Cómo sentirnos libres a pesar de los limites que nos imponen

Si las personas somos libres o no en estos tiempos, es bastante cuestionable, porque la libertad es mucho más profundo que poder elegir entre muchas cosas, la verdadera libertad se siente desde el interior. En este post te voy a dar unos simples consejos que te ayuden a buscar esa libertad que todos necesitamos sentir dentro de nosotros.

¿Cuando una persona es libre de verdad?

Comenzamos a sentirnos libres cuando realmente actuamos desde nuestros sentimientos y valores internos, hasta el punto de que si realmente lo hacemos así él limite que nos impone la sociedad no nos impide sentir esa libertad.

La libertad es luchar e ir detrás de tus convicciones, es seguir tu instinto, basándote en tus deseos más profundos, sin la manipulación de otras personas, ya que con los demás tenemos que trabajar como un gran equipo, pero jamas bajo sometimiento de ellos.

Cuando estamos haciendo algo que no sentimos que tenemos que hacer, pero que alguien nos impone, nuestro espíritu se aprisiona y perdemos energía vital.

Cómo sentirnos libres

Cómo comenzar a ser libres desde nuestro interior

Para comenzar a ser libres, primero tenemos que conocernos a nosotros mismos un poco más, tener claro cuales son nuestros anhelos más profundos, conocer nuestros valores e indagar sobre las cosas que nos hacen sentir felices.

Aunque profundizar en nosotros nos puede llevar tiempo, es importante que conozcamos bien a esa persona que llevamos dentro, porque entonces sabremos el camino que debemos de mostrarle para que se sienta libre.

Si ya tienes claro cuales son tus valores, tus sueños, tus inquietudes y tus sentimientos, no vayas en contra de ellos, eso es una prisión de por vida que muchos se han impuesto.

Sentirnos libres es un logro que en realidad nos pertenece desde que nacemos

Cuando tenemos claro quien somos realmente, independientemente de los papeles que hagamos en la vida diaria, nos toca defender los intereses sanos de esa persona, todos los anhelos, perspectivas y deseos que tenga esa persona que aunque dentro de nosotros, tan poco conocíamos.

Al igual que la libertad es defender el camino que realmente hemos elegido, la libertad es también exigir a los demás que nos traten con respeto y dignidad, porque nosotros tenemos la responsabilidad de darnos lo mejor, no es egoísmo, es parte de esa libertad que ansiamos.

banner-tristeza-pie-de-pagina