Cómo aceptarnos a nosotros mismos, profundizando en nuestro interior

Cómo nos puede perjudicar la no aceptación de nosotros mismos

Cuando una persona no se acepta tal como es, no solamente tiene una pelea constante con ella misma y con el mundo, sino que no es capaz de conectar con su autentica esencia, ya que la esencia de cada persona tiene una gran dosis de aceptación.

Son muchas las personas que no solamente tienen una pelea interna, por no aceptarse a ellas mismas, sino que también inician una carrera absurda en la que se proponen ser otras personas. Prefieren disfrazarse de lo que no son, en vez de aceptarse tal como son.

Pero lo cierto es que el mejor camino que puede elegir una persona, es el camino de la autenticidad, ese camino en el que esa persona se da cuanta de que la mezcla de las virtudes y los defectos, hacen la gran persona que es.

juzgar a los demás

Que tenemos que tener en cuenta a la hora de trabajar nuestra aceptación

Si nos cuesta aceptarnos a nosotros mismos, debemos de tener claro que tenemos una gran ceguera, porque no somos capaces de ver las virtudes positivas que tenemos en nuestro interior, ya que nos hemos centrado en nuestros defectos.

Debemos de buscar el equilibrio a la hora de conocernos a nosotros mismos, ya que el desequilibrio puede llevarnos a enfocarnos más en nuestros defectos, y eso no nos va a dejar ver todo lo positivo que hay en nuestro interior.

Por eso, lo primero que tenemos que hacer cuando no somos capaces de aceptarnos a nosotros mismos, es preguntarnos si de verdad estamos conociéndonos bien a fondo, ya que si fuéramos capaces de profundizar de verdad en nuestro interior, seriamos capaces de encontrar verdaderos tesoros, que nos llevarían a aceptarnos con más facilidad.

Tener una vista más amplia hacia nuestro interior, nos ayudara a aceptarnos

Cuando abrimos nuestra vista positivamente hacia nuestro interior, y somos capaces de ver esa parte positiva, nuestros defectos no nos duelen tanto y nos es más fácil aceptarlos.

No debemos de olvidar, que incluso la persona con más defectos en el mundo, tiene un maravilloso fondo, y que si acaba creyendo en el, sobresaldrá por encima de sus defectos.

Tampoco debemos de olvidar, que todo en nosotros tiene algo importante que hacer en nuestra evolución, y que nuestros defectos, nos pueden ayudar a conocernos más, a superarnos a nosotros mismos, e incluso a aceptar y a ser más tolerantes con los demás.

suscribete