Cómo hacer que nuestros pensamientos se conviertan en nuestro mejor aliado

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Son muchas las personas que dicen que en los peores momentos de nuestra vida necesitamos a un buen amigo a nuestro lado, pero son pocos los que miran en su interior y reconocen que si los pensamientos no hubieran sido tan autocríticos y negativos, esos momentos no hubieran sido tan dolorosos. En el post de hoy voy a dar unos sencillos consejos para poner a nuestros pensamientos de nuestra parte.

Por qué nuestros pensamientos se convierten en nuestro enemigo

Nuestros pensamientos son como pequeños niños mal educados, que nos dan sorpresas positivas y negativas, es como si aveces no tuvieran que ver con nosotros, todo eso se debe a la poca conciencia que tenemos de ellos y nuestra poca voluntad de enfocarlos a que sean constructivos.

Pero lo cierto es que nosotros somos como ese educador de niños que no tiene poder sobre ellos, nos hemos olvidado de que nosotros tenemos el suficiente poder para mostrarles el camino correcto a nuestros pensamientos.

nuestros pensamientos

Técnicas para hacer que nuestros pensamientos se conviertan en nuestro mejor aliado

Lo primero que tienes que hacer y lo más primordial es que te conviertas en el observador de tus propios pensamientos, es un trabajo que requiere voluntad, pero al fin y al cabo merece la pena, ya que se trata de tu bienestar.

Es bueno que cojas una hoja y vayas escribiendo durante todos los días los pensamientos que se suelen repetir en tu mente, pero haciendo dos listas, en una lista pondrías los pensamientos que te hacen sentir bien que son constructivos y positivos, en resumen los pensamientos que te aportan algún beneficio.

En la otra hoja pondrías los pensamientos que te hacen daño, esos pensamientos que te hacen dar vueltas sin llegar a ninguna parte, que te atormentan y te hacen sentir mal y quizás los causantes de tu infelicidad.

Posiblemente al principio te cueste identificar a que lista pertenece cada pensamiento, pero con la practica los vas a distinguir, para que no pierdas la voluntad de seguir haciendo este ejercicio, solo te has de acordar de que tu bienestar va a ser mejor cuando sepas reconocer que pensamientos te dañan y que pensamientos te benefician.

Cómo podemos desechar nuestros pensamientos negativos

Ahora que tenemos claro que pensamientos nos perjudican y los que no, debemos de hacer un nuevo ejercicio, se trata de que no bajemos la alerta y cuando vuelva a surgir de nuevo ese pensamiento reconocido como negativo, pasemos de ser meros observadores, para pasar a ser creativos reconstructores de esos pensamientos.

Lo primero que tenemos que hacer cuando surja de nuestra mente ese pensamiento poco constructivo, no es evitarlo, ya que volverá de nuevo a nuestra mente, tampoco pelearnos con el porque entonces puede hasta dolernos la cabeza.

Cuando vuelva a surgir ese pensamiento reconocido como negativo y después de ese reconocimiento, debemos de respirar hondo, cuanto más espacio de relajación tengamos en nuestro interior, más creativos seremos a la hora de transformar pensamientos.

Convertir un pensamiento negativo a positivo se hace simplemente partiendo de ese pensamiento negativo hacia un enfoque constructivo y positivo.

Pasos a dar en la transformación de un pensamiento negativo

Si lo que estamos pensando es que nos hemos metido en un problema y situación difícil y que no vamos a salir de allí, el siguiente pensamiento que deberíamos tener seria, estamos en un problema y situación difícil, pero si que vamos a salir.

Pero no nos tendríamos que conformar con el ultimo pensamiento aunque hayamos mejorado, después de pensar que estamos en un problema y situación difícil, pero que vamos a salir, podríamos decir, estamos frente a un obstáculo y he de buscar el camino y la forma de saltar ese obstáculo.

El siguiente pensamiento podría ser, conozco perfectamente el obstáculo al que me enfrento y voy a crear un espacio para crear nuevas ideas que me van a hacer saltar ese obstáculo.

Debemos de crear una inercia que nos lleve a la búsqueda de una solución y no al estancamiento, los últimos pensamientos deberían de estar enfocados a esas nuevas ideas que harán que salgamos de ese problema.

banner-autoestima-recursos

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *