Cómo dejar de ser tu propio enemigo para enfrentarte a la adversidad

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Son muchas las personas que luchan contra corriente y siempre acaban sacando fuerzas de donde parecía que no había, lo cierto es que aunque la adversidad tenga mucha fuerza, nunca debemos de olvidar que en nuestro interior hay autenticas fuentes de energía que nos pueden ayudar en las dificultades. En el post de hoy voy a hablar sobre como puedes activar esa energía tan necesaria en las dificultades de tu vida.

Por qué nos sentimos tan débiles ante la adversidad

Tu naturaleza y la naturaleza de todo ser humano es ser fuerte, en realidad estamos hechos para luchar contra la adversidad, pero son muchas las personas que no creen que en su interior existe esa fuerza, y en realidad es cuestión de creer en ella, para que pueda ser activada.

Somos débiles si creemos que somos débiles y somos fuertes si creemos que somos fuertes, nuestra creencia en nuestra fortaleza interna va a hacer que se exprese y que no solamente podamos verla con nuestros ojos sino que podamos ver lo lejos que nos puede llevar.

dejar de ser tu propio enemigo

Dejar de ser tu peor enemigo para poder enfrentarte con más fuerza a la adversidad

Lo primero que tienes que hacer es dejar de ser tu peor enemigo, porque muchas veces la adversidad se hace más grande ante nuestros ojos, porque en vez de apoyarnos a nosotros mismos, lo que hacemos es desanimarnos.

Para que dejes de ser enemigo de ti mismo has de ser consciente de la manera en la que te comunicas contigo en la adversidad, capta esas frases que te dices de desanimo y derrotismo, se consciente del mal lenguaje que usas hacia ti mismo, ese lenguaje que te quita tu energía vital.

Ahora que eres consciente de las frases que usas hacia ti mismo y que hacen que te rindas, has de comenzar a crear nuevas frases en tu mente que digan lo contrario a esas antiguas frases que te eliminaban antes de hora. Por ejemplo, si te decías a ti mismo que no ibas a ser capaz de salir de esta situación, has de crear una nueva frase que diga que vas a salir airoso de esto.

Pero es importante que no te quedes en unas simples frases positivas, intenta profundizar en ellas, primero has dicho que vas a salir airoso de esto, después has de decirte que hay varios caminos y posibilidades de salir de esto.

Enfocar tu mente en una solución aunque todavía no exista

Después de crear frases positivas de apoyo hacia ti mismo, has de intentar enfocar esas frases positivas a una futura realidad, si al final dijiste que hay varios caminos y posibilidades de salir de esto, enfoca tu mente en la búsqueda de esos nuevos caminos que te ayudaran a salir.

Aunque estés en la peor situación que te podrías imaginar, en la que realmente es muy difícil salir de ella, has de buscar un nuevo camino, ya que el hecho de solo buscarlo hace que no te quedes bloqueado, activa en ti la esperanza y hace que tu subconsciente comience a trabajar para que encuentres una solución.

Desde luego que tienes que aceptar las situaciones negativas que te encuentres en la vida, pero a la misma vez que las aceptas, no has de conformarte con ellas, aprende lo que tengas que aprender de los malos momentos, pero exige y pide a la vida que té de lo mejor que te pueda ofrecer, tú te lo mereces y te pertenece.

banner-autoestima-recursos

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *