Los cuatro pasos que van a reforzar tu seguridad hacia tus metas

Son muchas las personas que tienen sueños y propósitos, pero que a la hora de alcanzarlos, se sienten limitados por su inseguridad. En el post de hoy daré unos pequeños pasos que te pueden ayudar a reforzar esa seguridad que tiene que estar a tu lado en el camino hacia tus sueños.

Que nos hace ser inseguros en nuestros proyectos

Puede haber muchas razones por las que estamos inseguros en nuestros proyectos y a la hora de alcanzar nuestras metas, pero en las profundidades de muchas personas esta la idea de que no están capacitadas o no son auto-suficientes para conseguir esos logros.

Realmente no nos conocemos lo suficiente para ver que si que tenemos toda la capacidad y talento para alcanzar lo que realmente nos proponemos, porque si nos conociéramos lo suficiente, no desconfiaríamos de nosotros mismos a la hora de alcanzar nuestros sueños.

 reforzar tu seguridad hacia tus metas

Los cuatro pasos que van a reforzar tu seguridad hacia tu propósito

1-No puedes estar seguro en tu propia casa, si no conoces su interior, el primer paso es que reconozcas tus fortalezas y debilidades y después crea dos listas, en las fortalezas escribe todo lo que se te da bien y todo lo bueno que reconozcas en ti, en la otra  pon eso que se te da mal o simplemente lo que no te gusta de ti.

2-Ahora es importante que traces tu camino hacia eso que te has propuesto, escribe y diseña cada paso que has de dar hacia tu propósito. Cuando trazas un camino claro y realista hacia tu propósito, ganas seguridad en ti mismo y enfocas tu mente en tu propósito y no tanto en tus inseguridades.

3-Ahora estudia todos esos pasos que has de dar hacia tu propósito, y siendo realista, piensa en las dificultades que te puedes encontrar en tu camino, apuntalas en un papel. Sobretodo acuérdate de apuntar esas situaciones que tanta inseguridad y miedo te dan o a las que temes no estar a la altura.

4-Ahora tienes claro donde y en que situaciones está enfocada tu inseguridad y miedos, así que vas a coger la lista de tus fortalezas y vas a idear un pequeño plan de emergencia por cada situación a la que temes, recurriendo a esas fortalezas que tienes.

Piensa en lo que harías en esas dificultades en el camino y que virtudes y fortalezas usarías en ese momento para poder saltar ese obstáculo. Puede ser que al final no te encuentres con algunas de esas dificultades, pero ahora te vas a sentir mucho más fuerte y preparado para comenzar a andar hacia lo que te has propuesto.

Esto te puede llevar bastantes días, pero de lo que se trata es de que crees seguridad en ti mismo y elimines tus miedos, simplemente por el hecho de que cuentas exactamente con cada herramienta interna necesaria en cada dificultad del camino.

suscribete