Cómo dejar de ser enemigos de nosotros mismos, para ser más fuertes

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Nosotros podemos ser el mayor obstáculos en nuestros propósitos de la vida

Por muchos obstáculos que nos encontremos en el camino, por muchas personas que nos quieran poner la zancadilla, si nos tenemos a nosotros mismos a nuestro favor, y no en contra, nos acabaremos comiendo el mundo, en vez de que el nos coma a nosotros.

Aunque suene ridículo, lo de estar a favor o en contra de nosotros mismos, lo cierto es que son muchas las personas que se tienen a ellas mismas como enemigas.

Cuantas veces habéis querido hacer algo que deseabais y vosotros mismos os habéis puesto la zancadilla, cuando os decís a vosotros mismos que eso non es para vosotros, que no sois autosuficientes o que os tenéis que conformar con menos, una autentica zancadilla en palabras negativas.

dejar de ser enemigos de nosotros mismos

Las practicas que deberíamos hacer en nuestra vida diaria para que dejemos de ser un obstáculo para nosotros mismos

Las personas gastamos mucha energía intentando agradar a los demás, en cambio nos olvidamos de gustarnos a nosotros mismos, nos olvidamos de mirarnos al espejo y decirnos lo mucho que valemos. El mirarnos al espejo, logrando captar nuestra belleza no superficial, puede ser el comienzo de la unión con nosotros mismos.

Estar alertas y ser conscientes de todas las cosas que hacemos bien desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, esas cosas que se nos dan bien de naturaleza y que no resaltan en abundancia en otras personas. Debemos de reconocerlas y felicitarnos por ellas.

Cuando algo se nos da realmente mal, intentar mejorarlo, posiblemente eso no sea lo nuestro, pero ejercitar nuestro espíritu de superación, siempre es bueno, y nos sentiremos más satisfechos cuando veamos que hasta con las cosas que se nos dan mal, podemos superarnos. También es una manera de ver que tenemos más capacidad y voluntad de lo que pensamos.

Debemos de enumerar y nombrar todo eso que hacemos para agradar a los demás, para comenzar a hacer esas mismas cosas para agradarnos a nosotros mismos. Si nos vestimos, peinamos y maquillamos para gustar a los demás, debemos de comenzar a hacerlo para gustarnos a nosotros mismos, si hacemos favores a los demás, podemos pedirnos a nosotros uno, para después cumplirlo, si regalamos a los demás, podemos regalarnos a nosotros mismos, de vez en cuando.

Tenemos que hacer el gran ejercicio de ser nosotros mismos, estemos donde estemos y con quien estemos, porque en el momento que anulamos la persona que realmente somos, dejamos de apostar por nosotros mismos, para ponernos en manos de un destino que no nos gusta.

suscribete

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *