Cómo podemos transformar los pensamientos para que nos hagan felices

Es muy fácil aconsejar a otros de que tienen que ser personas positivas, pero lo cierto es que no es tan fácil ser positivo, cuando has acostumbrado a tu mente a ser lo contrario. En el post de hoy voy a dar sencillos consejos para que puedas comenzar a ser más positivo y ganes bienestar y calidad en tu vida diaria.

Por qué tendemos a ser negativos y no salimos de esa negatividad

Todo problema tiene una raíz, y la raíz de que seas constantemente negativo, es simplemente que has acostumbrado tanto a tu mente a pensar negativamente, que tu mente se ha cerrado de lleno en ese mal aprendizaje.

Cuando comenzamos a pensar negativamente sobre las situaciones que nos encontramos, no solamente creamos pensamientos negativos, sino que perdemos perspectiva, porque aunque son irreales e incluso ilógicos, de verdad nos acabamos creyendo a estos pensamientos dañinos.

transformar los pensamientos

Un buen camino para comenzar a pensar positivamente

Haz un listado de los pensamientos negativos que normalmente surgen de tu mente. Sin son muchos, selecciona los que más te duelen o te hacen sufrir.

Cuando tengas tu listado de pensamientos negativos, debes de preguntarte a donde te lleva cada uno de esos pensamientos y en que te ayuda cada uno de ellos. Obviamente ninguno de ellos te lleva a ninguna parte ni te ayuda en nada, pero es importante que seas consciente de ello, para que comiences a cambiar ese mal abito.

Ahora es importante que te mentalices y seas consciente de que todo pensamiento que surja de tu mente tiene que llevarte a una conclusión constructiva, a sentirte mejor contigo mismo, a ser feliz, a que aprendas algo, a una solución, etc etc. En resumen todo pensamiento te ha de llevar a un beneficio, no a lo contrario.

La transformación de los pensamientos negativos a pensamientos positivos

Vas a aprovechar esa lista de frecuentes pensamientos negativos, y con tu ingenio, imaginación y razonamiento, vas a convertir esos pensamientos negativos en pensamientos positivos y constructivos.

Por poner un ejemplo, si uno de esos pensamientos negativos que has escrito, es que estas teniendo un día desastroso y que va a terminar mal, el cambio podría ser, (estoy teniendo un día desastroso, pero gracias a eso he podido aprender esto o lo otro y aunque pueda ser difícil, voy a ingeniármelas para que este día acabe bien, si no acaba bien, me compensare yo mismo con. . .)

Cada persona es un mundo y ha de tener su propio método para amoldar los pensamientos negativos a positivos, pero realmente lo importante es que cojamos ese pensamiento negativo y lo cambiemos, enfocándolo a que nos de un beneficio, nosotros elegimos el beneficio.

Somos dueños y constructores de nuestros pensamientos, pero también podemos reformarlos expresamente para que nos hagan felices, nos den una vida más fácil y busquen soluciones.

Ejercita tu imaginación de una manera realista, y veras que puedes reconvertir tus pensamientos de tal manera que incluso ese pensamiento que te entristeció, te acabe sacando una sonrisa.

banner-tristeza-pie-de-pagina