Los cinco pasos eficaces que has de dar para salir de una dificultad

Por mucho que las personas pretendamos huir o ignorar a la adversidad, lo cierto es que tarde o temprano nos tenemos que enfrentar a ella. Pero lo cierto es que aunque la adversidad y las dificultades son crudamente lo que son, es increíble los suaves y controlables que se pueden volver cuando tenemos la actitud apropiada frente a ellas, y es de eso de lo que voy a hablar en el post de hoy.

Por qué las adversidades nos derrotan tan fácilmente

Las adversidades y dificultades pueden con nosotros con más facilidad de lo que debería ser, porque simplemente no estamos preparados, y cuando digo preparados, me refiero a saber claramente los pasos que tenemos que dar ante ella para lograr vencerla.

Normalmente nuestra actitud frente a una circunstancia difícil, suele ser tan cerrada y negativa que eso crea un bloqueo que nos convierte en personas poco resolutivas, haciendo que el problema se agrande ante nuestros ojos más de lo normal.

salir de una dificultad
salir de una dificultad

Que es entonces lo que tenemos que hacer ante las dificultades

Lo primero que tenemos que hacer ante una dificultad es claramente asumirla y aceptarla, tal como es, porque lo que ha pasado ha pasado y no hay marcha atrás y lo cierto es que si no la aceptamos no hay marcha hacia delante para nosotros ni para nuestra vida.

Lo siguiente que va después de la aceptación es analizar el problema de una forma realista, preguntémonos ¿en frente de que problema real nos encontramos? ¿Que consecuencias ha tenido o va a tener este problema? ¿ Hay salida? ¿Hay solución?.

Después de hacerte una serie de preguntas, algunas las contestaras claramente al principio, pero otras te costaran más y precisamente esas que no puedes contestar son las que necesitan un espacio y tiempo de reflexión, es necesario que te relajes y reflexiones buscando esas respuestas en tu interior.

Que te hagas una serie de preguntas sobre el problema y la situación difícil que estas viviendo, hace que tu mente se active para buscar una solución a tu problema, es como si tu mente se pusiera en movimiento buscando esa solución deseada, ademas al activar tu mente desbloqueas esas energías negativas que te paralizan.

Elimina tus ideas limitantes que te impiden avanzar

Si tu idea es que nada tiene solución o que ese problema concreto no tiene solución, has de eliminar esa idea de tu mente, porque va a hacer que no avances. Afirmar constantemente la idea contraria te puede ayudar, afirma que todo tiene solución y que por ello tu problema tiene solución.

Te sorprenderías las veces que los humanos no somos capaces de avanzar en la vida, por el simple hecho de tener incrustada en nuestra cabeza una idea limitante.

Crear nuevas opciones y caminos para una solución que nos saque del problema

Podrías comenzar en un papel en blanco, el papel se podría titular posibles soluciones a tu problema, en este papel vas a enfocar toda tu energía en poner todas las soluciones que se te pasen por la cabeza, no importa que pongas soluciones un poco disparatadas para empezar, lo que importa es que comiences a trabajar tu creatividad e ingenio.

Veras que cuando hagas trabajar tu creatividad, esa creatividad se ira desarrollando por inercia, porque estaba en tu interior deseosa de ser descubierta y explotada para tu beneficio. La verdad es que ahora estas en un momento difícil, pero es el mejor momento para que saques tu desconocido potencial.

Si no estas inspirado, no te inquietes, hay momentos buenos y momentos malos para la inspiración, lo importante es que tú sabes que quieres opciones y tarde o temprano llegaran a tu mente.

Que tengo que hacer con las posibles opciones de solución que tengo

Ahora que tienes una lista de varias opciones para resolver el problema, tienes que eliminar las menos realistas, intentando dejar solo las opciones que veas más constructivas y más posibles de llevar a cabo. También es importante que esas opciones no solamente te lleven a solucionar el problema, sino que no tengan consecuencias desencadenantes negativas en otros aspectos de tu vida o en otras personas.

Después de haber seleccionado las opciones que veas que te van a llevar a un buen fin y que contrastan con tus valores y forma de ser, intenta ver que opciones están paralelas entre si, lo que quiero decir es que puedes elegir una opción clara de lo que hacer con el problema y añadirle una nueva idea que surge de una de tus otras opciones.

Después de elegir esa opción y solución, has de llevarla a cabo

El movimiento siempre es positivo para que no te quedes bloqueado en una situación difícil, pero imagínate si ese movimiento es inteligente y va a donde esta la solución, pues de eso se trata, por ello has de trazar unos pasos realistas, dinámicos e inteligentes con un objetivo claro, la solución de ese problema.

Pregúntate que pasos has de dar para solucionar ese problema, claro esta, basándote en la opción de solución que has elegido antes.

Para ello crea una nueva hoja en blanco, arriba vas a poner claramente la situación difícil en la que te encuentras, al final de la hoja vas a poner el objetivo, que es la solución del problema, y en medio la opción y camino que has elegido para solucionar el problema.

Ahora sabes donde te encuentras y a donde quieres ir, también sabes que vas a hacer para solucionar el problema, pero falta que pongas cada paso que vas a dar hacia ese objetivo.

Es importante que te impongas un tiempo determinado para la resolución de ese problema, porque eso hará que te actives y que seas responsable con tu propósito, también seria muy positivo que pusieras los días y horas en los que vas a dar esos pasos para así te comprometas realmente con la solución de ese problema.

Siempre que te desmotives a la hora de dar esos pasos, acuérdate que de lo que se trata no es solamente de que salgas de ese problema, sino que también de que crezcas y madures como persona y sobretodo que estés preparado y crecido para las nuevas dificultades que te surjan en la vida.

banner-autoestima-recursos