzar a crear opciones, tienes que recurrir a tu imaginación, para ello desde luego tienes que tener claro que cuentas con esa capacidad, todos tenemos imaginación, otra cosa es que acostumbres a trabajar o no esa imaginación.

Haz que la  capacidad de tu imaginación crezca, diciendo a tu mente que busque nuevas opciones que solucionen ese problema con el que te has encontrado. Lo cierto es que tenemos que aprender a pedir a nuestra mente y cuerpo todas esas herramientas que necesitamos en nuestra vida diaria, en vez de lamentarnos de nuestra incapacidad.

Respira hondo, cierra los ojos y pregunta a tu interior como puedes solucionar ese problema, sigue respirando silenciosamente mientras van llegando sorprendentemente las respuestas a tu pregunta.

Pon en una hoja todas las soluciones que se te pasen por la cabeza, si no te surgen soluciones, cambia tu postura corporal, respira o date una vuelta buscando cualquier sitio que te inspire, porque la verdad es que las personas nos vemos muy influenciadas por los estímulos externos.

Es importante que arranques tu imaginación, por eso para comenzar a apuntar en un papel las distintas  soluciones que se te pasan por la cabeza, no decidas limitar esas opciones en opciones serias y razonables, por muy disparatada que te parezca la opción nueva que te surja, apuntala en el papel, lo importante es que el motor de tu imaginación comience a arrancar.

No solamente llenes una hoja, si es posible llena dos hojas o más, la cuestión es aprovechar la inercia de una imaginación que fluye como nunca suele hacer.

Pasa las nuevas soluciones  para tu problema por el filtro de la coherencia

El próximo paso y después de haber llenado una, dos hojas o mas, es que dejes que tu imaginación descanse y llamar a tu razonamiento y coherencia para que comience a tachar esas opciones que tu sabes que en verdad no puedes llevar a cabo, dejando esas que sean mas realistas y eficaces.

Quédate con tus mejores opciones y de las que te queden en el papel, lee cada una de ellas en alto y pregúntate por cada una de ellas las siguientes preguntas.

¿Esta opción va a ayudar de verdad a solucionar el problema o es un simple parche?

¿Esta opción me va a solucionar un problema pero es posible que cause un problema a otras personas?

¿Si el problema implica a otra persona o personas, hace esta solución que las dos partes ganen por igual y queden contentas?

¿Que consecuencias tendrá en todos los aspectos y contextos de mi vida solucionar mi problema con esta opción?

¿Esta opción esta acorde con mis ideales y mis valores éticos?

La opción que has de elegir es la opción que hará que realmente solucione profundamente el problema que te ha surgido sin perjudicar a otras personas y hacer que las personas que están implicadas en ese problema ganen por igual.

La opción que has de tomar ha de ser una opción que este alineada con tus valores y ideales, ya que si solucionas un problema de una manera en la que en el fondo no estas de acuerdo, crearas una discordia contigo mismo.

Todo esto se resume, en que la opción elegida no solamente debe de ser eficaz a la hora de solucionar el problema, sino que ha de tener en cuenta el sistema en el que estas, que eres tu, tu manera de pensar, la  gente y el entorno que te rodea, ya que si vas al contrario de todo ello, pierdes el equilibrio que necesitas, aunque tengas solucionado el problema.

banner-autoestima-recursos